A muchas parejas les resulta realmente complicado quedarse 'embarazados', pero no por un problema de fertilidad, sino porque el trabajo y otras obligaciones cotidianas les impiden encontrar el momento adecuado para concebir un bebé y, aunque se esfuerzan, no lo consiguen.

Conciben a su hijo mientras el marido dormía
Sexsomnia o parasomnia es tener sexo mientras se duerme.

En estos casos no vale de nada estudiar el calendario de ovulación, programar citas y encuentros esporádicos para ver si se acierta. El único modo de lograrlo, según apuntan los ginecólogos, es estando relajados y disfrutando del momento.

Desde luego el caso de esta pareja británica es una buena prueba de ello. Ryan y Dee Harris, de Basingstoke, estaban a punto de iniciar un tratamiento de fertilidad cuando Dee descubrió que estaba embarazada. Pero la sorpresa vino después, al comprobar que en el momento de la concepción Ryan estaba dormido.La pareja llevaba un registro de las veces que habían mantenido relaciones sexuales y se dio cuenta de que habían logrado concebir a su hijo durante una cita nocturna. ¿Cómo es posible? Tiene su explicación, Ryan padece sexsomnia: una patología médica que consiste en participar en actos sexuales mientras se está dormido.

"Cuando calculé en qué momento había sido, comprobé que habíamos concebido a este bebé en la noche que Harry había tenido un episodio de sexsomnia, explica Dee. Lo que nosotros llamamos 'sexo dormido', cuando yo estoy medio despierta y Ryan, en realidad, está totalmente dormido. Los dos nos reímos cuando nos dimos cuenta".

Al principio no sabían que Ryan padecía este problema. "No existe ningún patrón, me voy a la cama sin saber qué va a ocurrir". Empezaron a sospechar cuando Dee envió un mensaje a su marido recordándole lo bien que los pasaron la noche anterior: "Anoche fue genial ".

Cuando él respondió que no tenía la menor idea de a lo que me refería, Dee pensó que le estaba tomando el pelo. Pero siguió pasando, Ryan no podía recordarlo al día siguiente.

"El sexo es diferente a cuando está despierto, afirma Dee. No diría que es mejor, pero es más intenso porque está más desinhibido".

Al final, la pareja se dio cuenta de lo que pasaba al ver un programa de televisión sobre sexsomnia. "Estaban hablando de los síntomas y de repente nos miramos estupefactos porque era exactamente lo que le pasaba a Ryan".


Dicen que fue un alivio descubrir que Dee estaba embarazada porque tener un bebé se había convertido en una obsesión. Tanto que tener sexo pasó a ser una obligación, incluso sin tener ganas, y en ocasiones les había hecho sentirse como robots.

La pareja disfruta ahora de su hijo, un bebé de 16 meses llamado Lincoln.

"Resulta extraño pensar que ocurrió al tener sexo mientras dormía porque yo ni siquiera sabía lo que estaba ocurriendo. Fue sin pensarlo", dice Harry.

Fuente: Daily Mail.