La celulitis produce hoyos en la piel por la acumulación de agua, grasa y toxinas, mientras que la flacidez deja la piel blanda porque se pierde tono muscular. Ambas se producen por desequilibrios hormonales, dietas ricas en grasas y falta de ejercicio. ¡Elimínalas!

PIERNAS: Para tener unas piernas fuertes, musculosas y sin celulitis, lo mejor es el ejercicio; así que, camina media hora al día y las fortalecerás. Evita ponerte pantalones ajustados y, si tienes estrías, no adelgaces bruscamente, o te saldrán más. Aplica un anticelulítico a diario y, una vez a la semana, esta mascarilla: Mezcla hidratante con dos cucharadas de sal marina y frótate las piernas durante cinco minutos. Aclara con agua y jabón.

Ejercicio ideal: Footing, tenis, esquí acuático y aerobic. En casa, túmbate con las piernas en alto, dobla las rodillas y vuelve a la posición inicial. Repite 25 veces.

PECHO Y BRAZOS: Para mantener el pecho firme, usa sujetadores de algodón con aros. En la ducha, aplica chorros de agua fría en pecho, escote y brazos; sobre todo, en la cara interna de éstos. Si tienes granitos, elimínalos frotando suavemente con una esponja vegetal.

Tras la ducha, hidrata los brazos -insiste en los codos y el pecho-, sobre todo cuando tengas la regla: Evitarás las estrías.

Ejercicio ideal: La natación y los ejercicios con pesas. En casa, coge una bolsa de legumbres de un kilo en cada mano, estira los brazos y súbelos hacia el techo. Luego, llévalos hacia adelante. Repite 10 veces.

TRIPA: empieza por la dieta y toma mucha fibra: Elige frutas y verduras diuréticas, como la lechuga, el apio, las espinacas, los pepinos, los puerros... Evita todo lo que te produzca gases -legumbres, coliflor, habas...-. Cuando tengas la regla, toma a diario una infusión de diente de león -en herbolarios-. Te ayudará a eliminar líquidos.

Ejercicio ideal: La natación –sobre todo, espalda y mariposa- y hacer abdominales. Uno muy eficaz consiste en tumbarte en el suelo, apoyar los pies en una silla incorporar el tronco poniendo las manos en la nuca y dirigiendo la frente hacia las rodillas. Haz tres series, de 10 repeticiones cada una, todos los días y lo notarás.

CULO: ¿Quieres tenerlo duro, firme y sin hoyitos?. Procura subir y bajar todas las escaleras que puedas y, cuando estés parada, mete y saca culo. En cuanto a la alimentación toma mucha fibra, no abuses de la sal, grasas, dulces o bebidas gaseosas, y bebe como mínimo dos litros de agua al día. Además, pasa del café y no fumes. Evita los baños muy calientes y aplica chorros de agua fría. Después de la ducha, hidrata mucho la piel y date un suave masaje con una crema anticelulítica o reafirmante.

Ejercicio ideal: Tenis, natación, bicicleta, aerobic, steps y footing. Un ejercicio específico para esta zona es el siguiente: sentada en el suelo con las piernas estiradas, los brazos cruzados y la espalda recta estira una pierna y luego la otra, como si te arrastraras. Hazlo diez minutos al día.