Pensar q una noche de invierno habiendo soñado desde mi más temprana juventud con el amor incondicional, con el hombre bien varonil, con el dejarse fusionar y ser dos sin perder la individualidad.


Pensaba que era la última oportunidad para ...


Una noche donde pareció se me iluminó la mente y el corazón quiso darle otra oportunidad a la vida afectiva.
Sí porque ya estaba hastiada de conocer, q me comentaran , de ver parejas q no eran parejas, eran según mi criterio sólo, conveniencias q convivían.
Nunca quise algo así, siempre busqué lo más parecido al amor sin fronteras, al amor sin limitaciones, al amor con respeto mutuo, al amor verdadero, al amor q aunq duela diga la verdad para avanzar en el sendero de la vida.
Y no , nunca lo había tenido, si parecido a ésto pero nunca completo.

sueños


Claro las exigencias eran muchas, lo reconozco, pero como había probado con muchos menos requerimientos y no resultó me tiré al todo o nada.
Es decir, q los grises se borraron y sólo quedaron el negro y el blanco.
Pues esa noche no casualmente, no creo en esto, sino causalmente me encontré con un hombre q, a Dios gracias no me enamoré a simple vista. Pero sí supe y pude ver una manera de hablar distinta, de pensar diferente, de actuar no como todos.
Lo conocí en un baile hablamos tanto, reímos muchísimo y me parecía q estaba soñando.
Obvio, él no lo sabía pero era mi última oportunidad para ver si podía concretar mi sueño tantas veces pensado y ninguna concretado.
Quedamos en seguir viéndonos y saliendo pero sólo como amigos.
Realmente ni me daba cuenta q estaba como obnubilada por su idiosincracia y forma de manejarse y tratarme, pero a su vez sabía q tenía los pies en la tierra y q esto no era un sueño.
Pasaron unas semanas y cada vez me daba cuenta q me era imperiosa la necesidad de seguir conociéndolo hasta q un buen día entre charla y charla se produjo un silencio y ahí lentamente empezó a besarme la mejilla hasta q llegó próximo a la boca, le puse la mano para q no avanzara, pero la verdad era : tenía un poco de temor q no fuese cierto tanto encanto junto , me animé y la saqué.

realidades q ni se pueden creer


El beso fue la fusión de dos bocas en una y desde ese momento hasta hoy hace 15 años q no nos dejamos de ver ning día.
Somos felices y una vez más puedo decir : los sueños tbm a veces se cumplen .
El mío es de carne y hueso y lo amo con toda mi alma.
Comentar es compartir siempre dentro del respeto .
Desde ya gracias por leerme!!