Las posibilidades de transmitir el VIH de una persona persona VIH+ a una persnona VIH- dependen del tipo de contacto. El VIH se transmite más fácilmente a través del sexo anal o vagina lsin protección (sin condón), y al compartir instrumentos para inyectarse drogas.



El sexo oral ha demostrado ser menos riesgoso que estas actividades, pero no está excento de riesgos. También es posible contraer otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) como la sífilis, herpes y gonorrea a través del sexo oral.

Estudios acerca de los riesgos del sexo oral

Aunque el sexo oral es una actividad de riesgo menor, existen informes de personas que han contraído el VIH de esta forma. Diversos estudios han intentado determinar el nivel de riesgo exacto del sexo oral, pero puede ser difícil obtener información precisa de los participantes. Ya que el sexo oral no es la única actividad sexual para la mayoría de las personas, también es difícil señalarlo como la forma definitiva en que se transmitió el VIH. Debido a estos problemas, diferentes estudios han informado distintos niveles de riesgo que varían desde menos del 1% hasta aproximadamente el 8%.
El mensaje general de estos estudios es que el sexo oral implica un riesgo menor pero real.

Consejos para un sexo oral más seguro

El sexo oral es más riesgoso si tú o tu pareja tienen ETS para las que no han recibido tratamiento, una mala hygiene bucal (encías sangrantes o enfermas, úlceras), o si recibes el semen en la boca. Hay cosas que puedes hacer para reducir el riesgo asociado con el sexo oral:

No tengas sexo oral si tú o tu pareja tienen heridas en la boca (tales como lesiones causadas por herpes bucal).
Revisa discretamente los genitales de tu pareja en busca de lesiones o cortaduras.
Si encuentras algo, no le creas a tu pareja si te dice que lo causó el calor, el clima o la ropa. Debes evitar cualquier contacto con el área hasta que la examine un médico.
No uses hilo dental, no te cepilles los dientes ni realices ninguna actividad que pueda causar abrasiones o cortes en tu boca antes de practicar sexo oral. En lugar de eso, utiliza un enjuague bucal o una pastilla de menta.
Evita tragar líquido pre-eyaculatorio, semen o fluidos vaginales.
Utiliza condones de látex para realizarle sexo oral a un hombre (prueba los condones con sabor que no tienen lubricante).
Si practicas sexo oral sin condón, termina con la mano o escupe el semen y lávate con un enjuague bucal en vez de tragarlo.
Utiliza una barrera bucal para realizarle sexo oral a una mujer o para lamer el ano de tu pareja (rimming).
Las barreras bucales son cuadrados grandes de látex. Aplica lubricante a base de agua en un lado del protector dental o de un condón cortado a lo largo. Luego estira el protector o condón sobre la vagina o el ano con el lado lubricado hacia abajo. Esto proporciona una delgada barrera entre tu boca y la vagina o el ano. (Se ha demostrado que los envoltorios plásticos para alimentos evitan la transmisión de herpes, pero no existen pruebas de que pueda prevenir la transmisión del VIH).
Evita el sexo oral vaginal durante la menstruación para evitar el contacto con sangre.
Cuida tu boca. La probabilidad de transmisión oral del VIH aumenta si tienes encías que sangran, úlceras, cortes, llagas o infecciones en la boca.
Busca alternativas
Masajea a tu pareja, recurre a las caricias o a la masturbación mutua.
Utiliza un vibrador (usa condón si lo compartes).
Evita el sexo oral fuerte y prolongado ("garganta profunda".
Evita el traumatismo en la boca o la garganta causado por gran cantidad de parejas en un período corto de tiempo.