Una niña crea un “banco de la amistad” contra el acoso escolar




Acacia Woodley no es una niña normal. A pesar de que su aspecto es objeto de burlas por algunos compañeros, en lugar de enfadarse o deprimirse, ha convencido a sus profesores para instalar en el colegio un "banco de la amistad".




Niña crea solucion contra el bullying

La niña Acacia Woodley





Acacia, que actualmente vive en Florida, nació sin mano derecha y con la izquierda deformada. Al principio su madre no lo llevó muy bien, pensando en todo lo que su hija se iba a perder en la vida. Pero al final, alguien la convenció de que, en realidad, tocaba centrarse en todo lo que sí podía hacer. Así ha educado a su hija.

A sus diez años ha vivido en un sinfín de sitios en los Estados Unidos y sabe lo que es enfrentarse al rechazo y a las burlas de otros niños. Pero como cuenta al diario local, ella ha encontrado la forma de ser feliz consigo misma: "No me importa ser diferente, me gusta ser diferente", subraya. En este sentido, cuando alguien le dice que "lo siente por ella", les contesta que no es necesario.

Hace unos años, cuando vivía en Carolina del Norte, pidió a la directora hablar a todos sus compañeros en público para demostrarles que no era especial ni rarita, que simplemente era una niña más. Ahora en su actual escuela ha ido más allá creando un lugar para "buscar" la amistad, el consuelo o el ánimo y lo llamó el "banco de la amistad".

Fabricado en casa, está pintado de colores vivos y tiene escritas palabras como "respeto", "valor", "sonrisa" y su palabra favorita, "sueño". También convenció a todos de que, igual que se registran y abren expedientes en casos de niños que molestan a otros, debía hacerse con los gestos amables y amistosos. Desde luego, Acacia no es una niña cualquiera y por ello se hace querer.



solucion

La niña Acacia Woodley





El banco ha sido un éxito rotundo en la escuela, donde todos los niños quieren usarlo y también la directora. Lori Migliore que así se llama la responsable del centro, lleva allí a los alumnos para poner punto y final a una disputa. Dice que los usos del "banco de la amistad" son infinitos.

Como el caso de Acacia y su empeño de "enfocarse en lo positivo" se están haciendo conocidos, ya les han llegado algunas peticiones de otros colegios para tener su propio banco de la amistad.

¿Qué te parece el ejemplo de Acacia Woodley? ¿y su espíritu de superación?