Tercer Trimestre…
Semana “26”



Tu Bebé
La respiración. Esta semana los orificios nasales del bebé están empezando a abrirse, brindándole la oportunidad de practicar la respiración. No hay aire que respirar, pero puede inhalar y exhalar fluido amniótico.
Músculos imprescindibles. Tu bebé está flexionando perfectamente sus labios. Es la fase preparatoria de la alimentación, y que mejor que los deditos para practicar. Esto lo podemos ver a través del ultrasonido. Hay que destacar que chupar, es uno de los 70 reflejos que tu bebé tendrá cuando haya nacido.
Ahora puede agarrar. Tu bebé ya puede sostener algunas cosas, entre ellas el cordón umbilical. Este es uno de los 70 reflejos. Probá esto al darle tu dedo a un recién nacido, este lo agarrará fuertemente. En este momento su juguete favorito es su cordón umbilical, el cual estira como quiere. No te preocupes por esto, el cordón está hecho para estos retos.
Las medidas. Tu bebé tiene ahora 33 centímetros de largo y pesa 80 gramos.
Su rostro
Algunas estructuras faciales son evidentes, labios, párpados, nariz y barbilla. Las orejas están más desarrolladas y están ubicándose en su posición.


Tu Embarazo
¿Qué cosas comer? Recordá que debés comer por tu bienestar y el de tu bebé. Si no consumís azúcares te podés sentir mareada y decaída. Por eso, es recomendable que comas en pequeñas cantidades aquellas comidas que te ayuden a mantener un buen nivel de azúcar en la sangre. Llevá en tu bolso envases con algunas frutas, jugos, o yogurt y así nunca detendrás tu nutrición ni la de tu pequeño.
¿Y los picantes? Muchas mujeres desean saber si deben abstenerse del picante durante el embarazo. La respuesta no es simple. Si hasta ahora podés tolerar el picante en las comidas, podés continuar usándolo. Si antes no acostumbrabas a comer alimentos picantes, entonces tomá tus precauciones. Cuando probás comidas diferentes, recordá que tu bebé consume lo que vos ingerís.
Los expertos dicen. "Si tu embarazo no es de alto riesgo, podés trabajar probablemente hasta la fecha de parto," dice la Dra. Margaret Comerford Freda, "Aún así, hay medidas que debés tomar cada día para permanecer cómoda, como mantener con frecuencia los pies arriba para ayudar a la circulación y disminuir inflamaciones".

Semana “27”



Tu Bebé
La visión. Luego de mantener sus ojos cerrados por cuatro meses, tu bebé los abrirá. Esto se debe a que la mayor parte de las estructuras cerebrales están listas. A partir de ahora, podrá ver pero con limitaciones por supuesto.
El bebé en movimiento. Tomando en cuenta los movimientos de tu barriga, tendrías una idea de la actividad que hay allí dentro durante el día y la noche. Sus brincos diarios, quizá no sean muy arrulladores para vos, pero el líquido amniótico le permite saltar y moverse y a la vez sentirse muy cómodo allí. Los bebés son más propensos a dormir de día, por eso cuando te decides ir a la cama, él se levanta rápidamente y comienza su entrenamiento diario.
Las medidas. El peso es de 900 gramos. Su medida actual es 33 cm. Los pulmones y el cerebro aún necesitan madurar.
Estudio en blanco y negro.
Todas las estructuras del rostro y la cabeza están en perfecta forma, incluyendo: el cerebro (1), ojos (2), la nariz (3) las muñecas (4), la lengua (5), el corazón (6).


Tu Embarazo
Tus senos. Los cambios en tus senos continuarán hasta después del alumbramiento. En el tercer trimestre la aureola se oscurecerá, pero en este momento el pigmento oscuro se ha distribuido más allá de la aureola. Esta pigmentación es llamada aureola secundaria y puede alcanzar hasta la mitad del seno. La razón aún no es clara. Pero muchos expertos piensan que la piel oscurecida tiene el objetivo de hacer que el bebé vea más fácil donde está el pezón durante el amamantamiento. Es un cambio temporal, que dura hasta 12 meses después que das a luz.
¡Que sueño tan raro! Los sueños durante el embarazo, suelen incluir situaciones extrañas y hasta cómicas. Hay algunos donde la madre da a luz niños grandes, o sencillamente logra parir un peluche y muchas otras aventuras. La causa de estos sueños puede ser hormonal, o efectos de la mente. Cualquiera que sea la razón disfrutá de este entretenimiento y no lo tomés muy en serio.
Los expertos dicen. Según la Dra. Margaret Comerford Freda, "las proteínas son indispensables para tu cuerpo, sobre todo durante el embarazo, ingerí proteína animal, es una rica fuente de energía para vos y tu bebé".

Semana “28”



Tu Bebé
La semana pasada, tu bebé abrió los ojos. Esta semana si colocás una luz directa sobre tu barriga, es posible que el bebé abra los ojos, y si pudiera hablarte te diría: ¡apagá la luz mami, estoy tratando de dormir!
Los sentidos. El sentido de la visión, no es el único que está en funcionamiento. También está respondiendo a los sonidos del ambiente. ¿Qué tanto puede escuchar? El sonido de tu voz, el movimiento de tu estómago, y hasta los sonidos exteriores. En este momento se manifiestan diferencias en el sueño, el cual es muy diferente al que tendrá en las últimas semanas.
Respira. Es un momento crucial. Los vasos sanguíneos o venas se están formando en toda el área de los pulmones. Al primer respiro, el oxígeno entrante activará la circulación de sangre oxigenada en el cuerpo. El cuerpo del bebé producirá una sustancia que protegerá los sacos de aire de sus pulmones a pegarse uno del otro, esto lo hará respirar mejor. Los tubos bronquiales están madurando y subdividiéndose.
Las medidas. Tu bebé puede alcanzar 1 kg y 40 cm.
Un cuerpo perfecto.
Todo en orden: el corazón (1) late regularmente. El estómago (2) procesa el fluido amniótico. La pared abdominal (4) es el área blanca que se nota arriba del retrato la cual se une a la columna (3) que se ha desarrollado correctamente. El bebé está en la parte inferior, y en este momento es cuando da algunas vueltas para buscar la posición correcta para salir el día de su nacimiento.


Tu Embarazo
Factor Rh. Si el resultado de una prueba de sangre indica que sos factor Rh negativo, debés recibir una inyección llamada anti-D esta misma semana, en caso de que tu bebé sea Rh positivo. Esta inyección hace que una madre produzca anticuerpos contra las células de sangre de tu bebé, que pudieran pasar a tu torrente sanguíneo. También se le practicará una prueba a tu bebé después que nazca si resulta positivo. La madre recibirá una dosis para que no se repita este factor en los próximos embarazos.
Las marcas del embarazo. No a todas las mujeres les pasa, pero a quienes sí, verán como las estrías aparecerán en el abdomen o en otros lugares del cuerpo. Es bueno saber que son prevenibles usando algunos productos del mercado, o por lo menos ayudan a controlar la propagación de ellas. Las causas pudieran ser genéticas. La buena noticia, es que empiezan a desaparecer después del embarazo, y la mala es que, en muchos casos no desaparecen todas.
El chequeo medico. A las 28 semanas, es probable que tu médico exija un chequeo quincenal. La finalidad, es la prevención de infecciones, partos prematuros, preclamsia y otras complicaciones.
Los expertos dicen. Probablemente te darán náuseas durante un tiempo, pero ahora podés enfrentar esas dos molestias, acidez e indigestión. "Durante el embarazo, todo el sistema gastrointestinal va más despacio", explica Dra. Margaret Comerford Freda, "como resultado, los músculos del estómago y el esófago se relajan, permitiendo que los ácidos digestivos entren en el esófago y lleguen a la boca".
Semana “29”



Tu Bebé
Control de la temperatura. Esta semana marcará un importante logro en el desarrollo del cerebro del bebé: El cerebro ha madurado hasta un punto que puede regular la temperatura corporal. Por supuesto que tu pequeño, no esta listo para hacerlo todo de una vez; mientras tanto, necesitará el calor de tu cuerpo para mantenerse calentito hasta el nacimiento. Al momento de su nacimiento, tendrá cientos de millones de células cerebrales, pareciera mucho, pero necesitarán ser mantenidas en depósito ya que después del nacimiento el cerebro no producirá ni una más.
Casi listo. El bebé continúa creciendo espectacularmente, su piel es muy suave, debido a la grasa que esta adquiriendo. Y ya tiene unas bellas pestañas que quizá tenga extendidas en este momento.
Las medidas. Aunque ha ganado grasa, aún es muy delgado. Tu nene pesa 1,2 kg. y mide más de 40 cm.
Buscando la luz. El bebé se moverá siguiendo cualquier luz suave que se coloque sobre la barriga de la madre. También se asustará al escuchar sonidos fuertes, pero reaccionará placenteramente a los reflejos de luz más suaves.


Tu Embarazo
Cuestiones de peso. A sólo 11 semanas del parto, quizá esperabas aumentar de peso y así sucedió. Es probable que ganes 5 kg en el último trimestre. El número es variable, pero el aumento es inevitable.
Quejas del tercer trimestre. Los calambres en las piernas son comunes en los embarazos, pero no todas las mujeres lo padecen. Los expertos no saben las causas, pero consideran que se debe al peso, otros dicen que son producto de una baja de calcio o potasio y otros a la circulación sanguínea. También podría ser a causa de la presión en tu útero sobre los nervios que van hacia las piernas.
Como manejar los calambres. Cuando tengas un calambre, estirá tu pierna suavemente, flexioná tu pie y talón hacia abajo. Estirá tu cuerpo durante el día y antes de ir a la cama. Asegurate comer alimentos ricos en calcio, (los lácteos son los pioneros), y potasio como las bananas.
Los expertos dicen. Según el Dr. Jim Thornton, a medida que se acerque la fecha del parto, de seguro empezarás a considerar los procedimientos para dar a luz a tu pequeño. Si es un parto normal, no descartés la episiotomía. Esta es una incisión para expandir la vagina y permitir la salida del bebé fácilmente.
Semana “30”



Tu Bebé
El cerebro en pleno desarrollo. El cerebro del bebé continúa con su increíble desarrollo, hasta ahora su superficie era muy suave. Pero esta semana, el cerebro comienza a tomar su apariencia arrugada. Estas arrugas permiten al cerebro que mantenga alojadas las células cerebrales.
Cuando algunas cosas se desarrollan, otras desaparecen, como el lanugo, la vellosidad fina que cubrió su cuerpecito. Sin embargo, el bebé puede tener todavía rastros de ello en su espalda y hombros.
La comida. Comer bien es algo muy importante durante el tercer trimestre debido a que tu bebé está tomando nutrientes directamente de tu cuerpo, para hacer sus reservas internas y aumentar de peso. El calcio que ingieres a través de la leche, va directamente a su fábrica de huesos. El hierro también es absorbido para fortalecer su cuerpo. Las proteínas son igualmente imprescindibles para el crecimiento celular en el cuerpo del bebé.
Las medidas. Tu bebé pesa ahora 1.3 kg. Su longitud total, inclusive piernas, es aproximadamente de 40 cm.
Tomando formas.
Mirándolo desde arriba, verás como el sistema nervioso se ensancha (2) en la medida que el sistema nervioso se expande. El desarrollo de estas circunvoluciones aumenta la capacidad de cerebro. El par de círculos oscuros a la izquierda constituyen el cerebelo (1), el cual es el que controla las funciones motoras y conecta todas las partes de cerebro.


Tu Embarazo
La picazón del séptimo mes. El útero se ha expandido plenamente a los 10 centímetros. La piel estirada del vientre puede picar; esto es completamente normal. Tratá de darte masajes en el abdomen suavemente con una loción hidratante. No te rasguñés la piel, porque podría resultar peor. Quizás experimentés también hormigueo en tus brazos, en las piernas, y en los dedos. Consultá con tu médico para que te recomiende la solución a tu molestia.

Semana “31”



Tu Bebé
Contando hasta 10. Muchos médicos recomiendan a las madres monitorear los movimientos en la barriga. Acostate y chequeá cuanto tiempo le toma al bebé hacer 10 movimientos, (patadas, brincos etc.). Lo ideal es que los haga en menos de una hora. A algunas mujeres les toma pocos minutos, dependiendo de la hora del día. Si pasa una hora sin movimientos. Entonces comé algo ligero y volvé a acostarte. Si no pasa nada consultá al médico.
¡No hay mucha actividad! No te preocupes por una disminución de los movimientos de tu bebé. Sus movimientos llegan a ser simplemente menos irregulares y más organizados; tampoco hay tanto espacio en el útero como apenas hace algunas semanas.
Las medidas. Tu bebé tiene aproximadamente 43 cm y pesa cerca de 1,5 kg. Ya tiene la posición fetal, con piernas metidas y estará así por unas pocas semanas. Le falta crecer aún, pero ganará casi otro kilo este mes. ¡En nueve semanas más, tu bebé ya estará listo para saludarle!
Levanta la mano
Ahora levanta los brazos y manos (1). De esta manera estará más ocupado explorando su cara y su cordón umbilical.


Tu Embarazo
Sin aire. Si tuviste dificultad para respirar, quizá ahora sea peor. Esto se debe a que el útero empuja el diafragma a los pulmones. Si tu barriga es baja, será más fácil respirar. En caso que comencés a sentirte asfixiada, debés calmarte y respirar profundamente, tanto como puedas. Casi al final del embarazo, en la semana 37 ó 38, tu bebé bajará hacia la pelvis y la presión sobre los pulmones disminuirá, haciéndote respirar mejor.
Los cuidados del bebé. No es demasiado pronto para ir pensando en una ayuda para el cuidado de tu bebé, bien sea una cuidadora o un familiar, especialmente si estás pensando en volver a tu trabajo después de dar a luz. Comenzá a buscar información y a hacer tus elecciones con tiempo. Te ahorrarás un gran trabajo de búsqueda cuando te llegue la hora de necesitar esa ayuda en casa.
¿Parto prematuro o contracciones? Quizá estés investigando acerca de los síntomas del parto prematuro. Antes debés entender que en este trimestre podés sufrir de las contracciones y no debés confundirlas con un comienzo de labor de parto. Estas contracciones son parte del entrenamiento previo del cuerpo al proceso de alumbramiento. ¿Cómo saber la diferencia? Si las contracciones desaparecen al cambiar de posición o cuando caminás, entonces no eran contracciones de parto.
Los expertos dicen. Dice el Dr. Lawrence Kutner que según investigaciones, el 60% de los padres llegan a experimentar los síntomas físicos del embarazo, esto puede ser debido al deseo de los papás por ser parte en el embarazo.
Semana “32”



Tu Bebé
Un acróbata. Tu bebé puede adoptar muchas posiciones en la barriga, hasta puede permanecer de cabeza, que debe ser la posición correcta en esta semana. Durante el resto del embarazo adoptará otras posiciones hasta que se acerque el momento del parto.
Líquido total. La cantidad de líquido amniótico en tu útero actualmente es un litro y medio, eso facilita todas las acrobacias del bebé. En unas semanas este nivel disminuirá, a medida que aumente el tamaño del pequeño.
Las medidas. Su peso se aproxima a los 2 kilos y su medida es de 45 cm.
Corazón sano.
Observa su corazón, las dos arterias (1 y 4) que aparecen como unas áreas oscuras. La diferencia entre ellas es una abertura (5), los ventrículos (2 y 3) que se encuentran divididos por una pared ventricular. Cualquier irregularidad en la formación del corazón puede ser vista de esta forma al comienzo del embarazo.


Tu Embarazo
Seguí el movimiento. A medida que crece tu barriga, podés llegar a sentir los pies de tu pequeño patear tus costillas. Esta situación no es muy divertida, pero sobrellevala tratando de averiguar qué parte de su cuerpo choca con tus costillas.
Malestar. Si te sentís mal, mareada o con molestias en las coyunturas es normal; se debe a la presión que ejerce el centro de gravedad de tu cuerpo sobre las otras áreas. No hay mucho que podamos hacer, sólo descansá.
Para el papá. Debés trazar un mapa, con dos rutas alternativas para llegar al hospital. Organizar estas rutas de escape lo mantendrán relajado y ocupado.
A la escuela. Deberías empezar a tomar tus clases prenatales ahora. Estas clases te enseñarán a manejar el dolor, el uso correcto de medicamentos y los cuidados básicos del bebé.
Consejos de los expertos. "Cuando hay un bebé en camino el sexo es causa de preocupación. El útero se contrae durante el orgasmo, pero estas contracciones no son peligrosas ni te exponen a ningún riesgo". Asegura la Dra. Zwelling
Semana “33”



Tu Bebé
Me hace sentido. "Todos mis sentidos están funcionando ahora". El cerebro de tu bebé está desarrollando rápidamente sus sentidos para enfrentar al mundo exterior. En este momento puede observar el mundo acuático que lo rodea, sentir la sensación al chupar su dedito, probar el líquido amniótico que traga, oír el latido de su corazón, oír su voz al gemir y cuando le retumba el estómago. Por su puesto, como no hay aire en su "bolsa" repleta de líquido amniótico, no puede percibir olores, pero si hubiese, pudiera oler su ambiente perfectamente también.
Ten en cuenta que a causa del crecimiento del cerebro, la circunferencia de su cabeza ha aumentado casi 1,3 cm. en apenas esta semana.
Tu menú bajo la lupa. Las proteínas son un requisito indispensable para el desarrollo del bebé durante esta semana. Asegurate de consumir las necesarias con comidas equilibradas. Su cuerpo mide aproximadamente 45 cm y pesa más de 1,8 kg. Tu bebé duplicará su peso las próximas 7 semanas.
Observá esto.
El Doppler muestra la circulación sanguínea por el cordón umbilical. Las dos arterias (1), se ven en amarillo, que se despliegan alrededor de la vena (2), en azul. El bebé puede estar pateando el cordón (3).


Tu Embarazo
Aumentando kilos. En esta etapa debés estar ganando 0,5 kg por semana y seguirás aumentando hasta antes del nacimiento. No tratés de bajar ese peso porque tu bebé lo necesita para el momento del nacimiento. Ya tendrás tiempo de sobra para rebajar después que nazca.
Molestias en las muñecas. Si sentís las muñecas y los dedos de las manos doloridos, entonces no sos la única en tener el síndrome del Túnel Carpiano. Este síndrome es padecido por muchas embarazadas, y es caracterizado por dolor e hinchazón de las muñecas y dedos. Generalmente, los problemas del Túnel de Carpiano son causados por el movimiento repetitivo, como mecanografía, pero la causa es la retención de líquido, así como ocurre con los pies y tobillos. El dolor y la inflamación desaparecerán posiblemente después del alumbramiento.
Hay algunas cosas que podés hacer para aliviar la molestia. Si te ataca de noche, debés cambiar la posición de dormir, a manera que no hagas presión sobre las manos. También podés usar una faja o venda para mantener inmovilizada la muñeca.
Los expertos dicen. "El líquido que sale de tus senos antes del parto, se llama Colostrum y es completamente normal. Este será el primer alimento que recibirá el bebé al nacer". Afirma el Dr. Thornton.
Semana “34”



Tu Bebé
¿Qué es ese bultito? Si tu bebé es un varón, sus testículos empezarán a descender del abdomen a su escroto. Si no descienden ambos a la vez, tomarán su posición después del nacimiento. Su escroto pudiera ser muy grande al nacer, pero no te preocupes, no es más que una ligera inflamación que desaparecerá a las semanas.
No a la vagancia. Ahora se mueve menos por el poco espacio que tiene en su bolsa. Ahora está muy grande y pesa 2 kg y se aproxima a los 46 cm de largo. Sus movimientos son más leves. De hecho, con la posición que tiene ahora y debido al tamaño, tú podrás saber cuales son sus codos, rodillas, pies, al sentirlo.
El tono de sus ojos. ¿De qué color son mis ojos ahora? Sus ojos en este momento son azules. Y el proceso definitivo de pigmentación en su iris no se completará hasta varias semanas después del nacimiento. El tono de sus ojos no será definitivamente evidente por años.
Mis pies.
En esta foto de sus pequeños pies ya se pueden observar los dedos (1) y los talones (2) en su lugar.


Tu Embarazo
A sólo semanas. La labor de parto es diferente en cada mujer. Hay señales como las contracciones, el dolor en la parte baja del abdomen como un cólico menstrual, la ruptura de la fuente de agua (saco amniótico), y descarga vaginal con sangre. La presencia de alguno de estos síntomas no significa necesariamente que estés en proceso de parto, así que poné en manos de tu especialista la consideración o no de la llegada del momento.
Consejos de los expertos. Seguramente notaste que a medida que crecen tus senos, sentís picazón en ese área. El Dr. Thornton recomienda hidratarlos con lociones de vitamina E, sin fragancia, manteca de cacao o lanolina.

Semana “35”



Tu Bebé
¿Qué es ese bultito? Si tu bebé es un varón, sus testículos empezarán a descender del abdomen a su escroto. Si no descienden ambos a la vez, tomarán su posición después del nacimiento. Su escroto pudiera ser muy grande al nacer, pero no te preocupes, no es más que una ligera inflamación que desaparecerá a las semanas.
No a la vagancia. Ahora se mueve menos por el poco espacio que tiene en su bolsa. Ahora está muy grande y pesa 2 kg y se aproxima a los 46 cm de largo. Sus movimientos son más leves. De hecho, con la posición que tiene ahora y debido al tamaño, tú podrás saber cuales son sus codos, rodillas, pies, al sentirlo.
El tono de sus ojos. ¿De qué color son mis ojos ahora? Sus ojos en este momento son azules. Y el proceso definitivo de pigmentación en su iris no se completará hasta varias semanas después del nacimiento. El tono de sus ojos no será definitivamente evidente por años.
Mis pies.
En esta foto de sus pequeños pies ya se pueden observar los dedos (1) y los talones (2) en su lugar.


Tu Embarazo
A sólo semanas. La labor de parto es diferente en cada mujer. Hay señales como las contracciones, el dolor en la parte baja del abdomen como un cólico menstrual, la ruptura de la fuente de agua (saco amniótico), y descarga vaginal con sangre. La presencia de alguno de estos síntomas no significa necesariamente que estés en proceso de parto, así que poné en manos de tu especialista la consideración o no de la llegada del momento.
Consejos de los expertos. Seguramente notaste que a medida que crecen tus senos, sentís picazón en ese área. El Dr. Thornton recomienda hidratarlos con lociones de vitamina E, sin fragancia, manteca de cacao o lanolina.

Semana “36”



Tu Bebé
Un dulce sonido. Según algunos estudios, los bebés muestran una preferencia por las canciones que les cantaban repetidamente cuando estaban en la barriga. Durante la espera, podés poner un CD de música agradable o cantar tus canciones favoritas.
Su esqueleto. Todos los huesos, especialmente los de la cabeza, están diseñados para atravesar la angosta cerviz. La razón es que no están fusionados unos a los otros y por eso pueden escurrirse fácilmente por el canal del nacimiento.
Las medidas. Peso: sobre los 2.5 kilos y 50 centímetros de largo.


Tu Embarazo
Chequeos frecuentes. A partir de ahora, tu especialista necesitará verte semanalmente, desde la semana 36. Una de las razones es el control de la tensión, chequeos de orina para asegurar de que no tenga ninguna proteína. La hipertensión y la proteína en la orina son señales potenciales de tener preclampsia, una condición del embarazo que puede ser de alto riesgo para vos y tu bebé.
Grande por todos lados. El útero es ahora más grande de lo normal (como está cerca de tus costillas, hace que la respiración sea más difícil. Así que no te sorprendas si te cuesta un poco la respiración; esto es normal). Posiblemente tenés ahora de 11 a 14 kg más. En las próximas cuatro semanas, es probable que ganes un poquito más de peso.
El útero no es la única cosa que crece. Incluso pudiera aparecer la no muy amigable Edema (término médico dado a la inflamación por retención excesiva de líquido). Si no sufriste de Edema o hinchazón en los pies durante estos meses, debés saber que en el último mes, tendrás una considerable retención de líquidos. Por eso, tomate tu tiempo para descansar con los pies ligeramente elevados, o con tu cuerpo de lado.
Nota: Reducir la ingesta de líquido no disminuye el edema. Seguí tomando ocho vasos de agua para vaciar los desechos de los riñones, mover los intestinos, y mantener tu volumen de sangre en alto.
Semana “37”



Tu Bebé

Las medidas. "Un poco de peso antes de nacer me ayudará cuando sea grande". Es probable que tu bebé mida más de 50 cm de largo y pese 2,7/ 3 kg acercándose al peso final que tendrá al nacer. Estas semanazas son muy importantes, aunque todavía gane 15 gramos de grasa más por día (0,5 onzas), esta grasa ayuda a regular la temperatura de su cuerpito y a mantener un nivel constante de azúcar en la sangre. El cerebro y el cráneo continúan creciendo.
La posición. ¿Sentís a tu bebé más abajo en estos días? Ahora podés sentir como si él se dejara caer ahí, debajo en tu pelvis. Esta ubicación acelera el periodo del parto, porque quiere decir que "ya está listo para la acción". Esta nueva posición hace que baje la presión de tus pulmones y diafragma, haciéndote respirar mejor.
El recorrido de la sangre.
Esta foto muestra la circulación de la sangre a través del corazón (3). La gran conexión que alcanza al corazón es la aorta (2). Los dos brazos que se extienden siguiendo a la cabeza son las arterias carótidas (1). Imágenes como éstas permiten detectar cualquier anomalía.


Tu Embarazo
Encajando. Está claro que cuando el bebé baje para ubicar su posición de salida te traerá muchas energías y entusiasmo por su pronto debut a luz pública. Las buenas noticias son que ya podés respirar con mayor facilidad, pero las malas son, que podés sentir mucha presión en el abdomen y la parte baja de tu pelvis.
Si tu bebé está en una posición de pies o trasero hacia abajo, tu médico te dirá que probablemente hay que hacerlo girar. Si no querés esa opción, tu obstetra hablará con vos para plantearte la posibilidad de hacerte cesárea.
¡Empacando! ¿Ya empacaste tu bolso con todo lo que necesitás en el hospital? Sólo el 5 % de los bebés nacen en su fecha de parto real. Así que empacá y poné tu bolso cerca de la puerta en caso de que necesiten salir rápido de la casa.
Papás: No olviden la cámara fotográfica y las baterías extras. Empacá también algunos artículos de tocador para vos. El trabajo puede ser largo, y podrías necesitar un refrigerio durante el descanso. Llevate algo que te guste comer como dulces, galletitas, refrescos u otras cosas.
Semana “38”



Tu Bebé
Las medidas. "Un poco de peso antes de nacer me ayudará cuando sea grande". Es probable que tu bebé mida más de 50 cm de largo y pese 2,7/ 3 kg acercándose al peso final que tendrá al nacer. Estas semanazas son muy importantes, aunque todavía gane 15 gramos de grasa más por día (0,5 onzas), esta grasa ayuda a regular la temperatura de su cuerpito y a mantener un nivel constante de azúcar en la sangre. El cerebro y el cráneo continúan creciendo.
La posición. ¿Sentís a tu bebé más abajo en estos días? Ahora podés sentir como si él se dejara caer ahí, debajo en tu pelvis. Esta ubicación acelera el periodo del parto, porque quiere decir que "ya está listo para la acción". Esta nueva posición hace que baje la presión de tus pulmones y diafragma, haciéndote respirar mejor.
El recorrido de la sangre.
Esta foto muestra la circulación de la sangre a través del corazón (3). La gran conexión que alcanza al corazón es la aorta (2). Los dos brazos que se extienden siguiendo a la cabeza son las arterias carótidas (1). Imágenes como éstas permiten detectar cualquier anomalía.


Tu Embarazo
Encajando. Está claro que cuando el bebé baje para ubicar su posición de salida te traerá muchas energías y entusiasmo por su pronto debut a luz pública. Las buenas noticias son que ya podés respirar con mayor facilidad, pero las malas son, que podés sentir mucha presión en el abdomen y la parte baja de tu pelvis.
Si tu bebé está en una posición de pies o trasero hacia abajo, tu médico te dirá que probablemente hay que hacerlo girar. Si no querés esa opción, tu obstetra hablará con vos para plantearte la posibilidad de hacerte cesárea.
¡Empacando! ¿Ya empacaste tu bolso con todo lo que necesitás en el hospital? Sólo el 5 % de los bebés nacen en su fecha de parto real. Así que empacá y poné tu bolso cerca de la puerta en caso de que necesiten salir rápido de la casa.
Papás: No olviden la cámara fotográfica y las baterías extras. Empacá también algunos artículos de tocador para vos. El trabajo puede ser largo, y podrías necesitar un refrigerio durante el descanso. Llevate algo que te guste comer como dulces, galletitas, refrescos u otras cosas.
Semana “39”


Tu Bebé
Hormonas necesarias. Tu bebé continúa preparando para su entrada solemne. Su sistema endócrino, que es responsable de la producción de hormonas, se dispone para el nacimiento. Tu pequeño bebé secretará más hormonas durante el nacimiento que en cualquier otro momento de su vida. Una vez que esté fuera de la matriz, esas hormonas ayudarán a manejar su sistema corporal sin la ayuda de la placenta. Estos grandes cambios demandan mucho esfuerzo y energía, pero tu nene estará listo para asumirlo.
¡No, no es Luciano Pavarotti? es el bebé! ¡Aquí va mi primer grito! Justo después de esa profunda respiraron inicial viene un gemido digno de un cantante de ópera. El sonido de tu bebé al momento de llorar es una experiencia agridulce; si bien nadie quiere oír a un niño expresando el temor o la molestia que tiene. Un grito fuerte significa que respira bien. No esperés a ver lágrimas todavía; las glándulas lacrimales no producirán lágrimas al llorar hasta que el pequeño tenga unas semanas más de nacido. Y si tu bebé no deja salir el llanto cuando nazca, no te preocupes tampoco: algunos niños no lloran al nacer. Lo importante es que empiece a respirar.
Hogar, dulce hogar. ¡El bebé ya está listo para ir a su nuevo hogar! Igual que tú mamá.


Tu Embarazo
¿Verdadero o falso? Quizá experimentaste las esperadas contracciones, las cuales son prácticas que hace el cuerpo antes del verdadero proceso de parto. Ahora cuando estás a punto de dar a luz, puede ser difícil establecer la diferencia entre las contracciones normales y aquellas que te dicen "ya es hora". Si los espasmos son irregulares, y se calman cuando cambiás de posición, es probable que estés presentando una falsa alarma; aunque pudiera transformarse en real en cuestión de minutos. Contá tus contracciones; cuando se presenten una seguida de la otra, llamá a tu médico y hacele saber si rompés fuente (flujo de agua).
El dolor. Ahora es el momento de pensar en cómo aliviar el dolor durante el parto. Tenés varias opciones, y algunas son drogas que funcionan como relajantes de esas molestias. Sea cual sea tu decisión, debés consultar esto con tu medico, él mejor que nadie sabrá recomendarte el adecuado relajante para las horas del parto.
Consejos de los expertos. Según la Dra. Elaine Zwelling, hay dos señales específicas que pueden anunciarte que tendrás el parto en uno o dos días. Una es la ruptura de la fuente (bolsa amniótica) y la otra es la presencia de un moco o descarga con sangre.
Los expertos dicen. Recordá comer algo ligero antes del parto, porque no debés tener hambre una vez que comience el proceso."Algunas mujeres experimentan náuseas causadas por los medicamentos contra el dolor o por la intensidad del trabajo. "Si el estómago está repleto, la náusea puede llevar al vomito", dice la Dra. Elaine Zwelling, "Los mejores alimentos para comer son, un bocado de algo no grasoso como pastas simples o caldos, porque así son rápidamente digeribles."

Semana “40”

Tu Bebé
Tené en cuenta esto. "Quizá es tiempo para mi gran debut, o quizá no" Así como nosotros los adultos adoramos seguir un horario, los bebés no son personas así de rigoristas. Mientras estás esperando a un nuevo miembro de la familia esta semana, no te desilusiones si su pequeño decide seguir disfrutando del calor y la seguridad de tu cuerpo por unos pocos días más, o tal vez, por semanas. Si tu bebé se queda un poco más, tu doctor tomará la decisión de inducir el parto, pero cuando tengas entre 10 y 14 días de retrazo. Si decidís emprender esta labor, entonces el médico deberá hacer algunos exámenes extras para ver que el bebé esté en las condiciones óptimas y ejecutarlo.


Tu Embarazo
¡El mejor momento y sus mejores cambios! En este momento reflexioná acerca de la increíble transformación de tu cuerpo; ahora que casi es la hora. Tu útero es cientos de veces más grande que cuando no estabas embarazada, tus senos son dos o tres veces más grandes que antes y están listos para amamantar. No te preocupés mucho, si el proceso de parto no comienza en la semana número 40. Tu parto no será considerado como un retraso hasta la semana 42. Tomate un tiempo, relajate; leé un libro y leelo de principio a fin.
Los expertos dicen. Lo que podés hacer estos últimos días es lavar cuidadosamente la ropita de tu bebé. Según la Dra. Linda Jonides, "hay muchos detergentes especiales para este tipo de prendas; otros, pueden irritar piel del bebé si no se sacan bien de la ropa, lo más recomendable son detergentes no biológicos".