Tips para suavizar las manos: soluciones caseras

Las manos son una de las partes más expuestas de nuestro cuerpo. Ya sea en invierno o en verano, nuestras manos sufren los cambios climáticos. En invierno, el frío y el viento las dañan; y en verano también lo hace la exposición al sol o cuando pasamos bastante tiempo dentro del agua, en la pileta o el mar. ¡La sequedad de las manos sí que es un problema!



¿Qué hacer entonces para tener manos suaves sin gastar unos cuantos billetes en servicios de manicuría y estética? Bien, tengo dos soluciones caseras para suavizar las manos, súper fáciles y que puedes hacer en cualquier momento del día, porque no llevan mucho tiempo.



Con cinco o diez minutos que puedas dedicarle todos los días a tus manos, conseguirás más suavidad y ¡chau manos secas!

manos

Suavizar manos con aceite y azúcar

Vamos a utilizar dos ingredientes que seguro tienes siempre en tu casa: aceite y azúcar. ¡Tranquila que no te quedarán las manos aceitosas!



Prepara en un recipiente pequeño la siguiente mezcla: coloca una cucharada mediana de aceite y luego agrega azúcar hasta que el aceite se impregne en ella. Mezclalos hasta que se forme una pasta. Si aún notas la mezcla un poco líquida, agrega más azúcar.



Ahora, colócate una crema en las manos, la que siempre uses, pero te recomiendo que sea alguna sin aromas fuertes, como rosas o magnolia. Una vez que tienes ya crema en tus manos, unta la mezcla que preparaste y comienza a masajearte las manos. ¡Has logrado una crema exfoliante casera en pocos pasos!



Masajea durante cinco minutos, o más si quieres (y tienes tiempo). Luego, enjuágalas despacio con agua tibia. Por último, coloca crema hidratante para manos; puede ser la misma que usaste antes.

tips

Manos suaves con almendras

¿Sabés lo beneficioso que es el aceite de almendras para la piel? Es una de las pociones más completas para nutrir nuestra piel. Se utiliza en cremas para el cuerpo, manos y cremas capilares. Pero es mucho mejor si utilizas el aceite de almendras directamente, sin cremas de por medio. ¡Y es fácil de conseguir! En cualquier perfumería, local de belleza o incluso herboristería puedes comprarlo en pequeños frascos, y no tiene precios elevados.



¿Qué harás con el aceite? Bien. Debes tener listo tu secador de pelo, y un par de guantes de látex fino (como los que usan en medicina). Coloca el aceite de almendras en tus manos, unas 10 o 15 gotas, con eso es suficiente. Espárcelo por toda la superficie, masajeando cutículas y nudillos.



Luego, colócate los guantes. Con el secador de pelo, aplica aire caliente, de a una mano por vez, durante 10 minutos (¡ya sabés, si quieres puedes hacerlo más tiempo!).



Cuando finalices, retira los guantes, enjuaga tus manos con agua tibia, y coloca una crema hidratante en ellas.



¿Qué resultados has tenido? Recuerda que siempre lograrás mejores resultados si repites cualquiera de los tips todos los días. ¡La constancia nos da mejores resultados!

belleza