Drenaje o vaciado:
El tanque del termotanque puede actuar como cámara de sedimentación para los sólidos suspendidos en el agua. Por lo tanto, no es raro que los depósitos de agua dura (sarro) se acumulen en el fondo del tanque. Se necesita drenar unos 20 litros de agua del tanque del termotanque cada mes, a través de la válvula de descarga. Si se acumulan muchos depósitos de sólidos, puede producirse un ruido sordo o retumbante. No hay ningún peligro con esto.


Válvula de seguridad o alivio:
Por lo menos una vez al año debe realizarse la verificación del estado de la válvula de seguridad. Esta sirve para que, en caso de que el mechero quede prendido por mucho mas tiempo que el que debe, toda esa presión acumulada tenga una puerta de escape y no reviente las tuberías. Esta no debe tener incrustaciones de sarro en el asiento de goma, para asegurarse que la válvula funciona libremente y que permite el paso de varios litros a través de la tubería de descarga (Si es que tiene). Asegúrese que el agua de descarga se dirija a un drenaje abierto. Si la válvula de alivio de presión en el termotanque se descarga periódicamente, esto se puede deber a la expansión térmica en un sistema de agua “Cerrado” o por el uso de bombas presurizadoras. NO tape la salida de la válvula de alivio NUNCA.

Inspección del ánodo de magnesio:(Muy importante)
Los artefactos están equipados con una barra de magnesio diseñada para prolongar la vida del tanque. Esta barra se consume paulatinamente para proteger el tanque del sarro, eliminando o minimizando la corrosión. No extraiga la barra de magnesio del tanque salvo para inspección y/o remplazo ya que su remoción acortará la vida del tanque. El ánodo se debe sacar del termotanque para ser inspeccionado al menos una vez al año, y debe reemplazarse cuando tiene más de 15 cm de alambre central expuesto en cualquiera de los dos extremos de la varilla o cuando su sección en general esté reducida a menos de 10 mm.

Espero les sirva y se animen a hacerlo

Pita.-