Según la Cámara Inmobiliaria, el mercado se "paralizó" en enero

Roberto Arévalo culpa de una caída del 85% en la actividad a la incertidumbre que genera el cepo cambiario, “Todos se preguntan qué va a pasar”.

“En enero, el mercado ha estado paralizado”. El presidente de la Cámara Inmobiliaria, Roberto Arévalo, se quejaba hoy por el efecto que la incertidumbre sobre el tipo de cambio provocó en el mercado de las propiedades:
“No nos deja ver un futuro que pueda ser alentador”, dijo a Radio Continental.

De acuerdo con declaraciones de Arévalo a Ámbito Financiero, en enero hubo una caída interanual de la actividad superior al 85%: “Cayeron fuertemente las consultas, los pedidos de tasación y todo el trabajo en las inmobiliarias”. El presidente de la cámara también explicó al diario cuál es, en su opinión, la razón de la baja: "El efecto psicológico que provocó una brecha entre el dólar oficial y el 'blue' cada vez más amplia hace que todos se pregunten qué va a pasar".


En sus informes sobre las escrituras, los escribanos porteños han ido reflejando el deterioro de la actividad inmobiliaria a lo largo del 2012, en especial a partir de mayo, cuando se cerró por completo el cepo cambiario. Para este año, las perspectivas de un mercado históricamente dolarizado no hacen prever cambios favorables.

Según Arévalo, “además hay que sumar el tema de la inflación, que profundiza la incertidumbre de la oferta y de la demanda”.

La suba del dólar paralelo no solo afectó el nivel de las operaciones de compra y venta sino que vino a reforzar una tendencia que se ya se esbozaba en el mercado, aún sin estar “blanqueada” en las fichas de las inmobiliarias: la baja de los precios de los inmuebles en dólares.

En la práctica, las operaciones que se fueron cerrando en los últimos meses de 2012, lo hicieron por un monto final de entre un 10 y un 12% por debajo del precio publicado o exigido por los vendedores. Siempre bajo el supuesto de que, en las operaciones mixtas (cuando se paga una parte en dólares y otra en pesos), la parte percibida en pesos equivale al dólar blue. Pero esa brecha entre las exigencias del vendedor y la contraoferta que suele hacer el comprador podría ampliarse con la estampida del dólar paralelo.


Impresionante caída de la actividad inmobiliaria... eso implica miles de desocupados... eso implica crisis terminal ¿acaso nadie lo ve? corrupción y miseria, ese es el legado del kirchnerismo.