Evolución de los trajes de baño




El traje de baño ha sufrido una gran evolución a lo largo del tiempo, del vestido de baño de seis piezas del siglo XIX, pasando por el bikini de los años cuarenta...

Hasta el monokini reivindicador de los setenta, hasta el más audaz y provocativo de los de hoy día. El traje de baño nos permite hacernos una idea exacta sobre la figura de la persona que lo viste.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, los bañistas frecuentaban incluso las zonas más desérticas. En estas zonas se vestían o desvestían como mejor podían, hasta que se edificaban las ya mencionadas cabinas.




Evolución de los trajes de baño

Las bañistas de Renoir preferían el río.

Estas primitivas cabinas fueron evolucionando con el paso del tiempo, en cabañas y luego chalets, que a su vez llevaban a la creación de villas y de colonias y urbanizaciones.
Las antiguas cabinas estaban pensadas para preservarse de miradas, para mantener la decencia y para facilitar el acceso al mar a los enfermos en tratamiento. Los bañistas, empezaron a desear una verdadera cabaña, o una cabina que construir sobre un terreno propio.




actrices

Dos acorazados...

Los deportes, reclaman una mayor higiene, simplifican considerablemente el vestido de los años veinte. Paul Poiret, suprime del guardarropa femenino el corsé y el vestuario contemporáneo de la época se encamina hacia un proceso de desnudo.
En el año 1927 el bañador de playa entra definitivamente en las costumbres, para la siesta en la arena caliente el pijama conviene menos que el corto culotte ( braga ) sobrepasando el jumper ( especie de pull largo ) en lana tricotada o seda. Se utiliza también el vestido sin mangas, que deja de ese modo que el cuerpo se dore bajo el sol.




mujeres

¡Ah picarones! ¡Qué atrevimientos!

El primero, Jean Patou, imaginó una mujer con elegancia deportiva y con un porte flexible, utilizando como motivos decorativos sus iniciales bordadas en los maillots.
Poco antes de 1927, la modista Elsa Schiaparelli se distingue de sus contemporáneos por la creación de sweaters y vestidos de baño. En ese mismo periodo, marcas conocidas especializadas en el traje de baño intensifican las búsquedas de técnicas. Entre ellas Carl Jantzen se diferencia muy particularmente.
Todos los modistos habían adoptado el jersey tubular para los nuevos bañadores, mientras que el americano Janzten se distingue entre ellos por un hallazgo que tiende a reducir el pero del agua retenida en el bañador. Pone a punto en los años veinte una maya de una elasticidad incomparable, permitiendo al bañador ajustarse al cuerpo sin hacer un pliegue y sin deformaciones con el uso.




modelos

El perro parece más valiente en el agua que su compañera.

En el año 1919 se usaba una cofia de baño generalmente de tafetán y guarnecida de cintas negras, otros prefieren el turbante que durante todo el decenio servirá en todas las fiestas tanto en la ciudad como en la playa.
En tafetán azul se enrolla en un envuelto informal alrededor de la cabeza, y en seda imprimada e impermeabilizada se transforma en un accesorio muy atractivo.
A partir del año 1925 aparecen gorros mejor adaptados para las actividades acuáticas, y derivados de los que usan los nadadores con una pequeña cinta que para bajo el mentón.




hermosas

¡Qué modales!

Echarpe y pañuelo
Estos dos accesorios de bellos colores e imprimaciones constituyen una novedad en las playas hasta el año 1930 el pañuelo se usaba de mil diferentes formas, protegiendo la cabellera contra los golpes del sol.

Los echarpes de playa son tan largos que uno de los faldones puede alcanzar el bajo del vestido, envolviéndolo suavemente. El otro pañuelo podía estar anudado alrededor del cuello.
Durante el 1930 los echarpes eran estampados y también los trajes de baño, siendo este ultimo una auténtica novedad en las playas para los bañistas.




iku

La coquetería avanza

Hasta los años veinte el ideal femenino estaba enteramente orientado a la palidez, signo de fragilidad.

Los accesorios indispensables del guardarropa femenino lo confirman: sombrillas, guantes, capucha y velo mantenían un tono diáfano protegiendo a la dama de los rayos solares.
La mujer empolva su cuerpo y blanquea sus manos, siendo solo las mujeres de pueblo las que mostraban un bronceado poco honorable.





Evolución de los trajes de baño

¡Qué cambios!

En 1913 Chanel inventa la moda sport para los bañistas, comenzando así la coquetería, para imponer al año siguiente su moda de baño abriendo una tienda en Deauville.
Chanel realizó un vestuario para el ballet ruso que le valió para adaptar los maillots a los trajes de baño para playa, encontrando también oposición con los pantalones a ¼ del muslo y una camiseta de igual género siendo ya una vestimenta deportiva identificativa con la moda de Chanel.




actrices

Hacia el año 1780 se inicia la moda de bañarse en el mar, siendo pioneros los aristócratas de Inglaterra del Sur.

El 5 de julio se celebra en todo el mundo como Día del Bikini. Esa prenda minúscula fue presentada por primera vez bajo el nombre de “bikini” al público de París el 5 de julio de 1946, hace 65 años. El efecto que produjo fue comparable con la explosión de una bomba atómica.




mujeres

Esta moda fue llevada a cabo gracias a la industrialización, es decir, a la aparición del ferrocarril, medio de transporte utilizado por las altas clases para desplazarse hasta las playas.
Los primeros trajes de baño siguieron el mismo diseño que los trajes de calle, es decir, unos trajes complicados y a los cuales les sobraba bastante tela, lo cual los hacía un poco incómodos a la hora de moverse entre arena y olas. Se tiene conocimiento de un traje de baño de color verde, con forma de vestido y con flotadores en los hombros, este traje, del año 1810, pertenecía a una dama de alta alcurnia.
La reina Hortensia, en el año 1812, lucía el primer traje moderno de baño en ese verano, anteriormente había llevado un traje de baño de tafetán. El nuevo traje estaba hecho con punto y era de color chocolate, bajo una túnica de manga larga que cubría una camisa bordada, llevaba un pantalón a la turca, ceñido a los tobillos, y en el pelo una carlota inspirada en el gorro de dormir.




modelos

En el siglo XVIII, toda muchacha que iba a bañarse al mar llevaba una camisa sin escote que cubría tanto sus piernas, hasta los pies, como los brazos. En el siglo XIX, a la mujer le permitieron ser más activa. Ya podía llevar una camisa no tan larga como traje de baño.

El bañador de aquella época representaba en sí un corpiño de percal y un pantalón. También se ponía un gorro de goma blanda.




hermosas

El traje de baño masculino se fabricaba de un género de punto tupido. Parecía a la ropa de atletas o de artistas de circo (manga corta, escote redondo, pantalón de género de punto casi hasta la rodilla).




iku

Después de la Primera Guerra Mundial aparecen trajes de baño hechos de tela con elástico, los que permiten ver los contornos del cuerpo. Surgen los primeros modelos con cordones como los del corpiño. Pero sólo una muchacha audaz se atrevía a poner tal modelo.




Evolución de los trajes de baño

Nuevos tiempos

Christian Dior

Después de la segunda guerra mundial, el vestido, tanto de calle como de baño, se vuelve pobre en materiales, utilizándose en ocasiones cortinas viejas para la confección de trajes de chaqueta.
En esta situación de autentica penuria aparece el modisto Christian Dior, que propone una vuelta a la elegancia, a una población marcada por la guerra.
Este nuevo look consigue ser aceptado por la mujer con sorprendente rapidez, talle fino, caderas anchas, hombros menudos... el traje de baño adquiere el corte de los vestidos de tarde, el cultote de baño se viste de mil fantasías, envuelto, abullonado, con botones, dando volumen a las caderas para que el talle parezca más fino.




actrices

En 1946, en la moda playera se produjo una revolución. El francés Louis Reard inventó el bikini, al perfeccionar el modelo Átomo, desarrollado por Jacques Heim. La idea del bikini fue concebida por Reard luego que EEUU realizó la prueba de una bomba atómica en el atolón de Bikini. Reard puso el nombre de ese atolón al nuevo bañador y comenzó a promocionarlo con el slogan “Bikini, primera bomba an-atómica”.




mujeres

Las playas y piscinas son los terrenos sociales en los que se llevan a cabo estos juegos de seducción y exhibición o de vestido-desvestido que establecen a los veraneantes como auténticos objetos de deseo. Pretexto de desnudez o accesorio de moda, el traje de baño nos ayuda a ejercer esa libertad nueva tan de moda desde el siglo XX.

Pero pocas muchachas todavía se atrevían a ponerse un bikini, por considerarlo demasiado mini.




modelos

En 1968 se produjo el cambio largamente esperado. Las primeras bellezas de California salieron a la playa en bikini.




hermosas

A partir de los años 70 los bañadores y las formas ganan en pluralidad, para el sujetador se puede elegir entre la brasiére, le balconnet, la banda, los mini triángulos, el escotado, el nadador...

Mientras que las formas de los cultotes pueden ser de talle alto, escotado o fino.

El traje de baño y el modo de llevarlo varía según el país. Las italianas se decantan por los tonos vivos, dorados, y trajes de baño escotados. Las alemanas prefieren el una pieza. Que exalta el cuerpo de las nadadoras. En Francia es predilecto el bañador chic transformado en vestido de calle y en las costas Británicas se lleva un desvestido estricto y sexy.

En los años 80 vuelve el gusto por las mujeres rellenitas, el sujetador vuelve a estar de moda, con copas escotadas, ballenas, recortado en tulipanes... también reaparecen los accesorios, los pareos, los mini vestidos de mujer... el traje masculino de baño se adapta a la aparición de deportes novedosos, se diferencia de los trajes anteriores por sus nuevos colores y tejidos.




iku

La braga apenas cubre las caderas, y unos diminutos triángulos, los pechos. El sujetador se sostiene sobre unos cordoncitos finos que se atan en la parte de atrás del cuello.




Evolución de los trajes de baño

En la foto: bañador de pieles finas de la diseñadora británica Vivienne Westwood. Colección de 1995.

Es al final de los años 90 cuando el bikini vuelve a la carga, con el único imperativo de realzar el pecho. Para ello se utilizan sujetadores de triángulo, con distintos cortes de copa y bragas más o menos escotadas de cadera.




actrices

Los motivos eran o bien discretos o bien llamativos, pequeñas flores en colores suaves o frutas como la fresa, con colores de fondo agresivos como amarillos, rojos, azules... las top models o la gente famosa fueron (y son) un modelo a seguir.





mujeres

El bikini de baño pasa a estar omnipresente en todas las playas, Chanel relanza el sostén de triángulo con una braga atado a las caderas con un cordón y con el anagrama de su doble “c” bordada. Con esta iniciativa los modistos empiezan a bordar las prendas para intentar dar un signo de distinción a su cliente.

En menos de un siglo los bañadores femeninos evolucionaron desde uno muy modesto, parecido al traje del artista de circo, hacia uno minimizado hasta lo increíble.




modelos

El bañador mini inspiró a los diseñadores a concebir nuevas prendas atrevidas, tales como el string-bikini, el monokini, el tankini y el mankini masculino (hecho popular tras la salida a las pantallas de la cinta “Borat”).

La cirugía estética, el bronceado, la práctica del aeróbic, la musculación...son los métodos elegidos por las bañistas para poder lucir un cuerpo de escándalo en las playas, la piel comienza a ser tratada como un vestido, la variedad de bañadores, con sus cortes y estampados ayudan a que el efecto sea aún mayor.




hermosas

“Bikini es un emblema de la libertad, infunde la seguridad a la gente. Es alegría y juego. Es un estilo de la vida. Además, se asocia con el escándalo, lo que garantiza el éxito”, escribió la ex modelo Kelly Bensimon en su “Libro de Bikini”

El culto al cuerpo entre las estrellas marca moda, los modistos comienzan a sacar nuevos modelos en lycra y algodón con escotes de braga bien altos, el mini-bikini de Chanel tenía un sostén que tan solo cubría con un círculo del tamaño del pezón unido por finos tirantes ambos a la espalda atados y a los hombros.




iku

En la foto: colección primavera – verano de 2006, del diseñador francés Jean-Paul Gaultier.

Aparecen los bañadores convertibles en bikini, que hacen furor entre las jóvenes gracias a su doble función, el bikini top-pareo de lycra juega con las piezas pudiendo convertirse el top en pareo al bajarlo a la cintura. El bikini 2 x 1 es el bikini reversible, de gran éxito, debido a su partido doble.



Evolución de los trajes de baño


Hoy día, el bikini es el bañador más popular, lo tiene toda mujer. La supermodelo Naomi Campbell, la actriz Jennifer López y la cantante Shakira gustan mucho lucir su bikini.

El mundo de la moda de baño es algo cambiable, cada año aparecen nuevos modelos y modas que hacen la silueta más esbelta, las figuras se estilizan, dejan zonas al descubierto, juegan con la sensualidad, los tonos de piel y del traje de baño... poco a poco los tabúes de antaño han ido desapareciendo y prácticamente todo es válido a la hora de vestir o desvestir el cuerpo para tomar el sol.






Fuentes:
http://sp.rian.ru/photolents/20110706/149624909_2.html
http://www.guiarte.com/pezagua/cuentaviajes/introduccion.html
http://www.guiarte.com/pezagua/cuentaviajes/inventando-la-playa.html
http://www.guiarte.com/pezagua/cuentaviajes/banadores-de-diseno-la-actualidad.html
http://www.geocities.com/mibikinideal/historia.htm http://webs.sinecitis.com.ar/mcagliani/hbanador.htm
http://www-ni.laprensa.com.ni/archivo/2001/enero/26aquientrenos/enlamira/enlamira-2c
http://www.laverdad.es/panorama/reportaje190802-1.htm http://www.geocities.com/sgcastro/bikini.htm http://www.grumete.com.uy/ayuda/articulos.asp?identificador=122&categoria=477