Cómo subir escaleras

Consulta: Federico Mercurio (29 años)

Gente, tengo problemas para subir escaleras. No me refiero a las escaleras tipo pintor, me refiero a esas q hay en los edificios y que uno usa cuando no anda el ascensor. Me suele pasar que muchas veces no puedo subir de manera óptima ya que muchas veces me tropiezo. ¿Me pueden ayudar amigos?

Respuesta:

Sí, claro que podemos ayudarte, por supuesto. Y lo haremos indicándote cómo tenés que hacer para subir una escalera y no morir en el intento. Porque subir escaleras no sólo es un arte, también requiere una técnica especial y mucha concentración.
Lo primero que hay que destacar es que subir escaleras es una tarea N.A.P.P. (No Apta Para Pelotudos), con lo cual, si sos un pelotudo, siempre seguirás con problemas para subir escaleras, por más ayuda que recibas. Pero asumamos como premisa que no sos un pelotudo, así podemos seguir adelante con esto.
Veamos, para comenzar es conveniente aclarar que no es para nada recomendable subir escaleras en ayunas o habiendo tomado sólo un té. Nuestro imperfecto cuerpo no está preparado para realizar una tarea semejante en esas condiciones. La explicación es simple: nuestro sistema digestivo, al no haber ingerido nada, no está en condiciones de activar el resto de nuestro organismo, por lo que las funciones motrices estarán aun no activas o, en el mejor de los casos, deficientemente activas. Lo mismo ocurre con el cerebro, que no se encontrará en su plenitud, ni remotamente. Lo recomendable es haber desayunado un alfajor y medio vaso de vodka, con eso sí lograremos, indiscutiblemente, el estado ideal para poder subir una escalera de la mejor forma posible.
Pasemos a la técnica, la cual es relativamente simple: debemos elegir un pie para utilizar en los escalones pares y otro pie para los impares y, lo más importante, debemos respetar esta decisión hasta el fin de la escalera ya que, de no hacerlo, casi seguro devendrá el puto desastre de manera inminente y catastrófica. Por eso, si elegimos que los escalones impares serán los que correspondan al pie izquierdo, pues entonces debemos poner el pie izquierdo encima del primer escalón, a continuación nos tocará llevar el pie derecho al segundo escalón. Obviamente, el pie izquierdo será el encargado de moverse otra vez, en este caso hasta el tercer escalón y así sucesivamente.
Pero no sólo se trata de elegir bien los piecitos, de hecho, podemos decir ciertamente que la clave está en el ritmo de la ascensión: subir demasiado rápido nos haría tropezar casi con seguridad y, en cambio, hacerlo demasiado despacio nos haría perder el equilibrio fácilmente. La velocidad tanto como el ritmo son esenciales en esta práctica. No hay que descuidar esos aspectos. No existen ni una velocidad ni un ritmo ideales ya que todo depende de la altura, el peso y la contextura física de la personas que sube la escalera. Lo importante, siempre, es mantener la calma e ir experimentando en una escalera diferentes velocidades y ritmos, hasta encontrar aquellos con los que uno se siente más cómodo. Se recomienda fuertemente, para realizar estas pruebas, procurar que no haya nadie cerca, para evitar que se burlen de nosotros.
No hay muchos más secretos, sin embargo, acá van algunos tips muy útiles.

Tips:
1- Jamás subir la escalera llevando en una mano un daiquiri de durazno. La consistencia del jugo de durazno junto con el peso específico del ron provocan una desestabilización inmediata al portador de dicho trago que puede culminar en el peor de los desastres.
2- Apoyar una mano en la baranda (o en su defecto, en la pared) es siempre una buena opción y nos ayuda a sentirnos más seguros y estables.
3- Ascender de frente y nunca de espaldas.
4- No utilizar el teléfono celular al ascender por una escalera. Nunca. Jamás.
5- No intentar meterse nada en el culo mientras de sube. Esto es altamente peligroso y la muerte por empalamiento se vuelve un riesgo altamente probable.
6- Esto es, quizás, lo más importante. Nunca subir con las manos en los bolsillos. Es altamente riesgoso y sólo un pelotudo sube una escalera de ese modo.

Cómo subir escaleras

Fuente: Flores Negras