El sexo y la regla


El sexo en épocas de regla sigue siendo un tema tabú. Incluso hasta hace cuestión de pocos años se llegó a pensar en que la mujer durante esos años era impura, a punto tal que se la acusaba de cortar la mayonesa e incluso enfermar a los niños.

Otras creencias antiguas atribuían las muertes durante el parto a la perniciosa actividad sexual durante la también llamada regla.
Más extremistas eran aquellas culturas en las que impedían a la mujer salir a la calle durante esos días y si lo hacían debían salir todas cubiertas.
Pero ¿eso ha quedado en el pasado?

No, no del todo. Muchas mujeres se refieren a esos días con la frase “Estoy enferma”.

Todo eso aumenta si se habla de relaciones durante ese período. Mitos tales como que el jaleo aumenta los dolores, que la sangre de la menstruación puede taparles la uretra a los hombres; que daña las trompas, porque la presión manda la sangre a los ovarios y que deja impotentes a los hombre. Todo mito.

Obviamente la mestruación es fastidiosa, pero es necesaria y tiene algunas ventajas, sobretodo psicológicas al brindar alivio cuando se descartan embarazos indeceados.
En la cama, no hay precauciones, salvo la clásica de poner alguna toalla o sabana vieja para no estropear demasiado las sábanas.

Pero lo importante es asegurar que el sexo durante la regla no es anormal y que aquellos que lo practique no son degenerados ni mucho menos.

Es más, es en esas épocas cuando el apetito de la mujer aumenta, así que a tenerlo en cuenta.