Punto G Masculino
Punto G masculino - El punto G del hombre

Mucho se ha hablado del polémico punto G femenino, si es sólo un mito, si existe realmente en algunas mujeres y en otras no. Más complejo aún resulta encontrarlo, porque no se sabe exactamente que es lo que se busca.Se dice que en realidad no es un punto sino una zona, que serían terminaciones nerviosas del mismo clítoris, que serían unas glándulas,etc, etc.
Pero lo que no es un mito sino una realidad contundente es el punto G masculino.

¿Que es el punto G masculino? No es ni más ni menos que la próstata. La próstata es un órgano glandular, de tamaño similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. La función de la próstata es producir y segregar un líquido por el cual salen los espermatozoides.
Habrán oído muchas veces que cuando el proctólogo realiza un examen rectal y palpa la próstata con el dedo se producen eyaculaciones espontáneas. Este hecho a veces no contado, ya que a los hombres les produce mucha verguenza, es absolutamente normal. Eso es un acto médico, pero es una estimulación directa del punto G masculino.


¿Dónde se encuentra el punto G masculino?
El punto G de los hombres se encuentra en el interior del recto, a unos 5 cm del ano y en la pared que da hacia el frente, hacia la vejiga.
No todos los hombres se pueden mostrar dispuestos a probar la estimulación del punto G masculino en forma interna, ya sea por tabúes o prejuicios que pongan en duda su masculinidad.
Pero hay una forma de estimular el punto G masculino externamente, es presionando o masajeando la zona del periné, esta es la zona que va desde el ano hasta los testículos.
Existen aquí también gran cantidad de terminaciones nerviosas que hacen a esta zona absolutamente sensible y muy erógena.
Por lo tanto el punto G masculino no es un mito ya sabemos cual es, donde encontrarlo y como estimularlo.
¿Qué produce la estimulación del punto G en los hombres? Una mayor exitación, orgasmos más intensos y una eyaculación más potente.


Como excitar sexualmente a un hombre

Muchas mujeres preguntan sobre técnicas efectivas para excitar sexualmente a un hombre o para aumentar el deseo sexual en él.
En primer lugar debemos distinguir entre deseo y excitación, aunque estén relacionadas no es exactamente lo mismo.
El deseo sexual, como la palabra lo indica, se trata de desear, querer, sentir ganas o necesidad de un encuentro sexual, si falta el deseo sexual no se puede llegar a la etapa de la excitación.
La excitación sexual en el hombre ocurre cuando se produce la erección del pene como respuesta a estímulos eróticos, que pueden ser auditivos, olfativos, tactiles, visuales, incluso emocionales o mentales.

Por lo tanto para excitar sexualmente a un hombre es necesario primero incentivar el deseo sexual.
A continuación vamos a desarrollar algunas técnicas y consejos basados en lo que prefieren la mayoría de los hombres.

* La ropa interior sexy.

Tomando en cuenta que el cine, la televisión y las revistas están mayoritariamente dirigidas por hombres, es fácil conocer el prototipo de mujer que les resulta sexualmente atractiva a todos.
Desde hace infinidad de años nos muestran a las mujeres deseables en ropa interior sexy, liguero, medias, zapatos de tacón fino y con maquillaje.
No hay hombre que no sienta deseo o llegue a la excitación sexual ante la imagen de una mujer con esta indumentaria.

* La stripper

Ningún hombre se queda indiferente cuando tiene ante sus ojos a una mujer quitándose la ropa con movimientos sensuales.
El arte de desvestirse en forma erótica no necesita profesionalismo, basta con poner un poco de música y practicarlo frente al espejo para cumplirle el sueño de la stripper propia.

sexual.mujer
* Los elogios

Los hombres tienen un punto débil; la inseguridad por las dimensiones de su órgano sexual, por lo tanto los elogios y alabanzas siempre son bien recibidos.
Si con voz sensual le describes sus cualidades y atributos vas a conseguir un efecto más potente que el Viagra.

* Las caricias

Para excitar sexualmente a un hombre es necesario conocer sus zonas erógenas, si bien los genitales responden rápidamente a cualquier estímulo también hay otros lugares sensibles como la nuca, el pecho, el vientre y los muslos que no deben ser dejados de lado a la hora de las caricias.

* La iniciativa

Generalmente la mujer espera pasivamente a que el hombre tome la iniciativa en lo que al sexo se refiere y si él no lo hace, ella considera que es porque no tiene interés.
Cambia los papeles, toma la iniciativa y demuéstrale lo mucho que lo deseas, el sentirse deseado inmediatamente le va a provocar excitación.

* La continuidad

El erotismo debe estar presente todo el tiempo en una relación, no basta con seducir en el momento de tener sexo y luego olvidarse hasta la próxima vez.
Las caricias, los besos, las miradas y los juegos aún cuando no sean previos a la relación sexual mantienen el deseo despierto y la posibilidad de obtener más rápidamente la excitación


Los puntos de excitación en el hombre

Las zonas erógenas son aquellas partes del cuerpo que al tacto reaccionan con una intensa excitación sexual, por ello son conocidas como zonas de excitación o puntos de excitación.
Podemos decir que las zonas erógenas del hombre se extienden por toda la piel y que con una simple caricia en la mejilla puede llegar a excitarse si está predispuesto a ello.
La boca y los labios son puntos de excitación para un hombre, los besos con mayor o menor intensidad o rozar sus labios con la punta de los dedos puede despertar el deseo en cuestión de segundos.

El pecho es altamente sensible a todo tipo de estímulo, al igual que el cuello, la nuca y el lóbulo de la oreja, estos son puntos de excitación en el hombre que a menudo no se toman en cuenta.
Obviamente que las zonas más erógenas de un hombre se encuentran en los genitales, sobre todo en el glande debido a que posee muchas terminales nerviosas y una importante irrigación sanguínea, pero también lo son el ano y el perineo, esta es la zona que abarca desde el ano hasta los testículos.
Esta zona genera muchos tabues ya que a menudo se teme que el hecho de obtener excitación y placer sexual debido al contacto en esas partes del cuerpo, indicaría que se tienen inclinaciones homosexuales.
Nada más lejos de la realidad, se trata de que la piel posee los mismos caracteres erógenos que el resto de la zona genital, sin olvidar que desde la zona anal o perineal se logra la estimulación del punto G masculino lo cual produce un intenso placer y eyaculaciones más potentes.
Para obtener la máxima excitación de un hombre, como de una mujer, lo ideal es un masaje afrodisíaco que estimule todas las zonas erógenas del cuerpo.



Fuentes

http://www.infosexual.net/index.php/2007/07/02/el-punto-g-masculino/
http://www.infosexual.net/index.php/2008/01/04/como-excitar-sexualmente-a-un-hombre/
http://www.infosexual.net/index.php/2008/03/02/las-zonas-erogenas-del-hombre/