La demanda creció un 80 por ciento en tres años. El público es cada vez más heterogéneo. Los descuentos con cupones son muy usados.

En verano, se gastan entre $ 200 y $ 5 mil en tratamientos de belleza

En verano, se gastan entre $ 200 y $ 5 mil



Cada vez mejores y con menos vestigios del paso del tiempo. Así se quieren ver las mujeres que, cada vez más, concurren a los centros de belleza. Ultracavitación, electrodos, depilación definitiva, radiofrecuencia son palabras que muchas mujeres manejan con solvencia. Esos son los tratamientos más requeridos entre quienes rondan los 30 y los 60 años.

La belleza como paradigma, y como negocio, ha crecido en los últimos años de la mano de la nueva aparatología y del acceso a las ofertas de cupones y de la financiación de las tarjetas de crédito. “La mujer quiere verse y sentirse mejor porque está en permanente contacto y exposición en función de las actividades sociales y profesionales que realiza”, explica Laura Cornejo, responsable de marketing y ventas de Femine.

verano


Los gastos son muy variables. Dependen del tipo de tratamiento y de la cantidad de sesiones. Un gasto promedio ronda los 200 pesos mensuales para tratamientos con electrodos. Pero para seis sesiones de radiofrecuencia, por ejemplo, hay que desembolsar unos 4.800 pesos.

femme


“En 2008, realizamos alrededor de 350 tratamientos; mientras que en 2011, cerraremos el año con 650 tratamientos sólo de los corporales. Creció un 86 por ciento”, dice Cornejo.

Los tratamientos más demandados son los dermatológicos y los corporales: depilación definitiva y radiofrecuencia o lifting no quirúrgico. La radiofrecuencia elimina las arrugas: quema la piel del lado interno, lo que genera colágeno y una mejora significativa del aspecto de la piel. En el exterior, no se quema ni mancha. El tratamiento es aplicado por un médico.

mujeres


“Se necesitan entre cuatro y seis aplicaciones y, luego, entre una y dos más al año”, explica Julián Mottura, del Beauty Center de Clínica Mottura. Cada aplicación ronda los 800 pesos.

Los tratamientos corporales son muy solicitados en esta época del año. La gente busca reducir la obesidad localizada, la celulitis y la flacidez. “La ultracavitación permite la disminución real de centímetros en el abdomen, un retroceso en la celulitis y una mejora en la piel”, asegura Eugenia Ruben, licenciada en kinesiología y fisioterapia. Se utiliza un aparato de ultrasonido para reducción de adiposidades.

belleza


Belleza en cuotas. El público que concurre a los centros de estética es cada vez más heterogéneo y no es necesariamente de alto poder adquisitivo. “La gente es muy susceptible a las promociones”, dice Mottura. Pagan hasta en 12 cuotas. “Hay mucha oferta para acomodar al bolsillo del paciente. Hay un abanico muy grande de gente. En un mismo lugar se puede gastar mil pesos o cinco mil”, agrega.

Los cupones de descuentos, de hasta el 75 por ciento, comenzaron a atraer a gente que habitualmente no concurría a estos institutos de belleza. “Algunas se acercan por curiosidad o comentarios. Las de menos recursos, usan los cupones y se encuentran haciendo algo que nunca imaginaron”, asegura el médico Leonardo Aguirre, de Estética La Fuente.

salon de belleza


Desde los centros de estética, aseguran que quienes utilizan esas rebajas, luego desertan porque no están dispuestas a pagar los precios de lista.

“Se ha ampliado el abanico de mujeres que se ha incorporado de la mano de cambios culturales que vienen desde ya hace varios años. La gente tiene hábitos más sanos y es más consciente de su cuerpo”, asegura Cornejo. Y sigue: “Por eso, cada vez fuma menos, realiza más actividad física y busca centros de estética”.

En verano, se gastan entre $ 200 y $ 5 mil


La preocupación por el cuerpo comienza alrededor de los 30 años, coinciden los esteticistas, y no superan los 60. “El perfil que concurre a Femine es de mujeres entre 22 y 55 años, con un ingreso familiar medio”, asegura Laura Cornejo.

Muchas llegan después de haber tenido hijos y realizan tratamientos durante todo el año. En otoño/invierno crece la demanda de depilación definitiva y tratamientos faciales que requieren cuidado con el sol. La demanda de tratamientos corporales, para bajar peso y recuperar o mejorar la figura, crece en “temporada alta”: noviembre y diciembre, previo a las vacaciones, al calor, la malla y los viajes. “Muchas buscan resultados mágicos, quieren aquellos que menos esfuerzo y dolor 
les produzca”, plantea Ruben.

verano


En ocasiones, hay “retoques” antes de las fiestas de fin de año. Leonardo Aguirre asegura que muchas mujeres realizan el tratamiento aunque no vean resultados para “mantener tranquila su conciencia” y poder seguir transgrediendo las reglas de comer sano y realizar ejercicio. “La cuestión es sentir que hacen algo”, concluye.




FUENTE: http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/verano-se-gastan-entre-200-5-mil-tratamientos-belleza