Bueno gente, este es mi primer post, espero que les guste al menos el tema me parece interesante y creo que a todos en algún momento nos a involucrado de una u otra forma. Aquí les dejo algunos artículos que leí, y si les tengo que decir cual es el mejor de todos (a pesar de lo humoristico y lo serio) me pareció que el más acertado es el monologo de Fabio Posca que esta al final...


¿Existe la amistad entre el hombre y la mujer?


La cercanía al Día del Amigo hace casi inevitable el eterno dilema e Infobae.com consultó a un profesional para saber su parecer. "Cuando se siente amor por otro ser se movilizan sensaciones de todo tipo", dijo

La Real Academia Española define amistad como "afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato".

Al parecer, y a juzgar por la definición, ese afecto sería independiente del hecho de que quienes lo profesen sean dos personas del mismo sexo, o de sexos opuestos. Así y todo, el debate es tan viejo como la amistad misma...

Infobae.com consultó al licenciado en Psicología Enrique Manuel Castro (MN 10331), de Nuevo Centro, centro de Formación y Asistencia en Clínica Psicoanalítica.

¿Existe la amistad entre el hombre y la mujer?
Según nuestro querido Sigmund Freud uno puede tener amigos gracias a que está reprimida la corriente erótica, tanto homosexual como heterosexual permitiendo de este modo la libre disponibilidad del amor tierno sin interferencias de índole sexual.

El inconveniente es que nunca lo está del todo y de allí que se generan todos estos interrogantes acerca del sentimiento de amistad.

Sucede que los seres humanos intentamos salir de este problema mediante el viejo y conocido método de la exigencia de pureza de las relaciones afectivas, lo cual no hace otra cosa que complicar aún mas el tema.

Digamos que cuando se siente amor por otro ser se movilizan una serie de sensaciones de todo tipo. La cuestión sería no asustarse ni exigirle a los sentimientos la pureza de las teorías abstractas.

Lo que quiero decir es que los sentimientos se componen de ambas corrientes y no se sostiene la una sin la otra y el problema es que la decisión de cuál de las dos corrientes pesa más es inconsciente (con lo cuál es un enigma para qué lado se inclinará la balanza en cada relación afectiva).

¿Siempre uno de los dos se "confunde"?
No creo que podamos hablar de confusión ya que en general lo que aparece como confuso está al servicio de no enfrentar al sujeto con lo que no quiere saber. En todo caso el tema, como vimos, está confundido desde su origen.

¿Por qué cree que hay quienes aseguran que la amistad sólo es posible después de que haya habido sexo entre ellos?
Esto suena más a una simple estrategia de seducción que a una posición frente al tema.

Me recuerda al viejo 'rebusque' que en mi época era masculino, aunque hoy no me animaría a afirmarlo tan rotundamente, para lograr objetivos non santos disfrazados de "Es por el bien de nuestra amistad, para no confundirnos...¿viste?"

¿Es posible que después de una relación de pareja surja una amistad?
Esta pregunta es del dominio del 'caso por caso' ya que depende de algo tan complejo como es una relación de pareja. Uno estaría tentado a pensar que es muy difícil que esto sea así pero no tengo estadística al respecto.

¿Es igual de "sincera" que la amistad entre dos personas del mismo sexo?
Esto siempre y cuando la amistad entre dos personas del mismo sexo sea absolutamente sincera. Tenemos la costumbre de someter a los sentimientos a pruebas terribles de control de calidad.

Todo el tiempo se escucha: "Un verdadero amigo es:...." como si la amistad existiera más allá de los amigos que la profesan. La amistad es un sentimiento disfrutable y no una prueba constante de virtudes impolutas.

Una de las cosas que más le cuesta al ser humano es identificar sus sentimientos, por eso nos pasamos pidiéndole pruebas al otro para no preguntarnos por las nuestras.

La naturaleza misma del sentimiento es variable y está constantemente atravesada por los avatares de la relación con uno mismo y con los demás, por eso no siempre es sencillo saber cuándo somos sinceros al expresar algún sentimiento. La sinceridad y los sentimientos son dos conceptos de lógicas diferentes y yo creo que la amistad no se mide, se siente.

¿Es "sano" o "normal" que alguno de los dos quiera "algo más", aunque quiera al otro sólo como amigo?
A nivel amistad creo que lo sano y lo normal deberían basarse en un acuerdo de partes.

Me parece que lo mejor es tratar de separar el sentimiento de amistad de lo que supuestamente sería sano o normal, ya que de no ser así se hace muy difícil tener amigos.

Fuente: Por Valeria Chavez
http://www.infobae.com/contenidos/392536-100934-0-Existe-la-amistad-el-hombre-y-la-mujer

_______________________________________________




¿Existe la amistad entre el hombre y la mujer?


Guerra de sexos: ¿Es posible que el hombre pueda ver a una mujer sin querer conquistarla? ¿Ellas se limitarían a no seducir?....Infinitos interrogantes y pocas respuestas.
Prácticamente cualquiera puede asegurar que sus amistades con el sexo opuesto, son totalmente puras, sin roces sentimentales de fuerza mayor y/o, sin atractivo físico. Lo cierto es que cada vez que se presenta este tema en un grupo que integre a ambos sexos, muchos callan; ¿por qué?
La naturaleza es sabia, porque sus leyes son eternas e inexorables. Así como en el reino animal machos y hembras se presumen y se seducen, el ser humano (del mismo reino), no tolera en su totalidad esta ley y argumenta que se puede limitar a este juego de la conquista con el sexo opuesto, interponiendo como regla, la amistad.
Para partir desde una base; muchos sostienen que no existe la amistad plena entre el hombre y la mujer, porque en el momento en que estos se ponen en contacto por primera vez, uno decide conciente o inconcientemente, su actitud en cuando a la conducta seductora. En otras palabras, cuando a un varón le presentan una mujer, lo primero que se le cruza por la cabeza es: "¿Para la cama o para el café?".
La respuesta a esa pregunta, que es completamente superficial, será el motivo del comportamiento del ser humano para establecer el contacto con el sexo opuesto. Si le atrajo la persona, sacará lo mejor de sí, elevará sus atributos y se comportará como todos los animales de su especie; con intenciones que poco y nada tienen que ver con la amistad. Si al contrario, no existió esa atracción, tendrá liberada su mente y actuará como siempre lo hizo con sus amigos del mismo sexo.
Otro punto importantísimo es que la amistad se hace de a dos personas. Si uno de los individuos tiene una atracción hacia el otro, deja de ser amistad; porque mientras uno se brinda como amigo, la otra persona solo está interesada en conquistarlo, por lo que la química no es la misma. Inclusive algunos sostienen que si no pueden seducir a su pretendida/o, por lo menos quieren conservarlo como amigo: ¿Se siente lo mismo?
Desde el otro lado, los que creen en la amistad entre el hombre y la mujer, argumentan que es sencillo ver a la otra persona del sexo opuesto sin necesidad de conquistarla, porque a una cierta edad es más preciso separar las cosas. Un hombre en pareja estable (generalmente) sabe controlarse al hambre de la seducción, así como también aquellos que han priorizado la amistad por el valor eterno que tiene esta.
El debate fue abierto hace siglos y aún no hay respuestas. Pero es un juego de nunca acabar, porque en el sexo no hay un punto final.

Fuente: Por Ignacio Ibarra Franchini
http://www.cherro.com.ar/articulo.php?aid=20

_______________________________________________




¿Existe la amistad entre el hombre y la mujer?


La amistad entre el hombre y la mujer


“Las cosas como son”, sorprendía la publicidad de Sprite… “él no es tu amigo, sólo te tiene ganas”, continuaba. Luego enumeraba un montón de situaciones en las que argumentaba que los chicos se hacen los interesados en la amistad de una chica, cuando su interés en el fondo es otro.
Serán las hormonas o será el amor, no lo sé. Pero con la mano en el pecho, los hombres debemos admitir que es cierto lo que dice Sprite.
Y ahora que Inspiration Cards, apoyado por Village y los vendedores de tarjeta del correo han dado en instituir esto que se llama el Día de la Amistad, aprovecho para plantear este tema. ¿Existe la amistad entre el hombre y la mujer?
Como presiento la cara de espanto que pondrán varias de mis amigas, me adelanto, antes de que rompan las amistosas tarjetas que les regalé alguna vez (si es que les regalé), a decirles que yo creo que SÍ existe la amistad entre personas de diferentes géneros, y que es muy linda y genuina.
Pero, también es cierto que en algún momento se nos cruzó por la cabeza un mal (o bueno, depende cómo lo tomen) pensamiento. Como le dijo el sabio Maradona a su hija “por más amigo que sea, en algún momento te va a mirar la cola”.
Ahora, aclaremos. Esto no significa que vayamos por la vida como babosos imaginándonos que cada amiga podría ser algo más. El punto es que en cada amistad heterosexual existe la posibilidad de que los sentimientos o las hormonas (insisto) traspasen la línea de la amistad en algún momento.
También es cierto que el primer paso para conquistar a una chica es hacerse amigo; y no nos engañemos, fechas como estas del Día de la Amistad son más populares entre pretendientes que entre amigos. Es el pretexto ideal para enganchar una corteja.
Pero también reitero que la amistad puede ser genuina y añado que puede haber amigas en las que nunca estuvimos interesados, porque en el momento que tuvimos la oportunidad teníamos ocupadas las hormonas y/o el corazón en otro objetivo.
Al menos eso creo yo, por supuesto, desde el punto de vista masculino.
¿Qué opinan mis colegas varones? ¿Qué dicen las chicas? Las invito a que me escriban, que en mí siempre tendrán un amigo…



Link: http://es.youtube.com/watch?v=9Z4GutHZTNM&feature=related

Fuente: Gerson Rivero
http://www.eldeber.com.bo/rblog/urbanistan/2007/07/existe_la_amistad_entre_el_hom.html

_______________________________________________




¿Cómo Saber Cuándo Romper La Amistad Hombre-Mujer?


El mito sobre esta relación es frecuente factor de peleas entre personas. Incluso es un tema de conversación frecuente entre aquellos que se dicen ser "íntimos". Diez claves que indican cómo moverse.

La amistad entre el hombre y la mujer es como con las brujas. Que las hay, las hay, aunque jamás se haya visto ninguna. Por definición, es el poder compartir aventuras, confidencias y hasta aburrimientos con otra persona en absoluta comodidad.

Los enemigos de ese estado de cosas entre un hombre y una mujer son pocos, pero para algunos son invencibles: el deseo sexual y la incomunicación.

En cuanto a la fe, los varones creen menos en la posibilidad de amistad con las chicas, quizás porque para ellos las mujeres son apetecibles por definición. Para las mujeres suele resultar más clara la diferencia, aunque ya no tanto.

Algunos amigos han logrado, incluso, trascender una sola noche en que los haya invadido el sexo y han decidido dejarla entre los secretos que guardarán juntos.

Diez puntos que debe tener en cuenta para saber si seguirá siendo amigo o no:

1. No sirve tener amigas o amigos feos para evitar la atracción. Si la amistad es verdadera, el deseo terminará apareciendo tarde o temprano porque el aspecto físico se vuelve agradable de todas formas. El cariño por otra persona la vuelve atractiva, y aunque esta regla parece más probable en las mujeres, el deseo de los hombres suele pender de un hilo.

2. La mayoría, sin embargo, encuentra agradable a la vista a su amiga mujer o su amigo varón. Y la clave es una cuestión crucial del ser humano: la renuncia. A veces ocurre: se quieren, comparten cosas, tienen buenos diálogos, y en un instante se dan cuenta de que podrían y querrían abrazarse, acariciarse y más. En ese punto, vale pedirse tiempos. Lo mejor en estos casos es recordar que nadie muere por no poder tocar una piel... o sí, pero debe pensarlo.

3. El peor enemigo de una amistad entre hombre y mujer no es el sexo mismo, sino el tabú sobre no tenerlo. La situación deberá ser abordada en algún momento. Si alguno de los dos viera signos de atracción en el otro, debe decirlo, y lo mismo si lo siente. Dejar la posibilidad en una nube de silencio no sólo incomoda, sino que anula esa amistad. Entre amigos, los mundos de silencios no existen.

4. La amistad entre el hombre y la mujer no es siempre indirectamente proporcional al sexo entre ambos. Hay casos en que se cruzaron las fronteras en momentos de súbito descontrol de los cuales se puede volver. Para eso, equilibrio emocional y nobleza en el cariño a la otra persona son las claves.

5. Qué hacer si se sienten cosas. Las opciones no son ilimitadas: se puede apostar por una relación de pareja, o se pueden alejar para evaluar si el deseo perdura particularmente por esa otra persona o si se disfruta con otros amantes u otras relaciones. La tercera vía es hablar acerca de los miedos de destruir una amistad por sexo, pues son ellos que casi siempre boicotean las relaciones de este tipo.

6. Tanto hombre como mujer deben ser sinceros respecto de si quieren romper la barrera con esa persona o no. Decidir a las locas no es lo recomendado, tanto para tener sexo como para no tenerlo. A veces es algo que terminará ocurriendo tarde o temprano, a veces el sexo entre ambos es sólo consecuencia de la cercanía y la falta de estímulos sexuales fuera.

7. Lo mejor es que piensen solos en lo que sienten por el otro, antes de hablarlo o de hacer algo. Sincerarse consigo respecto del cuerpo del otro. Cada persona sabe si ese cuerpo es definitivamente el que quiere o si podría tener otro que le gustara igual. Deberán preguntarse si desean al menos una noche con el otro por curiosidad, "para ver qué pasa", o porque realmente quieren dar un paso más en la relación. Deben también pensar en cómo se resuelve si no gusta o no resulta o si el otro lo rechaza.

8. Si deciden que serán amigos, hay que seguir reglas para evitar las tentaciones. Eso no es mentirse ni reprimir nada. Es una cuota de pudor extra del que se tiene con amigos del mismo sexo en cuanto a andar en ropa interior, contar detalles sexuales, emborracharse juntos o irse de vacaciones solos. En estos casos, todo puede provocar, más si están sin pareja o con alguna relación deficiente.

9. Hablar o no sobre otros -pretendidos, pretendientes, novios, novias o amantes-, no garantiza que no vaya a ocurrir entre ustedes. El mito existe, pero no es cierto. Si el varón habla poco de otras chicas que le gustan suele esconder deseo por la amiga, pero las mujeres pueden contar de sus novios o amantes aunque el amigo que tienen enfrente les atraiga con locura. Hay varones que también cuentan de su vida amorosa con intención "ejemplificadora" o "modelizadora", y chicas que no hablan de sus chicos porque luego "darán el batacazo" con el amigo.

10. Siempre se puede volver de una noche de sexo con un amigo, cuando se tiene un lazo verdadero. Será un poco ex, un poco amiga o amigo. Pero esto no ocurre si el sexo reaparece. En ese caso, habrá que hablar de frecuencias y sobre todo, de los pactos.

Fuente: http://www.infobae.com/contenidos/327754-100796-0-C

_______________________________________________




La amistad entre el hombre y la mujer

Monologo por Fabio Posca


Hasta ahora pensaba que la peor frase que te puede decir una mina es:
-"Tenemos que hablar...".
Pero no, nada que ver, la peor frase que te pueden decir es:
-"yo también te quiero... pero solo como amigo".
Eso significa que para ella sos el más simpático del mundo, el que mejor la escucha, el que mas sabe de su vida y sus más íntimos secretos... pero que no va a salir con vos NUNCA. Va a salir con un impresentable, un boludazo que sólo quiere culear con ella. Eso sí, cuando el otro se mande una cagada, ella te va a llamar para pedirte consejo. Es como si vas a buscar trabajo y te dicen:
-"Señor Fernández, es usted la persona idónea para el puesto, el que mejor curriculum tiene, el más preparado... pero no le vamos a contratar. Vamos a tomar a un incompetente. Eso sí, cuando se mande una cagada lo podríamos llamar a usted para que nos saque del quilombo?".
Me pregunto, ¿que carajo hice mal? Fuimos al cine, nos cagamos de risa, pasamos horas tomando café... ¿A partir de qué café nos hicimos amigos? ¿Del quinto? ¿Del sexto? Mierda, eso se avisa. Uno menos, y ahora estaría en la cama conmigo! Para ellas un amigo se rige por las mismas normas que un Tampón: porque podes ir a la piscina con él, montar a caballo, bailar... Lo único que no podes hacer con él, es el amor. Es que si lo pensás fríamente... Si para una mina considerarte "su amigo" consiste en arruinar tu vida sexual, ¿Qué hará con sus enemigos? A mi me parece muy bien que seamos amigos, lo que no entiendo es por qué no podemos "tener relaciones sexuales como amigos". Yo creo que la amistad entre hombres y mujeres no existe, porque si existiera, se sabría. Lo que ocurre es que cuando ella te dice que te quiere sólo como amigo, para ella significa eso y punto. Pero para vos no. Para vos significa que si una noche estas en la playa, ella se pone en pedo, hay luna llena, se han alineado los planetas y un meteorito amenaza la Tierra... ¡A lo mejor conseguís echarle un polvito! Por eso te la bancas, porque nunca perdés las esperanzas. ¿Qué se ponga a salir con Ricardo? vahh!! ya van a cortar... Cuando lo hace, vos atacas con la técnica de "consolar" - "No llores, el Ricardo ese es un pelotudo. Te mereces algo mejor, un tipo que te comprenda, un tipo que sepa estar ahí cuando lo necesitas... Que sea bajito, que sea moreno, que no tenga mucha pinta, que se llame Pablo... como yo". Al menos, siendo amigo podes meter cizaña para eliminar competencia. Es la técnica del "gusano miserable". Cuando ella te dice:
- Ay, que fuerte que esta Fernando, ¿no? -¿Fernando? Tiene facha, sí... un poco bizco.
- No es bizco, lo que pasa es que tiene una mirada muy tierna.
- Sí, en eso tenés razón, me fijé el otro día, cuando miraba a Sandra.
- No la miraba a ella, me miraba a mí.
- ¿Ves como es bizco?
El colmo es que las minas consideran que tienen una relación "superespecial" con un tipo cuando pueden dormir con él en la misma cama y que no pase nada. Pero bueno, ¿lo "superespecial" no sería sí pasara algo? ¿Aunque sea una tiradita de goma? Un día después de una fiesta, te quedas ayudándola a recoger todo, como haces siempre, y cuando terminas, ella dice:
- Huy, es muy tarde, ¿por qué no te quedas a dormir?
-¿Y donde duermo?
- Y, en mi cama bobo! Y te empiezan a temblar las patitas:
-"Listo!!!" "Esta es mi noche, se han alineado los planetas!" Al rato te das cuenta de que no son precisamente los planetas los que se han alineado, porque ella, como son amigos, con toda la confianza, se queda en remera y bombachita, y vos visto lo visto pensás:
-"Me voy a tener que quedar en calzoncillos...con la alineación de planetas que llevo encima, la reputa que lo parió!!" Así es que te metes en la cama de un salto para que no se te vea la carpa y doblas las rodillas para disimular. Ella se mete, te pega el culo y te dice:
- "Hasta mañana". ¡Y se duerme!
- "La puta madre, ¿cómo mierda se pudo dormir tan pronto? ¿Pero esta mina no reza, ni nada?". ¡Estas acostado con la mina que te gusta! Al principio no te atreves a moverte, para no tocar nada. Sabes que si en ese momento hicieran un concurso, nadie podría ganarte: sos el tipo con la mayor calentura del mundo. ¡Y que larga se te hace la noche! Te vienen a la cabeza un montón de preguntas: "¿Tocar una teta con el hombro será de mal amigo? ¿Y si es la teta la que me toca a mí?". Pero después de muchas horas ya solo te haces una pregunta: "¿Seré realmente un pelotudo?". No podes creer que estés en la misma cama y no vaya a pasar nada. Confías en que en cualquier momento se de la vuelta y te diga: "Vení tonto, que ya sufriste bastante, ¡haceme tuya!". Pero no. A las minas nunca les parece que hayas sufrido bastante. Y mira que sufrís... Porque tenés toda la sangre del cuerpo acumulada en la cabeza (si, en esa cabeza). Se han dado casos de hombres que han llegado a reventar. Pero ahí no termina tu humillación. A las siete de la mañana suena el timbre de la puerta:
- ¡Ay, es Ricardo!! - ¿Ricardo? ¿Pero no lo habías dejado?
- Después te cuento, que ahora estoy apurada. Me olvide de decirte que iba a traer a su perro, porque como nos vamos a esquiar..., yo le dije que el perro mejor que con vos no iba a estar con nadie. Qué vos sos un amigo! Tenés mala cara... ¿dormiste bien? Te quedas mirándola fijo, con el mástil a media asta y por tu cabeza se te cruzan las 1001 puteadas, y las 101 posiciones que podrían haber practicado esa noche. Y ahí nomás te quedas con el perro, que ése sí que es el mejor amigo del hombre.