Los Gerentes Generales mas importantes del mundo dan sus consejos Empresariales


Revista Panorama Industrial (Ingenieria, Industrias, Mineria, Energia, Procesos)

Consejos de Empresarios Exitosos

Las enseñanzas provienen de todas partes, incluso de las personas más humildes de una empresa o del propio público, pero apuntar a lo alto y fijarse en modelos de éxito, en grandes empresarios de este y otros sectores, siempre es una buena opción si desea convertirse en todo un líder en su empresa.

- Nunca subestime el poder del trabajo en equipo: un buen líder reconoce la labor de la gente que trabaja para y con él. Motiva a su equipo, cuidando su moral y ayudándolo a enfocar sus energías, pero también proveyéndole de las herramientas, recursos y tiempo necesarios para realizar bien su labor.

El ejemplo más destacado en este sentido es el de Steve Jobs, que al reasumir la presidencia de Apple observó que los proyectos en marcha eran demasiados para que el equipo de trabajadores se concentrara en alguno, por lo que redujo el número de 300 a 30, y el resultado fue el gran éxito de la empresa, el iPod.

- No se deje mandar por la arrogancia: el poder, además de autoridad, conlleva una responsabilidad máxima, por lo que el servicio prestado a la empresa debe ir en consonancia con ello. Usted no es intocable, es el mayor servidor de su empresa y por lo tanto el más humilde: si se deja guiar por su orgullo excesivo, la gestión de su empresa será obstaculizada por éste.

Fijémonos en Sergio Marchionne, que logró convertir a Fiat y Chrysler en paradigmas del éxito involucrándose en el proceso de diseño hasta el detalle más ínfimo. Solía decir que, si le pedía a sus empleados que trabajaran una hora más para salvar a las empresas de la quiebra, él debía doblar esas horas extra.

- Sea todo oídos: un buen líder sabe escuchar, se comunica con sus subalternos e iguales de forma respetuosa, mantiene una comunicación fluida dentro y fuera de ella, y siempre toma en consideración las ideas de sus empleados.

Warren Buffet, líder de la empresa de inversiones Berkshire Hathaway, señala que el mejor activo que tiene su empresa son las habilidades de las personas que la conforman, sobre todo aquellas innatas, y su carácter, al mismo nivel de importancia que los títulos académicos y la experiencia profesional.

- Aprenda a delegar: la confianza en las capacidades de sus compañeros y empleados determina la confianza de un CEO en sí mismo, ya que es él mismo quien ha elegido esas personas, que deben poseer habilidades específicas para un trabajo.

Jack Welch, ex presidente de General Electric, asegura que logró salvar a la compañía del ostracismo porque confió en su equipo para llevar a cabo tareas específicas, mientras él se dedicaba a “ver el panorama completo” y gestionar el trabajo de sus empleados.

- Sea creativo y arriésguese: proponga cambios. Hoy en día el mundo cambia vertiginosamente a cada momento, y el primero que debe “olfatear” estas “revoluciones” en el ambiente debe ser, por supuesto, el director o presidente de una empresa. Él guiará a la misma para que se adapte a las novedades y pueda seguir el ritmo.

IBM quedó al borde de la quiebra al ser desplazada en el mercado de los PCs, pero su CEO Samuel J. Palmisano y su equipo decidieron reenfocar los esfuerzos de la compañía hacia la consultoría y tecnologías de la información, dando a IBM un nuevo rumbo encaminado al éxito empresarial.

http://www.facebook.com/cambiomundial



Fuente: Marketing Directo