las 10 conductas (y unas cuantas más) que los hombres odian de las mujeres. Veamos cuáles son:

Que se les invada su espacio personal
Tanto el hombre como la mujer necesitan de sus espacios para desarrollarse personalmente, los cuales el otro debe saber respetar. Cuando no tienen ese espacio los hombres dicen sentirse asfixiados en medio de una relación que llega a convertirse para ellos en “claustrofóbica”.

Los celos
Los hombres suelen alegar frecuentemente por los supuestos celos injustificados de sus mujeres. Sin embargo, es importante que el hombre examine cuál es la razón de ese comportamiento.

Hablar en código
Los hombres utilizan con frecuencia la frase “Nadie entiende a las mujeres”, sin embargo especialistas señalan que lo que sucede es que la lectura emocional de los hombres es mucho más pobre, lo que no muchas veces no les permite entender los sutiles mensajes que les llegan de las mujeres. Esto los desespera porque no saben lo que les están pidiendo.


Sentimentalismo exagerado
Muchos hombres se sienten incómodos cuando una mujer es demasiado sentimental, probablemente porque la sociedad lo obliga a él a ser más fuerte. Es comprensible entonces que si a ellos les resulta difícil manejar sus propias emociones, cuánto más las de sus parejas, opinan los expertos.

Las interminables compras
El hombre es más directo cuando quiere comprar algo. Compra lo primero que ve y que le gusta y usualmente no se entretiene a ver otras opciones. Es por eso que le molesta ir de compras con su pareja, a quien normalmente le encanta “vitrinear” y recorrer todo el centro comercial.

Mujeres inseguras
Las mujeres necesitan que su pareja les dé seguridad, pero muchos hombres no se sienten cómodos con este papel,

Hablar sin parar
El hombre es más concreto, no le gusta que se alarguen tanto en las conversaciones, en cambio a la mujer le gusta matizar y tomarse su tiempo para responder, lo cual desespera al sexo masculino..

Usar el sexo como un arma
Según un experto en la materia, a la mujer le es difícil separar lo emocional de lo corporal, cosa que no representa un problema para el hombre. Es por eso que al haber algún conflicto o pleito en la pareja, la mujer tiende a negarse a sostener relaciones y esto es percibido por el hombre como un castigo.

Actuar inocente, casta y pura.
Una cosa que les molesta mucho a los hombres es que las mujeres se las lleven de castas y puras, cuando en realidad su pasado no fue de esta manera.

Criticar a otras mujeres
El hombre tiende a ser más reservado y menos explícito que las mujeres, por eso detestan que sus parejas hablen mal de otras personas.

¿Qué odian los hombres de una mujer? II
Si creen que esto era todo, se equivocan, aún hay más …

Otras cosas que el sexo masculino odia son:


Mover los límites
Tras llegar a un acuerdo con su pareja, al hombre le molesta que su pareja intente renegociar la situación y que quiera mover los límites que previamente habían acordado.

Que los comparen con otro
Si algo hiere el ego masculino es que las mujeres lo comparen desfavorablemente con otro hombre, especialmente si ese hombre es un ex novio. Lo consideran insoportable.

Que intenten cambiarlos
A los hombres les desagrada también que sus mujeres no los acepten como son y que quieran cambiarlos a como de lugar.

Degradar sus intereses (Fútbol no)
Algunas mujeres intentan degradar los pasatiempos e intereses de su pareja, sencillamente porque a ellas nos les gustan. El querer por ejemplo alejarlo del fútbol, cuando este es su deporte y pasatiempo favorito es imperdonable.

Discusiones o regaños delante de sus amigos.
Ni siquiera pensarlo. No hay nada que los enoje tanto.

Que le revisen todo:

Algunas mujeres por exceso de curiosidad o celos obsesivos, aprovechan cualquier oportunidad para chequear la cartera, celular, closet o el escritorio de su pareja. Si el hombre se percata de ello seguro que se armará un tremendo lío.

Que sean inquisidoras
Ese afán de preguntarlo todo, con lujo de detalles y hacer cuestionamientos inquisidores frente a cualquier sospecha de mentira, puede ser muy desalentador para cualquiera y más para el hombre.

Ser maniáticas del orden
Aunque hay hombres muy ordenados, la obsesión de algunas mujeres por organizar la vida de todo el mundo y de reordenar lo que ya estaba en su lugar, irrita al sexo masculino.

Marcar el terreno
La reacción de una mujer cuando alguien ve a su pareja un poco más de lo habitual, es empezar a “marcar el terreno”, lo que para ellos significa “hostigamiento” (abrazos, colgadas de cuello, y todo tipo de cosas que nunca hacen las mujeres en una situación normal). El hombre las detesta.

Las preguntas insistentes.
El formular insistentemente preguntas como: ¿cómo me veo?, aburre a cualquiera.

La mezcla de feminismo/machismo
Las mujeres suelen caer según los hombres, en una mezcla de feminismo/machismo, pues aunque pelean por la igualdad de géneros, esperan que se les abra la puerta, que les paguen la cena y que las dejen pasar primero.

La obsesión por el cuerpo y el exceso de vanidad
Siempre gordas. Esa obsesión que tiene la mayoría de las mujeres de sentirse siempre gordas, no agrada al hombre y mucho menos el exceso de vanidad.

Que gane más plata que ellos.
Que la mujer gane más plata que el hombre para algunos no es problema, pero para otros es algo inaceptable.


A dieta todo el tiempo
No hay nada más deprimente para el hombre que siempre que invita a comer a su pareja ella termine pidiendo un plato de lechuga acompañado de bebida light. Es bueno cuidarse pero de vez en cuando hay que permitirse algo rico y sustancioso para compartir con la pareja

http://www.sitiosargentina.com.ar/notas/2007/abril/actitudes-femeninas.htm