El arte de enviar tu CV por correo electrónico:

cinco errores comunes



Hoy en día es de lo más común enviar tu CV (Curriculum Vitae) por correo electrónico a la empresa en la que estás interesado en aplicar. Parece sencillo pero en nuestro andar podemos cometer grandes errores que al final se reflejará en una entrevista de trabajo que nunca llegará.

Para evitar esas feas situaciones les comparto algunas cosas que me ha tocado ver y que creo que son errores que podemos evitar de manera muy simple. Parecen demasiado obvios, pero precisamente por serlo se comenten de manera recurrente.

He categorizado los errores más comunes contrastando lo que podría pasar por la mente del diseñador al enviar su CV por mail, y la posible reacción o pensamiento que tendría la persona de recursos humanos o reclutador al verlo. Esto es lo que podría pasar:

1. CV-SPAM


Mente del diseñador: “He gastado casi toda una hora en conseguir los mails de las empresas más importantes de diseño en las que seguro desean tener a alguien como yo… y como mi tiempo es muy valioso voy a mandar un solo correo con los 20 destinatarios y listo, seguro verán que soy súper creativo. Los tengo en la mano”.

Mente del reclutador: “¿Y este descarado SPAMMER qué se cree? Mandó su CV a toda mi competencia… ¡A la basura!”

Argumento: Ni se te ocurra hacer esto, no te salvarás ni aunque mandes el mail con destinatarios ocultos, eso sólo reafirmará que mandaste un mail masivo. No hay que ser flojos, investiga a dónde estás aplicando y dale a tu CV un enfoque hacia la naturaleza e intereses de esa empresa.



2. CV-Egobiográfico


Mente del diseñador: “Para que vean que soy una persona con educación y reconocimiento, voy a poner una lista de todos mis logros en el diseño, incluyendo los deportivos, los de oratoria de la primaria, y ese curso de inglés que nunca terminé… ahora sí que los tengo en palma de mi mano”.

Mente del reclutador: “Este individuo me ha puesto su “trayectoria” en 12 cuartillas y se le olvidó poner qué licenciatura estudió y número telefónico… Delete mail”.

Argumento: No mandes un CV de más de dos cuartillas, evita que lo vean y te descarten por tu falta de capacidad de síntesis y ego desbordado. Además pon atención en no olvidar datos tan fundamentales como los de contacto y qué estudiantes y en dónde.



3. CV de datos ilimitados


Mente del diseñador: “No puedo solo mandar mi CV –una hojita diminuta sin creatividad- (aunque en sitio de la empresa sólo pidan eso) ¡debo demostrar mi poderío y capacidad de persuasión visual! Les mandaré por mail todo sobre mí, portafolio digital (sin comprimir fotos), unos videos que hice, unas fotos que tomé que ya no cupieron en el portafolio digital (porque son .TIF) y unos .mp3 que me caracterizan. Será la primera vez que alguien les mande algo tan completo. Vaya que los tendré comiendo de mi mano”.

Mente del reclutador: “Wow, es la primera vez que alguien me manda tantas chucherías. No voy a terminar de bajarlo con mi pobre conexión de internet, mejor todo a la basura”

Argumento: Cuando mandes tu CV por mail, evita juntarlo con tu portafolio y cualquier otra cosa que se te pueda ocurrir, para eso está en portafolio en línea. Ahí eres libre de extenderte, o bien cuando te llamen a entrevista llévalo en un CD. Eso de -le mando toda la artillería de golpe- puede ser agobiante para cualquiera.



4. CV de última generación


Mente del diseñador: “Ahora sólo le doy guardar a esta preciosidad de CV que acabo de escribir y listo. ¿Lo dejaré como .docx? Sí, sería el colmo que no tuvieran la última versión como yo que siempre estoy a la moda. Es más lo voy a pasar al flash para ponerle un poco de movimiento al asunto… ahora sí los tengo donde quería”.

Mente del reclutador: “No abre… a la basura”.

Argumento: No mandes tu CV en la última versión de Word, si el de recursos humanos sigue con su Word 2003 no podrá abrirlo. Evita un CV demasiado experimental; es preferible en PDF y asunto arreglado.


5. CV-Galante


Mente del diseñador: “Soy tan guapo/a e interesante que seguramente si no pongo una foto mía estaré restándome puntos. Es más tengo una mejor idea: una foto mía y además artística como la que tengo en mi avatar Facebook o en mi cuenta de Twitter ¡allá voy mundo!”

Mente del reclutador: “Oh no… por qué la gente hace esto. Next.”

Argumento: Evita poner tu foto recortada del antro o con encuadres artísticos (en la que según tú te ves bien). Ya te conocerán a todo color cuando te citen a entrevista, bueno eso de la entrevista ya es otra historia que tal vez más adelante valga la pena comentar por aquí.


Mucho éxito a todos en el diseño de su CV, no es tan difícil, sólo hay que ser concretos y por lo menos evitar estos cinco errores.