Cómo es el Contrato de Trabajo Eventual?

Cómo es el Contrato de Trabajo Eventual?



EL CONTRATO DE TRABAJO EVENTUAL


CAUSAS QUE LO JUSTIFICAN



El texto actual del artículo 99 de la ley de contrato de trabajo (LCT) dice:
"Cualquiera sea su denominación, se considerará que media contrato de trabajo eventual cuando la actividad
del trabajador se ejerce bajo la dependencia de un empleador para la satisfacción de resultados concretos,
tenidos en vista por éste, en relación a servicios extraordinarios determinados de antemano, o exigencias
extraordinarias y transitorias de la empresa, explotación o establecimiento, toda vez que no pueda preverse un
plazo cierto para la finalización del contrato. Se entenderá además que media tal tipo de relación de la obra, la
ejecución del acto o la prestación del servicio para el que fue contratado el trabajador. El empleador que
pretenda que el contrato inviste esta modalidad, tendrá a su cargo la prueba de su aseveración."
La redacción originaria fue sustituida por el artículo 68 de la ley de empleo, que reemplazó el artículo 99 por la transcripta
precedentemente. Además, los artículos 69 a 74 de la citada ley regulan aspectos de este tipo de contratación que
seguidamente se detallarán.
Este contrato, como el de plazo fijo, es por tiempo determinado y debe celebrarse por escrito. En aquél, el plazo es cierto
(por ejemplo se contrata al trabajador hasta el 30 de marzo de 2000), en cambio en el contrato eventual es incierto (por
ejemplo, para una demanda extraordinaria de trabajo originada en un pedido de un cliente), pero fundamentalmente, no
tiene perspectivas de continuar.
El contrato de trabajo eventual también es, al igual que el de plazo fijo, una excepción al principio general de
indeterminación del plazo establecido en el artículo 90 de la LCT. Por eso, en caso de duda, debe estarse por la
continuidad del contrato (art. 10, LCT). Son tareas eventuales aquellas en las que no se dan lógicas expectativas de
perdurabilidad y se cumplen con motivo de una necesidad transitoria de la empresa.
La posibilidad de celebrar este contrato no depende de la voluntad de las partes, sino que siempre debe encontrar
justificación en una causa objetiva que lo fundamente. Destaco en este punto que a "necesidades permanentes,
corresponden trabajadores permanentes; a necesidades transitorias o excepcionales, corresponden contratos de trabajo
eventuales".
La ley impone numerosas formalidades para la celebración del contrato eventual: que se instrumente por escrito con
entrega de copias al trabajador y a la asociación sindical que lo represente, dentro de los treinta días de celebrado (art. 31,
LE); que se indique en el contrato el nombre del trabajador reemplazado, cuando la causa de la contratación sea la
sustitución de un trabajador en los casos que la ley autoriza (art. 69, LE); cuando el contrato tiene por objeto atender
necesidades extraordinarias del mercado, en el contrato deberá consignarse con precisión y claridad la causa que lo
justifique [art. 72, inc. a), LE].
La prueba sobre la existencia de un contrato de trabajo eventual, que el artículo 99 pone en cabeza del empleador, debe
ser estricta, toda vez que se trata de una situación de excepción. Esta solución coincide con lo dispuesto por el artículo 92
de la LCT, en cuanto establece que la carga de que el contrato es por tiempo determinado corresponde al empleador.
El inciso b) del artículo 72 de la ley nacional de empleo dispone que la causa que da origen al contrato eventual destinado a
atender exigencias del mercado no podrá exceder de seis meses por año y hasta un máximo de un año en un período de
tres años. Si bien la ley no lo expresa, se entiende que, en caso de excederse tales plazos, el contrato se considera
permanente.
El contrato de trabajo eventual puede convertirse en uno por tiempo indeterminado cuando se prolonga la relación, no
obstante haber cesado las causas que justificaban la contratación de tal carácter. El artículo 69, segundo párrafo, de la ley
de empleo dice que si al reincorporarse el trabajador reemplazado transitoriamente por gozar de licencias legales o
convencionales o por tener derecho a reserva del puesto por un plazo incierto, el trabajador contratado bajo la modalidad
eventual continuare prestando servicios, el contrato se convertirá en uno por tiempo indeterminado. Igual consecuencia
tendrá la continuación de la prestación de servicios, una vez vencido el plazo de licencia o de reserva del trabajador
reemplazado. A esta misma conclusión cabe arribar, aunque la ley nada diga al respecto, si la relación que nació para
atender exigencias extraordinarias del mercado continúa, una vez satisfechas esas exigencias.


EXTINCIÓN. EFECTOS


El contrato de trabajo eventual se extingue por terminación de la tarea, obra o servicio que motivó la contratación o por la
satisfacción de la necesidad extraordinaria y transitoria que le dio origen. En este supuesto, el empleador está eximido del
deber de preavisar y de abonar indemnización alguna al trabajador (arts. 73 y 74, LE). Puede darse el caso de que la
relación no culmine por los motivos mencionados y finalice antes. Si la rescisión anticipada obedece a justa causa, no hay
obligación de indemnizar por parte del empleador; en cambio, si el empleador decide dar por terminada la relación sin justa
causa, el trabajador tiene derecho a una indemnización por daños y perjuicios que debe ser judicialmente fijada
prudencialmente por el juez, por cuanto, como lo indican Fernández Madrid y, con alguna variante, Guibourg, el trabajador
eventual tiene una expectativa lógica de perdurabilidad en su empleo, aun dentro de la precariedad de su situación. Se
aplica la solución que el artículo 95 de la LCT prevé para los contratos a plazo fijo.
El artículo 100 de la LCT dispone que los beneficios provenientes de esta ley se aplicarán a los trabajadores eventuales, en
tanto resulten compatibles con la índole de la relación y reúnan los requisitos a que se condiciona la adquisición del
derecho a aquéllos. Es decir que estos trabajadores gozan de los derechos laborales que no sean incompatibles con la
naturaleza eventual de la contratación, como por ejemplo les son aplicables las normas sobre jornada, descansos,
licencias, salud y seguridad, riesgos del trabajo, salario mínimo, remuneración, asignaciones familiares y demás.


extinción


MODELO


CONTRATO DE TRABAJO EVENTUAL


En la ciudad de [Indique el lugar de celebración del contrato], al [Indique la fecha actual (Día de Mes de
Año)], entre [Indique nombre y apellido o razón social del empleador], [Indique tipo y número de
documento o CUIT], con domicilio en la calle [Indique el domicilio], en adelante “el EMPLEADOR”; y
[Indique nombre y apellido del empleado], [Indique tipo y número de documento o CUIT], con domicilio
en la calle [Indique el domicilio], en adelante “el EMPLEADO”; se celebra el presente contrato de trabajo
eventual, sujeto a las siguientes cláusulas y condiciones:
PRIMERA: El empleador contrata al trabajador para la realización de tareas eventuales de [Mencione las
tareas a cargo del empleado].
SEGUNDA: La prestación de servicios tiene como fin la satisfacción de resultados concretos en relación
con las siguientes necesidades transitorias del empleador: [Indique los motivos]; por lo que no puede
preverse un plazo cierto para la finalización del presente contrato.
TERCERA: La jornada laboral será de [Indique la cantidad de horas de la jornada laboral] horas, y tendrá
lugar en los siguientes días y horarios: [Indique días y horario de la prestación de servicios].
CUARTA: La remuneración mensual bruta será de [Indique la remuneración mensual bruta pactada (en
letras y números)], a cobrar por mes vencido.
QUINTA: El trabajador se compromete a prestar el servicio con puntualidad, asistencia regular y
dedicación adecuada. Asimismo, deberá observar el deber de fidelidad que derive de la índole de las
tareas que tenga asignadas, guardando reserva o secreto de las informaciones a que tenga acceso y que
exijan tal comportamiento de su parte.
SEXTA: El trabajador deberá observar las órdenes e instrucciones que se le impartan sobre el modo de
ejecución del trabajo, ya sea por el empleador o por su representante; y deberá conservar los
instrumentos o útiles de trabajo.
SÉPTIMA: Por el presente, el trabajador presta total conformidad con las normas internas de la empresa
que forman parte integrante de este contrato, de las cuales toma conocimiento en este acto.
OCTAVA: A todos los efectos contractuales y extracontractuales del presente contrato, las partes
constituyen sus domicilios legales en los arriba indicados, donde se tendrán por válidas y eficaces todas
las notificaciones efectuadas. Las partes se someten voluntaria y exclusivamente a la competencia de la
Justicia Ordinaria de [Indique la jurisdicción de los tribunales pactada en el contrato], renunciando a
cualquier otro fuero y/o jurisdicción que pudiera corresponderles.
En prueba de conformidad, se firman dos ejemplares de un mismo tenor y a un solo efecto, en el lugar y
fecha ut-supra indicados.




Fuente Erreius, Autora Amanda B. Caubet (url no disponible para el campo Fuente) - Modelo Erreius (c/arancel)

0 comentarios - Cómo es el Contrato de Trabajo Eventual?