Consejos para cuidar nuestro Planeta


Hola amigos , en este post les voy a dejar algunos consejos

para que cuidemos nuestro planeta


Arbol


Utiliza Menos Agua


1º) No desperdicies Agua al Bañarte:

Evita darte baños de inmersión en una bañera. Si en lugar de bañarte en una bañera te das una ducha ahorrarás una gran cantidad de agua. Además acostúmbrate a enjabonarte con el grifo del agua apagado para después abrir el grifo únicamente para aclararte. Si te enjabonas con el grifo abierto estarás desperdiciando muchos litros de agua que podrías ahorrar simplemente enjabonándote en seco. Además no hace falta que abras el grifo al máximo. Si mantienes el grifo con la presión a la mitad, el agua te alcanzará para que puedas ducharte sin necesidad de que desperdicies agua. De la misma manera, presta atención al tiempo que estás en la ducha. Si tardas mucho tiempo y permaneces todo ese tiempo con el grifo abierto, estarás desperdiciando una gran cantidad de agua. Se calcula que en una ducha normal que dura entre 10 y 15 minutos se gastan entre 100 y 200 litros de agua. Si permaneces mucho más tiempo en la ducha, el consumo de agua será mucho mayor, mientras que si tomas las precauciones necesarias para no desperdiciar agua, podrías llegar a gastar incluso menos de 100 litros. Es importante entender que para quedar limpio, no es necesario estar mucho tiempo bajo la ducha ni gastar una gran cantidad de agua.

Otra buena costumbre que puedes implementar cuando te bañas es que mientras esperas que el agua salga caliente para meterte debajo del chorro de agua, puedes juntar en un cubo todo ese agua que de otra manera tirarías y utilizarla para otras cosas como regar, llenar las cisternas, limpiar el coche, etc.. Puedes dejar un cubo en el baño para que cada vez que vayas a bañarte te acuerdes de juntar esa agua. Piensa que se trata de agua limpia, que únicamente no has utilizado en su momento porque no estaba a la temperatura adecuada.


nfu


2º) Reutiliza el Agua que no Uses

El agua es un recurso renovable pero no es un recurso infinito. Hoy en día, existen serias dudas sobre cuál será la evolución de este recurso tan necesario para sobrevivir en el futuro. Por este motivo, es importante tomar conciencia y no gastar agua de forma indiscriminada y sin control. Cuando por ejemplo utilizas agua para lavar o cocinar verduras, puedes utilizar un cubo para recuperar el agua que podrás utilizar luego para regar las plantas. Si por otro lado en tu casa algún grifo pierde agua o gotea, pon un recipiente bajo de la gotera, junta esa agua y utilízala para otra cosa en lugar de permitir que se desperdicie por el desagüe. Para que te hagas una idea, un grifo que gotea puede desperdiciar entre 50 y 100 litros de agua cada día que podrían aprovecharse para algo útil en lugar de ir al desagüe.

También puedes juntar agua de lluvia y utilizarla para regar las plantas, para lavar el patio, el coche o cosas similares. Basta con que pongas un cubo, o si tienes algún barrilito en el exterior lo dejes que se cargue solo con agua de lluvia, y luego deberás aprovechar esa agua. De esta forma, estarás cuidando un recurso que es vital y el más importante para la vida.


taringa


2º) No Desperdicies Agua en el Hogar

Una persona media gasta por encima de los 200 litros de agua por día, que dependerán de las actividades que realice y de cuan cuidadoso sea con el agua. Si sumamos la cantidad de personas que viven en un hogar, mas los gastos que necesita cada casa en particular para lavar ropa, los platos y otras labores de limpieza, mas lavar el coche, llenar una piscina o regar el jardín veremos que el consumo de litros de agua por día en un hogar es muy elevado. Es importante tomar conciencia de que el agua es un recurso que está en riesgo y que necesitamos cuidarlo porque es imprescindible para nuestra subsistencia. Existen pequeñas cosas que puedes hacer para ahorrar agua y que si todos las hiciéramos, significarían un gran cambio.

Una de las cosas más importantes y sencillas que puedes hacer es mantener cerrado el grifo mientras no lo necesites para no desperdiciar agua. Un ejemplo muy claro es mientras te lavas los dientes. Para lavarse los dientes, es necesaria muy poca agua. Realmente solo necesitas agua para llenar el vaso para ejuagarte después. Siendo así, ¿Por qué la mayoría de las personas abren el grifo cuando empiezan a lavarse los dientes y no lo cierran hasta que han terminado? Si lavas los platos a mano, tampoco es necesario que tengas el grifo abierto todo el tiempo que dedicas a lavar los platos. Primero puedes pasarles la esponja con detergente a todos los platos y luego enjuagarlos todos a la vez, en lugar de tener el grifo constantemente abierto.

Si tienes un jardín que necesita riego, riega por la mañana o bien tarde para que el agua no se evapore enseguida. Si riegas a pleno día y cuando el sol está muy fuerte, gastarás mucha mas agua, porque antes de que las plantas y la tierra puedan absorber el agua que necesitan, ya se habrá evaporado una gran parte.

Cuando laves el coche o baldees el patio o la entrada de tu casa, no uses una manguera que queda abierta y que puede desperdiciar mucha agua. Usa mejor un balde, lo llenas de agua cuando lo necesites y ahí podrás mojar la esponja o tirar el agua directamente sobre el patio o el auto para enjuagarlo.

Revisa que no haya nada perdiendo agua, que los grifos no goteen y que la cisterna del baño no quede abierta y desperdiciando agua.


naturaleza


Ahorra Energía Eléctrica


1º) Apaga las Luces

Algo tan simple como apagar las luces de una habitación cuando te vas puede contribuir, más de lo que te imaginas, a mantener nuestro medioambiente. También puedes hacer lo mismo con todos los electrodomésticos y aparatos eléctricos, cuando no los utilices. Si dejas de ver la tele, apágala en lugar de dejarla encendida en segundo plano, lo mismo se podría decir sobre el ordenador o sobre la impresora. Si no la estás usando y te vas a dormir o sales de casa o de la oficina, déjala apagada y estarás ahorrando energía.

También es importante ser consciente del uso que hacemos de la energía eléctrica, para poder hacer un uso que sea lo más racional posible. Por ejemplo, no hace falta que enciendas varias luces solo para estar en una habitación. Si estás viendo la tele o usando el ordenador, no es necesario que tengas prendidas muchas luces para ello. Piensa si realmente necesitas las luces y úsalas solo cuando realmente sea necesario para poder ver y no simplemente por la costumbre de encender la luz y dejarla prendida.


Consejos para cuidar nuestro Planeta


2º) Utiliza Bombillas de Bajo Consumo

Existen diferentes formas de conseguir un consumo eficiente de energía. Además de acordarse de apagar las luces y electrodomésticos cuando no se usan y de utilizarlos solo cuando es necesario, otra opción es cambiar las bombillas del hogar por bombillas de bajo consumo. Estas bombillas sirven para ahorrar energía y por lo tanto ayudarán a cuidar nuestro medioambiente. Si bien estas bombillas pueden salir un poco más caras que las bombillas comunes, a la larga significan un ahorro tanto económico como energético, porque tiene una vida útil mayor que la de una bombilla común y consumen mucha menos energía.

Se recomienda ir cambiando todas las bombillas del hogar por las de bajo consumo de forma gradual. Si todas las personas cambiaran las bombillas de sus hogares se podría llegar incluso a ahorrar el 70% de la energía que consumimos. Además con el uso de estas bombillas en épocas de mucho gasto energético como en verano, se conseguiría aliviar el trabajo de los transformadores y de las centrales de energía que tantos problemas dan en esas épocas del año.

En los únicos lugares en el que estas bombillas no suelen representar una clara ventaja son aquellos lugares en los que las luces se encienden y se apagan constantemente, como por ejemplo el baño, ya que este tipo de bombillas tienen menor vida útil si se encienden y apagan continuamente.


Arbol



3º) Ahorra Energía en el Uso de Electrodomésticos

Cuando vayas a utilizar algún electrodoméstico, asegúrate de aprovechar al máximo su carga y de utilizarlos solo cuando sea realmente necesario. Algunas buenas opciones para ahorrar en el uso de los electrodomésticos son, por ejemplo, secar la ropa al sol en lugar de hacerlo con una secadora, o lavar y secar los platos a mano en lugar de hacerlo con el lavaplatos. De la misma forma, si vas a utilizar algún electrodoméstico, asegurarte de darle el mejor uso posible. Por ejemplo, usa la lavadora sólo cuando tengas una carga completa en lugar de lavar dos días seguidos con la lavadora a media carga. Cada vez que usas la lavadora o el lavaplatos, gastas energía eléctrica y también agua. Si lavas con la carga completa en lugar de hacerlo con la carga a mitad, estarás gastando la mitad de energía y de agua. Lo mismo ocurre con otros electrodomésticos. Por ejemplo si tienes que picar alguna verdura y es poca cantidad, conviene picarla a mano y no con algún electrodoméstico que consuma energía. Haciendo un uso racional de los electrodomésticos se puede ahorrar mucha energía eléctrica lo cual se ve traducido, poco a poco, en una ayuda para el medio ambiente y que también significará para ti un ahorro de dinero debido al menor consumo de energía.


nfu


4º) Ahorra en Aire Acondicionado y Calefaccion

El aire acondicionado y los calefactores consumen una gran cantidad de energía eléctrica. Si se hace un uso racional de los mismos, se puede contribuir a cuidar el planeta. Para evitar el uso de un calentador, de un calefactor o de la calefacción, es importante que mires de evitar que la casa pierda el calor para evitar así tener que calentarla después. En cuanto al aire acondicionado, trata de abrir las ventanas para que corra el aire y para mantener la casa fresca. Además intenta cambiar tu ropa en lugar de modificar la temperatura de la casa. Abrígate más en invierno en lugar de estar con una camiseta y la calefacción al máximo y ponte ropa bien en fresca en verano para evitar tener que usar el aire acondicionado o usarlo lo menos posible.

No hace falta que tengas encendido el aire acondicionado o la calefacción todo el día. Bastaría con tenerla encendida un rato para que cambie la temperatura y luego puedas mantenerla apagada durante un rato.

Si sales de casa, recuerda dejar apagado el aire acondicionado o el calefactor y volver a encenderlo cuando vuelvas. En unos minutos, la casa volverá a ambientarse y ahorrarás toda la energía que se habría gastado innecesariamente en mantener la casa agradable cuando no hay nadie dentro.

Si tienes una caldera para calentar el agua, recuerda desconectarla cuando te vayas de vacaciones ya que de nada te servirá tener agua caliente cuando no la vas a utilizar.


taringa


5º) Desconecta los Aparatos Eléctricos

La mayoría de los aparatos siguen gastando energía aun cuando están apagados. La única forma de evitarlo es desenchufarlos cuando no se están utilizando. La mayoría de los electrodomésticos, cuando están apagados, en realidad permanecen en stand by y tienen encendida una lucecita que así lo indica. Durante este tiempo, continúan consumiendo energía eléctrica aunque no se estén usando. Si tu televisor, tu Dvd, tu equipo de música, u otro electrodoméstico puede encenderse simplemente con un control remoto, quiere decir que éste no está apagado totalmente y sigue consumiendo energía. La diferencia entre prender un aparato con un botón o control remoto y volver a enchufarlo es mínima en relación al esfuerzo que requiere pero puede significar una gran diferencia en el uso de la energía. En casi todos los hogares existen una gran cantidad de electrodomésticos que permanecen todo el día enchufados consumiendo energía: televisores, radios, microondas, reproductores de Dvd, impresoras etc. Si desenchufas los electrodomésticos, además de ayudar a cuidar el planeta también terminaras ahorrando dinero en energía, ya que gran parte del consumo de energía se debe a todos los aparatos electrónicos que están en stand by.

naturaleza


6º) Aprovecha la Luz Natural

La luz natural es mucho mejor que la luz eléctrica, por lo que intenta aprovechar al máximo las horas de luz natural y no desperdicies energía encerrándote en cuartos que no reciban buena luz. Cuando empiece a oscurecer, no enciendas todas las luces a la vez; espera un poco y fíjate si realmente las necesitas. Además trata de adecuar tu hogar para aprovechar lo máximo posible la luz natural. Corre las cortinas o usa cortinas claras, pon los escritorios cerca de alguna ventana para que reciban la luz solar y no tapes las ventanas con objetos que interrumpan la luz natural. Algo tan simple como colocar un escritorio bajo la luz de la ventana puede ayudarte a ahorrar una gran cantidad de energía, ya que si lo pones de espalda a la ventana, seguramente necesitarás tener encendida la luz todo el tiempo porque tu mismo te harás sombra.

Otra buena opción es pintar la casa con colores claros para que sea más luminosa y gastes menos energía. Los colores claros reciben y reflejan la luminosidad, en cambio los colores oscuros necesitan mucha más luz para que se vea bien. Pintando con blanco o con tonos pastel vas a tener una casa mucho más luminosa que necesitará mucha menos luz y menor gasto energético.


Consejos para cuidar nuestro Planeta


Contamina Menos


1º) Usa Menos el Coche

Usar menos el coche es otra buena opción para ayudar a cuidar el planeta. De esta manera estarás ahorrando en combustible y además estarás evitando la contaminación tanto medioambiental como acústica.
Cuando vayas al trabajo o a alguna de tus actividades, trata de quedar con algún compañero y compartir el trayecto. De esta manera, contaminarás mucho menos, gastarás menos en combustible, el coche te durará más e irás más entretenida con otra persona en el coche. Además y si muchos hicieran lo mismo, se limitaría el número de coches en la carretera y se evitarían los embotellamientos (que también son responsables de gran parte de la contaminación de las grandes ciudades). Realmente no es necesario usar un coche por persona, especialmente si las dos personas van al mismo lugar. En este caso, deberían compartir el trayecto.
Si tienes que hacer trayectos cortos o bien comunicados, también puedes optar por tomar el transporte público. Este tipo de transportes gastan menos combustibles ya que en un único vehículo, pueden viajar muchas más personas.
Otra opción es alternar el uso del automóvil con caminatas y el uso de bicicleta. De esta manera no solo contribuirás a ayudar a cuidar el medioambiente sino que también conseguirás un importante beneficio para ti y para tu organismo.



Arbol


2º) Ahorra en Combustible

Si tomas precauciones a la hora de utilizar el coche podrás contribuir a mantener el cuidado del medioambiente. Para producir el combustible se utilizan recursos no renovables (petróleo) y por este motivo es importante hacer un buen uso del automóvil para disminuir su consumo. Algunos buenos consejos para ahorrar combustible son, entre otros:

1. Mantener siempre las ruedas del coche bien hinchadas. Si las ruedas se encuentran poco infladas, el motor necesitará trabajar más y por consiguiente gastará una mayor cantidad de combustible.

2. Si sales con el coche, intenta organizarte para hacer todo lo que tengas que hacer en un único viaje. Los coches consumen más gasolina en muchos trayecto cortos que cuando haces un trayecto más largo.

3. Evita las frenadas y aceleradas ya que consumen más combustible. Si vas a estar parado por más de unos minutos apaga el motor.

4. Intenta no conducir a mucha velocidad ya que cuando excedes los 100 kilómetros por hora el consumo de combustible se incrementa aun más. Además ir más despacio por carretera es mucho más seguro para ti y para los pasajeros y también ahorrarás dinero en multas.

5. El uso de algunas funciones extras también incrementará el consumo de combustible, como por ejemplo el uso del aire acondicionado. Por lo tanto, intenta no utilizarlo en exceso y será otra buena forma de ahorrar combustible. Por ejemplo y si abres un poco las ventanillas del coche éste se ventilará y se mantendrá fresco.

Al ahorrar en combustible no solo estarás ayudando a cuidar el planeta sino que también estarás contribuyendo a mejorar tu economía personal al ahorrar dinero en combustible.


nfu


Recicla todo lo que puedas


1º) Reutiliza el Papel

Para suplir la gran demanda de papel que existe, se tala una gran cantidad de árboles cada día. Los árboles son como pulmones para nuestra tierra, ya que se encargan de absorber el dióxido de carbono y de devolver el oxígeno al aire para que podamos respirar. Por este motivo, es importante no desperdiciar las hojas de papel ya que su producción produce un impacto negativo sobre el medioambiente.

Imprime hojas solo cuando realmente las necesites. Una vez que las hayas impreso, las hojas impresas de un solo lado que ya has usado pueden servirte para ser usadas como borrador o para hacer anotaciones en lugar de tirarlas y tener que usar una hoja nueva cada vez que quieras hacer cualquier anotación. De la misma manera, no tires una hoja solo porque has hecho una pequeña anotación en la misma o porque te has equivocado, guárdala y úsala en otra ocasión como borrador. Puedes tener algún lugar concreto en el que guardar las hojas de borrador en lugar de tirarlas y de esta manera aprovecharás mucho mejor las hojas y ayudarás a que se talen menos árboles para hacer papel. Esto es especialmente importante hoy en día. Con la proliferación de los correos electrónicos, que además incluyen toda la historia de una conversación, pon especial atención en imprimir cada uno ya que si no tienes cuidado, imprimirás muchas hojas cuando solo estás interesado en el último de ellos.


taringa


2º) Recicla

Divide la basura de forma que pueda ser fácilmente reciclada. Separa los papeles y cartones de todo tipo de residuos de forma que se puedan reciclar con facilidad. Si en tu ciudad las basuras no se reciclan, mira a ver si hay alguna empresa que esté interesada en el reciclaje y que la pueda venir a buscar. En algunos lugares, incluso te pueden llegar a pagar por juntar papeles o latas o puedes colaborar con alguna institución para que reparta el beneficio que obtiene del reciclaje a beneficio de la gente que más lo necesita. También puedes reciclar las latas de bebidas refrescantes y otras bebidas. En muchos lugares (como en Estados Unidos), también se encargan de juntar y hasta de pagar por la recolección de las latas para reciclarlas y utilizarlas después.

Siempre piensa que cualquier cosa que tiras a la basura, requerirá de un tiempo para descomponerse. Dependiendo del material de que se trate, demorará más o menos tiempo en degradarse. Algunos de los productos más habituales que se tiran con frecuencia pueden tardar entre 100 y 500 años en degradarse completamente e incluso más, como el caso de las botellas de plástico, las bolsas de plástico y otros tipos de productos plásticos. En cambio, si juntas la basura por tipos de basuras y los llevas después a algún centro que se encargue del reciclaje, el material será reutilizado y por lo tanto no contaminará el medioambiente y no tendrá que degradarse.


naturaleza


3º) Separa la Basura

Si tiras toda la basura junta todo irá a parar al mismo lugar. En cambio si la separas se pueden distinguir los residuos de lo que puede ser reciclado. No tires todo junto, separa por los diversos materiales, deja por un lado los papeles y cartones para reciclar, por otro lado todo lo que sea vidrio, las pilas deben ir por otro lado también, por otro lado lo que sea plástico, y por otro separado todo lo que sea materia orgánica. En la mayoría de los hogares se tira toda la basura junta y casi la mitad de lo que se tira podría servir para ser reciclado y sin embargo va a parar al mismo basurero que los restantes desechos y pasa a contaminar el medioambiente. Averigua en tu ciudad donde recolectan la basura por separado así podes llevar las bolsas de cada tipo de material. Generalmente también suelen usar un color específico en los cestos y bolsas que identifique cada tipo de residuo.

Consejos para cuidar nuestro Planeta


4º) Compra Productos Reciclados

Si todos colaboramos comprando y usando productos reciclados, estaremos ayudando a salvar el planeta. Existen gran cantidad de productos reciclados e incluso muchos productos comestibles que para su embalaje utilizan material reciclado. El reciclaje es una de las mejores opciones para cuidar el planeta. En el caso del papel reciclado, esta es una magnífica opción para evitar la tala indiscriminada de una gran cantidad de árboles. En el caso de otro tipo de materiales, el reciclaje es una buena opción para evitar que esos productos se conviertan en desechos y afecten al medioambiente. Por ejemplo muchos plásticos que podrían ser reutilizados, se tiran y pasan a contaminar el medioambiente porque tardan muchos años en descomponerse. Lo mismo ocurre con las latas de bebidas que también podrían reciclarse y el material reutilizarse en lugar de desperdiciarse.

Arbol


Genera menos desperdicios


1º) Utiliza Pilas Recargables

Las pilas están fabricadas con materiales que son tóxicos y contaminantes para el medio ambiente. Cuando una pila se tira y queda oxidándose en el medio ambiente, empieza a dejar salir diferentes materiales tóxicos que son perjudiciales tanto para la salud como para el medioambiente. Después de permanecer un tiempo sin usarse, las pilas se empiezan a deshacer su propio envase debido a los productos químicos que contienen y eso es muy perjudicial para el medio ambiente. Por este motivo, las pilas no deberían tirarse a la basura sino que deberían llevarse a algún lugar en donde juntarlas y poderlas reciclar o en donde se puedan deshacer de ellas sin que perjudiquen al medio ambiente.

La mejor opción para disminuir el consumo de pilas es utilizar pilas recargables. Las pilas recargables están operativas generalmente por encima de las 1000 cargas. Es decir que una sola pila sustituye a más de 1000 pilas comunes que estarían contaminando el medioambiente.

Además con pilas recargables no solo ayudarás a cuidar el planeta sino que también ahorrarás dinero ya que aunque en principio pueden resultar un poco más caras, a la larga las pilas recargables resultan mucho más económicas por la larga vida útil que tienen.


nfu


2º) Evita Comprar Productos Desechables

Los productos desechables generalmente están hechos con materiales que tardan mucho tiempo en degradarse, como son los productos plásticos. Además tienen una vida útil muy corta y necesitan ser fabricados a gran escala. Un claro ejemplo de esto son las botellas de bebidas refrescantes desechables. Si en lugar de comprar estas botellas de plástico compramos las botellas de vidrio retornables, estaremos ayudando a cuidar los recursos naturales y el medioambiente, porque esta botella se podrá reutilizar y no contaminará. Por este motivo, trata de comprar, siempre que puedas, productos que sean retornables o que tengan una vida útil mas larga para que no haya que desecharlos enseguida. Otro claro ejemplo son las servilletas de papel, que aunque pueden resultar más cómodas por el hecho de ser desechables y no tener que lavarlos, ten en cuenta que para fabricarlos se están talando árboles. Por este motivo, intenta utilizar siempre servilletas de tela en lugar de servilletas de papel ya que después de usarlas, se pueden lavar y se pueden volver a usar en lugar de tirarlas a la basura.

Lo mismo ocurre con los recipientes de aluminio y de plástico. Este tipo de productos tardan mucho tiempo en degradarse y tienen una vida útil mucho menor. Utiliza mejor recipientes duraderos como tuppers, fuentes y demás.


taringa


3º) Compra Botellas Grandes

Si no tienes otra opción que comprar productos desechables, intenta comprar los tamaños más grandes. Por ejemplo, compra botellones o botellas más grandes en lugar de gran cantidad de botellas desechables más pequeñas. Las botellas de plástico pueden tardar más de 100 años en degradarse, por lo que si en vez de comprar botellas de varios litros, compras varias botellitas más pequeñas, serán más las botellas que desperdicies y que finalmente irán a parar a la basura como residuo. Además, estas botellas se mantendrán durante muchos años sin descomponerse. Si puedes evitarlo, no compres botellas desechables y opta mejor por las botellas de vidrio retornables. Pero en el último de los casos, siempre es preferible una botella más grande que varias botellitas más pequeñas.

naturaleza


4º) Evita Usar Bolsas de Plástico

Las típicas bolsas de plástico que se usan en los supermercados tardan más de 100 años en descomponerse y por tanto contaminan el medio ambiente. Intenta, en la medida de lo posible, utilizar las bolsas del supermercado por las típicas bolsas que se usaban antes para hacer la compra. Esas bolsas tienen la ventaja de que no son desechables y pueden reutilizarse una y otra vez. No hay que desecharlas y por lo tanto no contaminan el medioambiente como si ocurre con las bolsas de plástico. En muchos países, los supermercados han sustituido las típicas bolsas de plástico por bolsas de papel o bolsas biodegradables. Aunque incluso en estos casos, siempre es mejor llevar una bolsa propia que utilizar las de papel. Aunque es cierto que las bolsas de papel se descomponen mucho mejor y mucho más rápido, su origen no deja de ser la tala de árboles.

Si aún así piensas seguir utilizando las bolsas de plástico que te dan en el supermercado, no las tires cuando llegues a casa. Reutilízalas por ejemplo como bolsas de basura. Ahorrarás en la compra de bolsas de basura y, lo que es más importante, estarás ayudando a preservar el medio ambiente.


Consejos para cuidar nuestro Planeta



Bueno amigos eso fue todo . Espero qe les halla gustado y...



CUIDEMOS NUESTRO PLANETA!


Arbol


nfu


SEGUIME SI TE GUSTO EL POST


taringa


Fuente