Como enloquecer a un hombre en la cama



Hay un montón de cosas que puedes hacer para dejar a tu hombre loco antes de hacer el amor. Eso que se llama seducción es en parte innato, pero también se aprende. Sólo hay que tomar conocimiento de algunas técnicas y consejos, y te convertirás en una maestra del amor. Toma nota y ponlo en práctica hoy mismo.
ANTES DE...

amor


Vestirte sexy: Más allá de los tradicionales atuendos ultra sensuales, como escotes, minis y esas cosas, preocúpate de llevar ropa que sepas que a él le gusta y con la que te haya dicho, más de alguna vez, que te ves muy bien.
Eso es infalible e importante, pues muchas veces nos ponemos algo que amamos, pero que a él no le gusta mucho. Deja esa ropa para otras ocasiones y no para el amor.

En cuanto a la ropa interior, trata de llevar algo sensual, delicado y simple. Sin mucho aparataje, pero que deje insinuar mucho. Un bonito bikini en combinación con un sexy sostén pueden hacer mucho.

Ahora, si les gusta el juego, un conjunto con porta ligas nunca está demás.

Muéstrate con los gestos: Otro buen consejo es que le demuestres, sutilmente, que lo deseas. Una mirada intensa, una voz ansiosa y gesticulaciones que denoten tu pasión serán buenos elementos de atracción y despertar sexual de tu pareja.
Si quieres, puedes ensayar frente a un espejo cómo le hablarás y cómo lo mirarás en esa ocasión.

Utilizando los olores: Ojo, un buen perfume siempre es bienvenido. Sin embargo, en estas ocasiones, no hay hombre que se resista al olor natural de la mujer, al olor que expele el deseo. Así que trata de usar algo muy suave sólo en el cuello. El resto del cuerpo déjalo que se exprese por sí mismo.

Depilación perfecta: Ese día depílate el pubis de alguna forma especial, que se note que te preocupaste. A los hombres les fascinan los cambios en esa zona de tu cuerpo y ver que su mujer se preocupa hasta de los más mínimos detalles.


Sexo



Nunca apagues la luz: Quizás una luminosidad tenue, pero si apagas la luz dejas afuera el factor de excitación visual, tan básico en los machos. La vista del cuerpo, de la cara, de los cabellos de una mujer puede ayudar enormemente a la erección en el hombre.
Así que camina y muévete muy sensual en ese momento, que tus movimientos sean unas mezcla de muchacha inocente y gata en celo.
EN EL ACTO...


relacion


Tómalo por sorpresa: Evita que se dé cuenta de cuáles son tus planes, antes de empezar a seducirlo. Pese a que al hombre le gusta tener el control en las cosas amatorias, una búsqueda sorpresiva, una propuesta sexual tuya cuando menos se lo espere, puede provocarle mucho deseo y excitación.

Cumple sus fantasías: Seguramente, más de alguna vez te habrá comentado qué fantasías sexuales tiene. Si es así, trata de ir cumpliéndolas poco a poco, pero no muy seguido, para que sea sorpresivo.
De seguro que eso le encantará. ¡Qué hombre no desea ver escenificados sus sueños!



Música especial: En ese momento prepara todo de manera que el ambiente sea lo más cálido posible. Las velas en lugares estratégicos, aromas sugerentes y una muy sensual música de fondo van a ayudar mucho a sensibilizar los sentidos. Busca una música con estas características, que sea de sus favoritas, y si te atreves, báilale muy sensualmente. Saca la stripper que todas llevamos dentro.

Agua excitante: Ten preparada la tina con agua tibia, aceites y burbujas. Desnúdalo y mételo dentro. Lleva una botella de champagne, sin copas, pues haz que beba de tu propio cuerpo. Este consejo es infalible.
Después acarícialo en el agua, contémplalo y deja que te explore como quiera.

Masajes eróticos: Compra aceites aromáticos y hazle un masaje completo (ojo, completo), pero no de esos que son para relajación, sino que en lugares estratégicos, aquellos que sepas que son su debilidad.

Consuman el acto en un lugar extraño: No se trata que la cama sea mala, pero si lo incentivas a que hagan el amor en otra parte de la casa, dentro del ropero, en la mesa del comedor, en la cocina o incluso en el patio o terraza, puede llegar a ser muy motivador.
Pero llévalo a ese lugar con cuidado, puedes hacer que te persiga o que siga algún rastro interesante. No lo obligues diciéndole hagamos el amor en la alfombra, como si se tratara de una orden, sino que llévalo hasta allá en forma de invitación y que las cosas se den naturalmente.


Exprésate: Finalmente, cuando ya estén haciendo el amor no temas decirle todo lo que quieres que haga, que te hagan, y cuánto lo deseas y amas. Sé expresiva, no latera, haz que se sienta un súper macho.


pareja