No hay nada más terrible que ver que tu negocio propio se está yendo al tacho y no hay nada que puedas hacer, lo más triste es que tus sueños se están destruyendo también. Al comienzo todo es empuje y se sigue adelante hasta que el negocio pueda caminar por sí mismo, pero muchas veces uno olvida lo más importante; el aspecto monetario.

Lo anterior no significa que no deba arriesgarse, sino muy por el contrario debe de hacerlo pero de una forma controlada, sabiendo donde va a aterrizar, poniendo las cosas bien en claro, parando cuando deba hacerlo y avanzando cuando sea necesario.

Se que esto suena algo confuso, pero es así y en otra oportunidad hablaré de ello con más detalle. Por ahora veremos los 10 problemas más comunes de capital en las empresas y sus posibles soluciones para que usted no vea derrumbar su negocio.


10 problemas comunes de capital en las empresas

1. No hay suficiente dinero al inicio
Solución: Un error muy común y mortal es asumir la rentabilidad inmediata. Los expertos recomiendan planificar para lo peor, lo que significa al menos dos años antes de obtener una ganancia. En su plan de negocio, redactar un presupuesto detallado que te sostendrá a través de estos tiempos de vacas flacas.

2. No puede decir la forma de llevar su contabilidad
Solución: Elija el método que mejor se ajuste a sus operaciones de negocios y utilice un buen software de contabilidad, conjuntamente con la asesoría de un contador con conocimientos.

3. Vender a bajo precio
Solución: Uno de los problemas más comunes de las nuevas empresas es que tratan de vencer a la competencia ofreciendo sus productos a precios más bajos, esto no es bueno porque ellos ya realizaron un estudio de mercado y tienen una buena relación con sus proveedores que les venden bajo por grandes cantidades. La mejor estrategia es fijar el precio de sus productos o servicios a un valor justo de mercado y tratar de vencer a la competencia vendiendo productos de calidad.

4. Los clientes no le pagan a tiempo para cumplir con sus obligaciones
Solución: Solicite una línea de crédito mayor de la que cree que va a necesitar. Ofrezca incentivos de descuentos para alentar a los clientes a pagar en tiempo.

5. No sabe si contratar más personal o no
Solución: Póngase a pensar si la tarea que actualmente realiza le está haciendo perder el tiempo que podría utilizar para realizar tareas más productivas, si es así, entonces contrate a alguien que lo haga por usted.

6. No sabe que estrategia de marketing es la adecuada
Solución: Tómese el tiempo para planificar su estrategia de marketing. Un problema común para las nuevas empresas es precipitarse en anuncios en periódicos, folletos brillantes, vallas publicitarias y anuncios de radio. La primera consideración debe ser el presupuesto. Es necesario calcular la cantidad de cada tipo de gastos de publicidad y cómo llegará a sus clientes potenciales. Optar por la estrategia de marketing que le dará la mayor cantidad de ingresos.

7. Su negocio esta bien pero no genera dinero en efectivo
Solución: Calcule la rentabilidad de su negocio, lleve acabo acciones obvias como aumentar los precios, reducción de los gastos, y la eliminación de los elementos que resulten en beneficios más bajos. Un enfoque más complejo supondrá un nuevo impulso a su marca o el desarrollo de productos de marca a precios mas altos.

8. No sabe si debe pedir dinero prestado a los familiares y amigos
Solución: Es cierto que es más fácil pedirle dinero prestado a un familiar que a un inversionista que le solicitará como requisito un plan de negocios detallado con los riesgos asociados, pero créame pedirle apoyo monetario a un familiar o amigo no es buena idea. El dinero fácil no siempre es el mejor dinero.Si una institución conservadora como un prestamista comercial piensa que usted va a tener éxito, entonces eso es una buena señal.

9. No sabe si alquilar o comprar
Solución: Lo mejor es invertir en el negocio con compras y no con alquileres, a menos que sea algo temporal.

10. Necesita una oficina propia
Solución: La elección de la ubicación correcta es importante para ayudar a crecer su negocio, pero no necesariamente tiene que ser una oficina en el lugar más céntrico de la ciudad. Póngase a pensar en su negocio propio y decida si realmente necesita alquilar un lugar o puede usar un espacio de su casa o tal vez solo necesite un pequeño lugar con un celular. El capital del que dispone es importante en la decisión.