Ausencia del padre, principal causa de problemas sociales


La ausencia de la figura paterna en la sociedad actual comienza a ser un “foco rojo” al considerarse como una de las principales causas de muchos problemas sociales, sostuvo Eleazar Martínez fundador de la organización civil Hombres en Armonía.

De acuerdo a esta organización, la falta del padre en la vida de un niño es un gran problema de nuestro tiempo, ya que puede traer como consecuencias la deserción escolar, bajas calificaciones, huir del hogar y adicciones que pueden ser al alcohol o a otras sustancias prohibidas.

Mencionó que el Censo de Población y Vivienda 2010 que dio a conocer el INEGI señala que en el país hay 29 millones 747 mil 173 niños menores de 14 años, de los cuales cerca de un millón viven separados de sus padres biológicos, pues en el 3.3 de los hogares hay una ausencia de padre y madre.

El 15.9% de los hogares, el padre no reside en la misma vivienda de los hijos, por lo que en la última década el número de hogares con jefatura femenina, pasó de 20.6 a 24.6% y en zonas como el Distrito Federal llega hasta el 31.4%.

Eleazar Martínez alertó que estudios científicos advierten sobre las consecuencias de la ausencia de la figura paterna, lo que llevó a que en Estados Unidos se creara la Iniciativa Nacional de la Paternidad (NFI), con el fin de realizar investigaciones sobre las causas y consecuencias de esta problemática.

Ante ello, hizo un llamado a todos los hombres que son padres o que pronto lo serán, a reflexionar sobre la importancia de la paternidad, del amor filial, compartir responsabilidades domésticas, ser equitativos e igualitarios, escuchar con atención a nuestras hijas/os y acompañarlos en sus triunfos, retos y fracasos.

A su vez, la psicóloga Verónica González, integrante de esa organización civil, señaló que los niños que cuentan con un papá activamente involucrado en su crianza, suelen desenvolverse mejor en la vida que aquellos que no tuvieron una figura paterna durante su desarrollo infantil.

Mientras que los pequeños que crecen sin una figura paterna, generalmente evidencian trastornos en la adolescencia porque no encuentran una identidad, dijo en un comunicado de Hombres en Armonía.

Citó que en su libro “El Mexicano psicología de sus motivaciones”, señala que la ausencia del padre es muy grave y es una causa de la personalidad del mexicano, ya que pareciera que esta figura es innecesaria porque existe la madre que lo cubre todo.

Sin embargo, aseveró que la presencia de ambos padres es fundamental para el desarrollo de la autoestima en el niño y añadió que actualmente existe la cultura en donde la presencia del padre (varón) no es necesaria para el óptimo desarrollo de los pequeños.

Destacó que los hogares donde no existe el padre, hay un aumento en los trastornos de conducta del niño y el adolescente, y refirió que un estudio realizado a madres en el norte del país, concluyó que “las madres solas muestran mayor estrés en la educación de sus hijos y la incapacidad de fijar reglas estrictas en el hogar”.

La especialista González, añadió que el padre es el encargado de instalar en la primera infancia del niño, el respeto a la autoridad, los límites y la aceptación de las leyes, y al no estar presente el padre o es nulificado por la madre, al niño le costara más trabajo reconocer y aceptar límites.

Esto puede llegar a generar temores hacia las figuras de autoridad, convirtiéndolos en niños inseguros, con baja autoestima y en casos extremos, llevarlos a desarrollar fobia.