El resurgimiento del halcón peregrino luego de haber estado al borde de la extinción


El resurgimiento del halcón peregrino
El uso de pesticidas, especialmente el DDT, llevo a la especie más veloz de nuestro planeta al borde del abismo. Pero desde la prohibición de su uso (a principios de los años 1970) poblaciones de diferentes partes del globo se recuperaron, apoyadas por la protección a gran escala de sus lugares de anidamiento y la liberación de ejemplares en la naturaleza. Un ejemplo digno de imitar con muchas especies que están al borde del colapso por la acción del hombre.

El halcón peregrino (Falco peregrinus) es una especie de distribución cosmopolita. Tiene el tamaño de un cuervo, con la espalda de color gris azulado y la parte inferior blanquecina con manchas oscuras. Su cabeza es negra y
cuenta con una amplia y característica bigotera también de color negro. Puede volar a una velocidad de crucero de 100 km/h, pero puede alcanzar más de 300 km/h, lo que lo convierte en el animal más veloz del mundo.

Muchos halcones peregrinos se han instalado en grandes ciudades y anidan en catedrales, repisas de ventanas de los rascacielos y torres de puentes colgantes.

En países como EE. UU., Canadá, Alemania y Polonia, los equipos de recuperación del halcón peregrino de los Servicios de Vida Silvestre crían ejemplares de esta especie en cautiverio. Al igual que otras aves de rapiña en cautiverio, los polluelos se alimentan generalmente a través de un conducto o con una marioneta que imita a la cabeza de un halcón adulto, para que no puedan ver a
los criadores y así evitar su impronta con los humanos.



peligro

Cuando ya tienen la edad adecuada, se abre su jaula de cría, permitiendo al ave entrenar sus alas y, cuando es lo suficientemente fuerte, se reduce su alimentación para obligar al animal a que aprenda a cazar por si mismo. Para liberar a un halcón educado en cautividad, el ave se coloca en una jaula especial en lo alto de una torre o de un acantilado durante unos días, permitiéndole así aclimatarse a su futuro ambiente.

Los esfuerzos de recuperación a nivel mundial han tenido un éxito notable, especialmente los realizados en Canadá. Después de casi tres décadas de tratar de salvar el halcón peregrino de la desaparición de las praderas canadienses, los biólogos dedicados a tal fin parecen haber cumplido su objetivo y la población de los halcones peregrinos están regresando a los niveles poblacionales de hace 50 años atrás.

El verano pasado, biólogos canadienses verificaron 158 de los 172 sitios en los que los peregrinos alguna vez anidaron en Alberta, y encontraron que 68 de ellos estaban ocupados, un éxito total si consideramos que en esta cuidad solo anidaron dos parejas en el año 1970.

Aún mejor fue la noticia de que dos tercios de estas aves anidaban en lugares con roca natural. El resto construyo sus nidos en puentes y edificios en ciudades como Edmonton, Calgary y Red Deer.




extinción

El último motivo de celebración fue el descubrimiento de la casi total desaparición del DDT en los huevos de halcón peregrino, el cual disminuyo a niveles que ya no son dañinos para la especie.

Es alentador saber que la Tierra puede curarse a sí misma tan velozmente.