A las mujeres el casamiento les sienta bien


Para las mujeres, el estar felizmente casadas reduce los niveles de estrés que provoca el trajín laboral diario, con todas sus variantes y formas. ¿Será de ese modo?

El casamiento les sienta bien a las mujeres


Es lo que aseguran investigadores científicos de la Universidad de California- Los Angeles, en los Estados Unidos. Para asegurar semejante cosa se basan en un trabajo que midió los niveles de cortisol, la hormona más vinculada con el estrés, entre mujeres casadas y no casadas residentes en la ciudad de Los Angeles.

"Por lo menos en lo que se refiere a la mujer explica Darby Saxbe, autor principal de la investigación-, el hecho de estar felizmente casada parece ayudar a recuperarse fisiológicamente de las consecuencias que la presión laboral ejerce sobre el cuerpo y la mente humanos.

Y dá detalles de los resultados obtenidos durante la investigación. "Después de un duro día en la oficina, los niveles de cortisol se redujeron mucho más entre las mujeres que están felizmente casadas, si las comparamos con aquellas que no están tan felices. Las señoras que están menos conformes con su matrimonio también mostraron tener un patrón llano de liberación de cortisol, lo que sugiere que se recuperan menos del estrés cotidiano."

A largo plazo los niveles elevados de cortisol se han asociado con una serie de enfermedades, como la depresión, el agotamiento, el Síndrome de Fatiga Crónica, problemas de relación, un ajuste social de los pobres y, posiblemente, incluso el cáncer.

"Este es el primer estudio hecho para demostrar que los niveles de cortisol están vinculados a las modalidades de la satisfacción matrimonial de la mujer, pero no los hombres", dijo el coautor Rena Repetti, profesor del departamento de Psicología de la UCLA.

Un alerta: los niveles de cortisol

Liberado por las glándulas suprarrenales bajo condiciones de estrés, el cortisol es considerado por los científicos como un marcador fiable para medir la respuesta al estrés que tiene una persona, y también para saber cuál es su capacidad de recuperación ante el mismo.

Los niveles de cortisol son elevados durante las primeras horas de la mañana, y van declinando constantemente durante el transcurso del día, con intervalos intermitentes en la medida en que el estrés hace trabajar a la glándula adrenal. Las hipótesis que se manejan es que la pendiente de reducción que presenta la hormona a lo largo del día se relaciona con el bienestar, y sus disminuciones repercuten en una mejor y menos problemática salud.

Los resultados de esta investigación, que fueron publicados este mes en la revista especializada Health Psychology, muestran que en términos generales las mujeres que viven matrimonios felices gozan de una disminución de cortisol más fuerte que sus compañeras con parejas menos satisfactorias.

En el caso de los hombres las cosas son diferentes. En ellos no importa la calidad de su matrimonio, siempre consiguen una baja de sus niveles de cortisol después de días bajo presión, cuando vuelven a un hogar que está habitado por una pareja. Sin embargo, sólo las mujeres casadas felizmente parecen gozar de este beneficio.

"Una respuesta posible al poco beneficio que obtienen las mujeres cuando no son felices en su matrimonio es que comenta Repetti-, en lugar de tener en su hogar un lugar adonde contar con tiempo para descansar y relajarse, se ven en la situación de ordenar la casa, poner la mesa, cocinar, cuidar y relacionarse con los hijos. Es decir que salen de un trabajo estresante para entrar en otra rutina que dispara estrés.

El hecho es que ya investigaciones anteriores han demostrado que mientras los hombres obtienen beneficios de vivir en pareja tanto a nivel salud como a nivel longevidad, la cosa no es tan automática entre el sexo femenino. A ellas sólo les beneficia la convivencia de buena calidad.

¿Habrá algo de verdad en una frase bastante repetida por tierras argentina, que dice que "a los hombres cualquier bondi los deja bien"? Frase que, traducida a un dialento menos restringido, sería algo así como "a los hombres cualquier bus, tren o metro los lleva adonde quieren". ¿O será que para una mujer la idea de felicidad conyugal pasa por una relación con derechos y obligaciones más equitativamente distribuidos entre ambos miembros de la pareja?




FUENTE