Amor por interes



Cuando una persona se relaciona con otra movida por intereses financieros o sociales, realmente empieza a jugar con fuego. Algunas cartas recibidas corresponden a personas que se lamentan profundamente sobre haber sido usadas por alguien que lo único que vió en ellos fue el color del dinero o la posición social.

En las cartas comentan los difíciles y angustiosos momentos que vivían cuando en la intimidad la pareja solía ser una máquina fría y calculadora, que sabía muy bien cada una de las tácticas a usar… todo con el propósito de conseguir algún beneficio. Quienes han recibido este trato tan denigrante y calculado por lo general se vuelven personas agresivas y temperamentales que suelen asustarse de todo y de todos.

Caminan por el mundo recordando haber sido utilizados sin más valor que lo que poseían en sus cuentas de ahorro. Socialmente estas personas pueden volverse esquivas, apáticas, histéricas, solitarias, desconfiadas, agresivas, y algunos especialistas sugieren que 2 de cada 5 personas afectadas no vuelven a involucrarse sentimentalmente con nadie en su vida, un porcentaje similar experimenta la necesidad de vengarse en quien le ha hecho daño o busca revolver su ira y frustración en alguien cercano.

Desastrosamente, los conflictos internos que viven las víctimas resultan volverse permanentes. Les parece imposible ser valorados por alguien de forma desinteresada y cuando encuentran a alguien que muestra un intento afectivo, saltan despavoridos, como si un depredador les acechara.

Lo primero que debe hacerse en estos casos es acudir a una terapia de aceptación de sí mismo y de reencuentro con los seres que más le han querido y valorado. Luego, enfrentar la situación del trauma de forma menos dramática, hablarlo con personas de confianza e incluso intervenir en grupos de autoayuda.

Es importante tener en cuenta que el amor por interés no es amor sino apetencia material, gusto por la comodidad por encima de lo humano y espiritual, amar es una manifestación que parte de la sinceridad y la espontaneidad propia del ser humano, sin vicios ni distorsiones.

Querer estar al lado de alguien únicamente por su afán a los bienes materiales puede significar convertir en una pesadilla la vida de un incauto. Es en el fondo un acto planificado y digno de toda condenación.



F!

Te importa el dinero en una relacion ?

eso no es amor .. tiene otro nombre ...


se les dice PUTAS !


amor