50 mujeres israelíes se desnudan en apoyo a la bloguera egi

La solidaridad con y al desnudo. Unas 50 israelíes, mayoritariamente jóvenes, se reunieron y desvistieron en una casa de Tel Aviv para enviar un rotundo mensaje de aliento a la bloguera egipcia Aliaa Elmahdy, perseguida y amenazada tras su destape en Internet en protesta por la violencia de género y los acosos que sufren las mujeres en Egipto.

"Amor sin fronteras. En honor a Aliaa El Mahdi. Hermanas en Israel", reza la pancarta grupal que encabeza la original manifestación. En inglés, árabe y hebreo, por si alguien no entiende el mensaje tan casero como universal. Sin indirectas ni ropa. "Me indigné mucho al ver los miles de mensajes e insultos que la joven egipcia recibió por sus fotos colgadas en Internet. No acepto que una mujer que desea expresar su opinión de forma libre reciba amenazas de muerte. Por eso, creí necesario y obligado hacer algo para apoyarla", explica Or Tepler, de 28 años, la promotora israelí del reivindicativo acto.

¿Cómo se convoca a decenas de mujeres a una casa de Tel Aviv para desnudarse? Efectivamente, por la vía convencional: Facebook. "El viernes, poco después de subir esta iniciativa en el muro de Facebook, decenas de mujeres se sumaron", cuenta Or que se emocionó al ver a su propia madre entre las manifestantes. A diferencia de Aliaa, la mayoría de israelíes se taparon las partes íntimas. Ya sea con las manos o con la pancarta. "Estamos aquí no sólo por las relaciones entre los dos países sino como diálogo de una mujer a otra en pos de libertad de expresión y la tolerancia", afirma al diario ’Maariv’.

Maya, otra de las participantes, denuncia la "situación de la mujer en Egipto y en todos los países árabes y musulmanes", pero añade: "Nuestro acto es importante también para que los israelíes se despierten ante la mayor influencia de intolerancia en nuestras vidas". Se refiere por ejemplo a la presión del sector ultraortodoxo para que no haya mujeres en los carteles de publicidad en Jerusalén o al rechazo de algunos rabinos a que soldados religiosos asistan a actuaciones musicales en el Ejército donde canten mujeres.

La intención de Alia era, según su propio testimonio, difundir en la red "gritos en contra de la sociedad de la violencia, el racismo, el sexismo, el acoso sexual y la hipocresía".

Ante el desesperado y artístico grito de la egipcia, el mensaje de Or en su página de Facebook fue claro: "Siento que tenemos una doble o triple oportunidad para hacer algo grande. Demostrar un apoyo pacifico y legítimo a una mujer que es como nosotras, joven, ambiciosa, llena de sueños y al parecer con un gran sentido del humor... Chicas, demos al mundo una buena razón para enseñar la belleza femenina especial de las mujeres en Israel ya sean judías, árabes, heterosexuales o lesbianas porque aquí de momento esto no importa... Enseñemos a los escépticos que nuestra discusión internacional no depende de nuestros Gobiernos... De mujer a mujer con amor".