Cosecharon un zapallo de 71 kilos en Aldea Grapschental



Zapallo gigante en Entre Ríos.....

Un productor sembró semillas de la variedad zapallo gigante del Atlántico, de origen estadounidense. Cada planta requiere un gran volumen de agua
Un productor de Aldea Grapschental, población ubicada a unos 20 kilómetros de la capital provincial, cosechó zapallos gigantes, el más grande de 71,5 kilogramos.
En la última Exposición Agro Activa en Córdoba, Sergio Jacobi adquirió un sobre con 30 semillas de la especie zapallo gigante del Atlántico, de origen estadounidense.
Finalmente, en un sector de su campo plantó unas 13 semillas en noviembre y en estos días cosechó muchas de estas hortalizas, desde 35 kilogramos y hasta la más grande, de 71,5 kilogramos.
Durante ese tiempo, se las regó a cada una con unos 200 litros de agua semanales, sin otro tratamiento específico.
El ingeniero Walter Restano, asesor técnico en la región, explicó a UNO que se trata de un híbrido cuya semilla es importada de Estados Unidos. “En ese país es muy habitual la realización de concursos por los tamaños, por eso han ido mejorando los híbridos”, citó. De todos modos, planteó que estas hortalizas tienen destino comercial, para lugares con poca superficie, y preferentemente para la realización de dulces.
“El productor lo adquirió sólo para probar. No es que le interesa la producción a gran escala. Tanto es así que queríamos hablar al comprador –una empresa cordobesa– para saber si las semillas que no utilizamos las podemos guardar para el año próximo”, puntualizó.
Habitualmente, los zapallos en la región pueden pesar hasta 15 kilogramos. En el caso de las hortalizas plantadas en la región no tienen un riego ni tratamiento particular, sino que sólo se desarrollan con la humedad de la tierra o por las eventuales precipitaciones. En este caso, indicó Restano, “el productor fue cortando la guía para que no siga sacando más zapallos, porque si no, no se dan de gran tamaño”. Pero además, cada una de las plantas requiere unos 15 o 20 litros de agua diarios.
Asimismo, contó que el productor de Aldea Grapschental no realizó ningún tratamiento de fertilización o incorporación de nutrientes a la tierra, sino que utilizó un sector con tierra buena, destinada a huerta. En cuanto al gusto de la hortaliza gigante, el ingeniero indicó que “tiene un gusto bárbaro”, al descartar que el tamaño afecta la bondad del producto.

Detalles
El periodista de Campo en Acción, Guido Emilio Ruberto, visitó la quinta de Jacobi para dar testimonio del cultivo que sorprende por la envergadura de sus frutos. Una productora de la Cabaña Las Marías, de la localidad de Colazo (Córdoba), es la introductora de los zapallos gigantes del Atlántico. La media de su peso es de 30 a 40 kilogramos, pero puede llegar a más de 90, mientras que el rendimiento supera las 60 toneladas por hectárea.
En esa zona cordobesa se siembra a fines de octubre o principios de noviembre, y la cosecha ocurre a los cinco meses de sembrado.
Recomiendan cuidarlo de los insectos, ya que son naturales y no reciben agroquímicos, así que los que se pueden ver en la muestra no están fertilizados. La variedad sirve especialmente para realizar dulce o zapallo en almíbar.