Cómo perder la virginidad sin dolor


Cómo perder la virginidad sin dolor

Perder la virginidad es un tema que preocupa y asusta a las chicas jóvenes, causando ansiedad y miedo. Hay muchos mitos sobre ello. Un buen conocimiento sobre la anatomía y las funciones corporales son esenciales, además de algo de práctica antes de “el gran día”, para poder perder la virginidad de una manera indolora.
La falsa idea del himen. Mucha gente piensa que el himen es un trozo de carne que debe romperse, causar dolor y sangrar en la primera relación. Eso es un mito. El himen es una membrana que cubre la entrada a la vagina. El himen puede haberse roto si la chica ha practicado algún deporte o por insertar un tampón. El himen tiene un agujero por donde pasa la menstruación, y aunque no se haya roto, se habrá estirado lo suficiente como para que no cause dolor. Se puede sentir un ligero dolor y que sangre un poco, o nada en absoluto. ¿Por qué duele? En la mayoría de los casos se debe a que los músculos están tensos por los nervios y causen incomodidad. El mito de que tu primera vez será dolorosa causa que tus músculos se tensen de los nervios y eso se cumpla. Lo más importante es que estés segura para dar ese paso. Recuerda que iniciar una relación de este tipo con tu pareja cambiará las cosas. Si no quieres, siempre puedes decir que no.


Pasos



1 -conoce su anatomia ,sus funciones, ubicación y sensación al tacto. Observa una imagen de genitales femeninos interiores y exteriores.

-2Explora tu propia anatomía. Cuando estés sola y calmada en tu habitación, explora tu cuerpo con un pequeño espejo. Puede que quieras cortar tu vello púbico para ver mejor.

-3Compara tu propia anatomía con la de la imagen.

-4Prueba la masturbación si quieres. Es una manera de saber cómo reaccionarás al tacto y a la penetración en tu noche especial.

-5Prueba a insertar uno o dos dedos lubricados si te sientes a gusto con eso. Puede que sientas resistencia, incomodidad o dolor si lo haces. Relájate.

-6Comprende que puede que te sientas incómoda en la primera penetración, sobretodo si es con un objeto fálico más grande. Es posible que te sientas como cuando te quitas un tampón, es completamente normal. Con el tiempo esa sensación se volverá placentera.

-7Prueba ejercicios de relajación para que tus músculos inferiores no se tensen. Cuando vayas a acostarte con tu pareja recuerda estar calmada y usar mucho lubricante para la primera vez.

-8Haz juegos preliminares antes de la penetración. Es una buena manera de relajarse y ser más receptiva. Además puedes descubrir cosas sobre tu pareja.

-9Relájate si sientes dolor. El dolor puede ser más mental que físico. Cuanto más miedo sientas, más tensa estarás.



Consejos



-Encuentra un lugar privado donde te sientas segura y no te interrumpan.

-Tómate tu tiempo.

-Si tienes complejos, prueba a hacerlo a la luz de las velas.

-Utiliza siempre lubricante.

-Utiliza siempre un condón.




Advertencias


- Es posible quedarse embarazada en tu primera vez.Utiliza siempre condón u otros métodos anticonceptivos.

- Si planeas perder la virginidad con un compañero que tenga sexo con otras personas, ten mucho cuidado de no contagiarte de enfermedades de transmisión sexual.

- No cedas a la presión de tu pareja. Debe ser tu decisión.

- No busquéis posturas o fantasías elaboradas en la primera vez.

- Evita lencería demasiado provocativa, puede ser intimidante para los dos.

- No planees con anterioridad ese día. Deja que surja con naturalidad. Antes de la penetración puedes probar otras cosas.

-Puede que sientas la necesidad de ir al baño durante tus relaciones. Es normal, con el tiempo se pasará.

-No bebas o tomes drogas por miedo. Eso lo hará peor aún.
Y por último, si todavía no estás preparada, no te sientas avergonzada por posponerlo. Una pareja que se preocupa lo comprenderá y no tratará de forzarte.

-Algunas mujeres nacen con el himen roto.



Cosas que necesitarás


-Una habitación privada (opcional).

-Lubricante basado en agua (opcional).

-Condones masculinos o femeninos u otro tipo de anticonceptivos.

-Alguien con quien te sientas cómoda.