La Mejor Inversión

La Mejor Inversión

No se trata de propiedades, bonos, ni de acciones de moda, ni de petróleo, oro, derivados ni divisas, se trata de la mejor inversión del mundo que esta disponible en el mercado, ya que ofrece una rentabilidad que va desde el 15% hasta el 50% anual dependiendo de las circunstancias, tiene cero riesgo, está abierta a los ricos y a los pobres por igual y no se requieren sofisticados conocimientos financieros para poder acceder a ella.

La primera y más rentable inversión de todas es siempre pagar las deudas ocasionadas por consumo o tratar de no contraerlas en el mejor de los casos.

Normalmente las personas no consideran reducir los pasivos como una forma de inversión. Porque en definitiva, el dinero utilizado para este propósito, no genera rendimiento alguno.

Pero la verdad es muy diferente. Imaginemos el caso de una persona que tiene $5.000 disponibles y una deuda de tarjeta de crédito por el mismo monto. Si decide invertir ese dinero en un plazo fijo hoy, puede esperar una renta aproximada de entre el 10 y el 12% anual en los próximos meses que, en términos reales, se ubicaría en 0% (por la inflación). Puede invertir en bonos a tasas del 50% aproximadamente o bien tiene la opción de invertir en acciones que, aunque es arriesgado predecir el retorno con un mercado tan volátil y sin definición como el que estamos viendo hoy en día, se podría decir que el retorno podría ser del 30%, pero... la deuda de la tarjeta de crédito sigue ahí y, en promedio, estos créditos cobran una tasa de interés de 4% mensual, es decir, 48% anual. Entonces, si la mejor inversión puede dar entre un 30% - 50% anual, con todo el riesgo que implica y la deuda te cobra 48%....

Usar los ahorros para liquidar las deudas en realidad estaría dejando un beneficio, porque $5000 invertidos al 30%, en el mejor de los casos, estaría dejando $6500, pero la deuda de $5000 con una tasa del 48% nos estaría quitando $7400. Por eso, mejor que invertir el dinero es pagar las deudas con ese dinero porque a la larga se termina perdiendo. Lo mismo ocurre con todos los créditos, ya sean hipotecarios o prendarios.

Terminar con las deudas de consumo es el mejor uso para el dinero en lo que respecta a las finanzas personales. Hay que pensar en las entidades bancarias, ¿cuanto es la renta que le dejan al inversor los plazos fijos y cuanto es lo que los bancos cobran por los prestamos? Es la diferencia de tasas con las que se quedan las entidades bancarias para mantener sus estructuras. Justamente esa diferencia de tasas es la que se pierde al tener dinero invertido y al mismo tiempo tener deudas.

fuente