Las 10 cosas que les complican la vida


Según una encuesta nacional, ellas se arrepienten de hacer más actividades de las que pueden (y nunca se niegan)


S.O.S Mujeres



Siempre dispuestas a ocupar varios espacios al mismo tiempo, a hacer equilibrio para cumplir con todas las obligaciones: estudio, trabajo, familia y pareja. No les resulta fácil cumplir los objetivos que se autoimponen. Y no quieren mostrar flaqueza. El "sexo débil" de ayer hace mucho más de lo que puede, aunque a menudo esto traiga dolores de cabeza, cansancio, ansiedad, angustia, frustración y, sobre todo, arrepentimiento.

Muchas quisieran derribar el estereotipo de mujer multifunción. Pero no pueden. Esa imagen sigue más vigente que nunca, según una investigación realizada por la consultora de D'Alessio IROL, entre 450 mujeres de todo el país. Nueve de cada 10 consultadas afirman que son capaces de hacer varias cosas al mismo tiempo. No obstante, la mayoría reconoce que querer hacer más actividades de las que pueden les complica la vida.

"Curiosamente, aquello que es su gran fortaleza es lo que termina esclavizando a las mujeres: su gran habilidad para organizar los tiempos y para efectuar diferentes tareas en forma simultánea", destaca el informe.

Los reproches no solo pasan por el aspecto laboral. También aparecen en el plano amoroso: muchas se lamentan porque tienen que llevar adelante una relación que no da para más.

Pero no todo es tan malo en el mundo femenino. Como luchadoras natas que son, las mujeres argentinas no se resignan: dos de cada 10 lograron revertir los errores pasados y el 60% está dispuesta a superarlos.

imagenes


1
Querer hacer más cosas de las que pueden (54%)


Las exigencias que se imponen de cumplir siempre, y que muchas veces van más allá de sus posibilidades reales, las hacen sentir disconformes. Sin embargo, a las mujeres les cuesta mucho romper con esa trampa.

fotos


2
No pedir ayuda (39%)


Las encuestadas reconocen que se esfuerzan por encontrarle solución a todo y que les gusta demostrar que pueden hacerlo solas. No obstante, cuando no lo logran, se arrepienten de no haber pedido ayuda a alguien para lograr el cometido.

mujeres


3
No saber decir que no (37%)


Quieren hacerse cargo de todo y no demostrar debilidad ante los otros, especialmente ante el género masculino. Por eso, les cuesta negarse a realizar una actividad laboral o del hogar aunque estén sobrepasadas de tareas.

locas


4
No dedicarse tiempo a sí mismas (37%)


Las mujeres confiesan que tanta exigencia les impide dedicarle un mayor espacio de sus vidas para ellas mismas. Se arrepienten de no lograrlo, pero admiten que si lo hicieran tal vez se sentirían culpables.

Lujuria


5
Intentar rescatar relaciones de pareja que no funcionan (30%)


Una buena parte de las cosas por las que las mujeres se arrepienten tiene que ver con sus cuestiones amorosas. Confiesas que se niegan a reconocer cuando el amor se fue.

hermosas


6
Creerse invulnerables (30%)


Tres de cada 10 mujeres piensa que nada va a pasarles, que las cosas malas solamente les ocurren a otras. Por eso, se arriesgan a hacer muchas más actividades de las que se sienten capacitadas o dejan de hacer otras necesarias para el autocuidado.

dulces


7
Abandonar los estudios (29%)


Las mujeres que dejan de cursar una carrera para darle prioridad a su vida amorosa y familiar suelen reaccionar tiempo después y se arrepienten. Lo bueno es que muchas confiesan estar decididas a retomar los estudios.

nenas


8
Dejar de relacionarse con amigas por estar en pareja (25%)


A menudo las féminas dejan una buena parte de su vida social para dedicarse a su familia. Eso las hace sentir mal, especialmente cuando tienen una crisis y necesitan un oído.

complicaciones


9
Aceptar cosas por miedo a perder a la pareja (22%)


Hay mujeres que confiesan haber permitido muchas cosas en pos de no perder su relación amorosa. Algunas situaciones de las cuales se arrepienten: haber perdonado un engaño o haber permitido un maltrato.

infartantes


10
Tener sexo cuando no lo desean (20%)


Dos de cada 10 féminas se arrepienten de haber tenido relaciones pese a no tener ganas. Según confiesan, no les gusta tener que "hacerles el favor". Prefieren disfrutar del encuentro.