Este es un análisis fundamental completo del panorama actual de los principales bonos argentinos en pesos, con aceptable volumen de mercado.

Trato de brindar un panorama lo más completo posible, dentro de lo sintético que debe ser cada párrafo (para que no se pierda su comprensión).

El secreto consiste en reunir suficiente cantidad de información y construir un modelo nuevo que permita cuantificar los rendimientos y sus riesgos.

Decidí ser hereje con la ortodoxia financiera. En condiciones de alta volatilidad y valores de cotización muy depreciados, la clásica TIR deja de sernos útil para el efecto práctico de medir los rendimientos reales, porque nadie puede acertar los futuros precios de recompra.

Además, calcular con ecuanimidad se complica cuando hay intereses o amortizaciones step-up (con variación ascendente en el tiempo).

Por ese motivo, he comenzado a utilizar un criterio de renta corriente: GEM (sintetizado en la expresión “Ganancia Efectiva Mensual”)

GANANCIA EFECTIVA MENSUAL igual MONTO COBRADO (INTERES más AMORTIZACION) menos REPOSICION DE RESIDUALES AMORTIZADOS

Esto significa que GEM es el monto que nos queda en el bolsillo, luego de reinvertir los pesos necesarios para reponer los residuales amortizados.

Es obvio para los entendidos, pero valga la redundancia destacar para los neófitos, que el rendimiento se refiere a quien compra a estos precios.

PRE9 con cotización 61,50 rinde GANANCIA EFECTIVA MENSUAL 3,18 % más CER 0,4 % durante 59,5 meses y representa (*) 52,9 % anual.

PR12 con cotización 69,70 rinde GANANCIA EFECTIVA MENSUAL 3,67 % más CER 0,4 % durante 81 meses y representa (*) 61,8 % anual.

Inherente a NF18 (BOGAR 2018) debemos considerar su proyección de utilidad, teniendo en cuenta el incremento de amortización desde Feb/10.

NF18 con cotización 48,00 rinde GANANCIA EFECTIVA MENSUAL 3,73 % más CER 0,4 % durante 106 meses y representa (*) 63,0 % anual.

(*) Este valor es la RENTA BRUTA ANUAL que es igual a GANANCIA EFECTIVA ANUAL incrementada con CER PROMEDIO (5,0 %).

La GEM (Ganancia Efectiva Mensual) está calculada (tal como su nombre lo indica) con los datos actuales de cada bono. Pero, en el caso específico del NF18 he tomado la utilidad a partir del año 2010, pues he detectado que los rendimientos entre PRE9, PR12 y NF18 son escalonados por el mercado según su duración de pago. La mayor duración de esos cobros, es un lastre en cuanto a un eventual riesgo de default, pero tiene como contrapartida que permite recibir durante mayor tiempo altas ganancias. Yo prefiero esta última alternativa, por su bajo riesgo de incumplimiento.

Reitero, el secreto de esta aceleración del rendimiento en NF18, es que se incrementa en un 50 % su amortización a comienzos del año próximo.

Cada uno adapta su filosofía de inversión, según su disponibilidad de tiempo. Quien no puede seguir el mercado intradiario (por superposición horaria con su trabajo) puede preferir ganar un poco menos ahora y estar tranquilo con su cartera bien invertida. Aunque esto no sea lo ideal, mirado desde un análisis teórico. Pero se elimina la tensión diaria de seguir el movimiento del mercado y adivinar que hacen las manos grandes.

NF18 tiene otra ventaja adicional sobre PRE9 y PR12: su gran volumen comparativo de mercado (hoy es el único título en pesos que puede igualar en movimiento a los principales bonos en dólares, excepto el RG12). Esto facilita entrar y salir del papel, en especial para los caucionados.

Este título está emitido por: el "Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial" que es un fideicomiso del BANCO DE LA NACION ARGENTINA. Como claúsula adicional de salvaguarda, está garantizado su pago por la apropiación de los importes correspondientes de las cuentas de coparticipación de IMPUESTOS NACIONALES. Es obvio aclarar que todas esas cuentas, las centraliza y maneja justamente el BANCO NACION. Estos detalles legales acrecientan la solvencia del bono, porque les reitero que es el único título público nacional cotizante actual, no emitido directamente por el Estado.

Pequeño detalle importante olvidado: para pagar los NF18 el Banco Nación practica una retención directa en la fuente, sobre la coparticipación en la recaudación de impuestos nacionales que le corresponde a cada provincia involucrada. Dura lex: si no les alcanza con el saldo, deberán pedir algún ATN al Estado Nacional. Por eso es más seguro su pago, que si los hubiese emitido el Gobierno Nacional. Nunca olviden de mirar los detalles.

En resumen: lo está abonando puntualmente cada mes el Banco Nación, con retención automática en la fuente de los fondos para su percepción. NF18 es un bono ideal para reinvertir cobros, tenerlo a finish (sin mirar la cotización intradiaria) y con protección anti-default (por su baja paridad).

El Banco Nación Argentina (que emitió el NF18 y lo paga todos los meses) pareciera no haberse enterado, que en lugar de seguirlo abonando durante 106 meses, puede rescatarlo ahora con sólo el valor de casi 22 cuotas.

En este "momentum" por cada $ 10.000 que se invierten en el NF18 (con la precitada cotización de cierre) se reciben 20.833 residuales (sin contar la comisión por la compra). Reinvirtiendo en los cobros futuros, la cantidad necesaria para reponer los residuales amortizados, se obtiene una GANANCIA EFECTIVA MENSUAL del 3,73 % (a partir del año 2010, porque acelera su ganancia por mayor amortización) o sea $ 373 libres (más el CER) para gastar o reinvertir (en cuyo caso la ganancia precitada se acrecentará) y si no se reponen esos residuales el cobro total será de $ 452.

Comparando este rendimiento con el 2,07 % de GANANCIA EFECTIVA MENSUAL del RG12, encontramos una protección contra devaluación del 2,08 % mensual (equivalente 28,0 % anual) durante 8 años (vida restante de NF18 contada desde Febrero/2010, lapso con mayor amortización).

La prudencia nos indica que los bonos en Pesos tienen menor riesgo que los emitidos en Dólares, sencillamente porque aquí fabricamos los pesos.

Advertencia importante: No es fácil ver con claridad el tema de la inversión en bonos en pesos (especialmente los que tienen amortización mensual y ajuste por CER). No se puede hacer una excesiva simplificación de cálculos que son tremendamente complejos. Si todo fuera muy fácil de calcular, el mercado se movería dentro de un compás al unísono y sin volatilidad. No existe un parámetro mejor que combinar GEM y duración de su cobro. Lo único que puedo afirmar (en base a observación empírica) es que una paridad del 20 % parece ser un piso frente a un eventual miedo al default.

Únicamente para quienes no contemplen hacer la reinversión necesaria para recuperar la amortización del capital en cada cobro, les proporciono estos datos sobre el valor mensual bruto a cobrar (y aparte, en su valor actualizado, cargará 0,4 % mensual promedio por la incidencia del CER).

Cada $ 100 de capital invertido (al último precio de cierre): PRE9 = 4,79 % PR12 = 4,92 % NF18 = 3,15 % (2009) 4,52 % desde Feb/10.

En esta opción precitada, el cobro bruto sobre V. Residual será: PRE9 = 2,95 % PR12 = 3,43 % NF18 = 1,51 % (2009) 2,17 % d. Feb/10.

Uso valor residual, porque todos los bonos se negocian en Bolsa de esa forma y del mismo modo se registran las tenencias en la Caja de Valores.

$ Cobro Cupón = Interés Mensual + (Amortización / Valor Residual) * (Valor Actual cada 100 V.N. / Valor Residual) * Cantidad Tenencia Residuales

Importante: La aplicación del CER ya está incluida dentro del concepto Valor Actual (este dato corresponde al último disponible al día de la fecha). Aclaración: Valor Actual o Valor Técnico son términos equivalentes. Esas expresiones las van a encontrar indistintamente en diversas fuentes.

Estos datos adicionales, los he agregado ante un pedido puntual (ya que no estaban contemplados en los envíos completos iniciales sobre el tema). No son valores que yo utilice habitualmente, pero cuanto más completa tengan la información, mejor podrán decidir que hacer con sus inversiones.

Para evitar dudas, aclaro que el cálculo GEM (Ganancia Efectiva Mensual) sigue siendo la base de la "Planilla General de Análisis".

Un hecho importante que he podido constatar (analizando las diversas opiniones de muchos foristas expertos) es la dificultad que se experimenta para calcular e interpretar correctamente la ganancia efectiva (cash) a percibir por cada cobro de cupón que pertenezca a un bono en pesos y con amortización mensual más ajuste por CER. Este hecho, puede explicar su plus habitual de rendimiento, pues su complejidad frenaría la demanda.

La inversión en renta fija argentina basada en pesos, tiene sus pequeños secretos ocultos que permiten obtener una buena rentabilidad diferencial. Advertencia: analizar cálculos sobre bonos en pesos, con intereses capitalizados, con ajuste por CER y con amortización mensual, es tarea insalubre.

No se enojen con los profetas del Apocalipsis pues cumplen una función muy útil al permitir con su prédica reinvertir baratos los cupones cobrados. Facilitan al Estado recomprar pausadamente su deuda a precios irrisorios, con lo cual se fortalece la posibilidad de repago de los saldos pendientes. Además, hay gente inteligente, pero demasiado impaciente en sus planteos. Quieren para hoy, lo que recién se producirá dentro de unos meses.

En cuanto a la renta fija, o más específicamente con las acciones (nacionales o extranjeras), deben tener sumo cuidado porque balances brillantes (como fueron los de Enron, World Com o Citigroup en USA o Grupo Galicia aquí en 2001) pueden convertirse en desastrosos (en sólo 1 semestre).

En nuestro país, para tener éxito, siempre hay que buscar nuevos paradigmas porque lo normal o habitual, generalmente no sirve o no es rentable.

Concentrar la inversión es una necesidad real, porque posibilita más tiempo disponible para efectuar distintos análisis alternativos y su seguimiento. En consecuencia, es importante recordar que una vez determinado un buen negocio, hay que explotarlo mientras se mantenga estable en el tiempo.

No hago comparación con el posible valor del dólar, porque sería introducir otro factor aleatorio, aparte del indispensable valor futuro de recompra. Presten atención, porque cuando el gobierno debe vender dólares (para satisfacer al mercado), le entran pesos para recomprar los bonos baratos.

Hay fundamentalistas que pregonan la necesidad de una devaluación drástica. Son tan necios que no se dan cuenta que una suba exagerada del dólar, se traslada automáticamente a los precios de los alimentos (todos transables internacionalmente), generando el consiguiente caos social.

En lo concerniente al dólar es útil recordar algunos detalles (incluyendo la decisión en USA de recomprar T BONDS mediante emisión MONETARIA):

USA tiene una gigantesca emisión continua de dólares billetes (Reserva Federal) y un monumental empapelamiento con Bonos del Tesoro, donde China sola ya posee 1,5 billones de dólares (en notación nuestra) en esos títulos del Ministerio de Economía norteamericano. El tiempo será testigo hasta donde llegará el gran desastre financiero que han producido en USA, los derivados sin cobertura real por un valor superior a 5 veces su PBI.

Se van a producir grandes novedades con las finanzas en EE.UU. con soluciones drásticas durante todo el 2009. El nuevo director de la Oficina de Presupuesto de EE.UU., designado por Obama, ya advirtió que incluso después que la economía se logre recuperar, el déficit fiscal seguirá rondando el 5 % del PBI por más de una década. Estamos asistiendo a la conclusión de un gran ciclo económico de 70 años y la sucesión está en marcha.

El Tesoro de USA le colocará deuda directamente a la Fed, en vez de salir a buscar financiamiento en el mercado, lo que implica lisa y llanamente una extraordinaria emisión monetaria. Cómo se absorberá semejante inundación de divisas es una notoria preocupación y un gran interrogante.

Estoy señalando el hecho cierto de la ganancia oculta que representa ir cobrando mensualmente el Valor Actualizado de un bono, para apropiarnos en CADA PAGO DE CUPON la gran diferencia entre su valor de cotización y el valor técnico actualizado (éste es el secreto de su ganancia mensual).

Además, sobre ese valor técnico actualizado, se carga durante el mes el CER (actualmente manipulado, pero que en algún tiempo futuro reflejará realmente los Precios al Consumidor) pero el GRAN SECRETO FINAL es la compra del NF18 al 21,2 % de paridad con duración de 106 meses.

ES TOTALMENTE RACIONAL pensar que en un equis tiempo más cercano a su tramo final, estará teniendo un valor muy cercano al 100 % DE SU VALOR TECNICO ACTUALIZADO (ESTE ES EL MISTERIO DE SUS GRANDES GANANCIAS OCULTAS). Para entenderlo bien, hay que abrir la mente.

Además, si en lugar de gastar esa RENTA EFECTIVA MENSUAL Y REPONER SOLAMENTE LOS RESIDUALES AMORTIZADOS (para poder mantener constante el capital invertido en pesos) tal como se procede con los valores numéricos precitados de rendimiento, optamos por REINVERTIR TODO LO COBRADO en la compra de la mayor cantidad posible de residuales del mismo título, se termina generando un muy importante anatocismo (que apalanca el rendimiento mencionado, incrementando la tasa final resultante). En consecuencia, los datos volcados son sumamente conservadores.

Es un sistema bastante realista para la inestabilidad actual de los valores bursátiles (con un violento descenso y una paulatina recuperación). Hay que dejar que vendan todos los que se asusten, así se puede reinvertir a precios de regalo y la ganancia final se hace una bola de nieve. Con estos precios se logra potenciar la ganancia con la palanca fundamental del anatocismo que genera reinvertir la renta, con su consecuente acumulación.

Las teorías son muy lindas, mientras funcionen bien (para ello se necesitan precios razonables de cotización en el mercado). Por eso la TIR hoy no sirve como parámetro de inversión (para hacer buenos negocios se deben quemar los libros). Quienes aún la siguen usando, olvidan que las futuras reinversiones de cada pago de interés y/o amortización, nunca serán a estos precios de liquidación actuales. Esta falla, es imposible de subsanar.

Básicamente, se debe entender que la sagrada TIR (con los valores actuales de cotización) es casi inservible. Porque nadie puede explicar como se logran reinvertir los sucesivos pagos mensuales de estos bonos, durante toda su "duration" al mismo valor que hoy (presupuesto básico de todo cálculo sobre TASA INTERNA DE RETORNO). Así, toda proyección de renta futura es sólo teórica, por eso es mejor usar un criterio estricto de caja.

Por tales circunstancias, considero que para proteger las ganancias de nuestras inversiones debemos modificar ese criterio clásico, sin perjuicio de seguir calculando la TIR como un simple dato auxiliar. Aclaro que para los bonos “bullet” (amortización final 100 %) es útil seguir utilizando la TIR.

Hay que abandonar la cómoda rigidez estructural (hoy totalmente fuera de contexto) y ser hereje con la matemática financiera, pasando a calcular la "GANANCIA EFECTIVA MENSUAL" (único parámetro hoy realmente mensurable: el CASH NETO = COBRO – REPOSICION RESIDUALES).

Las buenas inversiones de hoy, se hacen mirando y comparando este nuevo criterio, pero siempre unido indisolublemente a la duración del bono. Porque no es lo mismo cobrar una tasa más alta por un corto lapso de tiempo, que otra tasa un poco menor, pero que se percibirá durante mucha mayor cantidad de meses. En consecuencia, recordar siempre los elementos fundamentales son el rendimiento efectivo y la “duration” del bono.

Anticiparse a las opiniones de los generadores de tendencia, puede ser una forma sutil de ganar buen dinero. La actual depresión de los bonos se debe a que los mayoristas (fondos de inversión y bancos) se desprendieron en forma masiva de sus tenencias, tirando los precios al piso. Cabe agregar que muchos fondos del exterior ante el pedido de “redemption”, una de las primeras inversiones que vendieron fueron bonos argentinos.

Tengo bien claro como calcular la rentabilidad y el riesgo integral de cada bono (incluyendo los emitidos en dólares). Pero, es evidente que el mercado no entiende este simple planteo lógico del excesivo menosprecio de los bonos en pesos. Cada cual es dueño de invertir como quiera y en la moneda que le guste, eso es una elección personal de cada uno. Yo sólo señalo posibles negocios, que me parecen bastante certeros y evidentes.

En cuanto a los bonos largos en pesos (PARP y DICP) desde el comienzo de la hecatombe de Septiembre/2008 cambió el parámetro del mercado y la TIR pasó a ser obsoleta, salvo para los bonos bullet. El eje del nuevo mercado cortoplacista (con visión máxima hasta 1 año) hizo que ahora se privilegie la GEM (Ganancia Efectiva Mensual) con un criterio estrictamente CASH (o de Caja, como quieran llamarlo). Actualmente el PARP es una excelente inversión, pero visto con un criterio de inmovilización permanente (lo que impide usufructuar los desbalances diferenciales, que ahora se producen entre los diversos títulos cotizantes, debido a la alta volatilidad actual) y con una menor renta efectiva, aunque mayor capitalización final.

Si bien hago todos los cálculos referidos a los principales bonos en dólares (AM11 - RA13 - RG12 - RO15), no emito opinión sobre ellos.

Para entender las razones, deben ver lo que opino sobre el futuro del dólar y el euro (a través de mi extenso y completo análisis internacional, referido al sistema monetario mundial y la actual crisis). Si alguien quiere comprar bonos en dólares, puede hacerlo porque es su decisión soberana.

Para el que le guste cubrirse en dólares y aprovechar los altos rendimientos de los bonos en pesos, pueden comprar dólar futuro en ROFEX o MAE. Yo considero suficiente la cobertura implícita en la cotización del NF18 y estimo escasamente probable una devaluación tan violenta (debido a la posibilidad inherente de graves reacciones sociales, ante el inevitable encarecimiento alimentario). Eso motiva que no esté usando hoy este seguro.

Una aclaración muy importante: cuando el Banco Central vende contratos de dólar a futuro, nunca implica la entrega física de esas divisas, sino que las liquidaciones en cada fin de mes son por diferencia de cotización y se hacen en pesos. Es un error sostener que disminuyen las reservas.

Yo solamente trato de poner los datos básicos precisos, para quien pueda interesarle hacer los mismos cálculos. Si no les interesa comprar los bonos en pesos no me molesta en absoluto, porque yo tengo bien claro mediante un complejo cálculo matemático como debo invertir ahora.

En cuanto a las CAUCIONES, recomendaría tener prudencia y limitarse al 30 % (como un paracaídas de seguridad, que yo mismo estoy usando), aunque el MERCADO DE VALORES autorice un límite del 90 % en varios BONOS con suficiente liquidez diaria. No excederse en el apalancamiento.

Recuerden que las bajas se suelen acelerar en el tiempo (Stop Loss + Ventas Short + Caída Cauciones), mientras que la recuperación es paulatina. Ganar con bonos en pesos, es una cuestión de tener paciencia y ser prudentes con el nivel de caución (por cualquier caída brusca, pero transitoria).

Insisto en que cada persona debe elegir mediante su libre albedrío el destino de su dinero, pero lo que no admito es que me quieran cambiar la letra exacta del genuino rendimiento de los bonos en pesos. Quiero que la gente tenga toda la información auténtica posible y luego decida actuar.

No tengo tiempo para ponerme a discutir lo que tengo bien claro, bien comprobado y bien calculado. La única verdad es la realidad (Aristóteles).

Como síntesis, comprando a estos precios baratos, igual se puede perder en lo inmediato, pero los bonos valen tan poco que los riesgos son muy bajos aunque las noticias sean malas. Cuando se espera hasta que los riesgos sean seguros, los precios ya son altos y también el riesgo de perder.

Tengo un sistema muy complejo para invertir (basado en una Planilla General de Análisis con 23 columnas) pero con diseño casi automatizado, que permite con sólo actualizar determinados datos, discernir fácilmente y con rapidez en que invertir (aprovechando los desniveles del mercado).

Al reflejar los distintos parámetros fundamentales de los bonos más importantes y otros datos esenciales, esa planilla me señala con total claridad la mejor alternativa rentable de inversión hoy, acorde a cada “momentum” del mercado (lo que no siempre significa seguir la corriente imperante).

Las cifras que estoy brindando, provienen directamente de esa planilla y quiero evitar agregarle más datos que esos estrictamente imprescindibles. No hago cálculos precisos del flujo de fondos más allá de 1 año, porque no me gusta hacer futurología y pongo mayor énfasis en valores corrientes.

Muchas veces, la opinión imperante es muy pesimista. Si uno opera haciendo lo contrario del sentir general (siempre que esté respaldado por muy sólidos números de rentabilidad) es una manera cierta de obtener un rotundo éxito, en la gestión final de mercado. Así los argumentos de este foro, suelen ser mucho mejores que los esgrimidos por algunos asesores bursátiles, demasiado mecanizados en sus consejos. Son detalles para recordar.

Nadie subestima al mercado, ni los libros, ni a la Universidad, ni a los estudiosos del ámbito académico, sobre todo a los que tienen sentido común y no complican las cosas de más. Sino que hay que ser inteligente y ver que HOY se necesita un nuevo paradigma de cálculo MAS CERTERO aún, llamado "GANANCIA EFECTIVA MENSUAL" (equivalente a CASH NETO). La consigna es hacer nuevas fórmulas que nos den la seguridad de ganar.

Recomiendo no seguir aferrado ciegamente a los libros y a las teorías (en algunos casos, hoy obsoletas) que todos aprendimos en la Universidad. No quiero polemizar con nadie, sino simplemente hacer ver la realidad (desde un punto de vista NUEVO PERO NECESARIO E INDISPENSABLE HOY).

La mayoría de los concurrentes a este Topic “Títulos Públicos” son inversores, que compran para obtener y mantener una renta fija. En consecuencia no es necesario mirar con minuciosidad el movimiento día a día, que es una preocupación vinculada a los traders.

El trader le deja la decisión de inversión al Análisis Técnico (con sus indicadores y osciladores), evitando así la intervención del factor emocional. Las herramientas de esta corriente le dicen en qué momento comprar o vender, independientemente del sentimiento del mercado. Siempre, intenta trazar puntos técnicos de entrada o de salida con frialdad matemática y luego respetar, en momentos de tensión y nerviosismo, todo el plan ideado.

Los charts (gráficos) son útiles para seguir la trayectoria de acciones (valuación subjetiva) pero no son tan precisos para bonos (valuación objetiva) e incluso, se debe agregar que los títulos con un pago periódico de interés y amortización, deben readaptar sus bases de cálculo con cada cobro.

Aclaro que yo soy un ex-simpatizante del análisis técnico (Ruarte), que se cambió hace muchos años al bando fundamentalista (mejor basamento). AT es una herramienta de inversión, donde la interpretación “a priori” es bastante personal. En consecuencia, puede diferir entre distintos analistas.

No menosprecio el AT, sino que lo considero una especie de "medicina alternativa" (porque después de practicar bastante tiempo AT, terminé derivando hace muchos años hacia el AF, porque es más adecuado para mi perfil de inversor, sin necesidad de un continuo seguimiento intradiario).

Un hecho curioso del AT es que pueden existir 2 conteos de Ondas Elliot (uno Bullish y otro Bearish) mostrando visiones totalmente encontradas. Además, el AT sólo mide una fracción del mercado, porque no tiene en cuenta los mercados de opciones (si existiese para bonos) y de cauciones. Ningún trader usa como única guía el chart (un apoyo). También mira quien se corrió de la compra o venta y como viene el mercado de préstamos.

Un lastre del mercado son las “manos grandes” que venden para deprimir precios y luego compran cuando estén en los mínimos que ellos deciden. Para quien no está en conocimiento de causa, se pasa de la preocupación al miedo y finalmente al pánico, retroalimentando así esa bola de nieve.

Otra técnica del sector bajista son los mensajes alarmistas (plagados de tecnicismos) que buscan sembrar confusión en la mente de quien los lee. Sus emisores son personas que saben mucho de teoría económica, pero que no perciben la realidad compleja de un mundo en constante cambio.

Una acotación final: considero importante puntualizar que las inversiones no pueden ser decididas acorde con la ideología. Sería un pésimo error. Es innegable que una colosal operación político-financiera, exageró la posibilidad de una cesación de pagos. Es un tremendo error hacer esa mezcla.

En conclusión, ninguno somos causa del próximo devenir, somos observadores que anticipamos determinadas realidades futuras leyendo el hoy. Recuerden que en la vida, el mayor objetivo personal no es buscar la riqueza, sino encontrar la felicidad. Para eso Dios nos hizo.

Les comento que si alguien me pregunta mi parecer sobre determinada inversión, normalmente no respondo. Quiero que ejerzan su libre albedrío. Agrego un pensamiento del renombrado Warren Buffet: “siempre hay alguien en el mercado haciendo algo estúpido y hay que saber aprovecharlo”.

Aunque admito que algunos escribas pueden influir sobre sus lectores, insisto permanente en que la gente ejercite su libertad de elección. Pero, no ignoro que la concreción de mi anhelo probablemente sea una utopía (siempre hay que tener una pizca de idealismo en todo lo que se emprende).

Nunca olviden que este foro tiene la muy importante misión primordial de “poner en red” el conocimiento colectivo, con un valioso beneficio mutuo. Es importante coincidir en sostener una democrática pluralidad de ideas. En consonancia, debemos ser tolerantes con los pensamientos opuestos. Un gran abrazo a todos y los invito a meditar en profundidad esta realidad temática actual, o buena suerte con sus métodos tradicionales. Darío.


Especies relacionadas con este artículo: NF18, PRE9, PR12, PARP, DICP, RG12, AM11, RA13, RO15



Todos los bonos tienen pequeños secretos ocultos, por eso quien logra valuarlos bien puede hacer excelentes negocios. Sepan que esa información antes la manejaban exclusivamente los grandes operadores, ahora con este múltiple foro la estamos democratizado.



El mercado se mueve sólo por dos causas: el temor y la ambición. Ambos generan sus excesos pendulares, que causan escasez o abundancia de recursos monetarios, volcados a la inversión. Este movimiento browniano, se refleja luego en ese conjunto compuesto por miles de individuos.



Es difícil pero no imposible, equilibrar ansias de ganar con el miedo de perder. La receta es razonar bien. Cuidado con los sentimientos extremos, como la euforia o la desesperación, porque son malos consejeros.



Cada uno debe estar alerta, investigar la validez de la información y leer a quienes invierten su propio dinero con criterios adecuados, porque ese saber colectivo será una eficiente protección. No existe un método perfecto e infalible para invertir, pero sí estrategias psicológicas adecuadas.



Un detalle interesante sobre los bonos con pago mensual (considerando su rentabilidad actual y su baja paridad relativa). Si suben, existe una apreciable ganancia de capital y si bajan, se logra reinvertir en una mayor cantidad de residuales. Es un negocio perfecto.



Utilizar series históricas (para hacer comparaciones) es muy complicado, porque hay que tener en cuenta el pago de rentas (aumentadas por la baja paridad) y de amortizaciones (potenciadas por altos valores técnicos y bajos valores residuales).



Hacer cálculos excluyendo la asignación de un valor para el CER, significa que se favorecen irrealmente los bonos con altas tasas nominales (justamente por no poseer ajuste por CER), como es el caso del AJ12 y AE14.



La información obtenible sobre TIR siempre asume CER = 0 % y en consecuencia el flujo de fondos se calcula a valor hoy. En la práctica implica aceptar una inflación 0 %, algo tan utópico como sostener que el dólar siempre cotizará al cambio actual.



Cuando un bono trimestral o semestral está cercano a su pago de cupón, considero mejor utilizar el sistema americano, tomando el bono strip para los cálculos. Porque de ese modo, resulta más estable o predecible su transición a ex-cupón.




Si una fecha de vencimiento cae en día feriado, se pasa al día hábil inmediato siguiente. Siempre el último día que un bono cotiza con derecho al cobro de renta y/o amortización es 3 días hábiles antes de su vencimiento (dentro de operatoria normal 72 horas). La acreditación de pago de cupones viene en planillados de la Caja de Valores, que se reciben como mínimo al día hábil siguiente.



Son necesarios unos imprescindibles párrafos extras sobre NF18, porque tiene algunas características intrínsecas especiales, que si no son bien aclaradas de antemano, lo hacen un bono muy difícil de comprender en lo atinente a la correcta evaluación de la mecánica de su proyección futura.



Cuidado, presten mucha atención: Su pago no es dinero que las provincias involucradas puedan dejar de abonar. Además, como es un bono “especial” que consolida deudas de las provincias, no incide en las cuentas nacionales.



La sigla NF18 significa “Nación Fideicomisos 2018” y no está garantizado por las economías provinciales, como erróneamente se suele pensar. Si a las provincias no les alcanza con la coparticipación, deben pedir ATN (Adelantos del Tesoro Nacional) pero no pueden tocar los recursos asignados. Por eso es más seguro su pago, que si los hubiese emitido directo el Gobierno Nacional y eso explica la solidez intrínseca del bono BOGAR 2018.



NF18 fue emitido por un fideicomiso administrado por el BANCO NACION ARGENTINA. Como claúsula adicional de salvaguarda, está garantizado su pago por la apropiación directa de los importes devengados, con débito a las cuentas de coparticipación de IMPUESTOS NACIONALES (que maneja y centraliza ese BANCO). Estos detalles legales acrecientan la solvencia del bono, porque se practica retención directa en la fuente.



Es un bono de amplio mercado y muy diversificado, con poca tenencia estatal (se emitió para consolidar las deudas provinciales) y su pago no está a cargo directo del Tesoro Nacional, sino que es por apropiación directa en la fuente de ingresos recaudatorios. Aunque “el ESTADO NACIONAL garantizará en forma subsidiaria los servicios de capital e intereses de los Bonos Garantizados”.



Por una cuestión matemática compleja, pero factible de calcular, el NF18 tiene mayor potencial de suba de precio ante un ajuste de rendimiento de igual magnitud que la de otros bonos de menor duration. Todo será una simple espera hasta que el mercado termine de acomodar sus precios. Mientras eso sucede, la ganancia será aún mayor por efecto del tiempo y cobro paralelo de rentas. Es una forma muy práctica de maximizar las ganancias.



Una ventaja invisible que posee NF18 es un mejor apalancamiento posible de valor, causado por su mayor tiempo de duración con pagos continuos. Su cobro mensual, manteniendo los Nominales (es decir sin Reinversión) siempre es incremental. Pues, la baja del interés percibido es tan mínima, que siempre es superada por el CER devengado (incluso con su actual bajo nivel).



Una simple apreciación, basada en la lógica matemática, nos permite vislumbrar que cuando existen varios bonos con altas rentas similares, la decisión correcta es elegir el título con mayor duración, como forma sencilla de apropiarnos un número mayor de períodos esa alta renta generada.



Tengan en cuenta que un bono con mayor duración y similar rendimiento, proporcionará una mayor rentabilidad final. Esto puede producirse por la reinversión a más baja paridad o por la valorización de cartera o una mezcla.




Los bonos en pesos, con ajuste por CER y pago mensual de intereses y amortización, por la sumatoria de esos factores son los más difíciles de evaluar. Pero, por ese motivo, son los títulos que proporcionan la más alta rentabilidad constante, extendida en el tiempo. Estas fórmulas son complicadas pues tienen muchos detalles sutiles. Insume bastante tiempo elaborar su rutina completa de cálculo. Si todo fuera muy fácil de calcular, el mercado se movería dentro de un compás unísono y sin volatilidad manifiesta entre esos bonos.



En cuanto al monto que paga cada bono, deben prestar atención en primer lugar a la Ganancia Efectiva Mensual y no al importe bruto que abona cada uno (no olvidarse que PR12 y PRE9 tiene un costo más caro de compra). Además, siempre se debe mensurar la Renta Total Anual de cada uno, para hacer cualquier comparación válida.



Este sistema de valuación, no es el único modelo existente para invertir en bonos, pero tampoco debe ser confundido con una mera “Teoría”, como erróneamente se ha mencionado en este foro. Es un método bien probado y que toma en cuenta todas las variables fundamentales derivadas, que deben ser consideradas dentro de su correcto desarrollo analítico cuantificador.



Yo escribo mis análisis lo más completos posibles, pero sin hacer un hincapié particular. A quien le sirva mi comentario, que lo aproveche. Si alguien no tiene interés en leerlo, está en su legítimo derecho saltearlo. Ese es el sentido literal de toda libertad auténtica, sin menosprecio de opiniones.





DETALLES ADICIONALES SOBRE INVERSIONES


Consideraciones complementarias, que conviene tener presentes, antes de proceder a invertir según parámetros precitados:



Me gustaría que entiendan perfectamente que les estoy regalando 40 duros años de experiencia en BOLSA (durante cuyo transcurso, hubo sucesos financieros de la índole más diversa e insólita). Todo eso ha producido una experiencia práctica inigualable y en consecuencia, trato de hacer docencia bien pragmática para que todo el que no conozca algún detalle del mercado lo aprenda.



Soy inversor de mediano plazo (nunca tradeo Bonos) pero si surge una opción más rendidora, no dudo en cambiar de Título Público. En la práctica, esto se denomina técnicamente “Arbitraje” y consiste en corregir un presunto desequilibrio entre 2 activos financieros.



Una opción más refinada, es vender en descubierto un bono que se considera caro y comprar simultáneamente otro título estimado como barato. El único dinero que se pone es el margen de garantía. Este sistema tiene riesgo acotado pero también menor ganancia.



Cuando el análisis por fundamentos está bien realizado y no cambiaron las variables económicas estructurales, la lógica indica que las bajas generalizadas son pasajeras y pueden ser una oportunidad para incrementar tenencias.



Detalle orientador: quien opera en corto plazo utilizará GEM (Ganancia Efectiva Mensual); quien invierte en mediano plazo deberá aplicar RTA (Renta Total Anual); y quien ahorra a largo plazo en especial bonos bullet, puede optar por usar TIR (Tasa Interna de Retorno).



Un breve intento de resumir, lo que en realidad exigiría escribir un compendio sobre Matemática Financiera Especializada:




En lo referente a Duration y PPV (Promedio Ponderado de Vida), ambas son medidas usuales de tiempo para evaluar una inversión e intentan establecer cuánto "tiempo real" dura esa aplicación de fondos. Tiene más sentido práctico el uso de la Duration que la PPV, por los motivos que expongo a continuación.



La diferencia, radica en que la Duration descuenta a valor presente los flujos futuros de dinero, para ponderar el tiempo en que se recibirá cada pago, y otorga menos importancia a un pago grande futuro que otro menor más cercano. Mientras que la PPV no efectúa ese proceso de descuento a valor hoy, porque parte de otro fundamento.



Consignar la TIR de un Bono, significa representar su Tasa Interna de Retorno o de Rentabilidad y consiste en la simple indicación matemática de cuanto rinde en teoría desde el momento de su compra hasta su vencimiento final. Es un concepto que se utiliza como indicador de factibilidad, para discernir entre diferentes opciones alternativas de inversión.


La TIR es un concepto teórico muy estático, basado en un precio cierto y un flujo predecible de fondos, tomados en un determinado momento. Indica con una precisión casi aceptable el rendimiento para bonos bullet (con 100 % de amortización final), pero sólo es exacta para los bonos cupón cero. En cualquier otro tipo de bonos, la TIR nunca garantiza la obtención final real de ese rendimiento hipotético fijado.



TIR: Técnicamente es la tasa que logra igualar el descuento de los flujos futuros con el valor actual. No hay que confundir el hecho de capitalizar esa tasa así obtenida (TIR), con el criterio de reinvertir cada pago futuro real. Son dos conceptos absolutamente distintos. Incluso influye si existen las amortizaciones parciales.



La realidad nos indica que en los bonos con pagos periódicos frecuentes, ya a mediano plazo el rendimiento final real va a ser muy diferente que la TIR, por la imposibilidad de reinvertir los flujos futuros a esa TIR prefijada. Esto nos revela la absoluta necesidad de hacer cálculos más refinados.




En un procedimiento matemático, no se puede ignorar el valor tiempo del dinero ni los precios futuros inciertos. La TIR sólo consiste en aplicar la teoría de reinvertir los flujos futuros considerando esa tasa en forma estática. Un factor distorsionante que modifica la TIR real final cobrada, es que los precios pueden subir más o menos que el factor tiempo.



Cabe aclarar que la TIR no es representativa como medida de rendimiento cuando ese bono se vende antes de su vencimiento, dado que la misma siempre está calculada como una medida de retorno con tenencia a finish.



Por definición, la TIR no incluye la reinversión de los flujos futuros a precios presentes, porque para mantener la misma TIR, los precios futuros deben ser más altos (por menor plazo de maduración del bono en cuestión).



La “duración de Macauly” es un promedio del valor presente de los pagos de un bono (ponderado por el tiempo) y sirve de base para el cálculo financiero de la “duración modificada”. La duration, es muy precisa para valuar cambios pequeños de la TIR, pero con grandes modificaciones produce una subestimación del precio resultante para el bono.



La convexidad le agrega un elemento a la “duración modificada”, produciendo una ecuación más precisa, pues toma en consideración el cambio de duration simultáneo con la variabilidad de la TIR. La combinación entre convexidad y duration sirve para predecir la exposición al riesgo de mercado, que puede sufrir una cartera de bonos (a mayor valor resultante, corresponde un mayor riesgo).



Hagan cálculos integrales y verán la prístina realidad, con una inteligente anticipación respecto del gran market. Nunca olviden que en todas las estimaciones de rendimientos, también influyen mucho las Paridades y la Maturity.

Pero, recuerden que la TIR es un uso y costumbre del mercado, que siempre la considerará para tomar decisiones.



Espero haber sintetizado, lo esencial que se debe interpretar, sobre el rol que desempeña la TIR en las finanzas. Hay que tratar de explicar en forma simple todo basamento matemático. Para lograrlo hay que entenderlo mucho. Es fundamental comprender que perfeccionar los métodos de evaluación, permite sustentar decisiones correctas.



Otra controversia innecesaria, es la que suele surgir entre partidarios de AF y AT. El análisis fundamental nos indica que bonos están baratos y cuales son caros. El análisis técnico nos señala cuando es el momento oportuno para comprar o para liquidar la tenencia.



Una aclaración importante, sobre un tema controvertido del Análisis Técnico. Las cíclicas Ondas de Elliott, no son aplicables con eficiencia para los bonos, porque no tienen en cuenta el factor político (al ser estatales incide mucho) ni el hecho de su valorización por transcurso del tiempo, ni el incremento por la reinversión del cobro de cupones.



Un hecho curioso del AT es que pueden existir 2 conteos de Ondas Elliot (uno Bullish y otro Bearish) mostrando visiones totalmente encontradas. También existe el Cluster: Zona donde coinciden varios Fibonacci (su resultado es que el mercado puede tomar cualquier dirección: abajo / arriba).




Por una razón matemática una caución moderada (hasta 30 % de cartera total) tomada en un piso de cotización, puede aumentar el efecto palanca. Tengan cuidado cuando cambia el contexto, porque la gran oportunidad para multiplicar ganancias a través de caución, puede ser ya efecto pasado.



Es preferible operar con un Agente de Bolsa que con un Banco (aunque sea el más prestigioso). La razón es muy simple, en el primer caso nos atiende un operador que está viendo el movimiento del mercado “in situ”, mientras que el empleado bancario repite lo que aprendió en un curso.



El procedimiento racional para calcular la transición entre dos porcentajes de amortizaciones disímiles, es una doble fórmula (considerando ambos valores de devolución en forma gradual y con una base empírica de 12 meses), que permite reflejar el paulatino movimiento relativo de arbitraje, en su correlación temporal de valor.



Con este basamento comprobado, les aclaro en forma clara y sintética, que no resulta más conveniente esperar un bono como NF18 hasta 2010, porque nunca hará una suba brusca antes de comenzar su nueva amortización, sino que gradualmente se logra adquirir un mayor incremento empírico, en su valor relativo de cotización en pizarra.



A diferencia de las acciones cuyo precio es muy subjetivo, con los bonos podemos tener pequeñas diferencias sobre su valoración según cada momentum, pero siempre van a existir fórmulas lógicas para evaluarlos si están caros o baratos.



Los bonos tienen un piso más predecible (porque los Estados no quiebran, sino que canjean o reprograman). En cambio, las acciones pueden tener caídas mucho mayores, hasta incluso valer cero. Los bonos tienen pautas de valorización más claras que las acciones y pagan mejor renta efectiva.



Se deben analizar datos reales y no repetir la prédica cotidiana de los eternos profetas del Apocalipsis, con su lucrativo negocio del pronóstico. La prudencia nos indica que los bonos en Pesos tienen menor riesgo que los emitidos en Dólares, sencillamente porque aquí fabricamos los pesos.



En una hipotética situación crítica de escasez de fondos disponibles, los bonos en dólares serán mucho más riesgosos que los emitidos en pesos. Un default selectivo y una pesificación de estos bonos, pueden intentar ser justificados con el argumento de la falta de disponibilidad en divisas. Los inversores temen una reprogramación de pagos, mediante canje por un nuevo bono o también desconfían sobre un desdoblamiento cambiario.




La tarea de quien administra las finanzas es una ciencia más exacta que la de un economista, pues debe intentar asumir un riesgo para ganar y ser prudente al manejar el capital, para evitar una gran pérdida que impida continuar con el negocio.



Recuerden que existe una innegable diferencia sustancial entre el comportamiento del mercado accionario (que responde en su esencia a la psicología de masas) y el market de renta fija (con un fuerte componente político al operar bonos emitidos por el Estado).



Muy importante: esa alusión no significa que se pueda transformar al Topic en una tribuna política, sino que es admisible comentar con equilibrio las noticias que tengan una relación directa con el futuro cumplimiento de los bonos. Esta aclaración busca evitar politizar inútilmente el foro y soslayar confundir la inversión con las ideas. Recuerden que nunca se deben mezclar la política y los negocios, porque es la peor decisión que pueden tomar.



No se puede fusionar el topic de Warrants (TVPP TVPY TVPA) con este topic de Bonos como algunos sugirieron. Los cálculos con Bonos (por más disímiles que sean sus condiciones de emisión) siempre tendrán mucho en común en sus fórmulas y en sus análisis de evolución futura. Evaluar pagos y cotizaciones futuras de los Warrants exige otra matriz.



Existe una diferencia temática esencial: TP = flujos ciertos (cálculo) / Warrants = flujos inciertos (opinión).
Cuando aprendan como se calcula el valor técnico de los Warrants y, muy en especial, si logran descifrar con que manera intrincada, se deben calcular sus probables cotizaciones teóricas de paridad, podrán lograr entender mis palabras.



Hay que asesorarse con otras fuentes, más allá de los diarios con sus noticias tendenciosas, los Bancos que suelen tener sus intereses particulares, o los medios audiovisuales con un alto componente de show mediático. Incluso hay asesores especializados que suelen manejar sus negocios paralelos. Se vendieron “credit default swaps”, que aseguraban pérdidas en derivados de las hipotecas de alto riesgo y todos hoy conocemos el resultado final de esa pirámide lúdica.



La famosa navaja de Occam u Ockham funciona con un razonamiento muy elemental y basado en un postulado muy simple: “en igualdad de condiciones la solución más sencilla, es probablemente la correcta”, que podría resumirse en la frase “no hay que presuponer la existencia de más cosas, que las imprescindibles“. El problema crucial, es recordar siempre que no se debe opinar sin conocer a fondo esos elementos fundamentales. Breve resumen de un aparente galimatías, que demuestra como entender la esencia de un pensamiento filosófico y no su mera formalidad externa.



La idea de este nuevo planteamiento, se ilustra con el viejo axioma gestáltico “el todo es más que la suma de sus partes”. El pensamiento liminar es formar buenos analistas y para eso aporto gratuitamente mi experiencia de más de 40 años en el mercado. No hay mucho misterio, como dijo Edison (el inventor con más patentes registradas): "mi trabajo consiste en 10 % de inspiración y 90 % de sudor".



Siempre he sostenido, que mucho más útil que regalar pescado, es enseñar como es la mejor manera posible de lograr buena pesca. Hay que formar una comunidad de inversores con buena base de conocimientos y luego cada uno pescará según su gusto personal.


http://www.rava.com.ar/v2/articulo.php?id=1004