Cremas, medicamentos y óvulos
Tratamientos para hongos vaginales


LUEGO PIENSEN CONSIDERABLEMENTE Y POR FAVOR DENME PUNTOS, GRACIAS

La candidiasis vulvo-vaginal es una infección producida por hongos, llamados candidas que se ubican en la vulva, en la vagina y alrededor del ano. Existen cerca de 100 especies diferentes de levaduras, siendo la candida albicans la que registra el 90% de prevalencia en las mujeres. Cerca del 80% de éstas afirma haber tenido al menos alguna vez en su vida esta infección. De ahí radica la importancia de conocer la variada gama de tratamientos que van desde cremas a óvulos vaginales.

Tratamientos para hongos vaginales taringa


La infección aparece cuando se genera un desequilibrio entre los microorganismos, que en condiciones normales, habitan la vagina. Al aumentar la población de candida en relación a los microorganismos protectores que constituyen la flora bacteriana vaginal, se genera la infección. “Esto sucede cuando el pH 4.5, neutro, de la flora vaginal se hace más acido”, indica el Dr. Carlos Ramírez, gíneco-obstetra.

Los principales factores de riesgo que promueven el desarrollo de esta infección son: la transmisión del hongo mediante relaciones sexuales del hombre a la mujer o viceversa, tener múltiples parejas sexuales, embarazo, inmunosupresión, contaminación por servicios higiénicos comunes, uso de antibióticos, utilización de toallas higiénicas o ropa interior de material sintético, uso de los mismos utensilios de aseo con otras personas (jabones, esponjas, escobillas, guantes, toallas, etc.), ya que la humedad es el ambiente ideal para proliferación de estas levaduras , explica el especialista.

Síntomas y Diagnóstico


La zona vulvar, vaginal, perianal (alrededor del ano) y el cuello del útero se comprometen con los síntomas característicos de la candidiasis, según sus etapas de evolución. “La primera es asintomática; la segunda tiene síntomas, como prurito (picazón), ardor vulvar intenso, flujo vaginal de color blanco, grumoso, sin olor (similar al quesillo disgregado)”, precisa el Dr. Ramírez.

El diagnóstico se hace mediante el examen ginecológico, es decir, se observa a simple vista la infección en la zona genital, presentando signos de inflamación o irritación.

También los antecedentes que entrega la paciente en la consulta son primordiales para determinar el agente patógeno que está causando la enfermedad. El examen de laboratorio es muy importante porque garantiza en un 100% la presencia de algún hongo. “Otro examen que es fundamental es el de cultivo de flujo vaginal, el que sirve para especificar la especie de candida que presenta la mujer, y así asegurar el diagnóstico”, indica el gíneco-obstetra.

La principal consecuencia de la candidiasis es su recurrencia, con una prevalencia estimada en un 5%. “Ésta se produce cuando se presentan 3 o 4 episodios al año. A diferencia de la candidiasis simple que tiene una prevalencia de 95% con 1 o 2 episodios al año. Las especies más resistentes a los tratamientos fúngicos habituales son la Parapsilosis, la Tropicalis, la Famata, donde destaca la Glabrata”, precisa el Dr. Ramírez.

Diferentes esquemas terapéuticos

Para la candidiasis simple se usa el tratamiento habitual que consiste en la aplicación de la crema en base a miconazol al 2%, dos veces al día en la zona vulvo- vaginal y perianal, junto con la colocación de óvulos vaginales de 100 mg. de clotrimazol, una vez al día en la noche por 7 a 10 días, o la dosis única de de 500 mg. de clotrimazol. “En el esquema de tratamiento habitualmente utilizado se toma fluconazol de 150 mg. una capsula el primer día de tratamiento y la segunda, 4 días después, junto con la aplicación diaria de la crema”, sostiene el profesional.

Para la candidiasis recurrente, el tratamiento es mucho más extenso y es en base a itraconazol de 100 mg. o ketaconazol de 200 mg. vía oral una vez al día por 14 a 21 días. “La tercera opción es el fluconazol oral de 150mg. una vez al día por 7 días durante 6 semanas, (1 mes y medio). Este tratamiento se usa también en la pareja. Se usa la crema y las pastillas por 14 días”, enfatiza el gíneco-obstetra.

El mismo esquema terapéutico indicado para la mujer debe ser seguido por su pareja, a excepción de los óvulos vaginales. En el hombre, la aplicación de la crema se coloca debajo del prepucio en el pene.

El Dr. Carlos Ramírez concluye que la principal medida de prevención es evitar todos los factores de riesgo que predisponen la aparición de cualquier tipo de candidiasis.
http://www.solomujer.cl/articulo.php?id=715

PORFA, DENME PUNTOS