«Una foto al día del peor año de mi vida», reza el título en croata. En la descripción se lee: «Un año sufriendo malos tratos. Ayúdame». El cartel del final advierte: «No sé si podré aguantar hasta mañana». El vídeo forma parte de una ingeniosísima idea: aprovechar la viralidad de internet (en concreto estos vídeos de gente haciéndose fotos cada día para mostrar sus cambios, algo que se ha convertido en un clásico) para causar un impacto en el espectador que le remueva un poco la conciencia. Evidentemente ni es ni pretende ser real, como algunos iluminados creen en los comentarios del vídeo, sino una campaña (muy efectiva, además) contra la violencia de género.



Un año entero de violencia machista