SAN ANTONIO DE PADUA

Ayúdame a encontrar una pareja

Claves para pedirle pareja a San Antonio de Padua



Claves para pedirle una pareja:

- Lo primero que se debe hacer es pedir regaladas 13 monedas de una misma denominación (para que sea más difícil) a 13 hombres que se encuentren por la calle (de preferencia antes del día de su festividad, el día 13 de junio).
- Los hombres deben ser jóvenes y el valor de las monedas debe ser de la más baja denominación, de diez o veinte centavos por ejemplo, una moneda a cada uno, entre más difícil mejor.
- Se prepara el altar el día 13 de junio, se coloca en el centro una estatua de San Antonio con la cabeza hacia abajo.
- Se ponen las trece monedas frente la imagen de San Antonio así como una veladora en vaso de cristal, también se adjunta un florero con 13 rosas rojas y blancas (las más bellas y frescas) y un vaso con agua.
- Se encienden 7 varitas de incienso de rosas con cerillo de madera, cuando ya está todo en su lugar, se da comienzo al novenario a San Antonio.
- Durante el tiempo que dure la novena (nueve días) no debe faltar la luz en la ofrenda (si se termina la veladora en vaso de cristal a San Antonio, encender una veladora roja y una vela roja delgada).
- Al finalizar el novenario y por consecuencia las velas, se pone de pie la estatua del Santo.
- Importante: Si se quiere reforzar este ritual, se puede agregar una vela dora roja de pareja, ungida con una mezcla de esencias (rosas, amor y ámbar) colocándola junto a los demás elementos....

Clave para dar las gracias:

Al terminar el ritual de los 9 días, regalar las monedas al primer limosnero que se encuentre en el camino a una iglesia donde se exponga la imagen de San Antonio y depositar una generosa limosna en la urna donde se exponga la imagen de San Antonio, además de encender una veladora blanca en su nombre y rezar la oración que aparece enseguida:

¡Oh glorioso San Antonio!
Yo bendigo al Señor que te hizo aparecer en el mundo para bien de la humanidad. Dios se complació en derramar sus dones por tu conducto y valiéndose de ti, se mostró Padre Cariñoso y solícito de los mortales.
¡Cuántos desconsolados recurrieron a tu caridad para que les dieras alivio a sus penas!
Tú alcanzaste con tus oraciones que las cosas perdidas, fueran halladas, que se restableciera en los matrimonios la paz...
Y lograste ser llamado el Santo de los milagros por el gran número de ellos que Dios obró por tu medio para remediar las miserias y necesidades de las almas...


Día Primero

Oración Preparatoria

Oh Dios, distribuidor de los dones celestiales, que concediste al bienaventurado San Antonio de Padua fervorosa y arrebatadora elocuencia, nacida por aquel su amor a las Sagradas Escrituras que lo hacían no sólo hábil para argumentar, sino también eficaz a la hora de persuadir, ya que sabía dar así mismo testimonio con su conducta; infunde también en mi vida la bondad y la dulzura, la sencillez y pureza en mis costumbres, con la práctica de todas las virtudes cristianas para que arrepentido y dolorido de todas mis faltas siga fielmente los principios de la vida cristiana y pueda dar también testimonio con mi vida del mensaje de Jesús.

(Después de la oración preparatoria)

Meditación sobre el amor. Dice San Antonio en uno de sus sermones: "Hay un sólo amor a Dios y al prójimo. Dios, dice San Agustín, nos ordena amar a Dios por si mismo y al prójimo como a nosotros mismos, esto es, por los mismos motivos y por la misma finalidad con que nos amamos. !Grande es el amor que Dios nos tiene! Nos envió a su Hijo para que le amásemos. Vivir sin Él es morir, pues quien no ama está muerto. Si Dios nos ha amado hasta el extremo de darnos a su Hijo, también nosotros debemos amarnos unos a otros".

Reflexión para hoy: Hoy es un buen día para ponernos a contar el tiempo que llevamos sin tener noticias de aquellos amigos y amigas que tanto nos han dado en nuestra vida. El estrés de la vida diaria motivado básicamente por el trabajo, hace que muchas veces nos encerremos en nosotros mismos y dejemos de lado a aquellos con los cuales habíamos compartido mucho tiempo. Es un buen momento para llamar a aquel amigo o amiga y quedar para comer o simplemente a tomar una copa. Revivir experiencias y conocer la vida actual de un amigo siempre alegra el corazón.

Oración: ¡Oh amorísimo San Antonio de Padua!, que recibisteis de Dios Espíritu Santo tan encendido amor a Dios, que con él trabajasteis infatigablemente en la salvación de las almas, y sobre todo una tan amorosa devoción al Santísimo Sacramento del Altar, con el cual aumentasteis en todas partes su culto, obtenedme un verdadero amor a Jesús y que anhele la gloria eterna en cada momento de mi vida.

A continuación se rezan tres Padrenuestros, Tres Avemarías y un Gloria. Se da gracias a San Antonio y se pide a Dios que por intercesión del santo nos de los beneficios que queremos conseguir. Después se dirá la:
Oración Final y Responsorio a San Antonio


Día Segundo

(Después de la oración preparatoria)

Meditación sobre el pecado. San Antonio dice: "Por pecadores entiendo los amadores de este mundo, los que llevados por la curiosidad y solicitud corren en pos de las riquezas y de los deleites. El corazón del pecador es como un mar alborotado: se hincha con la soberbia, se abrasa con el hervir de la lujuria, y los malos pensamientos traen sobre él el lodo. Así le causan un doble mal: pisotean la gracia e introducen la mancha del pecado. El pecado es como una araña que va extendiendo poco a poco sus hilos".

Reflexión para hoy: No nos será difícil, si compramos el periódico de hoy o escuchamos las noticias de la radio, ver como muchas personas cometen fraudes y transacciones ilegales para enriquecerse, la mayoría de las veces a costa de los demás. Por otro lado, también en la vida diaria y en especial en el mundo laboral o social, muchos intentan pisotear a los demás con el fin de un bienestar propio. Un poco de humildad, es como la sal, que da gusto a la vida. Aquí van un par de frases para reflexionar sobre la humildad y la riqueza: "Vale más ser honrado y tener poco, que ganar mucho con injusticias "( Proverbios 16,8). "Sócrates al mirar las mercancías en un mercado, exclamó: ¡Cuántas cosas hay que no necesito!" (Diógenes)

Oración: Oh gloriosísimo San Antonio de Padua!, que recibisteis de Dios Eterno Padre tan admirable poder sobre la naturaleza y sobre los enemigos del alma, que merecisteis el sobrenombre de Taumaturgo por tus milagros; alcanzadme la gracia para ser fuerte en mis momentos de flaqueza.

A continuación se rezan tres Padrenuestros, Tres Avemarías y un Gloria. Se da gracias a San Antonio y se pide a Dios que por intercesión del santo nos de los beneficios que queremos conseguir. Después se dirá la:
Oración Final y Responsorio a San Antonio


Día tercero

(Después de la Oración preparatoria)

Meditación: la Palabra de Dios. Dice San Antonio: "Los pobres, los humildes, los sencillos, tienen sed de la Palabra de Vida y del Agua de la Sabiduría. Los mundanos, por el contrario, que se emborrachan con el cáliz del vicio, los que presumen de sabios sin serlo ... no se dejan anunciar el mensaje divino. Es muy buena señal de predestinación el escuchar de buen grado la Palabra de Dios. Como el desterrado, ansiando y escuchando con placer noticias de su tierra, demuestra amar a su patria, así podemos decir del cristiano que ansía escuchar a quien habla de la patria celestial".

Reflexión para hoy: Está claro que para algunos hablar de Jesús hoy en día no está de moda; incluso algunos medios de comunicación evitan hablar de temas referentes al cristianismo si éstos no son motivo de polémica. Decir a alguien que has ido un domingo a la parroquia de tu pueblo suena a antiguo, a "pasado de moda"... A pesar de esto, el mensaje de Jesús de amor a los demás, al pobre y de ayuda a los más necesitados, sigue vigente en la actualidad después de casi 2.000 años. Un ejemplo lo tenemos en asociaciones de Iglesia como "Caritas", "Manos Unidas" ... o diferentes organizaciones no gubernamentales, las llamadas ONG, que luchan para conseguir la igualdad de todos. Todas estas personas que están en estos organismos trabajan con Jesús, aunque muchos de ellos no lo saben o no lo quieran saber porque algunos dicen que esto de Jesús "ya no se lleva". Ellos también escuchan la Palabra de Dios, pero de otra forma, aunque nunca hayan leído el Evangelio. Algún día se darán cuenta.

Oración: ¡Oh sapientísimo San Antonio de Padua! que por vuestro profundo conocimiento de las Sagradas Letras fuiste llamado "El Arca del Testamento" y "Doctor Evangélico" que con tan sorprendente sabiduría, maravillasteis a toda la Iglesia; infunde en mi espíritu el sano afán de buscar en los Libros Sagrados la Palabra de Dios, para que pueda así saciar el hambre de felicidad y amor a los demás que anhelo desde el fondo de mi corazón, y así pueda alcanzar la plenitud de la luz.

A continuación se rezan tres Padrenuestros, Tres Avemarías y un Gloria. Se da gracias a San Antonio y se pide a Dios que por intercesión del santo nos de los beneficios que queremos conseguir. Después se dirá la:
Oración Final y Responsorio a San Antonio


Día cuarto

(Después de la Oración Preparatoria)

Meditación sobre la fe. Dijo San Antonio: "La fe es la reina de la virtudes. Quien no cree, se parece a los hebreos que se rebelaron contra Moisés en el desierto. La fe es la vida del alma. La verdadera fe va siempre acompañada de la caridad. Hay que creer amando, abandonándose a Dios".

Reflexión para hoy: Decía el historiador italiano Francesco Guicciardini que "El que tiene fe se hace obstinado en lo que cree y camina intrépido y resuelto, despreciando dificultades y peligros, decidido a soportar cualquier apuro". Si crees en una cosa, lucha hasta el final y tendrás tu recompensa. ¿Recuerdas el partido de fútbol correspondiente a la final de la Copa de Europa disputada en Barcelona el mes de mayo de 1999? El Bayern de Munich ganaba desde el principio del encuentro por 1-0. En el tiempo de descuento, y en sólo un minuto y medio, el Manchester United hizo dos goles y se proclamó campeón. Ellos tuvieron fe, lucharon hasta el final y ganaron. En tu vida laboral y social haz lo mismo. La fe en Dios es igual, luchar hasta el final. San Agustín resumía la fe de esta manera: "La fe consiste en creer lo que no vemos. La recompensa es ver lo que creemos".

Oración: ¡Oh devotísimo San Antonio de Padua! Haced que prenda en mi corazón la llama intensa de la fe que tan heroica paciencia os dio soportando vuestras enfermedades y que tan vivo deseo os alimentó de verse libre de los lazos de este mundo para ir al Cielo, consumido en amor de Dios.

A continuación se rezan tres Padrenuestros, Tres Avemarías y un Gloria. Se da gracias a San Antonio y se pide a Dios que por intercesión del santo nos de los beneficios que queremos conseguir. Después se dirá la:
Oración Final y Responsorio a San Antonio


Día Quinto

(Después de la Oración preparatoria)

Meditación sobre la esperanza. Decía San Antonio: "Por la esperanza confiamos en que Dios nos dará los bienes prometidos... El que desespera no progresa en la virtud, el que ama el mal no puede tender a la gloria futura. Es necesario, no obstante, que la esperanza no degenere en presunción, en el presumir demasiado de uno mismo; ya que nadie puede llegar a gustar la dulzura del conocimiento si antes no ha gustado la amargura del temor".

Reflexión para hoy. Hoy te invito a que tu mismo reflexiones sobre las siguientes frases que te propongo: "Un pobre que tiene esperanza vive mejor que un rico que no la tiene" (Raimon Llull),"Dos minutos no son nunca iguales. Por tanto, espera y confía" (Anónimo), "Donde la esperanza no existe, no puede existir el esfuerzo" (Samuel Johnson), "Mientras exista una chispa, hay siempre esperanza de llama", "Muchas hormigas reunidas pueden vencer al león" (Proverbio persa), "La belleza del desierto es que esconde un pozo de agua en algún lugar" (Antoine de Saint-Exupéry) y "Cuando todo está perdido, aún nos queda la esperanza" (Tales de Mileto).

Oración: Oh gloriosísimo San Antonio!, haz que despierte del sueño de la vida fácil y que encuentre en la esperanza la forma comprometida en vivir una auténtica vida cristiana, motivada siempre por una fe inquebrantable que venza todos los miedos, dudas y tentaciones para esperar confiados en los bienes prometidos de la otra vida, y sea para los demás testigo de la fe y esperanza en Cristo Jesús.

A continuación se rezan tres Padrenuestros, Tres Avemarías y un Gloria. Se da gracias a San Antonio y se pide a Dios que por intercesión del santo nos de los beneficios que queremos conseguir. Después se dirá la:
Oración Final y Responsorio a San Antonio


Día Sexto

(Después de la Oración preparatoria)

Meditación sobre la gratitud. Muchas veces San Antonio de Padua se ayudaba de los salmos para rezar a Dios y alabarlo. Fragmentos como éstos, sacados de los propios salmos, le ayudaban: "Te doy gracias, Señor, de todo corazón, quiero cantar tus maravillas; quiero alegrarme y recrearme en ti, ensalzar tu nombre, oh Dios altísimo. Oh Dios, a ti debemos alabarte, hasta ti, que escuchas las plegarias, todo mortal puede llegar. Bendeciré al Señor a todas horas, su alabanza estará siempre en mi boca, mi alma se gloría en el Señor, ensalcemos su nombre todos juntos".

Reflexión para hoy. Por la mañana vamos tan juntos de tiempo que no nos olvidamos de ponernos el jersey y el pantalón, pero si a veces de dar gracias a Dios por el nuevo día. Aquí tienes una oración matinal de alabanza al Señor, corta (para llegar a tiempo al trabajo y tu jefe "no te eche la bronca" pero concisa.

ORACIÓN MATINAL: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Dios mío y Señor, yo te adoro como único Creador; te alabo como perpetuo benefactor, y os quiero como un padre, el más bueno. Gracias, Padre bondadoso por este nuevo día que me concedes, y también por todos los dones recibidos durante la vida. Haz que sepa aprovechar plenamente este día; que todo sea según tu voluntad y a Gloria vuestra. En compañía de San Antonio, escucha mi plegaria final, tal como nos enseñó Jesús: (se reza el Padrenuestro).

Oración. Oh gloriosísimo San Antonio!, acompáñame cada día, en el trabajo, en casa, con la familia, en mis tiempos de ocio y diversión, en mis vacaciones ... para que con tu protección sepa agradecer a Dios nuestro Señor, los bienes de esta tierra.

A continuación se rezan tres Padrenuestros, Tres Avemarías y un Gloria. Se da gracias a San Antonio y se pide a Dios que por intercesión del santo nos de los beneficios que queremos conseguir. Después se dirá la:
Oración Final y Responsorio a San Antonio

Día Séptimo

(Después de la Oración preparatoria)

Meditación sobre el arrepentimiento. Decía San Antonio: "¿Cómo debe ser tu contrición?. Escuchad al salmista: mi sacrificio es un espíritu apenado, un corazón dolorido y humillado, oh Dios, no lo desprecies ... Es necesario la reconciliación del pecador, la contrición de todos los pecados y la humillación. El espíritu dolorido del penitente es holocausto agradable para el Señor".

Reflexión para hoy. Un conocido teólogo escribió que "Los santos, muchas veces, al rezar tartamudeaban. Este tartamudeo es más agradable a Dios que las frases retóricas, por más bellas y brillantes que puedan ser". Muchas veces nos cuesta pedir disculpas a nuestros amigos, compañeros... por un mal acto que hemos cometido. Pedir perdón por una mala acción es la forma más poderosa de demostrar nuestra humildad y honestidad. Sería interesante que hoy recordaras a aquellas personas con las cuales mantienes una enemistad por culpa tuya. Reconcíliate con ellos con palabras fáciles y honestas y si hace falta tartamudea! Hay una frase increíble que te ayudará a pensar: "El perdón de las flores es tan bonito que llegan incluso a perfumar a aquél que las aplasta con la mano"(Anónimo).

Oración. ¡Oh gloriosísmo San Antonio de Padua! Vos que con el fervor de vuestra palabra a tantos pecadores convertías, muchos de los cuáles, al terminar los sermones, se arrojaban a vuestros pies arrepentidos para confesar sus pecados; haced que, arrepentido de todas mis faltas, permanezca alejado de todos los motivos y ocasiones que fuera motivo de volver a faltar y sea constante imitador de vuestras virtudes para ser merecedor de la gloria eterna.

A continuación se rezan tres Padrenuestros, Tres Avemarías y un Gloria. Se da gracias a San Antonio y se pide a Dios que por intercesión del santo nos de los beneficios que queremos conseguir. Después se dirá la:
Oración Final y Responsorio a San Antonio


Día Octavo

(Después de la Oración Preparatoria)

Meditación: Ser testigo de Cristo. Decía San Antonio: "Vosotros sois la luz del mundo. El sol es fuente de calor y de luz. Como de la fuente, de Cristo, así de los cristianos, sus testigos, debe brotar vida y doctrina para los demás. Vive ardientemente tu amor cristiano e instrúyete en la doctrina de Cristo! El cristal, iluminado por los rayos del sol, los reverbera. También el creyente, iluminado por el resplandor de Cristo, debe expandir el mensaje cristiano en palabras, en ejemplos ...

Reflexión para hoy. Hoy hacemos volar nuestra imaginación y podríamos pensar que Jesús se presenta de candidato a unas elecciones. No hay ninguna duda que sus asesores de imagen y de campaña le propondrían este lema: "Amor al prójimo. Vota Jesús de Nazareth". Es muy lindo pensar siempre en querer a los demás, pero nuestras palabras se tienen que traducir con hechos. Estas frases te ayudarán a reflexionar: "El amor sólo empieza a desarrollarse cuando amamos a quien no necesitamos para nuestros fines personales" (Erich Fromm), "Ninguno de vosotros es creyente mientras no prefiera para su hermano lo que prefiera para si mismo " (Hadith), "Vivir para los demás no es solamente la ley del deber sino también la ley de la felicidad"(Auguste Comte) y "Quien quiera consolar antes debe amar" (Romano Guardini).

Oración: Oh gloriosísimo San Antonio de Padua!, vuestra vida fue siempre de un auténtico testigo de Cristo, por ello os ruego intercedáis por mi para que pida a Dios que haga de mi un instrumento de paz y que tal y como dijo San Francisco de Asís: "donde haya odio, ponga amor; donde haya ofensa, ponga perdón; donde haya discordia, ponga unión; donde haya error, ponga verdad; donde haya duda, ponga fe; donde haya desesperanza, ponga esperanza; donde haya tinieblas, ponga luz; donde haya tristeza, ponga alegría; para que iluminado por la luz de Cristo, sea testigo de Él.

A continuación se rezan tres Padrenuestros, Tres Avemarías y un Gloria. Se da gracias a San Antonio y se pide a Dios que por intercesión del santo nos de los beneficios que queremos conseguir. Después se dirá la:
Oración Final y Responsorio a San Antonio


Dia Noveno y Último

(Después de la Oración preparatoria)

Meditación sobre el camino de la Gloria. Decía San Antonio: "Oh alma cristiana, si eres fiel en las pruebas terrenas, un día contemplarás lo que jamás el ojo humano vió. Nos dice la escritura: "Ni ojo vió, ni oído oyó, ni mente alguna ha podido comprender los que Dios tiene preparado para los que le buscan confiadamente". Entonces satisfarás tu vista, porqué verás a Aquél que todo lo ve. Tu corazón se hinchará de infalibles alegrías. !Grande es tu dulzura, oh Dios! Ahora nos la escondes para que la busquemos con más afán, la busquemos y la encontremos, y amándola, la gocemos eternamente ...

Reflexión para hoy. Un defecto que impide a muchas personas a tener éxito en la vida es que no se creen de los que son capaces de hacer y es que ... quien nada empieza nada termina. No hay duda que la acción más pequeña vale más que la intención más grande y que no haber hecho nada es el camino para no ser nadie. Si uno es perseverante y consistente con su trabajo, con sus ideas ... al final le llega la Gloria. Lo mismo pasa con el cristiano, al final ve a Aquél que todo lo ve, tal y como decía el mismo San Antonio.

Oración: Oh protector mío San Antonio de Padua! Alcanzadme ser un hijo fiel de la Iglesia y constante imitador de vuestras virtudes para salvar mi alma y llegar al final de mi vida a la gloria eterna. Enseñadme lo que debo hacer para mejor agradar a Dios, cumpliendo fielmente con mis deberes y aprendiendo de vuestras celestiales enseñanzas.

A continuación se rezan tres Padrenuestros, Tres Avemarías y un Gloria. Se da gracias a San Antonio y se pide a Dios que por intercesión del santo nos de los beneficios que queremos conseguir. Después se dirá la:
Oración Final y Responsorio a San Antonio


Oración Final

¡Oh Glorioso San Antonio de Padua!, acudo a vos en esta Novena guiado por el ejemplo incomparable de tu vida que llenaste de santidad, para que seas mi Santo protector y dejes caer sobre mi una mirada de bondad, implorando en favor mío la misericordia divina. Ayudadme a hacer fructificar la gracia de mi Bautismo, enséñame a que, a ejemplo vuestro, ame y sirva a Dios. Protegedme mientras viva y asistidme a la hora de la muerte, a fin que tenga la dicha de cantar eternamente con vos las alabanzas de la augusta Trinidad. Vos que obráis tantos milagros y sois la admiración del mundo, concededme la gracia que os pido en esta Novena si todo es para el bien mío, salvación de mi alma y mayor gloria vuestra, de Jesucristo y de Dios nuestro Señor.

Responsorio a San Antonio

Si buscas milagros, míralos: muerte y error desterrados, miseria y maldad huidas, leprosos y enfermos sanos. El mar sosiega su ira, se remiden los encarcelados, miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos. El peligro se retira, los pobres van remediados; cuéntenlo los socorridos, díganlo los paduanos. El mar sosiega su ira, se remiden los encarcelados, miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos. Gloria al Padre, Gloria al Hijo. Gloria al Espíritu Santo. Ruega a Cristo por nosotros, Antonio divino y santo, para que dignos así de sus promesas seamos. Amén.

Nota: si la necesidad de uno lo requiere puede añadir el acto de contrición:

Acto de Contrición
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Ante vuestra divina presencia reconozco que he pecado muchas veces y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa haberos ofendido. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo no volver a caer más. Amén.


http://www.hechizosgratis.com/foro/lofiversion/index.php?t13660-150.html

---

yo voy por el sexto dia. espero que me funcione