Me gusta el novio de mi mejor amiga


Me gusta el novio de mi mejor amiga


Nada está escrito o estipulado acerca del amor, de cómo nos enamoramos, de cómo y con quién nos relacionamos. Voy a mencionar un caso muy común: cuando te gusta el novio de tu mejor amiga, qué hacer, hasta dónde se pueden traspasar los límites.

Existen varias vertientes:

1. Que el novio de tu amiga tan sólo te guste, pero nadie lo sabe y él te ignora.
2. Que él no lo ignore y te demuestre que no le eres tan indiferente, aun cuando sigue con tu amiga.
3. Que ellos ya hayan terminado y él te busque a ti.
4. Y la peor de todas, que hayan terminado por ti.

La situación es complicada desde cualquiera de los puntos, sobre todo porque en este tipo de triángulos uno de los tres saldrá siempre afectado, y en otras ocasiones todos.

Encuesta

Muchas veces lo que incita este tipo de situaciones es la cercanía con tu mejor amiga, que los tres salgan juntos muy seguido (tú de mal tercio), además de todas las maravillas que tu mejor amiga te cuenta de su Romeo.

Cuando era adolescente comencé a salir con mi mejor amiga de la secundaria, con su novio y los amigos de su novio; tendríamos escasos 16 años. Marina no tenía tanta suerte con los chicos, rara vez se le acercaban, pero Gerardo la comenzó a cortejar debido a que su hermano era profesor en la escuela (de esto nos enteramos después). A mí me presentaron a Ignacio y en varias ocasiones salíamos los cuatro, hasta que los papás de Marina le restringieron los permisos. Así terminaba saliendo yo con Gerardo, Ignacio y los que se pegaran.

Lo incómodo en esta historia fue que Gerardo comenzó a tirarme la onda a mí: me llamaba seguido a casa y no hablaba de Marina para nada. Algunas veces me localizaba en casa de otras amigas tan sólo para hablar conmigo. El colmo fue cuando me consultó cómo le podía hacer para cortar a Marina... qué dilema. En este caso fue fácil ya que Gerardo no me atraía en lo más mínimo, y aunque así hubiera sido lo hubiera ignorado: para mí valía millones de veces más la amistad de Marina que un tipo tan falto de valores y sentimientos. A pesar de mi corta edad, supe ponerle un alto a Gerardo y sutilmente continué mi amistad con Marina sin que ella se enterara de todo lo que ocurrió “detrás de cámaras”. Todo se resolvió de la mejor manera.

¿Qué sucede cuando a ti sí te interesa el novio de tu amiga? Sabemos que en el corazón no se manda, pero en la cabeza sí: todo está en la mente y en el contexto de la situación. También todo esto depende de tus valores y del grado de amistad que mantengas con tu amiga.



¿Ando o no ando con el ex de mi amiga?

1. Si el novio de tu amiga te tira la onda aún andando con ella, allí tienes una señal suficiente para saber que el tipo no vale un centavo, pues si se lo hace a ella... qué no te hará a ti.

2. Si esta es la situación, lo más recomendable es que huyas de esa persona y no frecuentes más a tu amiga cuando está con él. Muchos chavos sólo hacen eso con el fin de demostrar su supuesta hombría y demostrarse a sí mismos que hay varias tras sus huesos, así es que no debes ser tú quien alimente esta absurda vanidad.

3. En caso que ellos hayan terminado y él te busque a ti, tal vez lo mejor será que hables con tu amiga (si es que el tipo te interesa de verdad) y le plantees la situación. Debes estar segura de que esto no le afectará emocionalmente a tu amiga ni deteriorará la amistad.

4. Si ellos terminaron por ti y comienzas a andar con él, es lógico y automático que la amistad con tu mejor amiga termine. En este caso pon en una balanza qué es lo que más vale para ti: él o tu amiga... Hombres hay millones, mejores amigas pocas.

5. Si tú mueres por el novio de tu mejor amiga, ellos terminaron por otra razón, y él te busca, es recomendable que esperes un tiempo razonable para salir con él y que seas muy discreta. Como mencioné, antes cerciórate de que esto no afecte a tu amiga. Tal vez en cuanto ella tenga otro novio no le importará en lo más mínimo que andes con su ex, aunque también cuida aquello de no ser plato de segunda mesa.

Cada situación es diferente. Muchas veces nos enamoramos de quien menos esperamos; en otras, los chavos se enamoran de nosotras en el momento equivocado. Cientos de veces escuchamos la trillada frase de que “en la guerra y en el amor todo se vale”... Puede ser; lo que no se vale es lastimar a tu mejor amiga, o peor aún: lastimarte a ti misma.

Si te encuentras en esta situación, pide consejo a alguien que sepas tiene la madurez suficiente para orientarte. Piensa detenidamente las cosas y sopesa qué vale más para ti: una amistad sincera o una pareja que no sabes cuánto tiempo podrá permanecer contigo.

Es cierto que nada es para siempre; es cierto que los amigos vienen y van, que las personas cambian, pero en tu aquí y ahora contempla todas las posibilidades y determina qué es lo que a ti te gustaría que te hicieran. Esa es una regla infalible: ponerse en los zapatos de otros para saber lo que se siente.




fuente:

http://tuvida.aol.com/parejas/canvas/_a/me-gusta-el-novioa-de-mi-mejor-amigao/20050414173709990001

http://tuvida.aol.com/parejas/canvas?id=20050415112409990001