Karina Jelinek contó cómo vivió su relación con Leo Fariña a la distancia

"Cuando viajo, a mi marido le mando fotos en tanga


Tal como contó hace unos días Teleshow.com Karina Jelinek disfrutó de unos días de vacaciones en Miami con su amiga Paz Cornú y a miles de kilómetros de su marido, Leonardo Fariña.

Sin embargo la modelo volvió a asegurar que no hay una crisis en su matrimonio y que decidió irse sola a los Estados Unidos porque su marido "estaba ocupado con cosas de su trabajo".

"Yo soy libre de ir y venir a todas partes. Soy independiente. No quiero convertirme en el bastón de nadie. No somos hermanos siameses, cada uno tiene sus actividades y yo no dependo de ningún hombre. Tampoco soy una persona sedentaria. Leo me ayuda, me mima, pero él sabe muy bien que para poder dar amor, uno tiene que quererse antes", expresó en una entrevista con Gente.

Jelinek dice que no le gusta que permanentemente se dude de su relación sentimental. "Siempre me separan. Inventan que nos peleamos, que dormimos en camas distintas... Me deben querer ver sola. El que está esperando eso, que deseo que nunca pase, que se quede tranquilo que lo voy a contar. Pero estoy muy bien, feliz... Nos amamos mucho y somos muy jóvenes como matrimonio".

Además contó que los hombres le siguen diciendo "barbaridades", sobre todo en twitter, y que incluso se le acercan mucho las mujeres.

"Una vez, Moria (Casán) me dijo que las mujeres me querían mucho porque no me veían como una competencia. A mí me interesa más tener el amor y el respeto de las mujeres que ser su rival. Cuando voy por la calle, son más las chicas que se acercan por una foto o un autógrafo que los hombres".

Karina habló también de cómo son los reencuentros con su marido. "Nos contamos todo y pasamos horas hablando, hablando.... Y en la intimidad somos explosivos. Nos matamos a besos y después... lo dejo a tu criterio".

Sin embargo la modelo cuida mucho la relación a la distancia, y de una manera muy particular. "Mantengo la llama enviándole fotos en tanga. Ojo, no me filmo, pero sí hago que me desee".

Para Jelinek la confianza en la pareja es lo primero. "En cierta forma aún nos estamos conociendo... Ninguna relación es perfecta y nos fuimos dando cuenta de que el amor crece con el tiempo y no es sólo una calentura. Nuestro amor está en etapa de maduración, ya pasamos el enamoramiento y el flash, nos gustamos y nos aceptamos tal como somos".

Finalmente Karina aseguró que aún no se sienrte preparada para ser madre. "Si fuera por Leo hubiéramos tenido un hijo ayer. Bah... tres hijos. Me parece que tenemos que conocernos más. Todos los días descubrimos cosas nuevas uno del otro. Es un lindo sueño el de formar nuestra propia familia, pero por ahora es sólo un anhelo".



le mando

"cuando viajo