La eyaculación femenina
Hay mujeres que, en alguna ocasión, al tener un orgasmo, se han visto sorprendidas por la expulsión simultanea de un chorro de líquido que salía de su interior y lo ponía todo perdido.

Generalmente han creído que se habían orinado. Sin embargo se trata de otro fenómeno fisiológico bien distinto: han tenido una eyaculación. Sí, sí: las mujeres también eyaculan.
Eyacular, es un verbo aplicable a todo líquido expelido a presión. Otra cosa es que lo tengamos asociado casi en exclusiva con la emisión del semen en los hombres. Por eso, la expulsión enérgica e irrefrenable de ese líquido en la mujer puede recibir cómodamente la denominación de eyaculación.

Durante el orgasmo
Desde antiguo se sabe que las mujeres emiten un líquido al tener sus orgasmos, aunque sea un suceso del que muchas personas no han tenido conocimiento alguno.
No fue hasta 1950 que tal idea alcanzó refrendo científico al describirla el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg, “padre”, también, del famoso punto G.
No nos estamos refiriendo al flujo natural de la vagina, ni a la lubricación propia de la excitación sexual, sino a una secreción que sólo aparece durante el orgasmo (como sucede en los hombres).
No existen datos suficientemente consistentes sobre la frecuencia con que aparece este fenómeno, pero algunos estudios señalan que al menos dos mujeres de cada cinco (40%) refieren proyectar un líquido cuando alcanzan el orgasmo durante la masturbación por estímulo del clítoris. Y entre aquellas mujeres que afirman haberse encontrado el punto G en el interior de su vagina, la gran mayoría (82%) dice que eyacula un fluido durante el orgasmo producido mediante la masturbación.

COMO CONSEGUIR UNA EYACULACION FEMENINA



link: http://www.youtube.com/watch?v=OqE4346G_Yc

EYACUALCION FEMENINA UN NIVEL DE EXCITACION SUPERIOR



link: http://www.youtube.com/watch?v=QV20_cwM6lo




Diferentes situaciones
Otras investigaciones, algo más explícitas, señalan que la mayoría de las mujeres (60%) expulsan un líquido durante el orgasmo, aunque no lo hagan a presión (sin eyaculación), como un rezumado más intenso del habitual. Es decir, que con el orgasmo añaden humedad a la que ya existía por la excitación.
Son menos las mujeres que eyaculan verdaderamente; es decir, que expulsan el líquido a presión: tan sólo un 6% lo hace de un modo más o menos regular, más otro 13% que afirma haber eyaculado alguna vez en su vida.
Son cantidades dignas de tenerse en cuenta pues demuestran que casi un 80% de las mujeres encuestadas emiten un líquido durante el orgasmo, lo que coincide bastante bien con la vieja idea popular sobre el tema.

Consistencia mucosa y de coloración blanquecina
El líquido de la eyaculación femenina me ha sido descrito por algunas mujeres como bastante menos espeso que el semen, aunque más viscoso que el agua o la orina. Con una consistencia mucosa y de coloración ligeramente blanquecina.
No se conoce bien la naturaleza del líquido emitido en esas eyaculaciones. Los análisis de dicho fluido alcanzan resultados muy confusos. Algunos no lo encuentran diferente de la orina, pero otros afirman que se trata de un fluido completamente distinto.
De hecho, aun no está bien establecida la procedencia de ese eyaculado. Gräfenberf afirmaba que salía por el meato urinario; otros piensan que podría proceder de las glándulas de Bartholin, situadas en el vestíbulo de la vagina; otros dicen que las responsables son las glándulas "de Littré", situadas en la cara interna de la uretra femenina; o de las glándulas parauretrales, que rodean al meato urinario y que algunos consideran la "próstata" femenina.

Los orgasmos son más intensos en la masturbación
Un tema que no está suficientemente esclarecido
No es una discusión baladí. Pues si es orina, está claro que se trata de “escapes” involuntarios que abundarían en el temor de muchas mujeres sorprendidas por primera vez con este fenómeno de haberse orinado durante el orgasmo. Pero si proceden de esos otros lugares mencionados nada tienen que ver con la orina. Si proceden de las glándulas de Littré estaría justificada la observación primigenia de Gräfenberg de que el líquido sale por la uretra. Pero si procede de los otros lugares, no.
Las mujeres que me han comunicado esta experiencia refieren en su mayoría que la procedencia de ese líquido es vaginal. Algunas no se han sentido seguras a la hora de identificar su procedencia, pero todas han rechazado que tuviera un origen uretral.
Como podéis advertir, la eyaculación femenina es un asunto que aún no está suficientemente esclarecido, por lo que no resulta fácil adoptar una postura concreta a la vista de los resultados de las diferentes investigaciones.
Que la existencia de esa secreción se evidencie mejor durante la masturbación podría obedecer a dos razones. Una, que es más fácil que pase inadvertida en el coito al camuflarse entre el resto de las secreciones locales producidas en todo contacto sexual. Otra, que los orgasmos son más intensos en la masturbación, lo que facilitaría que el líquido eyaculado se expulsara al exterior con mayor fuerza, y que al no existir la interferencia del pene, la eyaculación se vería mejor.