La verdadera inflación es de dos dígitos y rebelde

Lo dijo el economista chileno Eduardo Aninat, exsubdirector gerente del FMI

La verdadera inflación es de dos dígitos y rebelde

«La verdadera inflación en la Argentina es de dos dígitos y rebelde, el desempleo elevado, y la tasa de crecimiento del PBI ha ido disminuyendo en cada período», dijo Eduardo Aninat, el economista chileno que fue número 3 del FMI. Por eso sugiere que el «modelo chileno es un paradigma interesante a seguir, con casi pleno empleo e inflación anual menor al 1,8%». Hoy viviendo en Francia, donde trabaja en la Fundación Unipac, Aninat cree que «con las noticias económicas mejorando en EE.UU., con el crecimiento chino aún fuerte y sostenido (algo más del 7% anual), el resto de Asia convergiendo, y las economías emergentes creciendo fuerte, el único nubarrón en 2013 sería la debilidad comparativa de la eurozona».

Aquí lo destacado del diálogo que este diario mantuvo con Eduardo Aninat desde París:

Periodista: ¿Se encuentra entre los economistas que sugieren que la Argentina debería tomar el ejemplo chileno?

Eduardo Aninat: A los chilenos no nos agrada alardear del «Modelo chileno». Pero después de casi tres décadas de crecimiento sin interrupciones, y bajo estabilidad macro y política, muchos piensan que Chile y su modelo son un paradigma muy relevante e interesante a observar y seguir. El Ministerio de Hacienda ha anunciado hace poco que el desempleo ha bajado a nivel nacional al 6,2% -lo que es un nivel de casi pleno empleo- con una inflación anualizada menor que el 1,8%, y con reservas internacionales sólidas. Estos números son impactantes si se considera al mundo en crisis o al contexto regional de Latinoamérica. Lamentablemente, no podemos afirmar lo mismo sobre la Argentina, pues sabemos que la verdadera inflación es de dos dígitos y rebelde, el desempleo elevado, y la tasa de crecimiento del PBI ha ido disminuyendo en cada período. Solamente hay que destacar que hay dos factores estratégicos, claros y precisos, para avalar el desarrollo sostenido alcanzado por Chile: la calidad y firmeza de las instituciones económicas y sociales, el alto grado efectivo de consensos que se vive en el plano político. No hay ningún determinismo en esos factores. Con seriedad y esfuerzo en la Argentina podría lograrse lo mismo o más. Pero ello implica ponerle acá una lápida al populismo y al clientelismo.

P.: ¿Qué le espera a nuestra región -y a la Argentina en particular- este año con el contexto internacional existente?

E.A.: Con las noticias económicas mejorando en EE.UU., con el crecimiento chino aún fuerte y sostenido (algo más del 7% anual), el resto de Asia convergiendo, y las economías emergentes creciendo fuerte (incluyendo África), el único nubarrón en 2013 sería la debilidad comparativa de la eurozona. Pero al menos se estima que esta zona no va a andar peor que en 2012. Será en 2013 igual o algo mejor. Con alguna excepción por cierto. Será entonces un tercer año de fuerza comparativa para los emergentes -especialmente de Latinoamérica -y de muchas buenas oportunidades para los productores eficaces de commodities como Chile, la Argentina o Colombia. Es inimaginable que un país bendito con tantos recursos naturales como la Argentina se encuentre de nuevo en rezago, y no llegue a aprovechar esta magnífica oportunidad que nos entrega la historia.

P.: ¿Cuáles deberían ser los países o bloques aliados comercialmente por las fortalezas que presentarían este año?


E.A.: Aun cuando las alianzas o acuerdos entre países ayudan para elevar el factor escala y reducir barreras e impuestos distorsionadores, etc., el factor clave está en otro lado. Podemos clasificar en dos grandes grupos a los países del mundo: aquellos que creen poder posicionarse para aprovechar para sus ciudadanos y su futuro la globalización del comercio y de la inversión (como Chile, Alemania, China); aquellos con obsesión autárquica que suenan con viejos pasados y antiguas retóricas, países que el lector del diario podrá nombrar por sí solo.

P.: ¿Cómo cree que evolucionará la crisis europea en 2013?

E.A.: Lo primero que cabe afirmar es que el euro va a subsistir, y está para quedarse indefinidamente. Alemania, Francia, Italia y los Países Bajos están en ello y con mucha fuerza y empeño político y económico. Lo segundo es reconocer que esta crisis europea es muy difícil y requiere largos esfuerzos y años largos de adaptación, reformas duras, y ajustes. En Europa sólo hemos vivido la mitad del período total de crisis, y 2013 aún será un año complejo. Perseverancia, justicia social, trabajo y saneamiento es la receta empleada.

P.: En la fundación Unipac, en la que trabaja en Francia, ¿cómo ven el escenario económico argentino para el desarrollo empresario?

E.A.: Estamos convencidos de que no podemos pretender alcanzar justicia y desarrollo sin ética y sin valores. El futuro se construye con confianza y con fe. Son los valores los que proveen el anclaje personal a los líderes políticos y empresarios para no desviarse en la carrera. El empresario que vive, cree y practica la responsabilidad social en su empresa y su entorno es el verdaderamente sustentable e innovador. Uno de los desafíos más bellos para nuestros líderes hoy y mañana es empezar a creer para empezar a crecer como personas y como inversores. La búsqueda de la transcendencia es un trabajo bello y permanente. En eso estamos cooperando.

P.: ¿Cómo evalúa los pasos que está siguiendo la Argentina en el conflicto con los fondos buitre en Nueva York?

E.A.: No he seguido el caso en el último tiempo. Sólo puedo desear que se resuelva lo más racional y cooperativamente que sea posible.

Entrevista de Florencia Lendoiro

Fuentes de Información - La verdadera inflación es de dos dígitos y rebelde

Dar puntos
2 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 273 Visitas
  • 0 Favoritos

0 comentarios - La verdadera inflación es de dos dígitos y rebelde