El buen tiempo empieza a tomar posiciones. Se acerca el momento de sacar del armario la ropa de playa o piscina y de tumbarse a tomar el sol (a quien le guste y pueda por supuesto).

Consejos para tomar el sol

Pero ¿sabemos cómo tomar el sol? ¿hacemos lo más adecuado? Lee con atención estos consejos y comprueba si lo que sueles hacer es lo más adecuado o no:

*

La mejor franja horaria para tomar el sol es la que va hasta las doce de la mañana y la que empieza a partir de las cuatro de la tarde. Esas cuatro horas que se quedan entre medias son las que registran una mayor intensidad de radiaciones ultravioletas, que son el verdadero peligro para nuestra piel.
*

La crema protectora (indispensable) debe aplicarse aproximadamente media hora antes de empezar a tomar el sol y debe aplicarse de nuevo cada cierto tiempo (se recomienda una frecuencia que va desde la media hora hasta los cuarenta y cinco minutos). Cuando se sale del agua o se acaba de mojar uno debe volver a aplicarse.
*

Las primeras veces que tomamos el sol después del invierno han de ser muy moderadas, evitando exponerse al sol más de diez o quince minutos las primeras veces, para ir incrementándolo poco a poco.
*

Más de dos horas seguidas al sol sin hacer un descanso o ponerse a la sombra no son recomendables tampoco.
* Los ojos y los labios son zonas sensibles al sol. Procura protegerlos convenientemente.
* Si tras tomar el sol notas que te salen pecas o pequeñas manchas por la piel, acude al médico. Quizás debas aumentar la intensidad de protección de la crema solar o reducir la exposición. No conviene dejarlo pasar.

Visto en:
http://ideasyrecursos.blogspot.com