Cuando una mujer hermosa se enamora de un hombre de apariencia promedia -por no decir feo-, muchos la tachan de ciega o interesada, sin conocer el balance en el banco del agraciado. Después de todo, ¿qué ve una bella en un bestia?

Los hombres feos son mejores maridos

Ahí están la Jennifer Lopez y el Marc Anthony felices de la vida cuando todos se preguntan qué le vio al cantante el símbolo sexual por excelencia. Algo tiene ese flaco, porque su ex es Dayanara Torres, y J.Lo nunca necesitó de su fortuna.

Nunca se debe subestimar un feo porque en el caso de las mujeres, éstas suelen enamorarse por las orejas y no por los ojos. Aunque no sea amor a primera vista; el trato, los detalles y la personalidad abren camino a un feíto. Un nuevo estudio publicado en la Revista de Psicología Familiar revela que aquellos no tan agraciados en looks son mejores esposos y padres que los Adonis.

pasion

La belleza y la atracción son subjetivas, por lo que el estudio solo formó hipótesis. Una de éstas es que es menos la felicidad en las parejas de recién casados cuando él es más atractivo que ella o son equitativos en eso de la buena pinta.

Cualquier persona en la calle daría por sentado lo que el estudio reveló: Un hombre no atractivo físicamente se esfuerza más para mantener el interés y la llama de la pasión cuando se encuentra en pareja. Igualmente son más ambiciosos en sus carreras y desarrollan más sus personalidades y sentido del humor para compensar por la broma de la naturaleza. Una vez el hombre promedio encuentra una pareja busca quedarse con ella.

hombres

Aquellos que son más guapetones, digamos un Luis Miguel, sostienen romances breves y son picaflores, mientras aquellos más feúchos suelen ser más comprensivos y cariñosos. Se consideran tan dichosos de estar con mujeres mucho más atractivas que tampoco se sienten tentados en ser infieles.