Algo para reflexionar, algunos consejos y chistes sobre PAREJAS






Diferencias entre el Hombre y la Mujer


Con frecuencia se escucha en matrimonios con problemas, una expresión muy significativa: “somos muy diferentes”. Y no se cae en la cuenta que el problema no está en ser diferentes, sino en comprender esas diferencias. Lo primero no se puede evitar. Lo segundo es una conquista. Una buena comprensión del sexo opuesto ha salvado muchos matrimonios.


Diferencias en los valores


La queja más frecuente respecto a los hombres de parte de las mujeres es la de que estos no escuchan. El hombre generalmente o no le hace caso o escucha sólo unas palabras y a continuación da una solución. Además el hombre termina confundido, porque a ella parece ser que eso no le basta. Y en general sucede que la mujer desea solidaridad y comprensión y el hombre piensa que ella necesita soluciones.

La queja más frecuente de los hombres respecto a las mujeres es la de que ellas siempre están intentando cambiarlos. Cuando una mujer quiere a un hombre, se siente responsable de contribuir a su crecimiento e intenta ayudarle a mejorar su modo de hacer las cosas. Por mucho que se resista a su ayuda, ella persiste y busca cualquier momento para decirle lo que tiene que hacer. Ella cree que le está ayudando y él que le está controlando. Lo que él desea de la mujer es aceptación.



¿Por qué pasa esto?

1. El hombre.


Los hombres dan valor al poder, a la competitividad, a la eficiencia, al logro. Siempre están haciendo cosas para demostrar su valía, para desarrollar su poder y sus capacidades. Eso define su sentimiento del yo. Se realizan a través del éxito y del logro. De ahí incluso sus gustos: el deporte, la caza, la acción... Les tiene generalmente sin cuidado las novelas románticas y los libros de formación personal.

Se interesan más por los objetivos y las cosas que por la gente y los sentimientos. A los hombres les preocupa las cosas que pueden ayudarles a manifestar poder mediante los resultados y la consecución de sus objetivos. Y todavía mejor si lo hacen solos. La autonomía es un símbolo de eficiencia, poder y competencia.

Comprender esta característica puede ayudar a las mujeres a entender por qué los hombres muestran tanta resistencia a que se les corrija o se les diga lo que tienen que hacer. Ofrecer a un hombre un consejo que no ha pedido, equivale a suponer que no sabe lo que debe hacer o que no es capaz de hacerlo solo. Los son muy sensibles a esta cuestión. También a esta luz debe entender la mujer por qué el hombre habla poco de sus problemas y se los guarda para sí. Pedir ayuda sería una señal de debilidad. Sin embargo, cuando necesita ayuda, pedirla es una señal de sabiduría. Y en ese caso buscaría a alguien que le merezca consideración.



Soluciones para estas situaciones


Finalmente, todo lo anterior es una de las razones por las que los hombres ofrecen de manera instintiva soluciones cuando las mujeres les hablan de sus problemas. El hombre en estas situaciones se pone el título de “arreglalotodo” e intenta dar consejos para demostrar su cariño. Quiere ser útil; cree que con sus consejos va a ser más valorado. No se da cuenta de que puede ayudar a una mujer con solo escucharla.


2. La mujer


Las mujeres no tienen los mismos valores. Dan importancia al amor, a la comunicación, a la belleza, a las relaciones. Dedican más tiempo a apoyarse, a ayudarse, a cultivarse. Sus sentimientos y la calidad de sus relaciones definen su sentido del yo. En esto encuentran su realización. Y, en consecuencia, todo en ellas refleja estos valores. Más que construir autopistas, les interesa convivir en armonía, en comunidad y en amorosa cooperación. Es un modo opuesto al del hombre.

Les encanta una ropa diferente cada día, según se sientan. Es para ellas muy importante la relación personal, especialmente en relación con sus sentimientos. Pueden incluso cambiarse se ropa varias veces al día según sean sus estados de ánimo.

Importancia primordial tiene para la mujer la comunicación. Manifestar los propios sentimientos es mucho más importante que alcanzar metas o éxitos. Hablar y relacionarse entre ellas es fuente de enorme satisfacción. Al hombre le resulta difícil entender esto. Las mujeres están orientadas hacia las relaciones y no los objetivos.

Les importa más expresar su bondad, su amor y su afecto. Así por ejemplo dos hombres se encuentran para almorzar porque ven en el hecho de ir al restaurante una forma práctica de conseguir alimentación y tratar un asunto. Para dos mujeres es una forma de cultivar una relación, en donde se van a dar apoyo mutuo. Tienden las mujeres incluso a ser muy francas e íntimas.

La mujer además es muy intuitiva, en el sentido de una capacidad de prever las necesidades ajenas. Entre mujeres ofrecer ayuda no es ni una ofensa ni necesitar ayuda una señal de debilidad. Lo mismo en el hombre sí puede serlo. Para ella el que alguien le ofrezca ayuda es un galardón: hace que se sienta amada y halagada.



Soluciones para estas situaciones


a) Para la mujer: deja de dar consejos. Un ejemplo: se hace un viaje y después de perderse, se dan cuenta que llevan dando vueltas al mismo sitio. Ella sugiere pedir ayuda. Él se enfada. ¿Qué ha pasado? El mensaje real ha sido el siguiente: ella dice: yo te quiero, me preocupo por ti y te ofrezco mi ayuda. Él entiende: no confío en que llegues a donde vamos; eres un incompetente. ¿Qué hacer? Tratar de manifestar que se comprende lo que él está haciendo por ella, aunque sea con el silencio. Cuando una mujer ofrece un consejo que no se le ha pedido e intenta ayudar a un hombre, no se da cuenta de lo crítico o poco afectuoso que puede parecerle a él su gesto. Más aún, es muy posible que el hombre se sienta más susceptible con las cosas pequeñas que con las grandes.


No caigas varias veces en el mismo error


b) Para el hombre: aprende a escuchar. Los hombres deben recordar que las mujeres hablan de sus problemas para intimar y no precisamente para conseguir soluciones. A menudo la mujer sólo quiere manifestar sus sentimientos acerca de cómo le ha ido un día y el esposo creyendo ayudar la interrumpe y le ofrece una retahíla de soluciones. Y no entiende en consecuencia por qué esto le sienta mal a ella. Un ejemplo: no me queda libre ni un minuto (dice ella). Deberías dejar ese trabajo (dice él).

El trabajo me gusta, lo que pasa es que... (dice ella). Tú haz sólo lo que puedas (dice él). Ya lo hago. Es increíble, pero hoy no he llamado por teléfono a mi mamá (dice ella). No te preocupes. Lo entenderá (dice él). Pero no te das cuenta que está muy sola (dice ella). Te preocupas demasiado, y por eso vives infeliz (dice él). Entonces se enfada y grita: es que no me escuchas. Un modo de relacionarse con la mujer es escucharla con solidaridad y comprensión.



Síntesis: los dos errores que más se cometen:


Cuando la mujer está disgustada, el hombre trata de cambiar sus sentimientos convirtiéndose en el señor “todo arreglado” y ofreciendo para sus problemas soluciones que descalifican sus sentimientos.

Cuando un hombre comete errores, la mujer intenta cambiar su conducta convirtiéndose en el comité para la mejora del hogar y ofreciendo consejos no solicitados.


En defensa de ambos


Al afirmar lo anterior no se dice que no haya cosas buenas en ambos en su forma de intervenir. El error realmente no es de fondo, sino de forma. La mujer aprecia la presencia del “arreglalotodo”, siempre que no aparezca cuando esté disgustada. El hombre aprecia la presencia del “comité para el arreglo del hogar siempre y cuando él lo haya pedido”. La comprensión de estas diferencias hace que sea fácil respetar la sensibilidad del otro y prestarle apoyo.

Cuando una mujer se resiste a las soluciones que le ofrece el hombre, éste siente que se está poniendo en cuestión su competencia. Por ello su disposición a escuchar también sufrirá menoscabo. Breves ejemplos de cómo el hombre puede por error invalidar sentimientos o bien ofrecer soluciones no deseadas: “No deberías preocuparte tanto”. “Pero eso no es lo que yo te he dicho”, “Muy bien, lo siento. ¿Por qué no lo olvidamos?”, “pero sí hablamos de ello”, “no deberías tomártelo así”, “muy bien, yo limpio el...”, “si vas a quejarte luego, no lo hagas”, “de ahora en adelante yo me encargo”, “te importaría ir al grano”.

Cuando el hombre se resiste a las sugerencias de la mujer, ella cree que él es un orgulloso y que no la apoya. Algunos ejemplos de cómo la mujer puede molestar al hombre dando consejos o críticas aparentemente inofensivas: “¿Cómo se te ocurre comprar eso?”, “los platos están todavía mojados”, “llevas el pelo muy largo”, “hay sitio para aparcar ahí, no lo has visto?”, “no lo pongas ahí, se va a perder”, “deberías llamar al fontanero, porque...”, “deberías pasar más tiempo con los niños”, “¿Cómo puedes pensar en ese despacho tan desordenado”, “Conduces demasiado deprisa”, “deberías haber llamado, pues no sé dónde estabas”, “las patatas fritas tienen mucho aceite, no son buenas para tu corazón”, “esa camisa no va bien con esos pantalones”...



Algunos Consejos para la pareja


1. Comunicación. La buena comunicación es esencial. Esto significa la importancia de ser capaz en todo momento de escuchar abiertamente, hablar claro y con sinceridad e interpretar correctamente otros signos de comunicación no verbal (enfado, cansancio, preocupación, distanciamiento, irritación, ilusión, entusiasmo...)

2. Apoyo inequívoco. Esto significa una disposición total a apoyar todo lo que es bueno para tu pareja. Esperando y apoyando su éxitos y máximos logros.

3. Autoestima. Para ser un excelente compañero, primero debes preocuparte de estar bien contigo mismo. Preocúpate de tus necesidades de todo tipo: espirituales, emocionales, físicas, mentales.. y mejora como ser humano todo lo que esté en tu mano.

4. Capacidad para perdonar. En un larga relación siempre se cometen fallos en la vida de la pareja. No importa el amor que se sienta, algunas veces estaremos enfadados, heridos, resentidos acerca de algo que el otro ha hecho o no ha hecho. Estar siempre dispuesto y preparado para pedir perdón es esencial para la estabilidad y salud de la relación de la pareja a largo plazo.

5. Amor sincero. Es uno de los fundamentos indispensables de una relación sólida. Esto será un buen "seguro" para soportar otras "inclemencias" en la vida de la pareja.

6. Igualdad. Compartir las obligaciones y los beneficios en régimen de equidad en todo lo que ocurra dentro de la relación de la pareja: retos, responsabilidades, elogios... Ser pareja significa compartir una vida juntos en todas sus facetas y hacer espacio para que la pareja haga sus propias contribuciones.

7. Flexibilidad. El tiempo y las circunstancias nos cambiarán y por tanto es importante ser lo suficientemente flexible time para adaptarnos y evolucionar. Es esencial, sin embargo, saber que no cambiarás tus principios (valores, compromisos) o en el camino que la pareja debe andar conjuntamente.

8. Compromiso. En el mundo actual es frecuente enfrentarse continuamente a múltiples prioridades y responsabilidades. Es fácil para una relación actual olvidar la importancia de mantener una relación de pareja como la prioridad más importante, lo que requiere un compromiso contigo mismo en términos de tiempo, energía y dedicación.

9. Ser positivo. Una persona que piensa negativamente hace la convivencia de la pareja mucho más difícil. Pensar en positivo crea un buen clima en cualquier relación humana, y la relación de pareja no es una excepción.

10. Haz una relación divertida. Intenta sorprender a tu pareja. La vida es muy larga hazla grata y divertida. Ten tiempo, paciencia e interés para sorprender a tu pareja. Juega, viaja, ríe, llora y vive la vida todo lo intensamente que puedas con ella.

11. Sexualidad. No caigas en la monotonía y en la apatía. Aunque esté presente una amor sincero y verdadero, la pareja hará bien en cuidar, mimar, desarrollar, mejorar, todo lo relacionado con su vida sexual.

12. Hijos. Los hijos deben servir para unir y no desunir. Educa y contempla a tus hijos desde la perspectiva de la pareja. Trabaja en la misma dirección y siempre trata de reforzar el papel de tu pareja ante tus hijos.

13. Afrontar conjuntamente los problemas. Hemos encontrado multitud de fuentes de problemas en la pareja (ver Pareja problemas). Intenta dar una solución rápida y eficaz conforme vayan viniendo...





Para Reirnos un rato...

Algo para reflexionar, algunos consejos y chistes sobre PARE



Querida Mujer:


1.. Si pensás que estás gorda, muy probablemente sea cierto. No preguntes. Me negaré a responder. Y las balanzas no mienten ni están desajustadas. Para eso las inventaron, para pesar.

2.. Si querés algo, pedilo. Dejemos esto en claro: LOS HOMBRES SOMOS SIMPLES. Las indirectas sutiles no funcionan. Las indirectas directas no funcionan. Las indirectas muy obvias tampoco funcionan. Por lo tanto, decí las cosas tal como son, no como a vos te parece que a mi me parecería que son. Si pudiera leer el pensamiento hace rato que sería millonario.

3.. Si hacés una pregunta para la que no querés respuesta, no te extrañes al recibir una contestación que no querés oír. Mucho menos te enojes cuando, con masculina simpleza, te de exactamente esa respuesta, la que no querés. Preguntas como "tenés una amante?" no conducen a nada.

4.. Somos SIMPLES. Si te pido que me pases el pan, por favor, solo quiero decir eso. No te estoy reprochando que no está puesto sobre la mesa, ni estoy insinuando que preferiría Criollitas. No hay segundas intenciones ni mensajes ocultos... De verdad, todos los hombres SOMOS SIMPLES.

5.. La respuesta a la pregunta "está la cena?" es SI o NO. No hace falta que me expliques que con todo lo que tuviste que hacer en el día estás atrasada y no tenés la cena a tiempo para el "señor". Tampoco tenés que recalcar que no valoro nada de lo que hacés.

6.. Somos SIMPLES. No hace falta que preguntes en que estoy pensando. El 96.5% de las veces será en "Sexo". Y no, no es que seamos unos "pervertidos", es simplemente lo que mas nos gusta, ya que desgraciadamente, SOMOS SIMPLES.

7.. A veces no estoy pensando en vos. No pasa nada. Por favor acostúmbrate a eso. No me preguntes en que estoy pensando, a menos que estés lista para hablar de temas como política, economía, futbol u otra cosa.

8.. Sábado = Parrillada o Pizza =Amigos = Cervezas = futbol o boxeo. Esto es como la luna llena o la marea. No se puede evitar. Esto no significa que los quiera a ellos más que a vos.

9.. Ir de compras no es divertido, y no, nunca voy a considerarlo de esa manera. Mucho menos si no se ni siquiera lo que ando buscando ni me sobra la plata para gastarla en cosas que no necesito.

10.. Cuando tengamos que ir a alguna parte, absolutamente cualquier cosa que te pongas está bien. DE VERDAD.

11.. Tenés suficiente ropa. Tenés demasiados zapatos. Y las ofertas de ropa no son verídicas. Comprar lo que vale 100$ con 20% de descuento no es lo mismo que ahorrar 20$.

12.. Llorar es, por completo, al pedo. Además, a no dudarlo, es chantaje. Así de sencillo.

13.. El salón de belleza no es lugar para los hombres. Para eso hay peluquerías. Además, no hay corte, tinte o peinado que valga lo que ustedes pagan, para que luego se quejen de que no les gustó y paguen el doble por corregirlo. Como los hombres SOMOS SIMPLES nos es imposible notar a simple vista que se hicieron "rayitos", no es desinterés es sólo falta de entrenamiento.

14.. SOMOS SIMPLES. Necesitamos instrucciones precisas para poder ahorrar tiempo. Conversaciones como:

- Gordo, alcanzame las llaves

- Donde están?

- En mi cartera

- En cuál de todas?

- En la azul

- Donde la dejaste?

- Abajo

- En qué lugar?

- Sobre la silla

- Qué silla?

- La del comedor

Podrían, en nuestra simpleza, reducirse a:

¿Me alcanzás las llaves que dejé en la cartera azul sobre la silla del comedor?

15.. La mayoría de los hombres tenemos tres pares de zapatos. Es más, yo tengo dos. Insisto SOMOS SIMPLES. Por lo mismo, ¿qué te hace pensar que sirvo para decidir cual par de los treinta que tenés te va mejor?

16.. Respuestas sencillas como un "SI" o un "NO", son perfectamente aceptables para cualquier pregunta.

17.. Nuestro concepto del tiempo es sencillo. No estudiamos a Einstein. Las veinte y treinta son, a lo sumo, las ocho y media pero nunca las diez. Si fijamos un horario no es calculando una hora de margen. O acaso los partidos de fútbol no empiezan puntuales?

18.. Acude a mi con un problema solo si quieres ayuda para resolverlo. Para eso sirvo. No me pidas empatía como si fuera yo una de tus amigas.

19.. Una uña con el esmalte saltado, o una media corrida NO son un problema. Creeme que los hombres, SIMPLES como somos, lo último que vemos en una mujer son sus uñas. Quien te diga lo contrario miente, o te lo dice para ver si así logra lo que en realidad pretende el 96.5% del tiempo.

20.. Si algo que dije se puede interpretar de dos formas distintas, y una de ellas hace que te entristezcas o te enojes, mi intención era decir la otra, aunque vos invariablemente vas a optar por la otra interpretación y estaremos discutiendo al pedo. SOMOS SIMPLES, no leemos entre líneas y mucho menos hablamos entre líneas.

21.. TODOS los hombres vemos nada mas 16 colores. Manzana y Durazno son frutas, no colores. Por cierto, ¿que es el color "fucsia"?. Es más:¿Cómo carajo se escribe?

22.. La cerveza y el vino nos emocionan tanto como a ustedes los bolsos, la ropa, los perfumes, la desgracia de las vecinas y el divorcio de tu compañera de trabajo.

23.. Fumar un buen puro, es tan disfrutable como tener una buena sesión de sexo. Así que no me arruines el momento pidiéndome que lo apague.

24.. No hace falta que te diga que te quiero cada veinte minutos. El no repetirlo no hace que el amor desaparezca. Si te digo que te quiero te querré, hasta que te diga que ya no te quiero más, aunque pasen veinte años. Y obviamente, tampoco es necesario que trates de averiguar cuanto te quiero.

25.. Si te pregunto si pasa algo malo y tu respuesta es "no, nada", te creeré al pie de la letra y reaccionaré como si nada malo pasara. No voy a buscar otro significado, pues mi pregunta fue clara y directa.

26. La simpleza del hombre radica en que es un animal instintivo. La mujer es un ente emocional. No le pidas peras a un manzano. Recordá, SOMOS SIMPLES


consejos

Diálogo de pareja


Todo sucedió en un lluvioso y lánguido día de otoño. Elisa y Emilio pasaban la tarde juntos en su casa plácidamente leyendo y escuchando música mientras se hacia de noche. Todo discurría con una sosegada normalidad hasta que... Elisa hizo una pregunta:

Elisa: ¿Que harías si me muriese?

Emilio: Te guardaría luto.

Elisa: ¿Durante mucho tiempo?

Emilio: Muchísimo tiempo!

Elisa: ¿Por qué?

Emilio: (serio) Porque te quiero y tu perdida seria dolorosa para mi. ¿Por qué?

Elisa: (con una sonrisa). Que bonito. ¿Volverías a casarte?

Emilio: No

Elisa: (con expresión dolida) ¿Por que no? ¿No te gusta estar casado?

Emilio: Si que me gusta

Elisa: ¿Entonces si que te volverías a casar?

Emilio: (carraspea) Creo que después de haberte guardado luto durante el tiempo suficiente y mi vida volviese a tener sentido, si.

Elisa: ¿También dormirías con ella en nuestra cama?

Emilio: Es de suponer, no?

Elisa: ¿Reemplazarías mi foto por la de ella en la mesilla de noche?

Emilio: Pondría las dos fotos.

Elisa: ¿También tendrías sexo con ella? ?En nuestra cama?

Emilio: (bebiendo un sorbo de café) Seguramente llegaríamos a eso. Si.

Elisa: ¿Jugarías también al golf con ella?

Emilio: Si, lo haría

Elisa: ¿Le darías mis palos?

Emilio: No, es zurda.

Elisa: ¿¿¿Como???

Emilio: ¡ Mierda...!.


matrimonio

Algunos chistes de pareja:




Un matrimonio está en un restaurante y el marido le dice a su esposa:

- Ves que sigo siendo tan atractivo e irresistible como antes… en este mismo momento la chica del vestido rojo en la otra mesa me está sonriendo.

- ¡Bah! La primera vez que te vi, yo también me cagué de la risa.


* * *

El niño que ve a su madre delante del espejo del baño tocándose las tetas y diciendo:
- Quiero un hombre, aaah, ¡¡quiero un hombre!!
A esto que por la noche entra en la habitación de los padres y ve a la madre en la cama con un tío. Sale corriendo al baño, se pone delante del espejo y empieza a decir tocándose las tetas:
- ¡¡Quiero una bicicleta, quiero una bicicleta!!


* * *

La pareja recién casada, en la luna de miel. Ella es calva y tiene una peluca. Como le da vergüenza que el marido lo sepa, le dice:
- Pepe, apaga la luz, que me da vergüenza que me veas desnuda.
Cuando se apaga la luz, la mujer se quita la peluca y se acuesta. El marido, empieza a tocarle la cabeza y le dice:
- María, date la vuelta, que has puesto el culo en la almohada.


* * *

¿Por qué hizo Dios a Adán antes que Eva?
Para darle una oportunidad de hablar.


* * *

Doctor, doctor, cuando mi marido y yo hacemos el amor a veces me entran unos fríos tremendos y a veces unos calores insoportables.
- Cada cuánto hacen el amor
- 2 veces al año, en enero y en agosto.


* * *

Tan pronto el impaciente novio se encuentra con su amada en la habitación del hotel, con desesperación comienza a despojarse de su ropa, diciendo:
- Ahora si mi amor, ¡te voy a hacer lo que nadie te ha hecho!
La novia asustada comienza a gritar y a correr por la habitación diciendo:
-¡No me mates, no me mates!


* * *

-Tía Teresa, ¿para qué te pintas?
-Para estar más guapa.
-¿Y tarda mucho en hacer efecto?


* * *

-María, María, qué felices éramos hace 15 años...
-Pero si no nos conocíamos.
-Por eso, María, por eso...


* * *

Una señora está parada junto a un escaparate de una tienda de vestidos de novia. Le acompaña su hija pequeña.
-Mamá, ¿por qué todas las novias van vestidas de blanco?
-Hija, porque el de la boda es el día más feliz de su vida.
-Entonces, ¿por qué los novios van vestidos siempre de negro?


* * *

Una mujer a su marido:
- Cariño, dime algo que empiece con amor.....
– AMORFA


* * *

Un hombre entra en un establecimiento quejándose:
- Mi mujer me engaña, mi hijo no me quiere, el perro me muerde, la niñera me riñe....
- ¡Y a mí que me cuenta! Estoy es una tienda de fotos.
- Es que como en la entrada hay un cartel muy grande que dice "Entre y revele su rollo"...



Chistes

Tipos de pareja
Y tu pareja, ¿a qué tipo informático pertenece? (vale la comparación seas hombre o mujer)


• Pareja Virus: Cuando menos lo esperas, se instala en tu apartamento y va apoderándose de todos tus espacios. Si intentas desinstalarlas, vas a perder muchas cosas; si no lo intentas, pierdes todas.
• Pareja Internet: Hay que pagar para tener acceso a ella.
• Pareja Servidor: Siempre está ocupada cuando la necesitas.
• Pareja Windows: Sabes que tiene muchos fallos, pero no puedes vivir sin ella.
• Pareja Macintosh: Preciosa, infalible y algo cara, no muy compatible con otras… y solo el 5% de la gente saben la dicha de tenerlas.
• Pareja PowerPoint: Ideal para presentarlas a la gente en fiestas, convenciones, etcétera.
• Pareja Excel: Dicen que hace muchas cosas, pero tú tan solo la utilizas para la operación básica.
• Pareja Word: Tiene siempre una sorpresa reservada para ti y no existe nadie en el mundo que le comprenda totalmente.
• Pareja D.O.S.: Todos la tuvieron algún día, pero nadie la quiere ahora.
• Pareja Backup: Tu crees que tiene lo suficiente, pero a la hora de ‘vamos a ver’, le falta algo.
• Pareja Scandisk: Sabemos que es buena y que sólo quiere ayudar, pero en el fondo nadie sabe lo que realmente está haciendo.
• Pareja Screensaver: No sirve para nada, pero te divierte.
• Pareja Paintbrush: Puro adobito y nada de sustancia.
• Pareja RAM: Aquella que olvida todo apenas se desconecta.
• Pareja Disco Duro: Se acuerda de todo, todo el tiempo.
• Pareja Mouse: Funciona sólo cuando la arrastras.
• Pareja Multimedia: Hace que todo parezca bonito.
• Pareja Usuario: No hace nada bien y siempre esta haciendo preguntas.
• Pareja e-Mail: De cada diez cosas que dice nueve son tonterías.
• Pareja Refrigeración Líquida: Por mucho que te esfuerces nunca se calienta.


Complejo de Edipo


¡Doctor, ya no aguanto más! A pesar de todos mis esfuerzos, mi marido no me considera. Desde que nos casamos, él sólo habla de su mamá, mamá, mamá. ¡Es como si yo no existiese!
El psicólogo le pregunta si ya probó con hacer una cena especial.
- Sí, pero no ayudó nada.
- Tengo una idea, señora -dice el psicólogo.
- Si hay un lugar donde su suegra no puede rivalizar con usted, es en la cama. Esta noche usted se viste con un camisón negro, todo transparente. Además, póngase medias, tanga y liguero negro, el color negro es muy sexy y excitante, maquíllese y coloque sábanas de seda, velas aromáticas, vino y música romántica, con este ambiente seguro que no se resiste.
La joven siguió todo el plan al pie de la letra, sin olvidar ningún detalle. La verdad es que ella misma nunca se había sentido tan sexy y voluptuosa.
Al llegar el marido ella adopta una postura provocativa; él entra a la habitación, la ve y grita preguntando con cara de desesperación:
- ¿ Por qué estás toda de negro? ¿Le pasó algo a mi mamá?


Yo estaba muy feliz!!


Yo estaba muy feliz!!
Mi novia y yo habíamos andado juntos por mas de un año y decidimos casarnos. Mis padres nos ayudaron en toda forma posible, mis amigos me apoyaban. Y mi novia era un sueño. Solo había una cosa que me molestaba mucho, y era la mejor amiga de ella. Era inteligente, sexy y a veces flirteaba conmigo; lo que me consternaba.
Un día, la amiga de mi novia me hablo por teléfono y me pidió que fuera a su casa a ayudarle con la lista de los invitados a la boda. Así que fui para allá. Ella estaba sola, y cuando llegue, me susurró que, ya que me iba a casar con su mejor amiga, y tomando en cuenta que ella tenia ciertos sentimientos y deseos hacia mi persona, y que ya no podía aguantarse mas, y que antes que me casara y comprometiera mi vida con su mejor amiga, quería hacer conmigo el amor una sola vez.
¿¿¿¿¿¿Que podía decir???????????
Estaba totalmente sorprendido, y no pude decir palabra. Así que me dijo, “Iré al cuarto, y si tu lo deseas, entra y me tendrás.”
Admire su maravilloso trasero mecerse al subir las escaleras. Me levante del sillón y estuve así, de pie, por un momento. Me di vuelta y fui a la puerta principal, la cual abrí, y salí a la calle, me dirigía a mi carro.
Mi novia estaba afuera!!!!!!!!!!!!!!
Con lágrimas en sus ojos, me abrazo y me dijo, “Estoy muy feliz y orgullosa de ti. Has pasado mi pequeña prueba. No podía tener a un mejor hombre como esposo!”
Moraleja: Siempre deja tus condones en el carro!!!!!
Una pareja que tan solo llevaba dos semanas de casados sostienen el siguiente diálogo. El marido, aunque se sentía feliz ya andaba con ganas de irse de parranda, así que le dice a su mujer:
- Mi vida, ahora mismito vengo…
- ¿A dónde vas cariño…? (expresión de recién casados)
- Al bar, mi cielito. A tomarme una cervecita.La mujer se lleva la mano a la cintura y le dice:
- ¿Quiere una cervecita mi amorcito…?Y en eso abre la puerta del frigorífico y le enseña 25 marcas de cerveza de 12 países diferentes: mexicanas, alemanas, holandesas, japonesas, etc. El marido no sabe qué hacer y se le ocurre decirle:
- Ay mi pichurri… pero en el bar… tú sabes… la jarra helada.No terminaba de decir esto cuando la esposa interrumpe diciéndole:
- ¿Quiere una jarra congelada mi amorcito…?Saca del congelador una jarra helada, congelada, blanca… tan blanca que hasta temblaba de frío. El marido apenado dice:
- Sí amor mío, pero en el bar sirven unas tapitas riquísimas…vuelvo enseguida, ¿Vale?
- ¿Quiere unas tapitas mi amorcito…?
Abre el horno y el frigorífico y saca quince platos diferentes de tapas… Aceitunas, chopitos, patatas bravas, al alioli, cacahuetes, palomitas, quesos, paté, caviar, carnes frías, etc…
- ¡Que buena pinta tiene! Pero caramelito… en el bar … tú sabes… las maldiciones, las palabrotas y todo aquello…
- ¿Quiere palabrotas mi amorcito…? Entonces, ¡¡¡TE TOMAS LA PUTA CERVEZA EN LA JODIDA JARRA HELADA Y TE COMES LAS TAPAS, PERO DE AQUI NO SALES, CABRÓN DE MIERDA!!!

Espero les haya servido la información que les dejé, y se hayan reido un rato con los chistes...

Fuente:
http://www.euroresidentes.com
http://www.emiliopolis.net
http://www.elforro.com/humor