Les traigo algunas ideas para realizar con las bolsas de supermercado (o casi cualquier otra para ser sinceros) que siempre terminan en la basura, haciendo bulto en algún cajón de la alacena o amontonadas dentro de otra bolsa a la espera de que sirvan para algo en algún momento.

Reciclado casero de bolsas plasticas


Materiales
- Bolsas plásticas. Las de supermercado funcionan a la perfección (lo que es obvio si le damos un vistazo al título del post)
- Tijeras.
- Papel para moldes, papel para freezer o papel para imprimir (también se puede utilizar papel de diario pero se transferirán las letras).
- Plancha hogareña (si ... vamos a planchar).

ambiente
Materiales ( podemos apreciar un desorden importante. El horror! )


Manos a la obra
La técnica no amerita mucha introducción así que empezaré diciendo que lo primero que debemos hacer es convertir las bolsas con las que vamos a trabajar en una hoja plana de plástico para luego pasar al proceso de fundido . Proceso de fundido ... suena algo complicado no? La verdad es que es más nombre que otra cosa Ahora a cortar siguiendo las indicaciones de la figura:

medio

Cortando las bolsas.


Cuando terminemos de cortar las bolsas vamos a obtener una buena cantidad de hojas de plástico como las de la figura que se encuentra más abajo. Antes de la figura un pequeño consejo:

Consejo I: siempre cortar las bolsas para conseguir la hoja plástica lo más grande posible.

reciclar

Finalmente ... hojas plásticas a partir de bolsas de supermercado


Para el próximo paso necesitaremos algunas de estas hojas apiladas una encima de la otra. Es importante eliminar la mayor cantidad de burbujas de aire posibles para que después logremos un producto que tenga una resistencia pareja. Las burbujas de aire no son nuestras amigas en este caso.

Una vez que tenemos al menos seis u ocho hojas plásticas apiladas (depende del grosor de la bolsa pero en lineamientos generales seis de ellas es un número aceptable) las colocaremos entre dos hojas de papel (ver materiales) a modo de sandwich.

Consejo II: una vez calentada la pieza de bolsa plástica la tinta del diseño impreso sobre ella comenzará a desprenderse y en contacto directo con la plancha (estoy haciendo spoil del próximo paso) desprenderá un vapor poco saludable. Por lo antes expuesto es aconsejable voltear las hojas para que la tinta no sea un problema. Si queremos preservar el diseño de alguna hoja será necesario cubrirlo con una porción de hoja transparente o lisa.

Obtendremos algo así:

plastico

Sandwich de hojas plásticas. No es comestible. Mantener alejado de los niños.


Ahora llega la parte peligrosa. Lentes de seguridad y guantes son requeridos {sonriendo} En realidad hay que tener algo de cuidado pero está lejos de ser peligroso realmente. Vamos a planchar nuestro delicioso sandwich de hojas plásticas y papel de freezer. Tentador no?

bolsas
Planchamos a temperatura media (configurar la temperatura de la plancha en Rayon) por al menos 15 segundos.


El truco en este paso es mantener la plancha en constante movimiento y no olvidar los bordes. Si pasados los 15 segundos vemos que aún no se han fundido todas las piezas en una sola hoja entonces (pausa dramática) ... planchamos un poco más. Que pensaban?

Con suerte después de algunos intentos (pocas cosas salen bien la primera vez que uno las intenta) obtendremos una hoja de plástico reciclado con el grosor suficiente para hacer lo que se nos ocurra. Por ejemplo:

Reciclado casero de bolsas plasticas

ambiente

medio

reciclar


Conclusión
Que podemos sacar en limpio de todo esto Bueno, veamos las cosas más allá de una simple artesanía. Reciclar las bolsas de supermercado nos permite reducir la basura que generamos diariamente y al aprovecharlas de esta manera obtenemos un material impermeable, que puede cocerse, pegarse y utilizar en un sin fin de proyectos hogareños que nos ahorrarán algo de dinero seguramente.

Un almohadón decente para los sillones del living no baja de $30 pesos; reciclando bolsas de supermercado puedo obtener los cuatro que me hacen falta para el living por lo que gastaría en una hora de planchado. Realmente una ganga.


En fin ... hay que poner manos a la obra que reciclando no solamente se ayuda al medio ambiente.