Frotarse sin ropa, que alguien te toque con semen en la mano, sexo anal... te decimos qué situaciones pueden hacer que te embaraces

¿Me puedo embarazar si...?
Que el pene entra a la vagina no es el único contacto sexual que una pareja puede experimentar, existen muchas alternativas al coito que puedes practicar sin riesgo a quedar embarazada, pero ¿cuáles son las situaciones y tipos de contacto que pueden hacer que te embaraces? ¡Sigue leyendo!

Contacto sexual riesgoso

Estar completamente desnuda con tu pareja y frotar sus genitales entre sí, puede causar un embarazo. En cualquier contacto que el pene tenga con el área vaginal (aunque no entre) existe la posibilidad de quedar embarazada, aunque la probabilidad es mucho más baja en comparación al coito.

Si el contacto ocurrieran cuando tienen ropa interior puesta y él eyacula la probabilidad es prácticamente nula. Incluso si él saturara por completo su calzón de semen y éste estuviera en contacto con tu vagina sería extremadamente raro que quedaras embarazada. Por otro lado, si él eyacula en su mano e inmediatamente mete sus dedos a tu vagina sí existe un riesgo.

El sexo anal no puede provocar un embarazo, pero existe el riesgo de que el semen escurra hacia tu vagina. El sexo oral no puede hacer que quedes embarazada, de ninguna manera, aunque sí puede provocar que adquieras una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS).

Situaciones riesgosas

Si estás en el agua (en un jacuzzi, alberca, río, mar, etc.) y un hombre eyacula no puedes quedar embarazada, aunque estés nadando desnuda y él también. Los espermatozoides sólo sobrevivirán un par de minutos en el agua caliente y sin químicos. Pero si tienes sexo (un pene entra en contacto con tu vagina) en el agua definitivamente existe la posibilidad de que quedes embarazada.

Un gran mito del sexo y el embarazo es que una mujer no puede embarazarse si tiene sexo durante su menstruación. Esto es completamente falso porque un espermatozoide puede sobrevivir hasta una semana en el cuerpo de la mujer: aunque durante su menstruación no sea fértil, cuando ovule los espermatozoides seguirán en su organismo y fecundarán el óvulo.

Si tienes relaciones sexuales y después lavas tu vagina, por más empeño que pongas en esto, podrías quedar embarazada. Los espermatozoides pueden resistir el lavado porque están programados para vencer cualquier obstáculo y fertilizar al óvulo. Incluso si tu novio eyacula varias veces y luego te penetra, aunque la cantidad de espermatozoides en su semen disminuirá, aún existirán por lo menos 200,000 millones de éstos que lucharán por lograr un embarazo.

Si sospechas que estás embarazada no entres en pánico: consulta a tu médico y realiza una prueba de embarazo casera.