Embarazo semana a semana (2)

Segundo Trimestre…
Semana “13”

Embarazo semana a semana (2)

Tu Bebé
El proceso de producción. Ahora que tu feto ha completado la tarea de la conformación de las estructuras del cuerpo, es el momento en que estos órganos funcionen. El hígado segrega la bilis, el páncreas produce insulina y los riñones producen orina para sacar los desechos del cuerpo. La orina es eliminada en el líquido amniótico. Los intestinos de tu pequeño, que hasta ahora se encontraban ubicados en el cordón umbilical, ya están en el abdomen, ahora que hay espacio suficiente dentro. Debido a la pronta formación de capas de músculos en el área de los intestinos, muy pronto se activará la actividad digestiva.
El tamaño. Tu pequeño en este momento, es del tamaño de una ciruela grande, pesa menos de 30 gramos y mide de 7 a 10 cm. Su cabeza representa la mitad del tamaño de su cuerpo, gracias al rápido desarrollo del cerebro. En los próximos meses, su cuerpo crecerá a gran velocidad. Cuando tu bebé nazca, la cabeza sólo representará un cuarto del tamaño total del cuerpo.
La conexión de los huesos de la espalda con los de la cabeza. El feto, que ahora se encuentra boca abajo, muestra claramente el desarrollo del esqueleto con el cráneo (3) el hueso arqueado de la espalda (2) y los huesos de las piernas (1).Tomando en cuenta las medidas de los huesos anteriores y el abdomen, los médicos pueden evaluar el crecimiento y desarrollo del feto.


Tu Embarazo
¡Bienvenida al segundo trimestre! Muchas mujeres describen esta etapa como la luna de miel del embarazo. La incomodidad del primer trimestre, la fatiga, náusea y el deseo perenne de orinar han mejorado notablemente. Ahora es la oportunidad de disfrutar de la concepción. La mayoría de las mujeres en cinta sienten como una reactivación de la energía en este trimestre. Probablemente escuchaste que este momento es de gran esplendor y quizá comencés a sentir que realmente estás embarazada.
En la mitad del proceso. Una razón que te hace sentir que estás embarazada, es el progresivo aumento de la talla de la cintura. Tus pantaletas que usas regularmente quizá comiencen a apretarte, aunque es muy pronto para usar ropa maternal, especialmente si este es tu primer embarazo. Pero sabemos que vas a sentir más cómoda en esa ropa prenatal que estuviste observando en las vidrieras. Antes de decidir cualquier cosa, recordá que la ropa más confortable para vos es la más suelta y ligera.
Los expertos dicen. "Muy pocas mujeres desarrollan un desbalance en la tiroides durante el embarazo o en los primeros meses después del nacimiento"; afirma la Dra. Margareth Comerford Freda. "Esto no es una ocurrencia común, pero las consecuencias serían muy serias para el bebé. Detectar un desbalance a tiempo, es imprescindible en mujeres con un historial familiar de problemas tiroideos, así como también con casos de artritis, anemia, o encanecimiento prematuro del cabello".

Semana “13”


Tu Bebé
El proceso de producción. Ahora que tu feto ha completado la tarea de la conformación de las estructuras del cuerpo, es el momento en que estos órganos funcionen. El hígado segrega la bilis, el páncreas produce insulina y los riñones producen orina para sacar los desechos del cuerpo. La orina es eliminada en el líquido amniótico. Los intestinos de tu pequeño, que hasta ahora se encontraban ubicados en el cordón umbilical, ya están en el abdomen, ahora que hay espacio suficiente dentro. Debido a la pronta formación de capas de músculos en el área de los intestinos, muy pronto se activará la actividad digestiva.
El tamaño. Tu pequeño en este momento, es del tamaño de una ciruela grande, pesa menos de 30 gramos y mide de 7 a 10 cm. Su cabeza representa la mitad del tamaño de su cuerpo, gracias al rápido desarrollo del cerebro. En los próximos meses, su cuerpo crecerá a gran velocidad. Cuando tu bebé nazca, la cabeza sólo representará un cuarto del tamaño total del cuerpo.
La conexión de los huesos de la espalda con los de la cabeza. El feto, que ahora se encuentra boca abajo, muestra claramente el desarrollo del esqueleto con el cráneo (3) el hueso arqueado de la espalda (2) y los huesos de las piernas (1).Tomando en cuenta las medidas de los huesos anteriores y el abdomen, los médicos pueden evaluar el crecimiento y desarrollo del feto.


Tu Embarazo
¡Bienvenida al segundo trimestre! Muchas mujeres describen esta etapa como la luna de miel del embarazo. La incomodidad del primer trimestre, la fatiga, náusea y el deseo perenne de orinar han mejorado notablemente. Ahora es la oportunidad de disfrutar de la concepción. La mayoría de las mujeres en cinta sienten como una reactivación de la energía en este trimestre. Probablemente escuchaste que este momento es de gran esplendor y quizá comencés a sentir que realmente estás embarazada.
En la mitad del proceso. Una razón que te hace sentir que estás embarazada, es el progresivo aumento de la talla de la cintura. Tus pantaletas que usas regularmente quizá comiencen a apretarte, aunque es muy pronto para usar ropa maternal, especialmente si este es tu primer embarazo. Pero sabemos que vas a sentir más cómoda en esa ropa prenatal que estuviste observando en las vidrieras. Antes de decidir cualquier cosa, recordá que la ropa más confortable para vos es la más suelta y ligera.
Los expertos dicen. "Muy pocas mujeres desarrollan un desbalance en la tiroides durante el embarazo o en los primeros meses después del nacimiento"; afirma la Dra. Margareth Comerford Freda. "Esto no es una ocurrencia común, pero las consecuencias serían muy serias para el bebé. Detectar un desbalance a tiempo, es imprescindible en mujeres con un historial familiar de problemas tiroideos, así como también con casos de artritis, anemia, o encanecimiento prematuro del cabello".
Semana “14”
Embarazo


Tu Bebé
La boca en movimiento. Si tu hijo llegara a entender tus chistes, es posible que veas una sonrisa esta semana (o arrugará la carita si no eres el mejor comediante del mundo). La boca del feto se puede abrir y cerrar, y comenzará a chuparse el dedo. Esos músculos faciales están entrenándose físicamente en este momento.
El lenguaje. El esófago, la tráquea, la laringe y las cuerdas vocales se encuentran en su lugar. Está claro que las cuerdas vocales no pueden emitir ningún sonido, mientras tu bebé esté flotando en el líquido amniótico. Pero estas cuerdas están siendo preparadas para el primer llanto al momento del nacimiento.
La formación del rostro. Cada semana que pase, tu feto se parecerá más al pequeño ser humano que vas a conocer el día de su nacimiento. En este momento, los ojos se han colocado en el lugar apropiado, y las orejas se han ubicado a los lados de la cabeza, dejando así el cuello, donde se encontraban en semanas pasadas. El maxilar inferior ha sido completado y el paladar se está cerrando desde el comienzo al final.
Las medidas. En este momento tu pequeño pesa alrededor de 55 gramos y mide entre 8 y 11 centímetros de largo.
Empiezan los meneos
El feto es activo, ejercita sus brazos y piernas tan pronto como los músculos y los nervios se desarrollan. El movimiento es al azar ahora, pero conseguirá más control a través del tiempo.


Tu Embarazo
El útero expandible. ¿Perdiendo la cintura? Esto sucede porque el útero está comenzando a crecer sobre el hueso púbico. Es normal que no te halles en tu propio cuerpo, especialmente si este es tu primer embarazo. Compartí con tu especialista cualquier inquietud, lo más seguro es que él evalúe el tamaño de tu útero midiendo desde tu hueso púbico hasta el final del útero en cada visita médica prenatal. La medida exacta no tiene mucha importancia ahora, pero luego será un indicativo en el desarrollo del embarazo. Desde la semana 24, será aproximadamente de 22 cm. Sin embargo al haber alguna variación en este, tu especialista pondrá esas medidas en un gráfico para el control necesario; de esta forma, analizarás los datos y estarás pendiente ante cualquier declive en las medidas normales.
¿Tenés congestión nasal? Podría ser debido a una alergia o a un resfriado. La congestión también ocurre debido a que la hormona progesterona aumenta la circulación a las membranas mucosas de la nariz, causando que éstas se incrementen. Esta condición es llamada rinitis del embarazo, y desafortunadamente no hay mucho que podamos hacer para eliminarla. Es recomendable el uso de un humectante o vaselina en cada orificio nasal para evitar que se reseque tu nariz. Recordá que no podés tomar antihistamínicos nasales en spray o cualquier otro medicamento sin la previa recomendación médica.
Los expertos dicen. ¿Querés saber si tenés gemelos en tu barriga? "Los embarazos de gemelos idénticos ocurren 4 entre 1000. Mientras que los gemelos fraternos se presentan en proporciones, grupos étnicos y de edades diferentes"; según La Dra. Margaret Comeford Freda. "Si usaste drogas para la fertilidad, la probabilidad de un embarazo múltiple es muy alta".
Semana “15”

cuidados

Tu Bebé
El cabello. Al final de la semana, la estructura del cuero cabelludo de tu bebé estará terminada y será la misma por el resto de su vida. Algunos cabellos comenzarán a brotar, aunque no es muy evidente por algunas semanas más. Por supuesto no hay ninguna garantía de que tu bebé nazca con cabello abundante. Algunos bebés se mantienen calvos hasta varias semanas después del nacimiento. En este momento aparecerá un vello muy fino y suave en todo el cuerpo del bebé. Esta delicada lana le protegerá su delicada piel de la exposición al líquido amniótico, y desaparecerá antes del nacimiento.
Piel fina y delicada. Debajo del vello protector, se encuentra una capa tan fina de piel que se puede ver a través de ella los vasos sanguíneos, los cuales ya se encuentran transportando sangre. El desarrollo de la boca continúa, mientras tanto el bebé sigue chupando su dedo. Los movimientos faciales también ocurren regularmente.
Sus medidas. Si pudieras dar un vistazo a tu útero, verías un pequeño feto que pesa alrededor de 50/ 70 gramos y mide entre 10/ 11 centímetros, el tamaño total es similar al de una naranja.
Un suave toque. Aquí se muestra el movimiento de la mano hacia la cabeza. El bebé comienza a chuparse sus dedos y manos desde muy temprano. Es probable que dé pataditas, aunque mami aún no las sienta.


Tu Embarazo
Levantate y andá. En este punto, la náusea y la fatiga que experimentaste en el primer trimestre, probablemente haya disminuido. Muchas mujeres manifiestan sentirse energizadas en este momento. Si sos una de las afortunadas, ¡disfrutalo! tomá un paseo, dedicate al jardín, o comenzá a decorar la habitación del bebé.
Algo hinchada. Es probable una ligera inflamación en tus extremidades; esto también es llamado edema. Los pies y tobillos hinchados son la cosa más común. También podés experimentar inflamaciones en tus manos al sentir los anillos de tus dedos apretados. La hinchazón ocurre cuando los fluidos son empujados por el torrente sanguíneo hasta los tejidos más suaves, acumulándose en lugares específicos. Muchas son las quejas de las embarazadas por esta reacción, pero esto forma parte del embarazo y su evolución. La causa básica es el incremento de la sangre en circulación por todo el cuerpo, y la presión del útero en crecimiento sobre las venas pélvicas. La mejor forma de prevenir la hinchazón es a través de ejercicios: caminar, nadar, clases de yoga. También podés descansar elevando tus pies (si alguien realmente merece poner los pies en alto sos vos, también debés asegurarte de tomar ocho vasos de agua diarios.
Los expertos dicen. "Esas mismas hormonas que hacen que el cabello de tu bebé esté creciendo, puede hacer el tuyo más grueso o causar su caída. Normalmente perdemos 100 cabellos por día. Durante el embarazo este número es alterado"; explica la Dra. Elaine Zwelling.
Semana “16”


mujer
Tu Bebé
En posición recta. El crecimiento del cabello en la cabeza y el cuerpo, fue lo más importante la semana pasada. Esta semana, gracias al fortalecimiento de los músculos, tu pequeño está levantando su cabeza y cuello. Está listo para enderezarse e incluso poder sentarse.
La acción. Tu feto está también moviendo los brazos y piernas frecuentemente. Estos ejercicios le pueden causar sudor, ya que las glándulas sudoríparas están completamente formadas (queda claro que el útero lo mantiene a una temperatura apropiada). En algún momento, entre esta semana y la número 20, pudieras sentir el primer movimiento del feto. Pero no te preocupes sino sucede nada. Tu bebé es aún muy pequeño (12 cm) y pesa 80 gramos aproximadamente. La densidad del líquido amniótico hace difícil su movimiento en este punto.
Gemelos.
Los gemelos están en posición paralela de cabeza y pies. El abdomen de uno está en la izquierda, y la cabeza del otro está en la derecha. Se encuentran separados por membranas, aquí en este monograma las membranas se aprecian como una línea blanca.


Tu Embarazo
La posición correcta. Es mejor que te acostumbrés a dormir de lado. Dormir sobre el lado izquierdo incrementa tu circulación, lo que te ayudará a minimizar la posibilidad de inflamaciones en los pies y otras complicaciones. Muchas mujeres creen que el uso de una almohada grande las hace sentir más confortables cuando duermen de lado. También, podés cruzar las piernas para mantener la posición.
Respirando todo el aire posible. ¿A veces te asfixias al respirar, y estás malhumorada como el zorro de "Los tres cochinitos"? la falta de aire es otro síntoma normal en las embarazadas. Las hormonas del embarazo hacen que respirés de una forma más profunda que antes, haciendo que el bebé tome el oxígeno plenamente, pero a la vez, te hace sentir incómoda. Al final del embarazo, tu útero en crecimiento hará más presión sobre el diafragma, reduciendo el espacio para la expansión de tus pulmones. La falta de respiración no afectará a tu bebé, pero si esto te preocupa, consultá a tu especialista.
Nutrime. A medida que desaparecen la nausea y la incomodidad, notarás una mejoría de tu apetito. Este es el momento cuando muchas mujeres sienten que sus bebés tienen hambre. Asegurate que estás comiendo lo suficiente, pero no creas que necesitás comer el doble."
Los expertos dicen. "Los estudios más recientes revelan que a las 16 semanas, tu bebé comienza a escuchar y responder a los estímulos"; afirma la Dra. Suzanne Dixon.
Semana “17”


bebe
Tu Bebé
Observá lo que pasó con tu embarazo la semana pasada.
Engordando. Esta semana, tu bebé comienza a engordar un poco. Esta gordura, es llamada tejido adiposo, este ayuda a retener el calor del cuerpo. También es muy importante para el metabolismo, ya que este tejido representa una fuente de energía. Este es un momento de gran crecimiento del feto, llegando a alcanzar hasta 17 centímetros y un peso aproximado de 140 grs.
Buenas reacciones. "¿Qué cosas nuevas puedo hacer con mi boca y mi garganta?" Tu pequeño ha estado trabajando en el desarrollo de dos reflejos en estas semanas: tragar y chupar. Para el momento de su nacimiento, tendrá casi todos los reflejos que vos tenés, los cuales le ayudarán a aprender y sobrevivir en este mundo.
¿Niña o niño? Si vas a tener una niña, una capa especial de tejidos se está desarrollando en el útero y la vagina. Si es un niño, desarrollará su pene y próstata. La segregación de testosterona, es el motor de todo este desarrollo.
Juntando las manos.
Esta posición demuestra el desarrollo de las manos y los dedos, así como del oído.


Tu Embarazo
Tu ropa prenatal. ¿Sentís que ya no te queda tu ropa? Es tiempo de invertir en algunos atuendos que te hagan sentir bien. Podrías sorprenderte ante la variedad y calidad de los diseños maternales más actuales. Han pasado de moda las batas anchas de colores pasteles; no importa tu talla o estilo, siempre encontrarás algo que te vaya bien. Lucir ropa maternal, será el anuncio público de tu embarazo, por eso disfrutá de la atención de los demás.
La Amniocentesis. Si tu médico ha considerado un factor riesgo en tu embarazo por el cual requirieras ser sometida a la amniocentesis, probablemente, y como la mayoría de los médicos lo hacen, te realizarán las pruebas antes de la semana 18. La amniocentesis es el método más exacto para identificar muchos defectos del bebé, pero no es una prueba a la que toda mujer en cinta debe ser sometida. Mayormente esta prueba es practicada a embarazadas mayores de 35 años, debido al riesgo de tener un bebé con defectos, como por ejemplo, el síndrome de Down. Es importante consultar con tu médico acerca de éste examen y sus riesgos.
Hemorroides. A nadie le gusta hablar del tema, pero aproximadamente la mitad de las embarazadas sufren de hemorroides. Estas son venas varicosas dilatadas, debido al incremento del volumen de la sangre y al flujo de ésta en el área pélvica. El estreñimiento y la presión en el área baja hacen que las hemorroides broten. Si sos propensa a venas varicosas, o sufriste de hemorroides antes del embarazo tenés todas las probabilidades de sufrir de esta afección ahora. ¿Cómo prevenirla? Si sufrís de estreñimiento, debés consumir alimentos altos en fibra, tomar mucha agua y hacer ejercicios suaves regularmente.
Los expertos dicen. "Muchas mujeres experimentan sentimientos mezclados mientras están embarazadas, como culpabilidad y sensaciones negativas". "Recordá que la pasión que estás experimentando se compone de ambos sentimientos: positivos y negativos".
Semana “18”

Embarazo semana a semana (2)

Tu Bebé
Un tipo único. Esta semana tu pequeño está desarrollando ciertas características que le hará único: sus huellas digitales. Las capas de grasa que se han acumulado en sus deditos y pies, mostrarán en la superficie un mapa de líneas.
Preparando la tubería intestinal. ¿Qué sucede cuando algo pasa en el estómago? El intestino largo ha sido pegado a la parte baja de la pared abdominal y muchas glándulas digestivas se están formando. Este desarrollo del sistema digestivo se ha llevado a cabo durante varias semanas: primero el feto traga líquido amniótico, lo que prepara las vías del estómago e intestinos. Ahora, el fluido amniótico se combina con células muertas y forma la pasta viscosa llamada meconium de color verde oscuro que verás en su primer pañal.
Sus medidas. El feto pesa hasta 200 gramos y su largo es aproximadamente 16-18 cm.
El cerebro. El tope de su cabeza demuestra el desarrollo del cerebro. Las partes del cerebro están separadas por una membrana, que aquí la observas como una línea horizontal de color blanco. Esta vista le permite al médico evaluar el desarrollo correcto del cerebro.


Tu Embarazo
Una mochila de consejos. Podrás notar que todo el mundo, desde tu suegra hasta los extraños sienten la necesidad de aconsejarte sobre tu embarazo; por ejemplo, cuantos y cuales ejercicios debes hacer, que debés comer, o si vas o no al trabajo no te excedas de los límites, y así sucesivamente. Si esa carga de recomendaciones no pedidas pudiera ser irritante, tratá de sobrellevarla y así no entrarás en disputas innecesarias de criterios. Con un simple "muchas gracias, lo mantendré presente", podría ser la manera amena, fácil y rápida de salir del paso. Recordá que las personas se emocionan con los embarazos, y eso es normal. Además, no te sorprendas si el consejo que te dan en la calle es diferente a las recomendaciones de tu médico, así como cuando te enterés que muchos aspectos de los juicios médicos que antes se usaban, con el pasar de los años han cambiado totalmente.
Ayuda para el aturdido. ¿Te sentís mareada algunas veces? No es de extrañar: Tu corazón está trabajando entre 40% a 50% más fuerte que antes de salir embarazada. Este nivel de fuerza, aunado a la presión de tu útero en crecimiento sobre las venas, puede ocasionarte ciertos mareos o desmayos, especialmente cuando te ponés de pie rápidamente. Descansá frecuentemente. Reposá sobre tu lado izquierdo por algunos minutos varias veces al día para incrementar la circulación. El azúcar bajo en la sangre también puede causarte éste decaimiento. Una fruta te ayudará a mantenerte de pie y mitigará tu apetito.
Mini movimientos. ¿Estás sintiendo pataditas en tu barriga? Muchas mujeres sienten los primeros movimientos del feto a las 16 -20 semanas. Como el bebé es aún muy pequeño, no sentirás patadas muy fuertes, pero sí un movimiento muy sutil, como si fueran mariposas en una caja.
Los expertos dicen. "Debido a los cambios de las descargas vaginales durante el embarazo, puede ser difícil notar la presencia de alguna infección. Algunas mujeres pueden experimentar un flujo blanco, llamado Leucorrea"; según la Dra. Elain Zwelling. "Este flujo es normal y aumenta a medida que se acerque la fecha del parto. Si en cambio, el flujo cambia su color y consistencia o es acompañado por alguna irritación u olor, podrías tener una infección que debiera ser tratada inmediatamente por tu médico."
Semana “19”

Embarazo
Tu Bebé
Las células. Quizá no sepas el sexo de tu bebé, pero si tenés una niña en tu barriga, su sistema reproductivo se encuentra totalmente establecido. La vagina, el útero, y las trompas de Falopio están en su lugar. Los ovarios contienen alrededor de seis millones de óvulos. Cuando tu bebé nazca, el número disminuirá a 1 millón, que es la cantidad que tendrá a partir de ahora. ¿No es realmente fascinante saber, que el óvulo que se transformó en tu bebé, tiene tu misma edad de vida, y que solamente esperaba que vos crecieras para ser liberado?
Es un varón. Si tenés un varón en tu barriga, las cosas se harán por sí solas. El sistema reproductivo masculino está casi desarrollado. Los testículos están formados y han estado segregando testosterona desde la semana número 10 de tu embarazo. Los genitales externos masculinos, ya están en desarrollo: el escroto ya se puede apreciar en este momento.
La segunda piel. "¿Qué es esta pasta cremosa sobre mi cuerpo?" Durante este tiempo la piel comienza a producir una sustancia cremosa llamada "verniz caseosa", la cual es formada por aceites naturales, células muertas, y el lanugo o capa de vellos que cubre el cuerpo del bebé. Esta sustancia protege la piel del líquido amniótico, y la mayor parte desaparecerá antes del nacimiento, a menos que tu bebé llegue antes. Los bebés prematuros nacen cubiertos completamente de vernix.
Las medidas. Actualmente alcanza 18 cm y pesa de 200/ 225 gramos. En las próximas semanas debes esperar un gran crecimiento.
¡A bailar mambo mamá! ¿El bebé está bailando música latina?, eso pareciera al observar las imágenes del ultrasonido, moviendo brazos y piernas animadamente. Todos estos ritmos van acompañados de su respectivo descanso.


Tu Embarazo
Manchas en la piel. No tratés de eliminar esas manchas en tu nariz, cuello y frente restregándolas con una esponja frecuentemente; no es sucio, es una condición del embarazo llamada "cloasma" o la máscara del embarazo. Los responsables de esto se llaman: hormonas, que son las causantes de estas manchas así como también de las estrías de color en tu vientre. La exposición al sol puede oscurecer los pigmentos en la piel aun más, así que tenés dos opciones: evitar el sol o usar bloqueador solar.
Los ligamentos. A medida que tu útero se expande, los ligamentos que lo soportan se estiran. Algunas veces, este estiramiento causa dolor en la parte baja del abdomen, de un lado o del otro. Esta molestia puede presentarse al levantarse repentinamente de una silla o de la cama. El mejor remedio, es el descanso. Aunque el dolor que producen los ligamentos es muy común; debés llamar a tu especialista si se manifiesta esta molestia.
Los expertos dicen. ¿Verdadero o falso?: "¿Debés apretar y endurecer tus pezones durante el embarazo para prepararlos para la lactancia?: "Falso", afirma la Dra. Suzanne Dixon. "Esto es una antigua recomendación. Esta práctica puede resultar dolorosa, ya que la estimulación de los senos, libera la hormona que causa la contracción del útero. Aunque no tengas los pezones bien proyectados, es mejor escuchar los consejos médicos antes de cualquier recomendación particular".
Semana “20”

cuidados

Tu Bebé
La semana pasada, la capa de vernix comenzaba a cubrir la piel de tu bebé. Pero esta semana ya está cubierto completamente de esta sustancia protectora.
El sentido. Tu bebé se encuentra experimentando el mundo que le rodea, aunque limitadamente. Su cerebro ha estado trabajando para desarrollar el nervio central que controla sus sentidos. Hipo: muchos bebés tienen hipo estando en la barriga, posiblemente debido a un diafragma en maduración que le produce estos espasmos. No hay nada que puedas hacer para detener el hipo, y tampoco te preocupes por que no le causará ningún daño al bebé.
El primer cabello. Después del establecimiento de la estructura capilar algunas semanas atrás, tu bebé pasará al siguiente paso: el crecimiento del cabello real. La mayoría de este cabello se caerá dos semanas después del nacimiento, pero no te preocupes, por que su cabello permanente comenzará a crecer otra vez y quizá más claro que el color al momento del nacimiento.
En la cabeza del bebé, ya se encuentran formados los huesos del oído interno y comienzan a tomar forma.
Las medidas. Tu bebé pesa entre 220/ 250 gramos y mide aproximadamente 22 cm. Podría abarcar la palma de tu mano.
Comenzando a patear. Ahora con los pies y piernas desarrolladas. Observa talón (1), rodilla (2), y pantorrilla (3), vas a sentir las pataditas de tu pequeño jugador de fútbol. Posteriormente, estas patadas serán un signo del bienestar del niño.


Tu Embarazo
A medio camino. ¡Felicidades, estás en la mitad del embarazo! Ahora después de cuatro meses y medio, tu útero ha crecido tres veces más de su tamaño normal. De ahora en adelante, tu útero crecerá casi un centímetro cada semana hasta el momento del alumbramiento.
Un vistazo desde adentro. ¿Tuviste la oportunidad de ver a tu bebé? Para esto, tu especialista te dirá que hay que practicarte un ultrasonido en este momento y determinar la fecha del alumbramiento, observar si hay algún defecto en el bebé y la ubicación correcta de la placenta. El ultrasonido ofrece la posibilidad de contar los deditos del pequeñín, ver su sexo (si deseas saberlo), y asegurarse de que todo ahí dentro está bien. ¡Pedile al doctor las fotos del ultrasonido para coleccionarla en el álbum de fotos del bebé!
Los expertos dicen. "Si vivís con mucho estrés, debés tomar las medidas necesarias para que consigas relajarte. Aunque cierta cantidad de estrés es beneficioso para estimularnos a tomar acciones fuertes en nuestra vida, el estrés constante puede generar efectos negativos en vos y en tu bebé" asegura la Dra. Elaine Zwelling. "Afortunadamente, hoy en día hay muchas maneras de combatir el estrés".
Semana “21”

mujer

Tu Bebé
Su corazón. ¿Qué es lo que suena como caballos galopando? El corazón de tu bebé se hace más fuerte cada día. Unas semanas atrás, el doctor necesitaba el doppler para poder escuchar sus latidos, ahora sólo necesita el estetoscopio.
Pedí que te dejen escuchar los latidos de su corazón, que alcanzan entre 120 y 140 por minuto; el doble de rápido que el tuyo.
Noticias del sueño. Tu bebé está comenzando a dormir y despertar por ciclos. El ultrasonido puede llegar a mostrar al bebé en su posición para dormir, poniendo su barbilla sobre su cuello y las manos debajo de la barbilla.
Las medidas. Tu bebé pesa entre 300 y 350 gramos y mide alrededor de 23 centímetros; la medida de una banana.
La foto perfecta. Este ultrasonido usa una tecnología especializada para ilustrar en una foto la circulación sanguínea. Las áreas blancas de izquierda a derecha son los riñones (1 y 2), los cuáles se encuentran produciendo líquido amniótico. La línea gruesa vertical, muestra la circulación de la sangre a través de la aorta (3) y su división en arterias renales.


Tu Embarazo
Dolores de espalda. Algunos dolores de espalda, especialmente en la parte baja, son muy comunes durante el embarazo, y no es de extrañar, puesto que tu útero en plena expansión está desplazando tu centro de gravedad y lleva tu dorso hacia adelante. Mientras tanto, la hormona del relajamiento, está aflojando todas las coyunturas y ligamentos de tu cuerpo, incluyendo los ligamentos que mantienen unidos los huesos pélvicos a tu espina dorsal. Esto permitirá que la pelvis se expanda para acomodar la cabeza de tu bebé en posición correcta.
Un alivio al dolor de espaldas. Para aliviar el dolor de espaldas, usa un mueble especial para poner los pies en descanso elevándolos un poco. Podés hacerlo mientras trabajás o estás en casa. También podés tomar un baño de agua tibia; pero si tu dolor persiste, consultalo con tu médico.
Los expertos dicen. "Las frutas y los vegetales son grandes fuentes de vitaminas y minerales para tu cuerpo, pero sabemos que algunas veces no podés soportarlos en tu estómago". La Dra. Margaret Comeford, recomienda tomar jugos de vegetales porque para algunas personas, esta consistencia puede ser tolerada con mayor facilidad.
Semana “22”

bebe

Tu Bebé
Sus cejas. ¡Tu bebé ya tiene cejas! Estos vellos, parecidos al suave cabello de su cabeza, no contienen ningún pigmento, son totalmente blancos. Sus párpados están completamente desarrollados, aunque estarán cerrados hasta la semana 28.
Entrenando físicamente. ¡Mover mis brazos y piernas, es toda una diversión! Dar saltitos dentro, es posiblemente la actividad preferida de tu pequeño en estos últimos días. Ahora sus piernas han alcanzado sus proporciones finales (pero no el tamaño final); razón por la cual se mantiene en un continuo entrenamiento, flexionando sus piernas y moviendo sus manos. Y si hablamos de las manos; sus uñas cubren completamente el lugar dispuesto para ellas en los deditos. Por esta razón deberás limar o cortar sus uñas al nacer, para evitar que se arañe su cara.
Su contextura. Aunque las medidas del bebé, alcancen más de 24 cm. en este momento falta mucho para que alcance los 370 gramos. Ahora tiene en su cuerpo sólo un 1% de grasa. Pero a partir de ahora, estará incrementando las capas de grasa que le ayudarán a producir y retener el calor corporal. La grasa de tu pequeño es muy parecida a la que vos ganaste desde que comenzó el embarazo, y será fácilmente transformada en energía.
El dedo en la boca. Tu bebé ha descubierto lo entretenido de chupar su dedo, y este hábito continuará hasta después del nacimiento. Es normal que los recién nacidos presenten ampollas en los dedos o labios por esa misma razón.


Tu Embarazo
En la fase del ¡Que alivio! Aparte de las molestias ocasionales, esta etapa del embarazo es muy divertida. Tu barriga ha crecido lo suficiente para que te sientas realmente embarazada. Lo bueno es que podés levantarte de la silla con facilidad y hasta atarte los cordones, porque aún tu barriguita no está tan grande. El malestar de la mañana, probablemente haya desaparecido, y el apetito ha reaparecido vorazmente. ¡Disfrutá este momento!
Malestar ocasional. Aunque podés sentirte espectacularmente bien, en algunas ocasiones sentirás malestares. Si caés enferma con gripe o resfriado, lo primero que debés hacer es consultar a tu médico tratante. No tomés medicamentos de los botiquines sin que te lo recomienden médicamente. Podrías tener una mejoría, tomando más líquidos, así como caldo de pollo caliente, éste último es una buena opción. Tratá de recuperar rápidamente tus hábitos alimenticios tan pronto te mejores.
Los expertos dicen. "A medida que progrese el embarazo, podrías sentir algunas molestias pélvicas. El estiramiento del pubis y la unión en el centro del hueso, puede causarte una sensación de molestia, pero no es nada extraño en esta etapa del embarazo"; explica la Dra. Elaine Zwelling. "Este estiramiento de tus coyunturas, incrementa la flexibilidad pero puede causar dolor".
Semana “23”
Embarazo semana a semana (2)

Tu Bebé
El sonido de tu voz. "La voz de mi madre es mi sonido favorito cuando canta o me habla". Ahora cuando los huesos del oído están en su lugar, tu bebé puede escucharte y preferir tu voz ante cualquier otra. Brindale la oportunidad de escuchar lecturas, conversaciones, o bellas canciones. Si te sentís tonta hablándole a tu barriga, recuerda que mientras más te escuche, estará igualmente familiarizado con tu voz cuando te escuche en el mundo exterior.
El súper saco. El líquido amniótico que rodea a tu bebé es el lugar perfecto para que crezca y se desarrolle. Este fluido le mantendrá calentito y le protegerá de infecciones. En este momento el saco amniótico tiene la cantidad de un cuarto de galón de fluido, el cual es reciclado cada tres a cuatro horas.
Las medidas. Su peso es de 370 gramos y mide 25 centímetros, casi el tamaño de una muñeca Barbie.
El cordón umbilical. Es la cuerda salvavidas de nutrición, llevando sangre y alimento con ricos nutrientes a placenta. Los bebés se aferrarán a la cuerda, a tal punto que a veces se la enrollan y se enredan. Si la cuerda se envuelve alrededor del cuello al nacer, deberán deslizarla sobre su cabeza para desatarlo.


Tu Embarazo
Importancia del hierro. El hierro es necesario para la reproducción de glóbulos rojos, los cuales ayudan a la circulación del oxígeno de la madre y el bebé. Muchas mujeres, tienen una anemia ligera antes de quedar embarazadas, y el 20% de las mujeres son tratadas por casos de deficiencia de hierro durante el embarazo. Los síntomas de la anemia, incluyen fatiga, debilidad, contracciones en la respiración, entre otros.
Para tratar la deficiencia de hierro, debés comenzar a consumirlo más en tu dieta diaria. El hígado, las carnes, lentejas y espinacas son una fuente rica en hierro. También es recomendable un suplemento vitamínico.
Preclamsia. Es muy importante que tu especialista monitoree la presión sanguínea en cada chequeo prenatal. La presión sanguínea es ligeramente más alta durante el embarazo debido al volumen de la sangre y las contracciones de tu corazón. Si tu presión es demasiada alta, tu doctor mantendrá la vista sobre el riesgo de una preclamsia. Ésta afecta al 7% de las embarazadas.
La preclamsia es tratable, especialmente si se detecta a tiempo. Lo peor que puede ocurrir en los casos severos, es una baja en el flujo sanguíneo a tu placenta y en consecuencia al bebé. Si sentís los síntomas de alta presión, incluyendo visión borrosa, dolores de cabeza, o hinchazón de los pies, piernas y manos, llamá a tu médico inmediatamente.
Los expertos dicen. "Ahora que ya se ve tu pancita, debés estar pendiente de todos los movimientos de ella. El útero y el saco amniótico le proveen una gran protección al feto" afirman los Drs. Freda y Trotón.
Semana “24”

Embarazo
Tu Bebé
La energía del bebé. Este es un gran momento para que tu pequeño entrene físicamente; saltando, rodando, pateando en fin, toda una preparación olímpica. Apenas decidas ir a dormir, tu pequeño comenzará a entrenar. Los bebés se vuelven más activos dentro de la barriga en la semana 24 a la 28. Después de ese tiempo, no habrá más espacio para realizar sus acrobacias.
Su fina piel. Si tú bebé pudiera mirar debajo de su cabeza, recibiría su primera clase de anatomía, debido a lo transparente de su piel. Esta se tornará más gruesa y opaca a medida que pase el tiempo.
Ojos. Aunque los ojos de tu bebé se encuentran muy bien cerrados, todas las partes del ojo están en su lugar, incluyendo la retina que completará su desarrollo en los próximos meses. El iris es aún incoloro, y el tipo de color se establecerá próximamente, aunque el tono final se manifestará después del nacimiento.
Las medidas. Tu pequeño gimnasta pesa 480 gramos y mide 25 centímetros.
¿Qué es esa crema? Vernix es la materia caseosa blanca que protege la piel del bebé del líquido amniótico. En este retrato, aparece en el labio superior, la nariz, en las cejas y toda la carita.


Tu Embarazo
Parto prematuro. Ahora debés estar alerta a cualquier señal de parto prematuro. Los síntomas más comunes son molestias (como cólicos menstruales), un cambio en la descarga vaginal, dolor en la parte baja de la espalda, contracciones en el útero, presión en la pelvis entre otros. Aunque algunos de estos síntomas son propios de un embarazo normal, debemos estar igualmente alertas. Si los síntomas no disminuyen después de un descanso y luego de tomar bastante líquido, llamá a tu médico. Prestá igual atención a cualquier líquido que fluya por tu vagina.
El papá y el embarazo. Los papás también sufren grandes cambios por los embarazos. Uno de ellos es el cambio de imagen. También, junto con el bebé vienen cosas nuevas que alterarán la relación mutua en la pareja, pero sólo es cuestión de adaptarse a los acontecimientos y saber conducirlos con excelencia.
Los expertos dicen. Precauciones importantes: "La parte inferior del cinturón de seguridad de tu auto debe pasar por debajo de tu abdomen, junto a la cadera baja"; dice la Dra. Dixon. "Además asegurate, que la parte del cinturón que pasa sobre el brazo, debe salir desde el hombro hacia la cadera, sobre la barriga y no cruzándola".

Semana “25”
cuidados


Tu Bebé
Sigue creciendo. Las medidas actuales del bebé son de 30 cm. y pesa 680 gr.. Su piel es aún muy fina, arrugada, y pálida; pero todo esto cambiará en unas semanas. Sus venas y vasos capilares están desarrollándose debajo de su fina piel y éstos le darán un matiz rosa. También sigue tragando fluido amniótico.
Otra vez el cerebro. La corteza cerebral se esta dividiendo en dos capas. Esta estructura es la que controla todas las acciones del bebé. La corteza del cerebro humano, es la más desarrollada de todo el reino animal, por eso nos permite pensar, planificar y hacer otras actividades.
El pensador.
El bebé toma una postura pensativa, así como la famosa escultura de Rodin. Él toma esta pose para percibir y reflexionar sobre los sonidos, los sabores, y las sensaciones del mundo acuático alrededor de él.


Tu Embarazo
El tamaño del útero. No es de extrañar que el útero tenga ahora del tamaño de un balón de fútbol. Del hueso púbico hacia arriba, a un punto medio entre el ombligo y tu esternón (el hueso donde tus costillas se unen), mide 25 centímetros aproximadamente (10 pulgadas aprox.) de diámetro.
Evaluación contra diabetes. Seguramente el medico evalúe tu orina en cada visita. Un examen de tolerancia a la glucosa será necesario entre la semana 24 y 28. Esta prueba es sencilla, primero debes tomar una solución. A las dos horas te tomarán la muestra de sangre y medirá el nivel de azúcar. Si el nivel es muy alto, te debes someter a una dieta y en otros casos más severos a un tratamiento con insulina.
Al baño otra vez. Orinar frecuentemente es una necesidad común en embarazadas, tan pronto te levantas del inodoro ya debes regresar. Algunas infecciones urinarias son comunes durante el embarazo. Los síntomas son: necesidad permanente de orina, urgencia por llegar al baño y no orinas nada u orinas en pocas cantidades, orine con olor desagradable. En caso de estos síntomas, llama al medico inmediatamente. Estas infecciones son curadas fácilmente pero pueden causar complicaciones si no son tratadas.
Los expertos dicen. "Los ronquidos durante el embarazo son muy comunes". Según la Dra. Elaine Zwelling, "El incremento de estrógeno en tu cuerpo causa esta congestión que se convierte en respiración estrepitosa".

5 comentarios - Embarazo semana a semana (2)

@Avixxx
colocar imágenes o fotografías no estaría de más :S