De acuerdo a la Ley de Riesgo de Trabajo los empleadores deberán contratar a una "Aseguradora de Riesgo de Trabajo".

Esta ley rige tanto para:
- Trabajadores del sector privado.
- Trabajadores del sector público.
- Pasantes.
- Becarios
Quedando excluidos:
- Trabajadores domésticos.
- Trabajadores autónomos.
- Bomberos voluntarios.

La Superintendencia de Riesgos del Trabajo es una entidad autárquica, creada en el año 1996, en la órbita de la Secretaría de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. La misión de la S.R.T. es la protección del trabajador frente a las contingencias del trabajo y la promoción de ambientes de trabajo sanos y seguros. Se ocupa de la planificación, regulación, organización, coordinación, administración, control y evaluación del sistema de prevención y reparación de los daños derivados de accidentes de trabajo y de enfermedades profesionales.



Para realizar el procedimiento de contratación, los empleadores deberán dirigirse a cualquier compañía de seguros y solicitar cotización. Los datos que se pedirán serán el código de actividad de la empresa, que le otorgó la AFIP a la hora de darse de alta, la cantidad de empleados, y la suma de remuneraciones llamada "masa salarial". Luego la ART realizará una cotización que en general varía según el grado de riesgo de la actividad y la cantidad de empleados.
Es importante destacar que si el Empleador deseara cambiar de empresa Aseguradora puede hacerlo libremente, pero con limitaciones: 6 meses la primera vez, y después de un año los cambios subsiguientes. . La ART original puede no prestar su conformidad porque, el empleador mantiene una deuda con ella, en cuyo caso el empleador deberá solicitar el detalle de la misma; una vez cancelada se reiniciará el pedido de cambio.
La contraprestación que recibe la ART es mensual, y se ingresa juntamente con las obligaciones de la Seguridad Social y de la Obra Social. Consiste en un cargo variable que se aplica al total de las remuneraciones devengadas en el período y un cargo fijo por trabajador. Tanto el cargo variable como el cargo fijo se pactan al momento de efectuar el contrato con la ART y los mismos dependen de la actividad que desarrollen los trabajadores, es decir que si las actividades son de mayor riesgo, el costo del seguro será mayor que para actividades de bajo riesgo. Luego del contrato inicial, el cargo mensual puede verse modificado previa notificación fehaciente al empleador, que generalmente se realiza a través del envío de una Carta Documento.

Como contrapartida al pago recibido las ART tienen la obligación de brindar las siguientes prestaciones, si se originan en accidentes de trabajo o enfermedades profesionales, nunca por enfermedades inculpables.

No dinerarias
- Asistencia Médica.
- Rehabilitación.
- Intervenciones quirúrgicas complejas.
- Medicamentos.
- Farmacias.
- Servicios funerarios, etc.

Dinerarias
- Indemnizaciones.
- Salarios caídos por licencias de accidentes.
- Pago de cargas sociales, etc.


El empleador podrá realizar denuncias cuando, tenga divergencia con la ART por:
- Rescisión del contrato.
- Baja de Contrato por falta de trabajadores o cese de actividad.
- La alícuota pactada o cambios en la misma.
- Falta de notificación de cambios de alícuota.
- Reintegros no pagados.
Por dificultades con:
- Alta del Contrato.
- Cambio de ART.

Para realizar las denuncias deberá concurrir personalmente al Sistema Integrado de Atención al Público sito en Reconquista 674 P.B. - Capital Federal, en el horario de 9:30 a 17:30 horas; vía correo postal a: Reconquista 674 P.B. (C1003ABN) Ciudad Autónoma de Buenos Aires; vía correo electrónico a denuncias@srt.gov.ar.

Es importante comentar que un trabajador, que ha sufrido un accidente de trabajo, está obligado a realizar los controles correspondientes en los centros de asistencia médica indicados por la ART, y si llegara a observar que no está recibiendo la atención acorde a su patología, o siente abandono de paciente por la misma, puede dirigirse a la Superintendencia de ART y mediante una denuncia escrita solicitar la baja de atención a través de la ART y ser derivado a su Obra Social. Solo haciendo este trámite la Obra Social autorizará la atención del paciente. Luego la Superintendencia realizará las investigaciones que requiera el caso.



Fuente: Ley de Riesgos de Trabajo, normas complementarias, redacción propia