La realidad es que a nadie le gusta pagar impuestos. Pero eso no es impedimento para que tengas que llevar tu situación fiscal correctamente, pues de lo contrario te expones a una larga serie de problemas que pueden comprometer la vida de tu negocio.

El café Internet y los impuestos


Lo primero es que al abrir un negocio debes avisar a Hacienda, en un proceso que se llama "Inscripción al Registro Federal de Contribuyentes" (lo que conocemos como "darse de alta".

En México te puedes registrar de 3 maneras, dependiendo de tu situación fiscal actual:

Régimen de pequeños contribuyentes. (Personas físicas) La ventaja que tiene este tipo de registro es que no es obligatorio llevar una contabilidad formal, el pago de impuestos es de cuota fija bimestral, y no se presenta declaración anual. La desventaja es que no pueden deducir en ningún momento los gastos que genere tu café Internet y tampoco podrás expedir facturas de ventas, puesto que no contarás con la cédula de identificación fiscal necesaria.

Régimen Intermedio. (Personas físicas con actividad empresarial)
La ventaja que tiene este tipo de registro, es que SÍ pueden deducir todos los gastos relacionados con su café Internet (rentas, teléfonos, papelería, etc.), SÍ pueden facturar y pueden tramitar el registro ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (en caso de tener trabajadores). Las desventajas de este registro son que se tiene que llevar contabilidad (simplificada) obligatoria, el pago de impuestos es mensual y también se debe presentar declaración anual (de IVA, IETU e ISR cuando menos).

Régimen General de Ley. (Personas físicas con actividad empresarial o Personas Morales). Las ventajas son que sí pueden deducir todos los gastos que se generen relacionados con su café Internet, pueden facturar y tramitar el registro ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (en caso de tener trabajadores). En caso de ser necesario se podría tramitar el alta en el Padrón de Importadores, para que puedan importar y exportar las mercancías relacionadas con su café Internet. Las desventajas son que tienen que llevar contabilidad (formal) obligatoria, el pago de impuestos es mensual, se debe presentar declaración anual y se tendría que presentar declaración de operaciones con terceros (clientes y proveedores). Además los impuestos que paga este régimen son más elevados.

mexico


De las obligaciones y registros antes explicados, se aconseja que si eres persona física te des de alta ante el SAT en el Régimen Intermedio para que puedas deducir todos los gastos que generes en tu café Internet de una manera menos complicada (por llevar contabilidad simplificada), además de que podrás emitir facturas a los clientes que lo soliciten y la tabla de impuestos que se aplica es menor que la de Régimen General de Ley.

Si eres persona moral ya estás dado de alta en Régimen General de Ley y no lo puedes modificar, por lo que el consejo es que aproveches las ventajas que te dá este tipo de registro (como la ventaja de importar productos extranjeros para venta en tu café Internet).

Próximamente publicaremos más artículos relacionados con la contabilidad, impuestos, trámites, y demás situaciones fiscales y administrativas que tienen que ver con el manejo de un café Internet.



¿Te interesa el tema? ¿Tienes preguntas? Coméntalo aquí mismo en el post!