Los cactus, características y cuidados (resubido).

Hola. Resubo este post para ver si les interesa (el host anterior me bajó las imágenes), tengo mucho material, pero lo voy a subir si realmente interesa.
Para muestra basta un botón.
Queda a consideración de los amantes de la naturaleza y especialmente de estas especies.


Los cactus
Con unos 200 géneros y 2.500 especies, la familia de las cactáceas constituye la más amplia del grupo de plantas suculentas. Los cactus son plantas xerófitas, mostrando tendencia a la reducción de las superficies sometidas a transpiración para disminuir al máximo la pérdida de agua. Estas plantas aparecieron en la tierra hace 600.000 años, por lo que forman un grupo de plantas reciente, en comparación a otras, que surgieron hace 115 millones de años. Los antecesores de los cactus presentaban formas muy semejantes a las de plantas ordinarias. Algunos cactus primitivos tenían tallos y hojas prácticamente normales. Sin embargo, al variar el clima de amplias zonas de la Tierra, los seres vivos tuvieron que evolucionar hacia estructuras y formas que les permitieron sobrevivir en las nuevas condiciones del medio ambiente. El primer representante de esta familia que evolucionó fue Pereskia, género primitivo que aún existe, que se adaptó a las nuevas condiciones con cambios moderados. A partir de ésta planta, por evolución, surgió el género Pereskiopsis, que además de tallos carnosos, aréolas, espinas y hojas carnosas como su antecesor, presentó gloquidios en las aréolas, y sus hojas eran ya caducas. Los gloquidios se desarrollaron y aumentaron en importancia en las Opuntia. El tronco evolutivo llegó a Quiabentia y alcanzó un estadio con tallos más gruesos. Luego en Nopalea, aparecieron segmentos de forma aplastada. Otro aspecto de la evolución lo constituye la reducción del tamaño foliar, desde Pereskia, pasando por las hojas más estrechas de Pereskiopsis, hasta los residuos foliares de Opuntia. Además, aunque las hojas de Pereskia no son perennes, las de Pereskiopsis se pierden al llegar los fríos, y en Opuntia los pequeños residuos foliares atróficos duran sólo mientras el brote es jóven. Los cactus se encuentran aún hoy en evolución hacia formas más perfectas y adaptadas.

Los cactus, características y cuidados (resubido).

Conformación
Los cactus son plantas fanerógamas dicotiledóneas, de modo que su embrión presenta dos hojas primarias visibles tras la germinación. Como las demás dicotiledóneas, si son cortados transversalmente, muestran un tejido de anillo generativo (cambium), mediante el cual aumenta el diámetro de la planta.

Formas
Existen cactus con cuerpo de forma globular, cilíndrica, segmentada y con tallos similares a hojas. El tamaño también varía según el género y la especie. En algunos casos son muy grandes (Cereus, Carnegiea), mientras que en otros no tienen mas de 1 cm. de diámetro o de altura (Blossfeldia).

flores

Los Cereus alcanzan formas arbóreas a partir de un tronco principal, del cual nacen ramificaciones o bien lo hacen desde la base del tallo inicial (Trichocereus), pudiendo crecer erectos, inclinados o postrados (Machaerocereus). En cambio, algunos cactus no ramifican, y su cuerpo permanece solitario toda su vida. En los tallos de los cactus columnares se aprecian unas prominencias longitudinales o costillas en todo el cuerpo. Su número y prominencia varían según la especie. Así, algunos Cereus tienen sólo cuatro, que sobresalen varios centímetros, mientras que en Cleistocactus son muy numerosas y poco prominentes. La utilidad de las costillas está relacionada con la resistencia a la sequía, puesto que al perder agua la planta durante la época seca, el tallo se repliega conservando su estructura acostillada; pero al llegar las lluvias y producirse el acopio de agua en la planta, ésta hincha sus tallos.
La estructura acostillada permite éste hinchamiento sin que la planta se resquebraje. Muchas especies son globulares (esféricas). Esta característica les permite englobar la máxima cantidad de agua con una superficie exterior mínima (menor evaporación). Entre las especies globulares, algunas poseen costillas (Echinocactus, Melocactus) y otras tienen su cuerpo cubierto de protuberancias (Mammillaria, Coryphantha). A algunos cactus les nacen hijuelos o retoños, que pueden ser separados del tallo madre (Echinopsis, Mammillaria). Otra forma característica es la de Opuntia. Sus tallos en forma depalas (segmentos o cladodios) tienen capacidad de dar lugar a hojas, brotes y flores. Algunas Opuntia tienen segmentos cilíndricos en lugar de planos. Las especies de cactus que viven en las zonas boscosas tropicales, colgados de los árboles o entre las rocas, viviendo de residuos vegetales, es decir los cactus epífitos, poseen formas especiales. Ante alguna de estas plantas nadie diría que se trata de cactus. Sus tallos tienen forma de hojas (Rhipsalis, Epiphyllum) y en ocasiones están segmentados como una sucesión de pequeñas hojas (Zygocactus, Schlumbergera).

cactus

Las aréolas
Las aréolas son órganos curiosos que caracterizan a los cactus. Del mismo modo que las yemas de los árboles y otras plantas, dan lugar a hojas, brotes y flores, pero originan también pelos, cerdas, gloquidios y espinas. Tienen forma de pequeñas almohadillas, en ocasiones pubescentes, y pueden ubicarse a lo largo de las costillas (cactus columnares y algunos globulares) o sobre los tubérculos (varias especies globulares). En las aréolas existen dos puntos de vegetación: uno que genera flores y brotes, y otro que da lugar a espinas. Pueden hallarse juntos en una misma aréola (Cereus, Echinopsis, Opuntia) o separados, uno sobre el tubérculo, lugar de crecimiento de espinas, y el otro desplazado hacia la axila del mismo, punto donde se producen las flores y los brotes (Mammillaria, Coryphantha).

naturaleza

Las hojas
Sólo algunos cactus (Pereskia, Pereskiopsis) poseen hojas perfectas y permanentes. Por lo general éstas faltan o son caedizas y rudimentarias. Aparte de los diminutos elementos foliares que se dan en algunas especies, en el cuerpo de los cactus existen vestigios de las hojas verdaderas: las espinas y los tubérculos. Las espinas son porciones del limbo foliar modificado durante milenios, mientras que los tubérculos corresponden a bases de hojas. En algunas Opuntia, la hoja queda reducida a pequeños residuos alargados, de textura carnosa.

Las espinas
Las espinas son hojas modificadas, producidas por la capa epidérmica del tallo y no están unidas a los tejidos internos, a diferencia de lo que sucede con los aguijones de otras plantas suculentas. Los cactus de zonas expuestas a fuerte insolación suelen tener espinosidad densa y fuerte, que con su sombra disminuye el efecto de los rayos solares sobre el cuerpo de la planta. Por otra parte, algunos cactus carecen totalmente de espinas (Lophophora, Aztekium). La forma de las espinas varía considerablemente según la especie. En algunos casos son muy pequeñas y en otros pueden alcanzar los 20 cm. de longitud (Stetsonia coryne). Hay espinas aciculares, prismáticas, cilíndricas y con forma de lengüeta; su punta puede ser muy aguda, rectilínea o ganchuda. En algunas especies (Cephalocereus, Espostoa) las espinas se han transformado en pelos (espinas criniformes).

crasas
En cada aréola existen dos tipos de espinas: las radiales que nacen de la periferia y son numerosas, y las centrales, de diferente forma, más duras y resistentes. Conviene aclarar que cuando se indica el número de espinas en la descripción de un cactus, suele referirse a las que posee cada aréola aunque ello no se mencione explícitamente. En las aréolas de Opuntia se hallan unas pequeñas espinas llamadas gloquidios. Son espinas diminutas agrupadas formando almohadillas. Debe tenerse especial cuidado con estas espinas dado que cuesta extraerlas una vez clavadas en la piel. En algunas especies de Ferocactus, Opuntia y Mammillaria, existen espinas glandulares que exudan néctar.

Los cactus, características y cuidados (resubido).

Las flores
Las flores de los cactus no tienen pedúnculo, nacen directamente de las aréolas. El número de segmentos (pétalos y sépalos) es difícil de determinar ya que no existe una clara diferenciación entre ellos. Los más externos son pequeños y en ocasiones de color verdoso (sépalos), en cambio los internos ofrecen vivos colores (pétalos). También hay sépalos coloreados (sépalos petaloides). Por otra parte, el cáliz de algunas especies se alarga de tal manera que puede ser confundido con el pedúnculo. Pétalos y sépalos pueden estar separados en toda su longitud (Pereskia, Opuntia), o bien juntos (Cleistocactus, Oreocereus). Generalmente las flores son regulares o actinomórficas, aunque en algunos géneros (Zygocactus, Cleistocactus) son irregulares o zigomórficas. Suelen presentarse de color blanco, amarillo, verdoso, naranja, rosa, rojo, púrpura y violeta. Los estambres están insertos en la base de la corola y son numerosos. En algunas especies (Coryphantha, Opuntia), éstos presentan el fenómeno de irritabilidad. En el momento de su máxima apertura, cuando son tocados por un insecto o un objeto se cierran sobre el pistilo y vuelven a abrirse al cabo de unos minutos. Las flores de los cactus poseen órganos masculinos (estambres) y femeninos (pistilo), excepto en Mammillaria dioica y algunas Opuntia. Otra característica de las flores de los cactus es que tienen ovario ínfero, es decir el fruto queda por debajo de la flor.


flores

Las raíces
Pueden ser bastante superficiales, extendiéndose ampliamente de forma que tengan fácil acceso al agua caída en las lluvias, o bien pueden ser napiformes (forma cónica), realizando funciones de reserva (Lophophora, Ariocarpus).En ciertas especies de Pereskia y Pereskiopsis, la raíz es más gruesa y nodulosa.

cactus

Los frutos
Por lo general los frutos son bayas carnosas como el higo chumbo de Opuntia, aunque en algunos cactus aparecen secos (Echinocactus). La analogía que presenta la cubierta externa de los frutos con los tallos de los cactus (presencia de aréolas, hojas, etc.) hace que de aquellos puedan producirse flores o brotes.

naturaleza

Otra propiedad de los frutos de algunas especies como Opuntia microdasys, es que pueden enraizar y producir brotes siendo de ésta manera utilizables como órganos formadores de segmentos.

Las semillas
Generalmente el diámetro de las semillas es menor a 1 mm, excepto en Opuntia y algunos otros géneros cuya semilla es más grande y posee cubierta dura. Se presentan de forma oval, redondeadas, planas, arriñonadas, etc.

2 comentarios - Los cactus, características y cuidados (resubido).