El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

bombas,explosivos,etc

Químico Equivalente Se le encuentra en:
Acido Acético Vinagre Tiendas
* Alcohol Etílico Bebidas alcohólicas, solventes (95% mínimo para ambos). Tiendas de licor y ferreterías.
+ Amoniaco Amoniaco para limpiar casas. Supermercados.
- Amonio Bolsas de hielo instantáneo. Farmacias.
Nitrato Fertilizantes. Farmacias.
Oxido Nitroso Crema Presurizada. Tiendas.
Magnesio Iniciadores de fuego. Accesorios de campamento.
Lecitina Vitaminas. Farmacias.
Aceite Mineral Acesorio de cocina. Tiendas.
@ Mercurio Termometros de mercurio o mercurio para amalgamas usado por dentistas. Ferreterías o depositos dentales.
Acido Sulfúrico Baterías de carro descargadas. Accesorios para auto.
Glicerina Medicinas. Farmacias.
Sulfúro. Jardinería. Accesorios de jardinería.
Carboncillo Carboncillo para parrillas. Accesorios de Campamento.
Nitrato de Sodio Fertilizantes. Tiendas de Jardinería.
Celulosa (Algodón) Primeros Auxilios. Farmacias.
Nitrato de Estroncio Bengalas de carretera. Tiendas de autos.
Aceite Combustible Estufas de queroseno o kerosina. Accesorios de campamento.
Gas Embotellado (Gas propano) Estufas de gas propano. Tiendas de campamento.
Permanganato de potasio Purificación de agua. Plantas purificadoras de agua.
Hexamina Estufas de campamento que utilizan Hexamina. Accesorios de campamento.
Metinamina Medicamento para infecciones urinarias. Farmacias.
^ Acido Nítrico Para limpiar los platos de la impresora. Tiendas de impresoras.
& Iodo Primeros Auxilios. Farmacias.
Perclorato de Sodio. Ferreterías.
Sulfato de Potasio de Aluminio Alumbre.
Sulfato de Aluminio Alumbre.
Hidroxido de Amonio Amoniaco.
Tetracloruro de carbón Líquido de limpieza. Tiendas.
Hipocloruro de calcio Polvo para decolorar (blanqueador). Tiendas.
Oxido de Calcio Cal. Accesorios para la construcción de casa.
Sulfato de Calcio Yeso de paris.
Acido carbónico Efervescentes. Tiendas.
Dicloruro de etileno Líquido holandes.
Oxido Férrico Oxido de Hierro.
Glucosa Jarabe de Maíz. Tiendas.
Grafito La punta de un lápiz. Papelerias.
Acido Clórico Acido Muriático.
Peróxido de Hidrógeno Peróxido.
Acetato de Plomo Azucar de Plomo.
Tetróxido de plomo Plomo rojo. Ferreterías.
Silicato de Magnesio Talco. Farmacias.
Sulfato de Magnesio Sal de Epsom o sal de la higuera.
Naftalina Bola de alcanfor o de naftalina usada para las polillas.
Fenol Acido Carbólico.
Bicarbonato de Potasio Crémor tértaro.
Sulfato de Cromo Potasio Alumbre de Cromo.
Nitrato de Potasio Nitro o salitre. El salitre es la sal blanca que sale en las paredes debido a la humedad.
Nitrato Sódico. Nitro de chile.
Dióxido de sodio Arena.
Bicarbonato de Sodio Bicarbonato de sosa o se puede pedir como vicarbonato de sodio. Farmacias.
Carbonato de Sodio Sosa de lavar (bicarbonato de sodio usado para blanquear la ropa).
Cloruro de Sodio Sal Tiendas.
Hidróxido de Sodio Lejía.
Silicato de Sodio Vidrio Soluble.
Sulfato de Sodio Sal de Glauber. Farmacias.
Tiosulfato de Sodio Hiposulfito utilizado por los fotógrafos.
Sacarosa Caña de azúcar.
Cloruro de Zinc Líquidos enlatados.
Cloruro de potasio Substituto de Sal. Tiendas de salud y nutrición.



podrían ocurrir daños graves e incluso la muerte.



Explosivos de Impacto o 'Primers'

Los explosivos de impacto son usualmente usados como ‘primers’. De lo aquí expuestos, solo el mercurio fulminante y la nitroglicerina son reales explosivos; los cristales triiodide de amonio se descomponen al impacto, pero estos liberan un poco de calor. Los explosivos de impacto deben siempre de ser tratados con el mejor cuidado.


Cristales Triiodide de Amonio



Los cristales triiodide de amonio, son cristales de color morado y de mal olor que se descomponen bajo la ligera cantidad de calor, fricción o descarga eléctrica si son hechos con el yodo y el amonio (hidróxido de amonio) puros. El amoniaco casero, como siempre, tiene muchas impurezas, como jabón y algunos agentes abrasivos. Cuando los cristales detonan, se escucha un fuerte sonido y se ve una nube gaseosa de yodo morado que aparece alrededor de donde ocurrió la detonación. De cualquier manera, la superficie en la que detonan los cristales queda arruinada; el yodo es corrosivo y su gas es dañino a los pulmones además de que tiene mal olor, y deja una fuerte mancha donde quiera que toca, incluyendo la piel, en la cual deja una mancha café que no se quita hasta unas semanas a menos que de inmediato se lave exhaustivamente la parte que hizo el contacto. Los cristales triiodide de amonio pueden ser producidos de la siguiente manera:


Materiales: Equipamiento:
Cristales de yodo (en su forma pura) Embudo y papel filtro
Amoniaco puro (hidróxido de amonio para el suicida) Papel toalla
Dos jarras de cristal (desechables)

Procedimiento:

Coloca dos cucharaditas de yodo en una de las jarras. Las jarras deberán tirarse después de uso por que ya no pueden ser limpiadas.

Agrega suficiente amoniaco hasta cubrir completamente el yodo.

Coloca el embudo en la otra jarra, junto con el papel filtro en el embudo. La técnica para poner el papel filtro en cualquier laboratorio de química es: Dobla el papel circular por la mitad, así quedará un semicírculo. Después dóblalo a la mitad otra vez para formar un triángulo con un lado curvo. Tira o Hala una espesura del papel hacia fuera para formar un cono y coloca el cono dentro del embudo.

Después de que se le permita al yodo remojarse en el amoniaco por un rato, vierte la solución dentro del papel en el embudo mediante el papel filtro.

Mientras la solución esta siendo filtrada, pon mas amoniaco dentro de la primera jarra para lavar cualquier cristal restante dentro del embudo y tan pronto como este desagüe.

Recoge todos los cristales de color ligeramente púrpura o morado pero sin tocar el papel filtro café, y colócalos en el papel toalla para que sequen por cerca de una hora. Asegúrate de que no están cerca de alguna luz o alguna otra fuente de calor, por que podrían detonar. Mientras los cristales estén húmedos, divídelos en ocho montones.

Después de que hallan secado, colócalos suavemente en un envase circular con tapa de aproximadamente una pulgada. Tapa el envase cuidadosamente asegurándote de no presionar los cristales con la tapa.

Finalmente, guarda los cristales en un lugar fresco. Los cristales tienen una vida de aproximadamente una semana, y deben de ser guardados en contenedores individuales y desechables. Una manera posible de incrementar la vida de los cristales, es guardarlos en un contenedor hermético. Para usar los cristales, simplemente tíralos contra alguna superficie sólida o colócalos en donde sean pisados o machacados.



Fulminante de Mercurio


Materiales: Equipamiento:
Mercurio (5 g.) Barra de cristal para revolver
Acido Nítrico concentrado (35 ml) 2 Matraz o tazones de 100 ml
Alcohol etílico o etanol (30 ml) Fuente ajustable de calor
Agua destilada. Papel tornasol (azul) y papel filtro

Procedimiento:


En un matraz, mezcla 5 gramos de mercurio con 35 ml de ácido nítrico concentrado, usando la barra de cristal.

Lenta y cuidadosamente calienta la mezcla hasta que el mercurio se disuelva, esto es cuando la solución se torna verde y hierve.

Coloca 30 ml de alcohol etílico o etanol en el segundo vaso de pico pequeño, y lenta y cuidadosamente agrega todo el contenido del primer vaso a este. Deberá aparecer humo rojo o café, el cual es tóxico y flamable, por esto se recomienda que se trabaje en un lugar ventilado.

Después de treinta a cuarenta minutos, el humo deberá tornarse blanco, indicando que la reacción está cerca de completarse. Después de diez minutos mas, agrega 30 ml de agua destilada.

Cuidadosamente filtra los cristales del mercurio fulminante de la solución líquida. Coloca la solución en un lugar seguro, esta es corrosiva y tóxica.

Lava los cristales muchas veces en agua destilada para remover tanto ácido como sea posible. Prueba los cristales con el papel tornasol hasta que este neutral. Esto será cuando el papel tornasol este azul cuando toque los cristales húmedos.

Permite a los cristales que sequen, y guardalos en un lugar seguro, lejos de cualquier explosivo o material flamable. Este procedimiento, puede ser también echo por volumen, si el mercurio disponible no puede ser pesado, simplemente usa 10 volúmenes de ácido nítrico y 10 volúmenes de etanol a cada volumen de mercurio.


Nitroglicerina


La nitroglicerina, es uno de los explosivos más sensibles sino es que el más sensible. Aunque es posible hacerlo mas seguro, es difícil. Muchas personas han sido seriamente dañadas e incluso han muerto mientras trataban de hacer este explosivo. Cuando las industrias Nobel lo hicieron, muchas personas murieron. Usualmente, tan pronto como es hecho, se convierte en una substancia más segura, como la dinamita. Una persona que pretende hacer la Nitroglicerina podría usar el siguiente método:


Materiales: Equipamiento:
Acido Nítrico concentrado (13 ml) Gotero.
Acido Sulfúrico concentrado (39 ml) Matraz graduado a 100 ml
Glicerina 2 Matraz graduados de 200 a 300 ml
Agua destilada Contenedor de hielo
Bicarbonato de Sodio Termómetro en centígrados (de mercurio, etc.)
Sal de Mesa Papel Tornasol (Azul)

Procedimiento:


Coloca 150 ml de agua destilada en un matraz de 200 a 300 ml

En el otro matraz de 200 a 300 ml, coloca 150 ml de agua destilada y aproximadamente una cucharada de bicarbonato de sodio, y mézclalos hasta que el bicarbonato de sodio se disuelva. No pongas mucho bicarbonato de sodio en el agua destilada, por que podría quedar alguna parte sin disolverse.

Crea un baño de hielo rellenando el contenedor con hielo, y agregándole sal de mesa, esto causara que el hielo se disuelva o se derrita, rebajándole aun más la temperatura.

Coloca el matraz de 100 ml en el contenedor de hielo, y vierte los 13 ml de ácido nítrico concentrado dentro del matraz de 100 ml; asegúrate que el matraz no se caiga o se derrame hacia el hielo, y que el hielo no inunde o se derrame dentro del matraz cuando le sean agregados mas materiales a este. Asegúrate de tener un contenedor de hielo lo bastante grande para agregarle mas hielo. Has que la temperatura del ácido baje a 20°C o menos.

Cuando el ácido nítrico este tan frío como se dijo antes, lenta y cuidadosamente agrégale los 39 ml de ácido sulfúrico concentrado al ácido nítrico. Mezcla los dos ácidos y enfría a los ácidos mezclados a 10°C. Es buena idea ponerlos en otro contenedor de hielo.

Con el cuentagotas, lentamente, vierte la glicerina en los ácidos mezclados, una gota a la vez, es decir, vierte una gota y esperas un poco. Sostén el termómetro colocándolo en la parte en la que los compuestos se encuentran (aproximadamente en la superficie). No permitas que la temperatura suba a mas de 30°C; si esto ocurre aléjate de ahí por que la glicerina se empezará a nitrar inmediatamente y la temperatura empezara inmediatamente a elevarse. Agrega glicerina en la superficie de los ácidos mezclados. Es buena idea, cuando uno se proponga a hacer explosivos, hacerlos en pequeñas cantidades.

Agita cuidadosamente los ácidos y la glicerina por los primeros diez minutos de nitración, agregándole hielo y sal al contenedor de hielo para mantener la temperatura de la solución en el matraz de 100 ml bajo 30°C. Usualmente, la nitroglicerina se formará en la superficie de la solución de los ácidos mezclados, y el ácido sulfúrico concentrado absorberá el agua producida por la reacción.

Cuando la reacción termine, y que la nitroglicerina este a 30°C, lenta y cuidadosamente vierte la solución de nitroglicerina y ácido mezclado en el agua destilada que esta en el matraz de 200 a 300 ml que se utilizó en el paso 1. La nitroglicerina se debe de colocar al fondo del matraz, y la solución agua-acido, que queda en la parte alta puede ser echada fuera para después disponer de esta. Saca tanta solución de agua-acido como sea posible sin molestar a la nitroglicerina.

Cuidadosamente remueve la nitroglicerina con un gotero limpio, y colócala dentro del otro matraz que se utilizó en el paso 2. La solución de bicarbonato de sodio, eliminara mucho del ácido, lo que hará a la nitroglicerina más estable y menos probable a explotar sin razón, lo cual podría suceder. Prueba la nitroglicerina con el papel tornasol hasta que el papel se quede azul. Repite este paso si es necesario, y usa nueva solución de bicarbonato de sodio como en el paso 2.

Guarda la nitroglicerina en un contenedor limpio y en un lugar seguro. El mejor lugar para guardar la nitroglicerina es lejos de cualquier cosa viviente, o de algo de valor. La nitroglicerina puede explotar sin razón alguna, aun si es guardada en un lugar fresco y seguro, es muy inestable.

Explosivos de Bajo-Orden

Hay muchos explosivos de Bajo-Orden los cuales pueden ser comprados en tiendas de armas y usados en aparatos explosivos. Pero, es posible, que una persona sensata, no venda estas substancias a una persona de apariencia sospechosa. Debido a esto, esta persona recurrirá a hacer sus propios explosivos de bajo orden.


Pólvora Negra


Primero fue hecha por los chinos para usarla en petardos para las fiestas, la pólvora fue primeramente usada en armas de fuego y explosivos en el siglo XIII. Es muy sencillo de preparar aunque no es muy poderosa ni segura. Solamente cerca de un 50% de pólvora negra se convierte en gases calientes cuando se quema; la otra mitad son solo partículas muy finamente quemadas. La pólvora negra tiene un gran problema, que puede ser iniciada por la electricidad electrostática. Esto significa que en el proceso para hacer la pólvora negra deben de ser utilizadas herramientas de barro o de madera. De cualquier forma, alguien que pretenda hacer la pólvora negra, lo haría de la siguiente manera:



Materiales: Equipamiento:
Nitrato de sodio o de potasio (75 g.) Plato hondo c/cuchara ambos de barro o madera
Sulfuro (10 g.) Tres bolsas de plástico
Carboncillo (15 g.) Un matraz de 300 a 500 ml
Agua destilada Fuente de calor (mechero de gas o alcohol)

Procedimiento:


Coloca una pequeña cantidad del nitrato de sodio o del de potasio en el plato hondo y muélelo a un muy fino polvo. Has esto a todo el nitrato de sodio o de potasio, y almacénalo en una de las bolsas de plástico.

Has lo mismo con el sulfuro y el carboncillo, almacenando cada químico en bolsas separadas.

Coloca todo el nitrato de sodio o de potasio ya molido en el matraz, y agrégale suficiente agua hervida al químico para que todo se humedezca.

Agrega el contenido de las demás bolsas de plástico al nitrato de sodio o de potasio, y mézclalos bien durante muchos minutos. Has esto hasta que ya no haya mas sulfuro ni carboncillo a la vista, o hasta que la mezcla quede completamente negra.

Coloca el matraz a la luz directa del sol. La luz del sol es realmente la mejor manera para secar la pólvora negra, debido a que este nunca es muy caliente, solo lo necesario para evaporar el agua.

Raspa la pólvora negra fuera del matraz, y almacénala en un contenedor seguro. Un contenedor de plástico seria realmente seguro, seguido por papel. Nunca guardes pólvora negra en una bolsa de plástico debido a que las bolsas de plástico están propensas a generar electricidad electrostática, lo que podría iniciar la pólvora negra.


Nitrocelulosa


La nitrocelulosa usualmente es llamada pólvora para armas. Es más estable que la pólvora negra, y produce mucho más volumen de gases calientes. Esta también se quema más rápido que la pólvora negra cuando esta en un espacio limitado. Finalmente la nitrocelulosa es fácil de producir, con el método que a continuación se presenta:


Materiales: Equipamiento:
Algodón (celulosa) Dos Matraz de 200 a 300 ml
Acido Nítrico concentrado Embudo y papel filtro
Acido Sulfúrico concentrado Papel tornasol (Azul)
Agua destilada

Procedimiento:


Vierte 10 cm³ de ácido sulfúrico concentrado en un matraz. Agrega a este 10 cm³ de ácido nítrico concentrado.

Inmediatamente agrega 0.5 g. de algodón, y permite que este se remoje exactamente por tres minutos.

Remueve el nitroalgodón, y transfiérelo a un matraz con agua destilada para lavarlo en esta.

Permite que el material seque, y luego lávalo.

Después de que el algodón haga que el papel tornasol sea neutral cuando se pruebe con este, esta listo para ser secado y almacenado.

Explosivos de Alto-Orden

Los explosivos de alto-orden pueden ser producidos en la casa sin mucha dificultad. El problema es adquirir el ácido nítrico, el cual es necesario para producir explosivos de alto-orden. La mayoría de este tipo de explosivos, detonan debido a que su estructura molecular contiene algún combustible y usualmente tres o más moléculas de NO2 (Dióxido de Nitrógeno). El T.N.T. o también conocido como Tri-Nitro-Tolueno, es un ejemplo excelente de tal material. Cuando una descarga eléctrica pasa mediante una molécula de T.N.T., se rompe la unión de dióxido de nitrógeno, y el oxígeno se combina con el combustible, todo en unos cuantos microsegundos. Esto pasa con los explosivos basados en nitrógeno. A continuación se enlistan varios métodos para crear este tipo de explosivos.


R.D.X.


El R.D.X., también llamado cyclonito, o composición C-1 (Cuando se mezcla con plastificadores) es uno de los explosivos más valiosos para los militares, ya que tiene 150% mas de poder que el T.N.T., y es más fácil detonarlo. No se debe usar solo, si no con algún otro explosivo para iniciarlo, por que es menos sensible que el mercurio fulminante, o nitroglicerina. El R.D.X. puede ser elaborado por el sig. método; quizás este explosivo es mucho más fácil de hacer en casa que cualquier otro explosivo de alto orden, con la posible excepción del nitrato de amonio.


Materiales: Equipamiento:
Tabletas de Hexamina o Metinamina (50 g.) Matraz de 600 ml
Acido Nítrico concentrado (550 ml) Barra de cristal para mezclar
Agua destilada Embudo y papel filtro
Sal de mesa Contenedor de hielo
Hielo Termómetro en grados centigrados
Nitrato de Amonio Papel Tornasol (Azul)

Procedimiento:


Coloca el matraz en el contenedor o baño de hielo (es decir, rellena el contenedor con hielo y agrégale un poco de sal de mesa, después coloca la jarra de 600 ml en el contenedor de hielo) y cuidadosamente vierte 550 ml de ácido nítrico concentrado en el matraz.

Cuando el ácido se halla enfriado por abajo de 20°C, agrégale poco a poco pequeñas cantidades de las tabletas ya molidas a la jarra. La temperatura empezará a crecer, deberás mantener la temperatura por abajo de 30°C o de lo contrario aléjate de este compuesto. Manteniendo la temperatura debajo de 30°C revuelve la mezcla.

Deja que la temperatura siga bajando hasta 0°C, agregando mas hielo y sal al contenedor de hielo o creando un nuevo baño de hielo. O también podrías agregarle nitrato de amonio dentro del contenedor de hielo, ya que la temperatura del nitrato de amonio baja cuando es expuesto al agua. Continua revolviendo la mezcla, manteniendo la temperatura por abajo de 0°C por al menos veinte minutos.

Coloca la mezcla en un litro de hielo molido. Agita suavemente y revuelve la mezcla, después permite que se deshelé. Una vez que se ha deshelado, filtra los cristales, y dispón del líquido corrosivo.

Coloca los cristales dentro de medio litro de agua destilada hirviendo. Filtra los cristales y pruébalos con el papel tornasol. Repite los pasos 4 y 5 hasta que el papel tornasol permanezca azul. Esto hará a los cristales más estables y seguros.

Almacena los cristales húmedos hasta que estén listos para ser usados. Permite que sequen completamente cuando los uses. El R.D.X. no es lo suficientemente inestable para ser usado solo, úsalo con algún explosivo ignitor.

La composición C-1, puede ser creada mezclando 88.3% de R.D.X. (por peso) con 11.1% de Aceite Mineral, y 0.6% de lecitina. Pon estos materiales juntos en una bolsa de plástico. Es buena idea insensibilizar al explosivo.

H.M.X. es una mezcla de T.N.T. y R.D.X.; el porcentaje es 50/50, por peso. No es tan sensible, y es casi tan poderoso como el R.D.X.

Agregando Nitrato de Amonio a los cristales de R.D.X. después del paso 5, deberá de ser posible insensibilizar el R.D.X. e incrementar su poder, desde que el nitrato de amonio es muy insensible y poderoso. También le puede ser agregado nitrato de sodio o de potasio, una pequeña cantidad es suficiente para estabilizar al R.D.X.

El R.D.X. detona en un rango de 8550 mt/seg. cuando esta comprimido en una densidad de 1.55 g./cm³


Nitrato de Amonio


El nitrato de amonio puede ser echo por un terrorista de acuerdo a la sección "Preparación de Químicos". O quizás este podría ser robado de algún lugar en construcción, debido a que se usa para estallidos, es muy estable e insensible al calor y a las descargas eléctricas. La mayor desventaja con el nitrato de amonio, desde el punto de vista de un terrorista, podría ser detonarlo. Un iniciador deberá ser usado para esto, y quizás con una carga aumentadora como en se muestra en el siguiente diagrama:





El explosivo ‘primer’ explota, detonando el T.N.T., el cual detona, enviando una tremenda descarga eléctrica al nitrato de amonio, detonándolo a este.


ANFOS


ANFOS son las siglas de solución de nitrato de amonio - aceite combustible (Ammonium Nitrate-Fuel Oil Solution). Un ANFO, soluciona el único gran problema con el nitrato de amonio que tiende a absorber vapor de aire. Esto resulta en problema, en que el explosivo falle cuando se intenta ser explotado. Pero este problema se soluciona mezclando 94% (por peso) de nitrato de amonio con 6% de aceite combustible o kerosina. El queroseno o kerosina mantiene al nitrato de amonio de no absorber humedad del aire. Un ANFO también requiere una larga descarga eléctrica para hacerlo estallar.


Clorato de Potasio


El clorato de potasiono puede ser echo en casa por si mismo, pero puede ser obtenido de un laboratorio. Si el clorato de potasio se mezcla con una pequeña cantidad de vaselina, o algún otro derivado del petróleo, y se le da una descarga eléctrica, el material detonará con mas poder que la pólvora negra. Este debe de ser limitado a detonarse de esta manera (por descarga eléctrica). El proceso para hacerlo explosivo es como sigue:


Materiales: Equipamiento:
Clorato de Potasio (9 partes por volumen) Plato hondo c/cuchara, ambos de barro o madera
Alguna gelatina derivada del petroleo (Vaselina (1 parte por volumen)) Bolsa de plástico con posibilidad de cerrarse

Procedimiento:


Muele el clorato de potasio en el plato hondo, cuidadosa y lentamente, hasta que el clorato de potasio sea un polvo muy fino.

Coloca el polvo en la bolsa de plástico. Pon el derivado de petróleo en este caso la vaselina en la bolsa de plástico, manteniéndolos en los lados de la bolsa.

Cierra la bolsa, y pon los materiales juntos hasta que ninguna parte del clorato de potasio quede sin estar húmeda por la vaselina. Si es necesario, agrega un poco mas de vaselina a la bolsa.

El material deberá ser usado en las próximas 24 horas, o la mezcla reaccionará reduciendo considerablemente la efectividad de la explosión. Esta reacción es inofensiva y no libera calor ni productos peligrosos.


Explosivo de Nitro-Almidón


Los explosivos de Nitro-Almidón, son poderosos y muy fáciles de hacer. Todo lo que se necesita hacer es mezclar 10 ml de ácido nítrico concentrado con 10 ml de ácido sulfúrico concentrado. A esta mezcla se le agregan 0.5 gramos de almidón. Después se le agrega agua fría y el aparentemente Nitro-Almidón se filtra. Este explosivo tiene un poco menos de poder que el T.N.T., pero esta aun más listo para ser detonado.


Acido Pícrico


El ácido pícrico, también conocido como Tri Nitro Phenol, o T.N.P., es un explosivo militar que usualmente es usado como carga aumentadora para hacer explotar algún otro explosivo menos sensible como el T.N.T.. es fácil de hacer, asumiendo que uno puede adquirir los ácidos nítrico y sulfúrico concentrados. El problema con el ácido pícrico es que tiende a formar sales de picrato que son peligrosas e inestables como es el potasio de picrato. Por esta razón usualmente se crea en una forma segura, como picrato de amonio, también llamado “Explosivo D”. La manera de preparación es como sigue:


Materiales: Equipamiento:
Fenol (9.5 g.) Matraz de 500 ml
Acido Sulfúrico concentrado Fuente de calor ajustable
Acido Nítrico concentrado Barra mezcladora de cristal
Agua destilada Embudo y papel filtro
Jarra o algún contenedor de 1000 ml con posibilidad de hervir agua en este

Procedimiento:


Coloca los 9.5 gramos de fenol en el matraz de 500 ml, y cuidadosamente agrega 12.5 ml de ácido sulfúrico concentrado y mézclalos.

Pon 400 ml de agua de grifo en la jarra o el contenedor de 1000 ml y has que el agua hierva un poco.

Después de calentar el matraz de 500 ml en agua caliente del grifo, colócalo en el agua hirviendo, y continua mezclando la mezcla de fenol y ácido por treinta minutos. Después de 30 minutos, toma el matraz y permítele que se enfríe por cerca de cinco minutos.

Tira el agua hirviendo que ya usaste, y después permítele al contenedor que enfríe, úsalo para crear un baño de hielo. Coloca el matraz de 500 ml con el ácido y el fenol mezclados en el baño de hielo. Agrega 38 ml de ácido nítrico concentrado en pequeñas cantidades, mezclándolos constantemente. Una vigorosa pero inofensiva reacción deberá ocurrir. Cuando la mezcla deje de reaccionar vigorosamente, pon el matraz fuera del baño de hielo.

Calienta el contenedor de hielo, si es de cristal, y después comienza a hervir mas agua de grifo. Coloca el matraz que contiene la mezcla en el agua hirviendo, y caliéntalo en el agua hirviendo entre 1.5 a 2 horas.

Agrega 100 ml de agua fría destilada a la solución, y enfríala mas en un baño de hielo hasta que este bien fría.

Filtra los cristales de ácido pícrico color amarillo-azul poniendo la solución en el papel filtro con el embudo. Junta el líquido y colócalo en un lugar seguro, este líquido es corrosivo.

Lava el matraz de 500 ml con agua destilada, y pon el contenido del papel filtro en el matraz. Agrega 300 ml de agua y agítalo vigorosamente.

Vuelve a filtrar los cristales y permíteles que sequen.

Almacénalos en un lugar seguro y en un contenedor de cristal, debido a que reaccionan con contenedores de metal para producir picratos que podrían explotar espontáneamente.


Picrato de Amonio


El picrato de amonio, también llamado explosivo D, es otro explosivo seguro. Requiere una substancial descarga eléctrica para ser detonado, es más seguro que el ácido pícrico. Este es sencillo de hacer teniendo ácido pícrico y amoniaco. Todo lo que hay que hacer es poner los cristales de ácido pícrico en un contenedor de cristal y disolverlos en una gran cantidad de agua caliente. Agregar amoniaco en exceso, y permitir que el exceso de amoniaco se evapore. El polvo sobrante deberá ser el picrato de amonio.


Tricloruro de Nitrógeno


El tricloruro de nitrógeno, también conocido como cloruro de azode o azodo, es un líquido aceitoso amarillo. Explota violentamente cuando se calienta a mas de 60° Celsius, o cuando se pone en contacto con alguna flama o chispa. Este es muy sencillo de producir:


En una jarra disuelve en agua cinco cucharaditas teteras que contengan nitrato de amonio. No pongas mucho nitrato de amonio en la solución, por que alguna parte de este podría quedar sin disolverse.

Recoge una cantidad de gas de cloro en una segunda jarra, mezclando ácido de hidrocloruro con permanganato de potasio en un matraz grande que tenga tapa y un tubo de cristal.

Coloca la jarra que contiene gas de cloro al revés en el vértice de la jarra, conteniendo la solución de nitrato de amonio. No pongas mucho nitrato de amonio, y junta las jarras. Suavemente calienta la parte trasera de la jarra. Cuando esto este hecho, empezarán a formarse gotitas amarillas aceitosas en la superficie de la solución, y sumerge hasta el fondo. Para esto, remueve la fuente de calor inmediatamente. Alternadamente, el cloro puede ser burbujeado mediante la solución de nitrato de amonio. No pongas mucho nitrato de amonio, antes de recoger el gas en la jarra, pero esto requiere tiempo y que aguantes sosteniendo la jarra y el tubo de prueba. El gas de cloro, puede ser también mezclado con gas de anhidro de amoniaco, calentando suavemente un matraz lleno con amoniaco casero. Coloca los tubos de cristal del matraz en el que se genera el cloro y el tubo del matraz donde se genero el amoniaco en otro matraz que contenga agua.

Recoge las gotas amarillas con un gotero, y úsalas inmediatamente, debido a que el tricloruro de nitrógeno se descompone en 24 horas.

Otros Explosivos


Termita


La termita es una mezcla de combustible oxidante que se usa para generar tremendas cantidades de calor. Esta crea una reacción exotérmica, la cual produce una temperatura de calor de cerca de 2200°C. Esto es la mitad de calor producido por un arma atómica. Es difícil de iniciar, pero cuando se inicia, es uno de los iniciadores más efectivos.


Materiales:
Oxido de Hierro en polvo (10 g.)
Aluminio en polvo (10 g.)

Procedimiento:

En realidad, no existe un procedimiento o equipo para hacer la termita . Simplemente mezcla el polvo de los dos compuestos tratando de hacer la mezcla tan homogénea como sea posible. El porcentaje de oxido de hierro al de aluminio, debe de ser 50%/50% (por peso), y puede ser echo en cantidades mayores o menores, respetando la mitad de uno por la mitad de otro. La ignición de la termita , puede lograrse agregando una pequeña cantidad de cloro de potasio a la termita, y virtiendole unas cuantas gotas de ácido sulfúrico a este.


Bombas Molotov


Las bombas molotov, son fáciles de hacer y pueden producir resultados devastantes. Lo que hay que hacer, es tomar un material altamente flamable, como la gasolina, combustible diesel, queroseno, alcohol metílico o etílico, y ponerlos en una botella de cristal. Después de poner el líquido en la botella, simplemente pon un pedazo de ropa que este humedecido en el líquido, y que una parte de este pedazo de ropa este asomando y el otro extremo sumergido en la botella, después envuelve algo de este pedazo de ropa alrededor del cuello de la botella y átalo, asegúrate de dejar unas cuantas pulgadas de esta prenda a la luz. Cuando avientes la botella, esta se romperá al impacto, y el contenido y el contenido de la botella se regará, y estallará en una flama. Mezclas flamables como queroseno y aceite de motor, deberán ser mezclados con un líquido más volátil y flamable, como gasolina, para asegurar la ignición. Una mezcla como brea o grasa y gasolina se adherirán mas fuerte a la superficie, y con una fuerza más intensa. Esta mezcla se hará más difícil de extinguir, y deberá de ser bien agitada antes de prenderla y aventarla...


Botella Química de fuego


La botella química de fuego, no es mas que un coctel molotov mas avanzado. Esta, utiliza la reacción violenta y el calor que esta entre el ácido sulfúrico y el cloro de potasio. Cuando el contenedor se rompe, el ácido sulfúrico en la mezcla de gasolina se pulveriza en el papel humedecido en clorato de potasio y azúcar. El papel, cuando se encuentra con el ácido, instantáneamente se quema en una flama blanca, iniciando la gasolina:


Materiales: Equipamiento:
Clorato de Potasio (2 cucharaditas) Botella de cristal para 12 oz. (320.2 g.) c/tapa de plástico
Azúcar (2 cucharaditas) Cacerola de cocinar
Acido sulfúrico concentrado (4 oz. (113.4 g.)) Papel toalla
Gasolina (8 oz. (226.8 g.)) Taza de plástico o de cristal con una cucharita

Procedimiento:


Prueba la tapa con unas cuantas gotas de ácido sulfúrico sobre de esta para asegurarte que no se deshará cuando el ácido sulfúrico sea almacenado. Si el ácido se la come en las próximas 24 Hrs. Deberás buscar una nueva tapa y/o botella si es que también se la comió, y deberás realizar esta prueba de nuevo hasta que encuentres una tapa y/o botella resistente. Las tapas y botellas de cristal son excelentes.

Cuidadosamente, vierte 8 onzas de gasolina en la botella de cristal.

Con cuidado, vierte 4 onzas de ácido sulfúrico concentrado en la botella de cristal. Limpia cualquier derrame de ácido en los extremos y los lados de la botella y colócale la tapa a la botella. Lava el exterior de la botella con agua en abundancia, después deja que se seque.

Pon aproximadamente dos cucharaditas de clorato de potasio y dos cucharaditas de azúcar en la taza de plástico o de cristal. Agrega como ½ taza de agua hirviendo, o lo suficiente para disolver todo el clorato de potasio y el azúcar.

Coloca un pedazo de sabana o de papel toalla en la cacerola para cocinar. Dobla el papel toalla por la mitad, y vierte la solución de clorato de potasio (ya disuelta) y el azúcar en esta hasta que esté completamente húmeda. Permite que el papel toalla seque.

Cuando este seco, ponle algo de pegamento por afuera a la botella de cristal que contiene la mezcla de gasolina y ácido sulfúrico. Envuelve el papel toalla o sabana alrededor de la botella, asegurándote de que queda tapando la botella por todos lados. Almacena la botella en algún lugar en donde no se rompa o se caiga.

Cuando termines, la solución en la botella deberá aparecer dividida en dos líquidos distintos, una solución marron-rojo obscura en el fondo, y una solución clara en la superficie. Las dos soluciones no se mezclarán. Para usar la botella química de fuego, simplemente arrójala a cualquier superficie dura.

Nunca abras la botella, debido a que el ácido sulfúrico podría estar en la tapa, lo que podría iniciar el clorato de potasio, causando fuego y/o una explosión.

Para probar este aparato, desgarra una pequeña cantidad del papel toalla o de la sabana, y ponle unas cuantas gotas de ácido sulfúrico. El papel toalla deberá estallar convirtiéndose en una flama blanca inmediatamente que entre en contacto con el ácido sulfúrico.

Recursos de Ignición


Ignición por mecha


La forma más vieja de iniciar los explosivos, es con mechas, las cuales son, quizás, el sistema de ignición favorito. Simplemente poniendo una pieza de material impermeable como mecha en un dispositivo, uno puede tener casi garantizada la ignición. Las mechas modernas de material impermeable son extremadamente confiables, quemándose en un rango de 1 pulgada cada 2.5 segundos. A las mechas se les encuentra en tiendas de modelo de cohetes, y cuesta aproximadamente $30.°° Pesos por cada nueve pies de largo. Lo mejor sería preparar un sistema de ignición por mecha que no requiera el uso de fuego, pero reservando su simplicidad. Un método se describe a continuación:


Materiales:
Papel para encender fósforos (el que viene con la cajetilla de fósforos).
Cinta eléctrica o cinta conductora
Mecha impermeable

Procedimiento:


Para determinar el rango en que se quema un tipo de mecha en particular, simplemente mide una pieza de 6 pulgadas o más larga y préndela. Con un cronómetro, mide desde el tiempo en que prendiste la mecha, hasta se apagó. Divide el tiempo de quemado por la longitud de la mecha, y de esta manera, obtienes el porcentaje o rango de quemado de la mecha en segundos por pulgada. Es decir:

Supón que una mecha de ocho pulgadas se quema y se completa el tiempo de combustión en 20 segundos:

20 segundos / 8 pulgadas = 2.5 seg. / pulgadas

Si se desease un retraso de 10 segundos, divide el tiempo deseado por el número de segundos por pulgada:

10 seg. / 2.5 seg./pulgada = 4 pulgadas.

Después de decidir cual será el tiempo de retraso, agrega aproximadamente ½ pulgada mas a la cantidad de la mecha deseada y córtala.

Cuidadosamente remueve el papel que enciende los cerillos de su funda. Toma una parte de la cajetilla de cerillos y deja la otra para hacer un segundo ignitor.

Envuelve el papel que enciende a los cerillos (papel ignitor) alrededor de uno de los extremos de la mecha (tocando el final de la mecha). Encíntalo todo así, asegúrate de que quede todo bien sujeto. No deben de poder ser movida.

Envuelve la cubierta de los fósforos alrededor del papel ignitor que cubre la mecha. Encinta el papel medianamente apretado. Deja un buen tramo cómo talón, para poder halarlo para la ignición.





El papel ignitor encenderá a la mecha cuando el dispositivo se jale con un poco de fuerza y rapidez, friccionando el papel ignitor con la mecha, dando como resultado que la mecha se encienda; es posible y quizás mejor, hacer un aparato como este pero incluyéndole cabezas de fósforo para un encendido más seguro.


Ignición Electromecánica


Esta se divide en varios métodos los cuales están representados por las siguientes letras:


a) Switch de Mercurio.

Debido a que el mercurio es un metal, conduce electricidad, la ventaja es que este es un metal líquido, por lo cual podríamos crear un switch que utilice mercurio. Su símbolo atómico es Hg, cuando el mercurio toca los dos polos de corriente, completa el circuito, y por lo tanto activa el explosivo. Esa es la idea en la que el mercurio pudiese ser utilizado.

b) Detonadores Radio Controlados.

En las películas, los terroristas o criminales usan un detonador radio controlado para hacer explotar algún explosivo. Con un buen radio detonador uno puede estar a muchas millas del explosivo y aun así controlar exactamente el tiempo en el que el explosivo es iniciado. El problema con los detonadores radio controlados es que son algo costosos; de cualquier manera podría existir alguna razón que hiciera comprar a un terrorista un sistema RC (Radio Controlado) y que lo usara como detonador. Si alguien quisiera crear un detonador con sistema radio controlado, todo lo que haría sería dirigirse a una tienda de juguetes y comprar algún juguete radio controlado. Después, sería desarmar el juguete y separar el solenoide o motor que controla el movimiento de las ruedas delanteras de un carro RC, o separar el solenoide o motor que controlan las aletas de un avión, o el timón de un bote radio controlado, y reconectar la parte que produce el shock o la descarga eléctrica al explosivo primer que iniciará el explosivo. Es aconsejable que se le realicen varias pruebas a este prototipo antes de ser usado con primers o ignitores, y teniendo baterías completamente cargadas en el controlador y en el receptor.



Detonadores de tiempo


Los detonadores de retraso o también conocidos como de tiempo, son muy útiles en muchos casos, aquí se enlistan algunos de estos:


a) Mecha de tiempo.

Es muy sencillo crear detonadores de tiempo que utilicen mechas para ignición. Quizás la manera más fácil de hacer esto es con cigarros. Un cigarro se quema aproximadamente en ocho minutos. La gente que utiliza cigarros para el retraso al encender mechas probaría los cigarrillos que planea usar para asegurarse del tiempo en el que se quema. Una vez que ya se ha determinado el tiempo en el que se quema, se podría empezar a pensar en como será utilizado.




Un detonador similar puede ser echo de carbón en polvo (molido) y una hoja. Simplemente, enrolla el papel convirtiéndolo en un delgado tubo, llenándolo después con el polvo de carbón. También funcionará pólvora mezclada con el carbón en polvo, los dos finamente molidos y convidados.


b) Ignitor de tiempo con reloj.

Los ignitores de tiempo utilizan relojes de manecillas, las bombas de tiempo, son usualmente para pedir dinero para revelar la ubicación de la bomba. Existen varios métodos para hacer detonadores de este genero. Para crear un detonador sencillo de este tipo, todo lo que tienes que hacer es usar una tuerca como un contacto, colocada en la hora en la que se desea la detonación, y usar la manecilla de la hora del reloj como el otro contacto. La manecilla de los minutos, debe ser removida, a menos que se desee un detonador de menos tiempo.




Este ignitor de tiempo, esta instalado para ser detonado en 12 Hrs. Cuando la manecilla de la hora se encuentra con el contacto (tornillo), el circuito se habrá completado, permitiendo que la corriente fluya al ignitor o primer. El único problema es que este detonador tiene doce horas para detonar como máximo. En cambio si se usa un reloj electrónico, entonces podrá ser configurado hasta 24 horas. Para usarlo, simplemente configura la alarma del reloj a la hora que deseas que detone el explosivo, remueve la bocina o el altavoz de este reloj electrónico y adjúntale los cables que sobran al quitar la bocina a los cables del ignitor o primer del explosivo. También podría ser usado como detonador un reloj electrónico de muñeca, usando una batería grande mediante un transformador; este detonador sería extremadamente pequeño. El reloj de una videocasetera, también sería ideal, debido a que este tipo de relojes, pueden ser programados hasta por una semana o más. También podrías emplear un reloj digital y usar un cronómetro, o un switch electromagnético para activar el ignitor o interruptor.


c) Ignitor bajo agua.

Materiales:
Un paquete de 10 diodos de silicón (los encuentras en Radio Shack. Son objetos muy pequeños de cristal).
Un cajetilla de fósforos
Una vela

Procedimiento:


Enciende la vela, y permite que se le forme cera derretida en la cabeza.

Toma un fósforo y sostén un diodo por la parte de cristal contra la cabeza. Dobla los alfileres del diodo alrededor de la cabeza del fósforo, haciendo una envoltura en dirección ascencional y dejando la otra varita del diodo afuera. Has lo mismo con el otro cable, pero en dirección descencional. Los diodos deberán estar abrazando la cabeza de los fósforos; pero sus cables no deben de tocarse el uno al otro.

Moja la cabeza de los fósforos en la cera derretida para darle una capa que lo cubrirá contra el agua. Así funcionará bajo el agua. Has de estos cuantos quieras.

Modo de Empleo:

Cuando estas pequeñas piezas se conectan a una batería de 6 volts, el diodo alcanza lo que es llamado como voltaje destruido. Cuando más componentes eléctricos alcanzan este voltaje, ellos usualmente producen grandes cantidades de luz y calor, mientras se funde en una pequeña gota. Este calor es suficiente para prender los fósforos. Se recomienda que se usen bajo agua, en donde la mayoría de los demás ignitores no pueden trabajar, y también que si se va a usar mecha se use mecha impermeable.


d) Mechas.

Es posible hacer mechas de quemado lento en casa. Disolviendo una cucharada tetera conteniendo pólvora negra en ¼ de taza con agua hirviendo, mientras esta se encuentre aún caliente, humedece algún hilo de algodón en ella. Después de que el hilo ha secado, deberás atar esta mecha a la que tiene el explosivo, debido a que la mecha casera de quemado lento no produce altas temperaturas. También es posible hacer una mecha similar a la anterior, tomando la mezcla antes mencionada (agua y pólvora negra) y virtiendola en una larga pieza de papel higiénico. El papel higiénico estando húmedo se enrosca suavemente para que quede como toda una mecha, y se deja que seque.


Ignitores Químicos


Los ignitores químicos no son muy comunes, pero pueden ser extremadamente efectivos en casos especiales. Si a un contenedor de aluminio, se le llenara con ácido sulfúrico concentrado, el ácido sulfúrico reaccionará con el aluminio para producir sulfato de aluminio y gases de hidrógeno, el contenedor deberá tener alguna parte abierta al aire para que la presión del gas de hidrógeno que se forme no rompa en contenedor





Podría ser usado también un envase de cristal, agregándole una gruesa capa de aluminio (lámina, etc...) la cual deberá ser asegurada con cinta. Cuando el ácido se come la capa metálica de aluminio, podría usarse para ejecutar algún tipo de explosivo:


El ácido sulfúrico, es un buen conductor de electricidad. Si debajo de la capa de aluminio, se coloca un contenedor de cristal, cuando el ácido se coma el aluminio, este (ácido sulfúrico), se derramará en el contenedor de cristal, al cual ya se le habrán puesto los dos cables que llevan la corriente, cuando el ácido sulfúrico que se derrama en el contenedor de cristal alcance la altura de los dos cables, se habrá completado el circuito provocando que la corriente fluya e iniciando el explosivo al que este conectado. Es decir:





El ácido sulfúrico, reacciona muy violentamente con el clorato de potasio. Si caen algunas cuantas gotas de ácido sulfúrico, en algún contenedor que contenga clorato de potasio, el clorato de potasio estallará en una flama. Esta flama podría ser usada para iniciar una mecha.

El clorato de potasio, también puede ser usado para iniciar una bomba termita , si se mezcla clorato de potasio con la termita en un porcentaje de 50/50, esta mezcla se podrá usar como un ignitor para el resto de la termita , es decir:




Usos avanzados para los Explosivos


Foco Bomba


Una reacción automática cuando se entra a un cuarto obscuro, es la de encender la luz; esto podría ser fatal si se ha colocado un foco bomba en el socket de la luz. He aquí la manera de hacerlos:


Materiales:
Un foco que no este ni roto, ni fundido.
Un taladro de mano, o algo para hacer un orificio en el foco
Pólvora
Cera o algún pegamento goma como silicón.

Procedimiento:


Toma el foco y taladreale un pequeño orificio de aproximadamente ¼” a ½”. Ten mucho cuidado de no romper el filamento que tiene dentro. Toma la pólvora y colócala dentro del foco. Empaquétalo algo apretado, pero recuerda no romper los filamentos. Después sella el foco con la cera o el pegamento goma que hayas conseguido. Permítele que seque.

Tu foco bomba ya esta listo, para usarlo, todo lo que tienes que hacer es colocarlo en el lugar en el que quieres que ocurra la explosión. Esta ocurrirá cuando alguna persona prenda el switch de la luz, calentándose así los filamentos del foco lo suficiente para hacer estallar el foco bomba.


Bomba de Carburo


Esta bomba es extremadamente peligrosa; procura extrema precaución. Obtén algo de carburo de calcio. Esto es la cosa que se utiliza en las lamparas de carbón, y se le puede encontrar en cualquier ferretería. Toma unas cuantas piezas de esta cosa, y ponlo en una jarra de cristal con algo de agua. Colócale una tapa apretada. El carburo reaccionará con el agua para producir carbonato de acetileno, el cual es similar al gas usado en algunas lámparas. Eventualmente el cristal explotará debido a una intensa presión interna. Si dejas un trapo encendido cerca de este recipiente, obtendrás una bola de fuego, ya que el carbonato de acetileno es un gas flamable.


Carta Bomba


Tendrás que hacer primero una suave versión del explosivo termita . Usa la receta que aquí mismo se presenta; pero substituye el relleno de hierro por óxido.

Mezcla el hierro con el relleno de aluminio en un porcentaje de 75 % de aluminio a 25 % de hierro. Esta mezcla se quemará violentamente en un espacio confinado (como un sobre).

Ve a la oficina de correos y compra un sobre aislado. El tipo de sobres que tienen dos capas. Separa las capas y coloca la composición de termita en la sección principal, en donde la carta deberá ir. Después coloca el polvo de magnesio en la capa exterior. Ahí esta tu bomba.

Ahora, para prenderla... esta es la parte tramposa y difícil de explicar. Solo sigue experimentando hasta que obtengas algo que funcione. El fusible o ignitor, es un explosivo de toque; cuando el explosivo de toque se rasga o aun si se aprieta fuerte, se iniciará el polvo de magnesio, quemando la suave termita . Si la termita no estalla, al menos quemará a tu enemigo.
Bomba de CO2


Tendrás que usar un cartucho, con un clavo, forja a hacer un orificio, así permitirás que la pólvora y la mecha encajen fácilmente. Llena el cartucho con pólvora negra y empaquétalo muy bien, dándole golpecitos sobre algo sólido (golpecitos, no golpazos). Insértale una buena mecha como podría ser una mecha repelente al agua, o una mecha de tipo M-80, aunque una mecha común y corriente, también funcionará. Ya que esta todo listo, enciéndela y corre!!, Trabaja muy bien destruyendo buzones de correo, carros (colocándola debajo del tanque de gasolina), ventanas, caseta de teléfonos (colocándola abajo del teléfono), o cualquier otra cosa que se te ocurra.


Bomba de humo


Materiales: Equipamiento:
4 partes de azúcar Fuente ajustable de calor
6 partes de nitrato de potasio Un contenedor y una mecha

Procedimiento:


Mezcla 4 partes de azúcar, con 6 partes de nitrato de potasio, y calienta esta solución sobre de flama baja hasta que se disuelvan o mezclen bien.

Vierte esta solución en un contenedor. Antes de que solidifique, colócale unas cuantas cabezas de fósforo adjuntas a la mecha. Una libra de esta bomba, llenará un cuarto con una gruesa nube de humo blanco.


Bomba Genérica


Materiales: Equipamiento:
Gasolina Contenedor de cristal c/tapa
Permanganato de potasio

Procedimiento:


Viértele unas cuantas gotas de gasolina a este contenedor de cristal, y tápalo, después voltea el contenedor alrededor, para que todas las partes internas del contenedor reciban gasolina.

Después destapa el contenedor para que la gasolina se evapore.

Agrégale unas cuantas gotas de permanganato de potasio (esto lo puedes encontrar en un equipo para mordeduras de serpiente), y tápalo.

La bomba ya esta lista, y esta detona si se tira contra un objeto sólido.

Nota: Después de tirarla, corre, porque esta bomba tiene un poder de explosión de cerca de la mitad del poder de explosión de la dinamita.


Explosivo Plástico


El clorato de potasio, es un compuesto explosivo extremadamente volátil, y ha sido utilizado en el pasado como el relleno para las granadas. El blanqueador común de casa contiene una pequeña cantidad de clorato de potasio, el cual puede ser extraído por el siguiente método:


Materiales: Equipamiento:
Cloruro de Potasio Fuenter de calor ajustable
Un areómetro
Un recipiente de cristal grande resistente a altas temperaturas de calor, o un contenedor con esmalte de acero

Procedimiento:


Toma un galón (1 galón = 3.785 litros) de decolorante o blanqueador común de casa, colócalo en el contenedor de cristal y comienza a calentarlo. Mientras esta solución se calienta, pesa 63 gramos de cloruro de potasio y agrégale esto al decolorante que ha sido calentado.

Constantemente, checa la solución que esta siendo calentada, con el areómetro, y hierve hasta que obtengas una lectura de 1.3 en este.

Toma la solución y permítele que enfríe refrigerándola hasta que este entre la temperatura de la habitación y los 0° Celcius. Filtra los cristales que se han formado y almacénalos. Hierve la solución de nuevo, y enfríalos como se explico antes en este mismo paso y de nuevo filtra y almacena los cristales.

Toma los cristales que almacenaste, y mézclalos con agua destilada en la siguiente proporción: 56 gramos por 100 mililitros de agua destilada. Calienta la solución hasta que hierva y permítele que se enfríe. Filtra la solución y almacena los cristales que se forman al enfriar. A este proceso de purificación se le llama “Cristalización Fraccional”. Estos cristales deberán de ser relativamente clorato de potasio puro.

Espolvorea esta a la consistencia de los polvos blancos faciales, y calienta suavemente para quitar toda la humedad.

Ahora, disuelve cinco partes de vaselina con cinco partes de cera. Disuelve esto en gasolina blanca (gasolina usada para las estufas de campamento), y vierte este líquido en 90 partes de clorato de potasio (los cristales en polvo que anteriormente se obtuvieron) en un tazón o contenedor de plástico. Amasa este líquido en clorato de potasio hasta que este muy bien mezclado. Después permite que la gasolina se evapore.

Finalmente, coloca este explosivo en un lugar fresco y seco. Evítale la fricción y el contacto con compuestos como el sulfuro o fósforos. Este explosivo se moldea a la forma deseada, su densidad es de 1.3 gramos en un cubo y podrías hacerle una inmersión en cera para que sea a prueba de agua. Este tipo de bloque garantiza la más alta velocidad de detonación.

La presencia de los compuestos ya mencionados (sulfuro, etc.) resulta en que el explosivo pueda convertirse en un explosivo altamente sensible y el cual podría descomponerse explotando mientras está almacenado. Nunca almacenes los explosivos caseros, y usa precaución extrema cuando manufactures tus propios explosivos.


Explosivo de toque


Este es un explosivo suave, pero puede ser bastante peligroso en grandes cantidades. A continuación se presenta una receta para crear este tipo de explosivos:

Procedimiento:


Mezcla los cristales de yodo en amoniaco hasta que los cristales de yodo se disuelvan en el amoniaco. Vacía el exceso de amoniaco y deja que los cristales sequen de la misma manera que secas la termita .

Sé cuidadoso por que ahora los cristales ya son explosivos al fuerte contacto. Cuidadosamente envuelva un montoncito en papel (muy cuidadosamente por que la fricción los hace explotar) y arrójalos... son muy ruidosos.


Libro Bomba


En esta época, puede ser extremadamente difícil ocultar una bomba, usualmente la autoridad busca en bolsas y portafolios. Para disfrazar una bomba, uno podría utilizar lo que se conoce como ‘ libro bomba ’ un explosivo el cual se encuentra por completo dentro de un libro. Usualmente, se requiere un libro relativamente grande y grueso como podría ser un diccionario, algún libro de leyes, u otros como libros de trabajo también funcionarían. Cuando un individuo hace un libro bomba, este individuo deberá escoger un libro apropiado para el lugar en el que se va a colocar. La construcción actual de un libro bomba puede ser hecha por cualquiera que tenga un taladro eléctrico y una sierra.


Materiales:
Un taladro eléctrico
Una sierra
Engrudo

Procedimiento:


Primero para preparar el engrudo, deberás de poner ¼ de agua a hervir, mientras este cuarto de agua hierve, llena una taza hasta la mitad de agua (a temperatura ambiente) y disuelve en esta dos cucharadas soperas de harina. Después, cuando el cuarto de agua esta hirviendo, viértele el contenido de la taza poco a poco mezclándolos bien con la misma cuchara sopera. Espera a que vuelva a hervir, retira la solución del fuego, y permítele que enfríe.

Ya que tienes el engrudo, deberás sumergir todas y cada una de las páginas del libro en el engrudo para que queden muy bien remojadas en este pegamento, a excepción de las pastas. Es importante que las cubiertas del libro no se peguen a las hojas de este mientras las hojas secan. Para hacer esto podrías poner el libro suspendido de las dos pastas y dejando las hojas colgando para que sequen. Cerca de tres días después, ya que las páginas sequen, deberás taladrar un orificio en las hojas ahora ya pegadas (que parecerán de madera). Ya que se ha hecho este orificio, insertas la sierra y cortas un rectángulo en el libro, como muestra la siguiente figura:





Este rectángulo deberá estar seguramente pegado a la pasta trasera del libro. Después de haber construido la bomba que usualmente es de tiempo o radio controlada, colócala dentro del libro. Ya que todo esta listo y que has preparado la bomba, y configurado el reloj si el ignitor es de tiempo, o ya que ha sido encendido el receptor del radio control, pegas la cubierta del frente y llevas el libro bomba a su destino.


Teléfono Bomba


El teléfono bomba es un artefacto explosivo que ha sido usado para dañar o matar a alguna persona específica. La idea básica, es simple: Cuando la persona conteste una llamada, el teléfono pasará corriente a la bocina receptora, en donde habrá sido antes situado un explosivo de alto orden con un iniciador el cual pueda ser iniciado por una descarga eléctrica, detonando el explosivo de alto orden en la mano de la persona. Todo lo que hay que hace, es conseguir una cinta y encintar el switch del teléfono abajo (como cuando esta colgado, esto es para que no pase corriente mientras se manufactura). Después desenroscas la cubierta de la boquilla del teléfono (por donde se habla), y quitas la bocina o portavoz, después conectas los cables del explosivo ignitor en donde estaba el portavoz. Es recomendable que coloques algún explosivo plástico de alto orden como el explosivo C-1 en el recibidor. Ya que has hecho todo esto, enroscas la cubierta, asegurándote que la conexión queda bien. Cuelga el teléfono dejando la cinta ahí pegada. Cuando la víctima descuelgue el teléfono, notará la cinta y la quitará. Esto hará que el circuito se complete y por lo tanto que el explosivo detone, es muy probable que el teléfono este por el oído de la víctima cuando este detone...


Bombas de humo.


Un tipo de artefacto pirotécnico que puede ser empleado por un terrorista de muchas maneras son las bombas de humo. Tal artefacto, podría ocultar la ruta escapatoria, o provocar una capa de humo que se utilizará como cubierta. Tal artefacto, deberá producir suficiente cantidad de humo que huela lo bastantemente mal como para forzar la evacuación de un edificio, por ejemplo. Las bombas de humo no son difíciles de hacer. Aunque las bombas de humo de grado militar, emplean polvo blanco de fósforo o compuestos de titanio, materiales que usualmente no están disponibles para cualquier persona. La mayoría de las bombas de humo hechas en casa, emplean algún tipo de pólvora base como pólvora negra o pyrodex, para soportar la combustión. El material base se quemará bien, y proveerá suficiente calor como para provocar que el otro material en este artefacto se queme, pero no completa ni limpiamente. El azúcar de mesa (el azúcar común que todos tenemos en casa), mezclada con sulfuro y un material base, producirá grandes cantidades de humo. El aserrín, especialmente si tiene una pequeña cantidad de aceite en este, y alguna pólvora base, funcionará bien también. Otros ingredientes excelentes par producir humo son pequeñas piezas de plástico ó goma, y muchas mezclas químicas. El truco para obtener una bomba de humo exitosa, tiene que ver también con el contenedor que se usa. Un cilindro de plástico funciona bien, y contribuye a producir humo. El agujero en la bomba de humo será donde entre la mecha la cual debe ser lo suficientemente larga para permitir que el material solamente se queme sin causar una explosión. Los contenedores de plástico, de cualquier manera, se disolverán cuando el material de humo se inicie, produciendo una apertura lo suficientemente amplia para prevenir de una explosión.
· Materiales colorantes y colores obtenidos.

Los colores en las llamas usualmente se usan con propósito de señales para un terrorista. Si se pone material colorante para las llamas, en un cohete, cuando la carga de ejecución se prenda, enviará una bola coloreada encendida. Los materiales que producen los diferentes colores en las llamas, aparecen a continuación:



Color: Material: Usado en:
Rojo Estroncio, Sales (nitrato de estroncio) Artefactos de plástico fosforescente o luces de bengala rojas.
Verde Sales de bario (Nitrato de bario) Luces de bengala verdes.
Amarillo Sales de sodio (Nitrato de sodio) Luces de bengala color oro.
Azul Polvo de cobre (viejos peniques) Luces de bengala color azul.
Blanco Polvo de magnesio o aluminio Luces de bengala color blanco.
Púrpura Permanganato de potasio Luces de bengala color púrpura.

5 comentarios - bombas,explosivos,etc

@belton
a la madre mejor pon en descarga el pdf de donde lo sacaste
@belton +4
si..... a mano propia
bombas,explosivos,etc