El antílope Saola o buey de Vu Quang es uno de los mamíferos más esquivos del mundo. Tan raro, que no fue hasta 1992 cuando los naturalistas consiguieron tener a mano un ejemplar y clasificarlo como una nueva especie. Su nombre científico es 'Pseudoryx nghetinhensis' y es un animal de la familia de los bóvidos, similar a un antílope y con el tamaño de un ciervo europeo.

Se le apoda también "Unicornio de Asia", pero esta es una etiqueta 'comercial' que hace referencia a lo difícil que resulta avistarlo más que a su aspecto. Nada tiene que ver con el caballo con un cuerno en la frente de la mitología, pues, para empezar, el Saola luce dos largos cuernos sobre la cabeza. Y para continuar, porque es bien real, raro de ver, pero real.

El Saola habita una zona montañosa llamada Cordillera Annamita entre Vietnam y Laos, un área de bosques bien conservados y protegidos como Parque Nacionales por Vietnam y Laos. Desde 1992, nadie ha conseguido verlo en libertad y aprender algo sobre su biología y comportamiento. Y sólo una vez, en 1999, una cámara de fototrampeo, es decir, disparada de forma automática al paso de la fauna, logró fotografiar un ejemplar de Saola. Es por tanto un perfecto desconocido para los biólogos.

Saola el Unicornio Asiático en extinción
Mapa de distribución del Saola

En Agosto de 2010 cazadores locales de una pequeña aldea de Laos, en la región de Bolikhamxay, capturaron uno cerca de la zona protegida como reserva y lo llevaron a su aldea debido a su rareza.

En cuanto las autoridades locales conocieron el hecho, enviaron veterinarios para encargarse de él y tratar de ponerlo en libertad. La especie es tan rara que la política que se lleva a cabo es intentar perturbarla lo mínimo posible y, desde luego, está prohibido capturarla. El antílope Saola está catalogado por la Unión para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), un organismo intergubernamental con el máximo rango en la protección de fauna salvaje, como en peligro de extinción. Se cree que sólo debe haber unos cientos de ejemplares en las 60.000 hectáreas boscosas de Vu Quang.

Precisamente, las autoridades locales de Laos avisaron a técnicos de la IUCN y de la Wildlife Conservation Society al conocer el hecho de la captura. Los técnicos de estas instituciones se dirigieron allí para examinar el estado del mamífero y para proceder a su liberación, pero para cuando llegaron el ejemplar ya había muerto. El cadáver fue llevado a la capital de la provincia, Pakxan, donde será examinado por biólogos. Previamente, los primeros veterinarios que lo habían llevado al pueblo habían fotografiado al ejemplar, un macho, antes de morir.
Rareza biológica

Las selvas de Indochina han ofrecido numerosas sorpresas biológicas desde los años 90. Varias especies de mamíferos, algunos pequeños y otros grandes como el antílope Saola, han sido descubiertas en los últimos años demostrando la riqueza del área y lo poco explorada que estaba todavía. Sin embargo, la creciente presión humana sobre el territorio está haciendo que los pocos reductos donde habita la fauna salvaje se vean cada vez más aislados y fragmentados.

Respecto a la morfología del Saola, aunque es de apariencia similar a un antílope africano, está más emparentado con el ganado bovino salvaje. Su pelaje tiene tono oscuro y los cuernos son largos, esbeltos y casi rectos. No existe ningún ejemplar en cautividad.

Firma aqui para salvar al Unicornio de Asia de la extinción


link: http://www.youtube.com/watch?v=xqyziLYDLpM

vietnam
extinción
unicornio
Laos